InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Maya


Maya
20 febrero 2019
Le llamaban Sonny y se decía que había asesinado a dos personas cuando era adolescente, que su padre había sido un policía corrupto y que tenía ciertos dones especiales”

Mientras esperamos el regreso de Harry Hole, Jo Nesbo vuelve a regalarnos una magnífica novela de denuncia social que se centra en la corrupción policial y política y en la venta y consumo de drogas en la Noruega actual. Recuerda mucho a su última publicación MacBeth en la que reescribiendo el clásico de Shakespeare, nos presentaba el sombrío paisaje de una ciudad oscura dominada por la droga y los corruptos. En primer lugar Nesbo se centra en denunciar el mundo de la droga y la corrupción policial. En los últimos años se está desarrollando en Noruega una política nueva contra la droga ya que hay muchos casos de muertes debidas a esta causa. En cuanto a la corrupción policial, en esta historia volvemos a encontrar una serie de mandos policiales corruptos implicados en muertes, asesinatos y tráfico de influencias.

Sonny Lofthus es un joven drogadicto preso en la cárcel estatal por haber matado a dos personas. El director de la prisión así como el capellán le suministran droga a cambio de cargarle distintos asesinatos de manera que nunca saldrá de allí. Por otra parte, Sonny actúa con sus compañeros como una especie de sacerdote perdonándoles sus pecados y devolviéndolos la paz. al fin y al cabo, una persona con el cerebro quemado tampoco podría contar las miserias que escucha.

Sonny era un alumno ejemplar, deportista, dispuesto a ayudar a todo el mundo, hasta que un día encuentra muerto a su padre policía con una carta en la que se declara culpable de corrupción. Su madre muere poco después y él termina en la cárcel. La historia cambia de manera dramática cuando un preso le cuenta que su padre no era el topo, si no que le mataron cuando trataba de descubrirlo. Entonces es como si el mundo explotara y comienza la venganza. Nadie se explica que un hombre tan degradado por la droga pueda causar semejante destrucción.

En El heredero, como siempre, Jo Nesbo retrata personajes a los que a pesar de todo terminamos queriendo. Sonny es un perdedor, un drogadicto y un asesino pero pronto veremos en él una víctima de la policía, de un sistema que no quiere sacarle del hoyo donde se encuentra. También se nos presenta como una especie de Robin Hood que roba a los jefes de la droga para ayudar a una serie de personajes olvidados por la sociedad que viven en la calle o en la pensión para drogadictos Ila.
Simon Kefas, policía y amigo del padre de Sonny, es quién lleva el caso junto a una principiante, Karin, que sospecha que su jefe intenta ayudar al convicto más que atraparle.

Y también encontramos en El heredero la típica redención por el amor, una tierna historia que dará fuerzas a Sonny para acabar con lo que se ha propuesto. Además una serie de personajes que le ayudarán seducidos por el encanto que desprende El heredero o más bien El hijo (título original de la obra): Markus, un niño que le observa a escondidas, el taxista Pelle (como en la saga de Harry Hole en la que siempre aparece su amigo taxista), los mendigos…

El más corrupto es Arild Franck, director de la Estatal, cárcel modelo por sus medidas de seguridad, personaje al que no le importa destrozar cada vez más la vida de Sonny, siempre y cuando él salga ganando.

En el mundo de la droga, Néstor y su grupo de matones, todos vestidos de traje negro cuya violencia no encuentra límites.

En definitiva, es un magnífico libro al estilo de Nesbo, violencia, crítica social centrada en la droga y la corrupción, personajes muy malos y personajes tiernos a los que acabas queriendo, ambiente sórdido y negro…La recomiendo.
Enlace: http://salamandranegra.com
Comentar  Me gusta         10



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}