InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de LAKY


LAKY
18 noviembre 2020
Álex Panelas es un joven y guapísimo periodista gallego que trabaja para una revista digital madrileña. Hasta que Lola, una despampanante venezolana, le contrata para un misterioso trabajo: tiene que trasladarse a Sevilla y hacerse amigo de Dan. Sin más. Sin hacer preguntas. Por ello, recibirá 5.000 euros al mes. A Álex se le hace difícil resistirse a la propuesta y se marcha para Sevilla.

Álex consigue, efectivamente, hacerse amigo de Dan, un empresario de unos treinta años bastante peculiar. Conocerá su pasado, su vida y a su familia, empezando por su madre sevillana y su padre inglés y terminando por su hermana Patricia. Lo que Álex va averiguando de esta familia, le inspira para escribir una novela.

Y así tendremos lo que son las dos tramas de la novela: lo que Álex hace en Sevilla y el libro que Álex está escribiendo. Los extractos del libro son fácilmente identificables por su grafía en cursiva. Lo que no es tan fácil de identificar o, mejor dicho, de discernir, son las dos historias. Porque los personajes del libro que Álex está escribiendo tienen los mismos nombres que los personajes con los que Álex se relaciona. Y así tenemos un Dan sevillano y un Dan literario, dos Lolas, dos Patricias…

Como comprenderéis, el lío está servido. Si tuviese que definir esta novela con una sola palabra esta sería “desconcertante”. Desconcierto es lo que he sentido durante, más o menos, el 99% de ella. ¿Dónde estoy, en la novela de Salvador o en la novela de Álex? Y, sobre todo, ¿dónde me quiere llevar el autor? Llegó un momento en que ya no sabía qué era real y qué no lo era; cuál de las dos historias de ficción (la de Álex y la de su libro) era más real que la otra. ¿Hay alguna que sea real? O es todo un sueño y yo misma soy un personaje que ha creado Salvador: la lectora que está leyendo el libro que está escribiendo Salvador; o Álex… o qué sé yo…

De verdad, un auténtico lío. Pero tranquilos: cuando nos acercamos al final, se van desvelando cosas, se van despejando incógnitas. Y, ¿sabéis qué? Que eso crea aún más dudas. Vas de sorpresa en sorpresa, cerrando historias pero abriendo otras muchas. Eso sí, no os preocupéis: al final queda todo cerrado y bien cerrado, todas las preguntas con respuestas.

Nunca sabrás quién fui” es un libro que ha tenido que costar mucho escribir. Hay libros que dan la impresión de haberse escrito de tirón, sin más esfuerzo que pasar al papel las ideas que el escritor tiene en la cabeza. Éste no es uno de esos: es una estructura tan compleja que me imagino al escritor haciendo cientos de diagramas y esquemas para no perderse. Difícil de escribir, también tiene una cierta dificultad a la hora de leerlo pues requiere una lectura muy atenta. No es el típico libro que solemos llamar “piscinero” o, como suelo decir yo, para leer con media neurona. No, éste requiere una lectura atenta, con los cinco sentidos. Por eso, no es una novela para leer con prisas, requiere su tiempo y una cierta dedicación. Eso sí, ya os digo que el esfuerzo merece mucho la pena porque, cuando lo terminas, exclamas como harían en la tierra del autor ¡ole por ti, Salvador!

La parte de Álex está contada por el propio Álex, en primera persona mientras que la novela que éste está escribiendo está contada por un narrador omnisciente. A medida que va conociendo cosas de Dan, Álex se va inspirando para escribir y va reflejando, más o menos, todos estos conocimientos en su libro. Los personajes de la “realidad” de Álex se convierten en personajes ficticios en su novela hasta que no sabes cuáles son más reales.

De los personajes no os voy a hablar porque la mayoría aparecen en la “realidad” y en la novela que escribe Álex pero no os voy a contar si con el mismo papel o con otro diferente. Sí os diré que en ambos casos habrá unas cuantas mujeres de mucho poderío que llevarán a Álex de cabeza.

Nunca sabrás quién fui” es una novela que tiene intriga, secretos, venganzas, sexo y mucha metaliteratura. Porque hay un libro dentro de otro libro, porque el protagonista es escritor y porque asistiremos como espectadores privilegiados al proceso de escribir una novela.

Conclusión final

Nunca sabrás quién fui” es una novela magnífica sobre la construcción literaria. Una novela dentro de una novela con unos personajes magníficos y una prosa para degustar. Muy recomendable.
Enlace: https://librosquehayqueleer-..
Comentar  Me gusta         20



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Apreciaron esta crítica ()(1)ver más