InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8401339081
Editorial: Plaza&Janés (15/07/2010)

Calificación promedio : 4.39/5 (sobre 200 calificaciones)
Resumen:
Espionaje e intriga en estado puro, amores y desamores desgarrados, aventura e historia de un siglo hecho pedazos, Dime quién soy es un apasionante relato protagonizado por unos personajes inolvidables cuyas vidas construyen un magnífico retrato de la historia del siglo XX. Un periodista recibe la propuesta de investigar la vida de su bisabuela, Amelia Garayoa, una mujer de la que sólo sabe que huyó abandonando a su marido y a su hijo poco antes de que estallar... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (48) Ver más Añadir una crítica
CARMINA
 02 febrero 2018
No esperaba que esta novela durara tan poco en mis manos, pero ha resultado ser muy adictiva, en algunos momentos incluso trepidante, por cuanto ha vivido Amelia, y en otros más reposada, porque la vida de esta mujer es de película, una vida llena de riesgos, de amores y traiciones, de culpa y de principios inquebrantables. Una mujer que siente que ha cometido un error y que lo ha pagado con creces, con una vida llena de dolor, de sufrimiento.
Ante todo nos encontramos con una novela muy difícil de encuadrar dentro de ningún género, podríamos calificarla de histórica y de hecho hace un recorrido por la historia del s. XX muy bien documentado a través de la investigación que Guillermo hace de la vida de su bisabuela, un recorrido que comienza con la II República española, pasa por la I Guerra Mundial, la revolución rusa, la II Guerra Mundial, la Guerra Fría y la caída del Muro de Berlín que supone la liberación de Amelia Garayoa.
Pero al mismo tiempo se podría considerar una novela negra, y si ese termino parece demasiado fuerte al menos criminal, por cuanto Amelia nos sorprenderá a cada paso que de Guillermo en esa investigación, su participación en las contiendas bélicas es de todo menos inocente. Amelia participa activamente como espía y cuando la situación lo requiere y siguiendo sus principios con la resistencia local a los nazis en el país en el que se encuentre. Amelía demostrará ser una agente muy valiosa, primero sin ella saberlo, luego teniendo conciencia de ello, la española fue una mujer singular, de apariencia frágil y etérea, pero con una fuerza de hierro y una voluntad inquebrantable que la llevaron a sufrir un dolor insoportable que ella siempre creyó merecer y que aguantó con valentía. En su cometido no dudó en apretar el gatillo e incluso detonadores convirtiéndose también en una asesina.
Y por si no tuviéramos bastante con dos géneros también encontramos diversas historias de amor, por que Amelia fue una mujer adelantada a su tiempo, una mujer que no llegó al matrimonio por amor, si no por salvar de la bancarrota a su familia, pero no dudó en ponerse el mundo por montera y seguir al que ella creía el amor de su vida, Pierre un comunista francés, para ello tuvo que abandonar a su marido y a su hijo, la historia que vivió con Pierre en un principio fue preciosa, pero no fue el único hombre de su vida, también Albert un periodista estadounidense con raíces inglesas, vivió un romance con la bella espía basado más en la necesidad de protección por parte de Amelia que en el enamoramiento. El último hombre de su vida sería un aristócrata médico militar del III Reich, a quién arruinó la vida, y a quién se dedicó en cuerpo y alma, a pesar de que la llama del amor ya se había apagado por parte de los dos. ¿La podríamos calificar de romántica? Sin duda, yo creo que sería excesivo, pero su que el amor es un gran acicate en la vida de Amelia y se mueve hacia un lado o hacia otro en aras a este gran sentimiento. Sin embargo el amor más grande lo siente por su hijo Javier, a quién abandonó de niño por no sentirse una buena madre y a quien nunca dejó de querer.
Por ello pienso que es una novela que puede gustar a muchos públicos, porque toca tantos palos que puede ser atractiva para muchos lectores. A mi me ha atrapado por todas partes, pensaba que una novela tan larga podría hacerseme pesada, que seguro tendría muchas páginas de sobra, sin embargo una vez terminada, considero que tiene las que justas, porque una vida tan convulsa, e intensa no se puede narrar en menos espacio.
La novela se divide en seis partes, y cada una de ellas lleva un nombre de varón, Gillermo, Santiago, Pierre, Albert, Max y Friedrich.
Guillermo: Es el periodista que lleva a cabo la investigación, primero por encargo de su tía Marta, la hermana de su madre que mueve los hilos de la familia y a quien Guillermo le tiene poca estima. El encargo consiste en averiguar que fue de su bisabuela de la que nada saben en la familia salvo que abandonó a su hijo cuando era un bebé. Y el reto es complicado porque el abuelo cambió su segundo apellido. Guillermo comenzará a tirar hilos, y conseguirá averiguar el nombre de su bisabuela e incluso conocerá a parte de su familia, y eso sucede tan rápido que te lleva a pensar que para que la autora necesita más de mil páginas para contarte la vida de Amelia.
Que equivocada estaba, esos primeros pasos sobre ser complicados fueron los más fáciles de dar. al localizar a parte de la familia de Amelia la historia da un vuelco. Las ancianas se avienen a colaborar pero con condiciones, ellas verán el resultado antes que nadie y decidirán si puede o no entregarlo a la familia, Guillermo sabe que las necesita así que acepta. Cuando tía Marta deja de financiar la investigación recogen el testigo las ancianas, pero tendrá que hacerse paso a paso, sin saltos en el tiempo y la vida de Guillermo se convertirá en un constante ir y venir.
Parte de la historia de Amelia la conoceremos a través de dos diarios, que guardaba su prima Laura, conoceremos el carácter despierto de la vasca, su ideología política, sus deseos, sus penas y sus glorias, comprendemos porque Amelia da el paso que da y que lo aboca a ello. También contribuirá a reconstruir esos primeros años Edurne el ama de cría de Amelia que sigue viviendo con la familia. Esos años son los más fáciles de reconstruir porque los conoce la familia y va guiando a Guillermo.
Santiago: Fue el marido de de Amelia, un hombre que la amó con la misma fuerza e intensidad que terminó odiándola. Un hombre que se casó con ella completamente enamorado y que por ella se avino a ayudar a su familia política que se encontraba en la ruina por un negocio fracasado en la Alemania nazi. Un hombre que no supo ni quiso poner freno a las inquietudes de Amelia y que no se dio cuenta de que la estaba perdiendo hasta que fue demasiado tarde. Santiago fue un empresario un tanto peculiar que solía desaparecer sin decirle nada a nadie, y Amelia no fue capaz de superarlo. En aquella época ambos se movían en el mismo ambiente eran partidarios de la República, pero Amelia fue virando hacia el socialismo primero y hacía el comunismo más tarde de la mano de Lola, una mujer que siempre la vio como una rival y nunca como una compañera.
La soledad de Amelia y las ideas revolucionarias, unidas a una maternidad que no sabía llevar por su extrema juventud le hicieron enamorarse de un revolucionario comunista francés, en unos años en que España vivía la República pero esta generaba oposiciones tan fuertes que poco a poco degenerarían en la Guerra Civil, pero Amelía ya no estaría en Madrid, y el hombre de su vida sería otro, Pierre.
Pierre: Un revolucionario comunista, atractivo y con un don de gentes espectacular. Más que enamorarse de Amelia vio las posibilidades que esta le ofrecía. Venció su reticencia a abandonar a su hijo, con la falsa promesa de que volverían a por él una vez hubiera triunfado la revolución comunista. Amelia se dejó engañar, aunque luego se arrepintió en muchas ocasiones. Con Pierre se trasladó a París donde le sirvió de tapadera para sus actividades, sin embargo cuando el papel de Amelía fue más importante fue cuando se trasladoron a Buenos Aires y posteriormente a México. Con se convirtió en agente ciego, y sufrió su primera traición, desilusión y desamor. Con el conoció un nuevo mundo, maduró se abrió paso a la vida, y supo venirse arriba por primera vez. Con Pierre viajó a Moscú y aprendió ruso, y también sufrió por su suerte, aunque fue más amable que la de Pierre.
Albert: A pesar del desamor y la traición sufrida, Amelia se mantuvo al lado de Pierre hasta el final, y Albert vino a recoger lo que quedaba de ella, le unió al norteamericano la necesidad de sentirse protegida y amada, pero en ella se había secado la llama del amor, o al menos eso creía. Con él se estableció en Londres, con Hitler en el poder se convirtió en espía de los aliados a pesar de la oposición de Albert un periodista cuya objetividad le hacía mantenerse neutral.
Al final la guerra separó a la pareja, eso y la imposibilidad de Amelia de amarle como él se merecía aunque sus caminos se cruzarían en infinidad de ocasiones.
Max: Aristócrata alemán, médico del éjercito del III Reich, opositor a Hitler pero incapaz de traicionar a su patria. Amelía conoció a Max en México, y se enamoró de él, pero la integridad del barón que estaba prometido impidió que disfrutaran del su amor, hasta que se reencontraron en Alemania años más tarde y el matrimonio de Max se había convertido en una farsa. Max confió plenamente en Amelia y esta aunque seguía siendo una espía jamás sintió que estuviera traicionandola. A su lado vivió episodios amargos en Varsovia y posteriormente en Dachau, sin embargo en ambas ocasiones Max consiguió sacarla del infierno para volver a él durante años, al cuidado de un hombre amargado, y acabado.
Con Max la vida de Amelia dio vuelcos en muchas ocasiones, tuvo tiempo de echar de menos a su hijo y de volcar todo su cariño en el de Max, vivió episodios convulsos, amó con desesperación a un hombre que debería haber odiado por cuanto representaba, se arriesgó y sufrió, se radicalizó y se convirtió en asesina para proteger a los suyos y una vez más sucumbió al espionaje, para hacer frente a una causa que ella creía justa, en aquel entonces fue la necesidad y el hambre de un niño que no era suyo, pero que ella sentía como tal la que la aboco de nuevo a jugar con fuego y ponerse de nuevo en la boca del lobo.
La vida la llevó a Egipto, donde de nuevo demostró sus dotes de espía dejando al lector con la boca abierta y Guillermo con el veneno de la investigación en la sangre. de vuelta a Alemania no pudo parar, sin embargo lo mantenía en secreto y siempre intentó mantener a salvo a Max y a Friedrich.
Friedrich: es el hijo de Max. La adoró tanto como llegó un día a odiarla, motivos no le faltaban, pero tendrás que averiguarlo tú. Se acerca el final del libro cuando Fiedrich toma las riendas de la narración. La Guerra ha terminado, la situación en Alemania no es la más idónea, se pasa hambre, comienza la Guerra Fria, hay agentes dobles por todas partes, reaparecen en la vida de Amelia personajes del pasado, algunos que no querría recordar pero que le serán útiles. Se levanta el Muro de Berlin a escasos metros de su casa y Amelia vuelve a arriesgarse, Albert de nuevo es el artífice. La narración se hace más emotiva, Fiedrich la recuerda con mucha emoción contenida y lamenta no saber donde esta su tumba para poder visitarla.
La vida de Max extinta desde hace años, expira la misma noche de la caída del muro de Berlín, me ha gustado la metáfora que utiliza la autora, puesto que supone la liberación de Amelia y también el final de los hilos que tirar. La pista de Amelia se pierde en 1989 cuando ayuda a derribar el muro y desparece entre las brumas de la ciudad.
Guillermo siente que ha fracasado, al no poder seguir más su pista, los papeles todavía estan clasificados, sin embargo todavía le aguardan sorpresas. Un final redondo para una novela que te deja sin aliento en muchas ocasiones, que es tierna y dura a la vez, que supone un pedazo de historia a través de la vida de una mujer adelantada para su tiempo, que supo asumir riesgos, que se equivocó en infinidad de ocasiones y lo sufrió en sus carnes, a la que la culpa le corroió las entrañas en más de una ocasiones, y que sin embargo siempre actuó movida por unos principios que siempre creyó validos.
Amelia Garayoa fue una mujer valiente, aunque en un principio algo ingenua, una mujer que siempre creyó tener un lugar en la vida, que sacrificó a su hijo por amor y un ideal, aunque siempre intentó recuperarlo topándose con el muro de la incomprensión de Santiago. Cuando se dio cuenta que jamás recuperaría a su hijo Amelía se dedicó a vivir peligrosamente a combatir todo aquello con lo que había soñado. Combatió a Franco, a Hitler, a Mussolini y a Stalin, su apariencia la de una mujer frágil a la que todos infravaloraban y que era capaz de matar para sobrevivir. Su vida fue una autentica tragedia, desde principio a fin, una vida sin duda apasionante que la llevo por medio mundo, y también la obligó a sufrir vejaciones, maltratos y torturas, que ella soportó sin delatar a nadie.
En ese recorrido por la historia del siglo XX encontraremos personajes reales que le dan mayor veracidad a la historia, como pueden ser Franco, Hitler, Stalin, Mussolini, Carla Alessandrini, Churchill, Paul James, y otros de ficción para dar cobertura a la historia.
Son muchos los personajes que desfilan por esta novela, todos ellos dibujados con cariño y guante blanco, la mayoría con un peso especifico que ayudan a retratar la realidad política y social del momento y del espacio en el que se desarrolla la acción. Guillermo sigue la pista de su bisabuela desde Madrid a Barcelona, de allí a Francia, Argentina, Rusia, Polonia, Londres, Roma, Jerusalén, y a cada paso que da la vida de su abuela le parece más una caja de sorpresas.
Una vida tan intensa contada por varios personajes que estuvieron presentes en su devenir presenta lagunas, que la autora ha sabido sortear de forma hábil recurriendo a figuras como es fácil imaginar lo que allí sucedió, o de lo que hablaron aquella noche... papeles desclasificados que se ponen al servicio del investigador a través de la narración de un archivero... En ningún momento sentimos que nadie esta rellenando vacíos, aparece alguna carta, algún papel o alguien que la conoció y coincidió con ella, o alguna investigación que de soslayo la trata.
La novela me ha apasionado tanto en la forma en que esta contada porque hay trabajo de investigación por parte de la autora impresionante que apenas se nota a lo largo de la narración porque se ha mimetizado en la historia, como los personajes que ha creado, la mezcla entre novela histórica, de espías y romance. Y como no la forma de abordar esta novela, dándole el protagonismo a un periodista, profesión que ella conoce con profundidad por ser la suya, y también la forma en la que le hace abordar la investigación, sin dar saltos en el tiempo, para no obligarle a reconstruir nada después, obligándole a ser objetivo.
De todas las novelas de Julia Navarro, esta me parece la más madura y también la más arriesgada por cuanto es una novela de muy largo recorrido y mantener la atención y la expectación del lector en todo momento era complicado, sin embargo me parece que ha superado su reto y ahora le viene otro mucho más ingente, mantener el listón en su próxima novela que verá la luz en septiembre.
Conclusión
Quizás el verano a pesar de que el tiempo invite a la vida social, sea el mejor periodo para adentrarse en esta novela, por cuanto las horas centrales del día en el que el calor aprieta aconsejan mantenerse a la sombra y nada mejor que un libro y una buena bebida refrescante para combatir los rigores veraniegos. Esta novela a pesar de su extensión se va diluyendose ante nuestros ojos, avanza rápidamente gracias a la forma de narrar de la autora y a los acontecimientos.
Si te apetece un recorrido por la historia del s. XX ameno y lleno de acción sin duda esta es tu novela, no te asuste por su extensión y dale una oportunidad y ya me contarás tus impresiones, seguro que no te es indiferente, además te invita a viajar por medio mundo, tanto en el pasado como en el presente y con tanto recorte muchos no dispondremos de más oportunidades para viajar.

Enlace: https://detintaenvena.blogsp..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         70
patriciamiranda782
 04 mayo 2020
Julia Navarro dedicó más de 35 años de su vida al periodismo y casi por una casualidad, en las vacaciones de verano, mientras supervisaba a su hijo pequeño, comenzó de dedicarle un tiempo considerable a la lectura de ficción y según ella misma dice: “Para aprovechar el tiempo, leí prácticamente todo, hasta los obituarios de los diarios y de la lectura de un obituario nació mi primera novela.”
Esa primera Novela fue La hermandad de la sábana blanca a la cual le seguirían: La Biblia de barro, La sangre de los inocentes y Dime quién soy. Aunque su carrera no termina a las ya citadas le siguieron entre otras: Dispara, yo ya estoy muerto e Historia de un canalla.
Julia Navarro no quiere ser catalogada como escritora de novelas históricas y ante esa definición declara:
"Yo me rebelo cuando dicen que escribo novela histórica. Hay otros escritores donde de verdad el peso de la historia es muy importante. Lo que pasa es que tengo una obsesión por que los escenarios a los que subo a mis personajes estén bien construidos, respondan al momento histórico que están viviendo, y a la documentación le dedico mucho tiempo. Pero para mí la historia sólo es un escenario, no quiero contarla; lo que me interesan son los personajes".
Sin embargo, en Dime quién soy, el rigor investigativo que sin duda es un legado de su carrera periodística, la lleva a ser meticulosa a tal extremo con los detalles que nada se sale de lugar ni de tiempo. Nada escapa al rigor de los hechos y la novela histórica le gana la partida a cualquier otro género dentro del cual pueda catalogarse esta novela. Sin embargo, la versatilidad de su ágil prosa nos sitúa rápidamente en la piel del protagonista Guillermo Albi.
Guillermo es un periodista madrileño que recibe la propuesta de investigar la misteriosa vida de su bisabuela, Amelia Garayoa, una mujer de la que sólo se sabe que huyó con un comunista francés, abandonando a su hijo Javier y a su esposo Santiago Carranza antes de que estallara la Guerra Civil Española.
Esta es la excusa que sirve de base anecdótica a Julia Navarro para hacer un repaso sobre los acontecimientos y personajes importantes del siglo XX, desde la Guerra Civil Española hasta la caída del muro de Berlín, pasando por la Segunda Guerra Mundial y la guerra fría.
Sin lugar a dudas Amelia Garayoa se convierte en la protagonista indiscutible de la historia. Una historia contada por las diferentes personas que en el pasado han tenido contacto con Amelia y que Guillermo, su bisnieto va entrevistando. Las entrevistas se suceden como una suerte de rayuela que coloca a Guillermo en el casillero exacto de la historia junto a los protagonistas que la vivieron y lo obliga a deambular de un lado a otro del mundo siguiendo el derrotero de su bisabuela.
El estilo es simple y el lector se desplaza por sus páginas como invitado a presenciar un espectáculo que atraviesa por escenarios tan variados y controvertidos como atrapantes y sugerentes. Sin embargo resulta poco creíble el planteamiento formal de la historia. No es del todo creíble que un personaje de la envergadura de Amelia haya pasado inadvertido para sus descendientes aunque estos estén representados por la rama familiar menos allegada a Amelia. Tampoco es verosímil que de golpe Guillermo se transforme en el Teseo que siguiendo el hilo de Ariadna de la historia y sus protagonistas devele un secreto familiar respondiendo a la pregunta que da título al libro: ¿quién fue realmente Amelia Garayoa? En realidad descubriremos que todos en la familia sabían quién era hasta que de golpe parecen no saberlo. Por eso tampoco resulta viable que Guillermo se encuentre con los personajes exactos para re-armar cada pasaje de la vida de su bisabuela y menos si tenemos en cuenta que las mismas personas que le encargan las investigación son aquellas que lo conectan con las personas exactas de acuerdo al tramo de vida de Amelia que va investigando. ¿Para qué? Nos preguntamos esa pérdida de tiempo de Guillermo, si ellas mismas podrían haber charlado con esas personas sin necesidad de tantos viajes y de tanto dinero gastado a manos sueltas.
Si atendemos al punto de vista técnico y en relación a esas personas que cuentan la vida de Amelia, es bastante poco posible que aquellos que convivieron con Amelia puedan transcribir conversaciones palabra por palabra y puedan incluso dar detalles de momentos que no vivieron más que por compartir con Amelia un país o una ciudad sobre todo porque muchos de ellos cuentan incluso situaciones que ni siquiera vivieron de forma directa.
El uso de la tercera persona focalizada en estas transcripciones resulta poco apropiado desde lo técnico y quizás la excusa para armar la historia podría haberse planteado desde otra perspectiva, desde un motivo más creíble que el de la propia familia.
Sin embargo, debemos reconocerle a Julia Navarro su capacidad para generar personajes y personalidades que no solo son coherentes a lo largo de toda la historia, lo cual no resulta fácil en la práctica, sino que son actores que fascinan y atrapan.
Los hombres que han pasado por la vida de Amelia, sus amigas, sus primas, todos los que comparten escenario con la protagonista central, son dignos representantes de una puesta en escena de las más ambiciosas de la autora no solo por la extensión (más de 1000 páginas) sino por la amplia franja de años durante la cual se extiende.
No resultan sin embargo tan creíbles los personajes que forman parte del presente de la narración. Guillermo no es más que un periodista de poca monta, y aunque él mismo se autodenomina periodista en realidad solo se dedica a reseñar libros y no tanto al periodismo. Guillermo mismo no termina de mostrar de qué lado de la vida está ni siquiera toma la empresa de investigar la vida de su bisabuela con la pasión que se espera de un personaje que será el encargado de tomar de la mano al lector y conducirlo por donde él mismo circulará. La madre de Guillermo solo aparece para sostener la idea de un hijo tan o más insustancial de lo que él mismo se presenta y resulta la mayoría de las veces prescindible su intervención. Las ancianas, familiares de Guillermo, que le encargan la investigación solo reclaman urgencia debido a su avanzada edad y resulta también extraño que conociendo ellas mismas la historia que Guillermo va desovillando inviertan montones de dinero en resolver tan solo el enigma del final de los días de Amelia que de alguna manera es el epílogo esperado que no voy a develar pero sí les diré que encaja a la perfección el tono y la gran profusión de matices que pintaron la vida de Amelia Garayoa.
En cuanto a la ubicación temporal y los escenarios está tan bien armada como si de calcar la realidad se tratara, lo cual unido al buen manejo de los personajes y la prosa ágil y desembarazada de frases rimbombantes o ampulosas, hacen de Dime quién soy una novela amena y, salvando los escabrosos detalles técnicos que a quienes puntualizamos en ello nos hacen ruido, su lectura no defraudará a la mayoría y aunque dejará insatisfechos en cuanto a calidad literaria a muchos siempre queda el consuelo de haber pasado buenos momentos en compañía de un libro que por sus dimensiones impone respecto.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
rocio_g
 24 junio 2021
La historia en conjunto me resultó entretenida, pero no está a la altura de otros libros de la autora.
Lo que más me gustó del libro:
- Por un lado es una novela de narrativa con toques históricos o políticos (Segunda Guerra Mundial, Guerra fría), género que me suele gustar, ya que es una forma amena de recordar acontecimientos históricos.
- Además tiene toques de intriga o investigación (periodista en paro al que le encargan la investigación de la vida de una familiar), otro de mis géneros favoritos.
Está narrada de una forma sencilla, y a través de ella tenemos el placer de visitar distintos países, por donde discurrió la espectacular vida de Amelia Garayoa.
- A pesar de tener más de mil páginas, salvo en algunos momentos, el libro no se hace pesado o tedioso.
Lo que no me gustó:
- Creo que la autora ha querido crear un personaje tan espectacular con Amelia Garayoa, que en mí consiguió que en lugar de parecerme una mujer normal y corriente de principios del siglo XX, me pareciese superwoman.
- La rapidez con la que Guillermo viajó por todos los países en los que estuvo Amelia Garayoa. Yendo de un lado para otro a una velocidad de vértigo.
- El trato que dispensaron las señoras Garayoa a Guillermo, distante, solo como si fuese un mero peón para conseguir algo, no un miembro, aunque lejano, de su familia. Prueba de ello es el final, lo que menos me gustó y esperaba que sucediera.
El libro está dividido en seis partes y un epílogo. Cada parte, dividida en capítulos, está dedicada a personas importantes en la vida de Amalia Garayoa (Santiago, Pierre, Albert, Max y Friedrich) salvo la primera parte, que está dedicada a Guillermo el bisnieto, y encargado de la investigación de la vida de Amalia Garayoa.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         60
politobooks
 18 febrero 2022
Es lo primero que leo de la autora y tengo que decir que me ha sorprendido. Si bien el principio es un poco lento y durante algunas partes del libro he pensado que estaba alargándolo demasiado, eso no ha hecho que haya dejado de querer saber más, de conocer qué pasaba y, además, me ha sorprendido mucho el final.
La novela cuenta cómo Guillermo, periodista casi en el paro, empieza a investigar la vida de su bisabuela Amelia, por un encargo que le hace su tía. Y vaya con la vida de Amelia 🤯 Lo cierto es que es poco creíble, pero aún así te engancha y quieres saber todo lo que le pasa.
He sentido mucho cariño por Max y he llegado a odiar a otros muy odiables. Si leéis el libro quizá me entenderéis. Amelia vive la guerra civil española, la segunda guerra mundial y la guerra fría, así que es muy interesante todo.
Lo recomiendo bastante, pero es un libro con capítulos largos en el que tienes que sentarte con tiempo para leer. Si vas sin prisas, creo que se disfruta muchísimo 🥰
+ Leer más
Comentar  Me gusta         90
fjprian
 11 febrero 2022
Esta novela, que en mi casa tengo la edición que llevó a cabo la editorial Debolsillo, me ha emocionado como pocas novelas han hecho.
"Dime quién soy" refleja, desde mi humilde punto de vista, de una manera magistral las dos partes de la España que no supo ponerse de acuerdo y evitar la grave y dolorosa Guerra Civil, además de la miseria que reinaba en la época del enfrentamiento civil en España y la miseria que había en el resto de Europa en los momentos previos, durante y después de la II Guerra Mundial. Leer acerca de las guerras en esta novela de Julia Navarro me ha llevado a pensar en las diversas "putadas" que trae consigo la vida, en la poca empatía que había antiguamente y que sigue habiendo en nuestros días...
Centrándome un poco más en la trama de la novela diré que es una trama que engancha al lector de principio a fin, que tiene unos personajes increíbles que hacen que el lector sienta en carne propia lo que les pasa a cada personaje. 
Entre los personajes hay dos que son fundamentales en la novela. Uno de ellos es Amelia Garayoa, quien tiene una vida  muy difícil de llevar pero esto no le impide a quedarse de brazos cruzados sino que todo lo contrario, como el lector verá cuando lea "Dime quién soy"; y el otro personaje fundamental para la trama de la novela es Guillermo Albi, un periodista venido a menos que acaba despedido del periódico en el que trabajaba y recibe un encargo de un familiar suyo para averiguar qué fue de un antepasado de ambos. 
A medida que va la investigación hacia adelante, Guillermo Albi descubrirá por todos los lugares por donde va: Buenos Aires, Berlín, Moscú,....; que su antepasado tuvo una vida de lo más movida: descubre aspectos de la vida de su bisabuela que les eran desconocidos hasta la fecha. También hay que destacar que, en plena investigación, Guillermo conocerá a pensonas que tuvieron durante un tiempo relación con su antepasado.
La novela está dividida en cuatro partes que coinciden con las vivencias de cuatro personajes que aparecen en la novela con Amelia Garayoa. Podría decir más cosas pero quiero dejar al lector que descubra todas las enseñanzas que guarda Julia Navarro en "Dime quién soy" porque es una novela de la que se puede aprender mucho para intentar no caer sobre las mismas piedras sobre las que se cayó anteriormente. Es una novela en la que las tramas de espionaje están a la orden del día.
Hay novelas, como suelo comentar, que se han de leer, al menos, una vez en la vida y la novela de la que hoy os hablo es una de esas novelas que hay que leer una vez en la vida porque "Dime quién soy", verdaderamente, merece la pena. 
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Citas y frases (16) Ver más Añadir cita
andrem20andrem2010 junio 2021
¡Hola lectores! Como me habéis pedido la reseña hoy, aquí os la traigo. Guillermo Albi un chico joven en un Madrid caótico en el que es difícil hacerse un hueco va a recibir un extraño encargo: investigar la vida de su bisabuela Amelia Garayoa.

A partir de aquí nos adentraremos en la investigación de Guillermo y en la vida de esta mujer. Con el personaje de Amelia he de decir que tuve mis más y mis menos: al principio me parecía un personaje insoportable e infantil y eso me dificultó un poco la lectura. A pesar de todo, mi opinión cambió (creo que es lo que pretendía la autora) y a partir de ese momento me fui dejando atrapar por todo lo que sucede en el libro.

Tiene casi 1100 páginas y al principio pensaba puf, demasiado largo y de hecho en un par de momentos a lo largo de la lectura pensé que no era capaz de avanzar más. Pero doy gracias por haberlo hecho.

Cuando terminé el libro y cerré la última página me resultó irremediable ponerme a llorar y como ya dije una vez, creo que estas son las historias que importan, las que nos tocan.

Con todo esto y a pesar de que parezca lo contrario no puedo más que recomendarlo. Darle una oportunidad. A la historia, a Guillermo, pero sobre todo a Amelia Garayoa.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         20
adrielpatoaleadrielpatoale15 septiembre 2018
Es una historia apasionante que va del presente al pasado y al presente y al pasado y sigue. Es una historia atrapante muy adictiva. Es la historia de la búsqueda de una tía que no se nombraba en la familia y contratan a un periodista independiente que también es familiar para averiguar que fue de la vida de ella. Y el final es inesperado. Super recomendable para los amantes del misterio y la historia
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         70
sofiastmsofiastm25 febrero 2022
Debe ser terrible no saber quién es uno, y claro, eso solo podemos saberlo si conocemos la historia de nuestros mayores.
Comentar  Me gusta         30
CeresCeres07 noviembre 2020
"La han tratado como a un ser humano y nadie tine por qué agradecer que le traten como lo que es."
Comentar  Me gusta         20
InmaInma08 abril 2018
“La prudencia termina convirtiéndose en colaboración”
Comentar  Me gusta         40
Videos de Julia Navarro (13) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Julia Navarro
Presentaciones de libros De ninguna parte Autora: Julia Navarro Presenta: Valentina Trava Editorial: Plaza y Janés / PRH
otros libros clasificados: Novela de espíasVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea





Test Ver más

Literatura española

¿Quién es el autor/la autora de Episodios Nacionales?

Emilia Pardo Bazán
Benito Perez Galdós
Rosalía De Castro
Gustavo Adolfo Bécquer

5 preguntas
190 lectores participarón
Thèmes : literatura españolaCrear un test sobre este libro