InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8408213784
Editorial: Planeta (03/09/2019)

Calificación promedio : 3.69/5 (sobre 18 calificaciones)
Resumen:
La familia de Miryem se halla al borde de la pobreza, hasta que se hace cargo de la situación y no tarda en ganarse la reputación de ser capaz de convertir la plata en oro. Cuando el rey de los staryk, unas criaturas hechas de hielo que amenazan con llevarse el verano para siempre, se entera de tal hazaña le impone una tarea que parece imposible y que hará que Miryem descubra que tiene poderes. Tejerá una telaraña en la que quedarán atrapadas una joven campesina, Wa... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Críticas, Reseñas y Opiniones (18) Ver más Añadir una crítica
JuanjoAranda
 25 abril 2021
Aquí me tenéis. Escribiendo esta reseña desde un calabozo. Una larga historia…
A lo que vamos. Este libro me ha gustado muchísimo. He tenido que leerlo con una manta echada por los hombros, pero a medida que avanzaba la historia he ido entrando en calor bastante rápido. La autora tiene una forma de contarlo que hace que te traslades instantáneamente al mundo que te describe con todo lujo de detalles. Otro punto a su favor ha sido que la historia está narrada desde el punto de vista de varios personajes. Esta hace que se desarrollen varias subtramas simultáneamente y te ayuda a sentir mejor cada personaje.
Me ha encantado la forma que tiene Novik de hacer no tengas ni pajolera idea de como va a acabar todo al mismo tiempo que vas disfrutando de cómo se van sucediendo los acontecimientos.
Es alucinante también lo bien construidos que están los personajes y la fuerza y el peso que tienen cada uno de ellos en la historia.
Del final solo puedo decir que me ha fascinado y que me ha sorprendido. Y me encanta como poco a poco se ha ido resolviendo el puzle y todas las piezas han acabado encajando.
Me ha gustado tanto, que cuando terminé quise tomarme un gin tonic para celebrarlo, pero me di cuenta de que no tenía hielo, así que decidí salir a una gasolinera, que era lo único que había abierto a las tantas de la madrugada, para comprar una bolsa. Recuerdo que hacía mucho frío, y que salí dándole vueltas a una pregunta que me rondaba desde hacía días por la cabeza: ¿Por qué estará tan mal visto que la gente chupe la tapa del yogur? Iba pensativo cuando pasé por delante de un salón de bodas y pensé: Ya que lo celebro, que sea por todo lo alto. Así que me colé. Creo que pasé desapercibido. de vez en cuando me encontraba una mirada de interés, pero supongo que era porque ese día estaba estrenando un chándal nuevo de marca y debajo llevaba la camiseta de la selección española del año 2002. Llegué en el mejor momento: barra libre y perritos calientes de recena. Me pedí el gin tonic y me fui a felicitar a los novios, un tipo muy alto y muy blanco y una chica bastante robusta. Imaginé que se dedicaba a trasladar mulos a cuestas de un pueblo a otro. También felicité al padre de la novia, un tipo al que solo le quedaba un diente sano (¿Familia del cuñao? Podría ser…). Me quedé embobado viendo una redifusión de un partido del Altletic que se estaba jugando en el Wanda, cuando me fijé en la hermana de la novia. Que belleza… intenté llamar su atención de todas las formas posibles, pero ella tenía la vista fijada en algún punto a mi derecha. Después de un rato, vi que se acercaba, aunque seguía sin mirarme. Ella dijo: “Hola”. Yo miré a mi derecha, pero no veía a nadie… Ella siguió hablando: Me llamo Iri, aunque todos me conocen como Iri la bizca. (¡Puñetas, pues sí que me miraba a mí! Seguro que me ha visto cuando me he limpiado las manos en el vestido de una dama de honor). Me quedé tan absorto que ni siquiera le dije mi nombre. El caso, es que empezamos a hablar, fuimos a por unos perritos y me dijo: “Te voy a hacer tres preguntas y me tienes que responder sinceramente: 1- ¿Oro o plata?” Yo le dije que, si lo decía por elegir unos dientes postizos para su padre, cualquier cosa le iba a venir bien… Se quedó muy seria. Tal vez esperaba una respuesta más directa. Puede que fuera una pregunta tipo test. Puede que incluso me restara puntos. La verdad es que era muy difícil saber que pasaba por su cabeza. Me miraba de aquella forma tan… característica. Así como un poquito escorada a estribor. al cabo de un minuto volvió a hablar: “2: ¿calor o frío?” A ver, es que está pregunta era muy ambigua. A mí me gusta una mezcla de los dos, pero no siempre. Por ejemplo, cuando hace mucho calor en verano, le echo un puñado de hielos más a la sangría. O cuando hace mucho frío en invierno, le echo un par de palos más a la chimenea… pero luego está el gel efecto frío/calor… ¿Lo conocéis? ¡Es una guarrada! El anuncio dice: Es un gel muy bueno, es un gel muy bueno (voz cantarina)… ¡Una leche! La primera vez que me duché con él me quedé como como si me hubiera metido en una piscina de Vicks Vaporub de la marca blanca del chino.
En fin, que ella seguía con la mirada perdida hasta que llegó la tercera pregunta: ¿De qué conoces a mi hermana? Yo me metí todo el perrito en la boca para hacer tiempo hasta que se me ocurriera algo con qué salir del paso, con tan mala suerte que la salchicha resbaló, se me quedó en la mano y me comí el pan. le hice algún gesto diciéndole claramente: Ahora te respondo maja, tú sigue hablando… El caso es que me entendió perfectamente, porque me empezó a contar que si trabajaba en una ganadería, que si tenía animales, que si los alimentaba todos los días… y no sé que más, porque cuando me dijo que tenía tres almacenes llenos de paja desconecte. ¡Con lo afrodisíaca que es la paja…! ¡Y lo difícil que es masticar pensando en eso…! La parte buena es que cuando terminé de tragar se lo olvidó que tenía que responder y directamente me dijo que ahora me tocaba a mí preguntar. Ya sabéis que pregunta me rondaba por la cabeza desde hacía días, así que pensé: Esta es la mía. Justo cuando me metía la salchicha que había resbalado en la boca le dije: ¿A ti te gusta chupar…? Y no me dejó terminar. En un segundo su cara se incendió y se puso como si un demonio la hubiera poseído. Yo hice lo único que se puede hacer en esas situaciones: Correr. Y corrí por todo el salón como alma que lleva el diablo… sin querer le arranqué una cadena a la madre del novio y tropecé con el padre de la novia (el mellado) con tan mala suerte que cayó en la perola de agua hirviendo de las salchichas… Lo siguiente que recuerdo es verme esposado camino a pasar la noche en dependencias policiales. Cuando pensaba que la cosa no podía ir mejor, antes de subir al coche de policía apareció, Dios sabe de donde, Iri la bizca. Esta vez no dijo nada. Me arreó un sopapo que por un momento le vi los ojos derechos…
Y aquí estoy, con la cara ardiendo en un calabozo que ni siquiera es No Frost (que frío leche). ¿Quién hablaba de contrastes frío/calor?
Un policía me ha dicho que me está esperando en la calle una chica de mirada ausente echando espuma por la boca… Si es que en el fondo es buena gente. Me ha perdonado y no ha podido esperar ni a terminar de lavarse los dientes para venir a hacer las paces. Esta noche acaba prendiendo la hoguera. de momento acabo de ver tres pingüinos tiritando en una esquina… ¡Hay que fastidiarse! Esto sí que es Un mundo helado…
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Dyalia
 11 mayo 2021
Ayayayayay, lo que ha hecho Naomi Novik tanto con este como con Un cuento oscuro es magia y no hay otra manera de describirlo porque *insertar chillido emocionado junto con muchas palabras indescifrables* No me ha gustado tanto como el anterior, quizás porque al haberlo leído primero y sin tener ninguna expectativa, me sorprendió de sobremanera y con este ya empecé con unas expectativas puestas sobre la mesa, pero no le voy a quitar mérito porque igualmente ha sido una pasada que he ido devorando a pedacitos tal y como pedía esta historia.
Después de pasarme varias semanas disfrutando de esta maravilla me pregunto por nonagésima vez a mí misma ¿por qué diantres me autoboicoteo tanto a la hora de escoger una lectura chachi? de verdad que llevo meses buscando una respuesta y, habiendo adorado tanto este libro amor, la pregunta chilla aún más en mi cabeza ;-;
El caso, me centro, me ha encantado el ritmo lento de la historia, el ir conociendo muy poquito a poco a las protagonistas y sus escenarios, las circunstancias que las rodean al inicio y aquellas que van recogiendo por el camino. He AMADO la atmósfera de cuento oscuro, de toques tenebrosos a lo que podría haber sido una dulce historia que contar a un niño pero enlazada con monstruos de hielo, inviernos que no se preocupan si sus gentes no tienen qué comer, monstruos de otra clase y ese ambiente frío que rodea toda la historia. No hay brujas malas como en los cuentos de siempre, pero hay otra clase de enemigos que han explotado de la imaginación de la autora y han hecho maravillas en esta historia.
A pesar de la lentitud en su trama y de que el nudo de la novela se enreda entre la rutina de los personajes, esos capítulos los he considerado igual de necesarios que el resto, porque han dado más vida a sus protagonistas, a conocer un poco más de sus personalidades y adentrarnos en sus reacciones ante la cotidianidad, incluso aunque se trate de una novela de fantasía y se suponga que no hay tareas cotidianas porque siempre tenga que suceder algo... esos momentos han paseado entre la tensión y la calma y me han encantado.
Las tres protagonistas me han gustado mucho en el momento que se presentan, Miryem enfrentándose al mundo con sus dos ovarios, sea ante sus vecinos para que le devuelvan el dinero que su padre les ha prestado o ante el propio rey staryk, nublado por la codicia de la chica que promete convertir la plata en oro. Me ha parecido una reina desde la primera frase hasta la última. Wanda es distinta, silenciosa y fría, pero no por ello distante, justamente en su forma de ser tan alejada de las muestras de aprecio o de las palabras, son los detalles los que cobran más sentido, esas reacciones o actitudes que salen de los días de rutina, la protección de sus hermanos y el aprecio que surge por la protección de su nueva familia, el valor de un hogar cálido y las personas que lo conforman, el constante seguir hacia delante aunque el mundo se desmorone y los monstruos le pisen los pies; ha sido de esos personajes que querrías abrazar y cuidar, pero en realidad sabes que, si pudiera salir de entre sus páginas, la imagen sería a la inversa. E Irina, al principio me ha gustado mucho, dejar de ser la hija poco agraciada del duque para convertirse en su moneda de cambio y poder serle de utilidad a su padre y a su familia, la manera que ella muestra sus miedos, pero también su valentía, de cómo al inteligencia la hace buscar soluciones para salir de su situación, pero en la segunda mitad no he llegado a entenderla: la evolución que hay en ella me ha parecido un poco artificial y precipitada (view spoiler), además de que hay algunas actuaciones por su parte y de otro personaje en el que la cosa se habría podido resolver de otra manera si fuera por la comunicación... de verdad, ¿por qué en los libros pasan tanto de hablar las cosas que quieren hacer y los planes se desmadran porque nadie sabe lo que va a hacer la otra parte? *gruñido de frustración*
El ambiente ha sido increíble, la narración puede ser densa, pero yo la considero totalmente necesaria para poder introducir al lector en la historia, de poder escuchar los pasos de la nieve al crujir, del chisporroteo de las chimeneas o incluso del frío dentro del mundo de los staryk. No sé cómo explicarlo, pero al abrir el libro el invierno se cuela en tu mundo y de pronto la realidad colisiona con el mundo inventado y forman su propio espacio irreal, pero que se puede sentir, oler e incluso tocar a través de las palabras.
Otro defecto que le he visto, ha sido el desenlace o, más bien, los párrafos en los que se resuelve el conflicto, también me pasó con 'Un mundo helado', la autora enreda las palabras de una manera demasiado confusa para comprender lo que está sucediendo y de pronto, ha pasado, y no importa las veces que relea las explicaciones, porque la imagen mental se rompe y salta de un momento al siguiente. Además de que me habría gustado un poquito más de desarrollo en esa solución, de todas formas, son fallos menores.
En fin, quiero decir que, a pesar de los defectos que he sacado, este libro ha sido una aventura maravillosa que me ha dejado el corazón muy calentito con sus personajes y su final, incluso teniendo en cuenta la fría trama que relata.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
LuciaNN
 24 mayo 2020
Es la primera novela que leo de esta autora. Vi muchas criticas acerca de este libro, tanto buenas como malas y por eso me he decidido a leer y la verdad que no me ha defraudado para nada.
La historia trata sobre Myriem, una chica que trabaja para exigir las deudas de todos los habitantes del pueblo. Ella asume el cargo de su padre, y tiene tanta habilidad que pronto pasa a ser conocida como la chica que convierte la plata en oro. El rey de los Stryk, que son criaturas de hielo, amenaza por convertir todo en esto, y en dejar el invierno para siempre. Solo Myriem y su poder, podrán detener esto... y para ello la acompañan Wanda, una joven campesina que trabajara para su familia e Irina, hija de un noble que tendrá que casarse con un Zar y que oculta un gran secreto.
Por ello, esta novela gira en torno a estos tres personajes principales, tres mujeres, cada una con su personalidad, pero una personalidad super fuerte que hará que logren todo lo que se propongan. Son muy diferentes entre ellas, con pasados y presentes muy distintos.

El ritmo de la historia es algo lento, quizá es lo único que me ha fallado, hay mucha narrativa y poco dialogo y los capítulos son muy muy largos, en un mismo capitulo pueden aparecer los tres puntos de vista de nuestras protagonistas y se hace un poco lento.
El ambiente de la historia es genial, me ha encantado el mundo de magia que crea la autora, sobretodo el mundo de los Staryk, un mundo oscuro y de hielo...
En conclusión, una novela de fantasía con un mundo que ha creado esta autora maravilloso y protagonizada por mujeres fuertes y valientes que lucharan por lo que quieren. Y aunque el ritmo es un poco lento por la narración quieres seguir leyendo para saber que ocurre finalmente con cada personaje.
El final me ha gustado mucho, inesperado donde los haya que cierra un libro muy muy interesante y diferente.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         80
Aitor_Castrillo
 04 abril 2021
Vendré cada noche, me harás tres preguntas y te responderé siempre con la verdad, pero jamás me preguntarás mi nombre.
— ¿Qué es lo que más te ha gustado del libro?
— La bella forma en la que la novela está narrada, la mágica ambientación y una historia que, además de bien contada, invita a seguir leyendo hasta conocer el desenlace.
— ¿Qué es lo que menos te ha gustado?
— Me encantan las historias corales narradas en primera persona, pero en este caso los tres personajes principales femeninos (Miryem, Wanda e Irina) son tan carismáticos, que cuando llegaban los capítulos contados desde el punto de vista de los otros tres narradores he sentido como que se perdía algo de fuerza en el hilo argumental.
— ¿De qué material están hechas las cuatro estrellas que le has puesto?
— de plata 🥈, de oro 🥇, de fuego 🔥 y de hielo ❄ ¡De fantasía de la buena! 💫
Comentar  Me gusta         110
MariaT
 11 noviembre 2020
Para terminar con mis reseñas del #LeoAutorasOct de 2020 hoy vengo a recomendarles Un mundo helado, de Naomi Novik. Una autora que me había conquistado hace un par de años con Un cuento oscuro (mi reseña), y a la que tenía muchas ganas de volver a leer. La obra ganadora del premio Locus 2019 a la mejor novela de fantasía nos permite regresar a esa atmósfera de cuento de hadas que Novik conoce tan bien, para contarnos la historia de una joven que esconde un poder extraordinario.
“La verdadera historia no es ni la mitad de bonita de lo que te han contado”.
Con esa poderosa frase inicia la sorprendente historia de Miryem, una joven hija de un prestamista judío que vive en la pobreza. Una muchacha que ve cómo su madre enferma con el frío del invierno mientras todos en el pueblo están cómodos y calientes, ya que han obtenido dinero de su padre porque saben que él es incapaz de ir a cobrar lo que le deben, aunque ello implique condenar a la miseria a su mujer y su hija. Pero esto cambia cuando Miryem decide que ella no verá morir a su madre porque su padre no sea capaz de pedir lo que es suyo. Así que asume el trabajo que debería ser de él.
Aunque en el pueblo los desprecian por ser judíos, cuando Miryem se encarga del negocio familiar, lo hace con decisión y valentía. ¿Por qué debe ella tener compasión por una gente que dejaría morir a su madre? ¿Por qué tienen que ser ella y su familia los que pasen hambre mientras que los que pidieron dinero y no lo quieren regresar tienen la barriga llena? Así que elige endurecerse y sobrevivir, y es tan buena en su trabajo que no solo logra que su madre se cure, sino que empiezan pronto a acumular riqueza y por ello inician los rumores sobre su habilidad para los negocios.
“—Bueno, parece que mi hija sí que es capaz de convertir la plata en oro —reconoció casi con impotencia, me puso la mano en la cabeza y me hizo una caricia, como si lo lamentase en lugar de estar orgulloso”.
Será precisamente la habilidad de Miryem para transformar la plata en oro, lo que la hará ponerse en la mira del temible rey de los Staryk. Una poderosa raza de seres de frío y hielo que viven en el gran bosque y que salen de su reino de invierno perpetuo solo para saquear el oro de las grandes ciudades y asesinar a todos aquellos que se interpongan en su camino. Seres que parecen que cada vez son más crueles, porque han alargado de forma gradual, pero constante, las ventiscas y duración del invierno, arruinando así las cosechas de los campesinos.
Los retos a los que deberá enfrentarse nuestra protagonista son cada vez mayores, pero no estará sola. Dos muchachas más se transformarán en aliadas inesperadas. La primera (y mi favorita) es Wanda, la hija mayor de un campesino cruel que empieza a asistir a la casa de Miryem a ayudar con los quehaceres, para pagar con su trabajo la deuda que asumió su padre y que es incapaz de liquidar de otro modo. Nuestra otra narradora será Irina, la hija poco agraciada de un noble que la ha dejado de lado y que en un principio tiene pocas o ningunas expectativas de un matrimonio ventajoso. Pero algo cambia y pronto se verá obligada a desposarse con el poderoso y cruel zar Mirnatius.
“Estaría a salvo durante un momento, otro instante más; la vida entera no estaba hecha sino de momentos, al fin y al cabo”.
Inspirado libremente en la historia de Rumpelstiltskin y con una narración que a medida que avanza la novela se va volviendo más coral, iremos descubriendo ese increíble mundo de hielo y fuego que, entre mitos eslavos y cuentos de hadas tradicionales, ha creado Novik. Un lugar donde hay crueles seres de hielo, magia, hechiceros, demonios, cabañas en las que aparece todo lo que necesites e inocentes que se ven atrapados en peligrosos juegos de poder entre seres antiguos y aterradores que ansían devorarlo todo. Me gustó especialmente la manera en la que la autora nos lleva a conocer la realidad no solo de los nobles con sus intrigas y deseos de poder, sino también de los campesinos con sus miserias y sufrimientos, esos que creen que los números son magia. Mención especial merecen los capítulos narrados por el hermano menor de Wanda.
Magia, hielo, fuego, tratos, valentía, prejuicios, injusticias… Un mundo helado, de Naomi Novik, es una novela fascinante, que nos va hechizando página tras página. Una obra en la que veremos cómo tres protagonistas muy diferentes entre sí descubren sus dones y su valentía, mientras se enfrentan a peligros inimaginables y tienen que luchar por encontrar su lugar en el mundo. Hay momentos de mucha crueldad que te dejan el corazón un poco roto, y otros tan llenos de belleza (como una escena que implica hilar en una cabaña) que te dejan completamente feliz. Mi invitación es que se dejen atrapar por la lectura y permitan que la autora les narre su versión de este cuento de hadas, porque es de los que vale la pena descubrir.
¿Han leído Un mundo helado? ¿Les llama la atención?
Enlace: https://inthenevernever.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (4) Añadir cita
MariaTMariaT11 noviembre 2020
—Bueno, parece que mi hija sí que es capaz de convertir la plata en oro —reconoció casi con impotencia, me puso la mano en la cabeza y me hizo una caricia, como si lo lamentase en lugar de estar orgulloso.
Comentar  Me gusta         00
MariaTMariaT11 noviembre 2020
Estaría a salvo durante un momento, otro instante más; la vida entera no estaba hecha sino de momentos, al fin y al cabo.
Comentar  Me gusta         00
MariaTMariaT11 noviembre 2020
La verdadera historia no es ni la mitad de bonita de lo que te han contado.
Comentar  Me gusta         00
TradulibrisTradulibris30 julio 2021
La verdadera historia no es la mitad de bonita de lo que te han contado.
Comentar  Me gusta         00
Videos de Naomi Novik (3) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de  Naomi Novik
El editor de Umbriel Leo Teti conversa con la escritora Belén Martínez (autora de 'Cuando reescribamos la historia' y 'Una sonata de verano') sobre la novela 'Una educación mortal' de Naomi Novik, un desafiante fantasy de magia con muchos niveles de lectura.
otros libros clasificados: fantasíaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES





Test Ver más

Los monstruos de la saga Harry Potter

¿Qué criaturas mágicas podemos encontrar en Gringotts, el banco de magos?

Duendes
Thestrals
Mantícora
Nagini

15 preguntas
225 lectores participarón
Thèmes : monstruos , criaturas , fantasía , magiaCrear un test sobre este libro