InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Francesc Roca Martínez (Traductor)
ISBN : 8433968270
Editorial: Editorial Anagrama (30/06/2003)

Calificación promedio : 3.7/5 (sobre 70 calificaciones)
Resumen:
La historia de la obsesión de Humbert Humbert, un profesor cuarentón, por la doceañera Lolita es una extraordinaria novela de amor en la que intervienen dos componentes explosivos: la atracción «perversa» por las nínfulas y el incesto. Un itinerario a través de la locura y la muerte, que desemboca en una estilizadísima violencia, narrado, a la vez con autoironía y lirismo desenfrenado, por el propio Humbert Humbert. "Lolita" es también un retrato ácido y visionario ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (18) Ver más Añadir una crítica
Yani
 24 septiembre 2018
Las historias que se inmiscuyen en un flagelo de la humanidad tan vigente son difíciles de calificar. Porque, por más que el argumento de las contratapas suene misterioso y atrapante, este libro se trata de una sola cosa: la pedofilia. La obsesión de un hombre mayor por una niña menor de dieciocho años no tiene nada de romántico, épico o heroico, pero sí puede ser contada. Más allá de lo repugnante del caso, no es posible que califique este libro con menos de cuatro o tres estrellas porque no suelo restar puntos por la intolerancia hacia los personajes o por el trauma que me puedan producir los hechos. Lo que no me gusta es que muestren una doble cara (como me ha pasado con libros que leí anteriormente) y este no lo hace. Lolita, ya desde el prólogo ficticio, no se vende como una historia de amor, sino como las confesiones de un criminal que hasta podrían usarse con finalidades pedagógicas sobre una sociedad dormida ¿Era esa la intención de Nabokov? No. Él aclara que la novela tiene como finalidad causarle un placer estético y punto final. Así que los debates sobre el tema que se trata aquí no le deben haber importado.
Breve reposición de argumento conocidísimo por sus adaptaciones cinematográficas: Humbert Humbert es un francés de unos cuarenta y tantos años (si no fallan mis cálculos con los datos que proporciona en el libro) que, desde la cárcel, escribe la historia de su tormentosa vida. Desde las primeras páginas se presenta como lo que realmente es (un monstruo) y hasta relata los métodos que probó para “curarse” de sus perversiones sexuales, que involucran exclusivamente a niñas entre los nueve y los catorce años a las cuales denomina “nínfulas” ¿Qué es esto? Ni más ni menos que una de tantas tonterías que oigo y leo diariamente cuando se intenta defender a un depravado. Señala a la víctima como culpable de su desgracia y que esto se convierte en el escudo de Humbert durante toda la narración. Vuelvo al tema: este degenerado cuenta cómo y por qué se muda a los Estados Unidos y conoce a Charlotte y Dolores “Lolita” Haze, madre e hija, respectivamente. Se quedará a vivir con ellas y creo que con decir que Lolita tiene doce años, es bonita, rebelde y que llama la atención de Humbert (y él logra llamar la de ella, a la vez) estoy comentando bastante.
En todo momento la narración parece estar cruzando un límite, así como también lo hace el protagonista. No tiene reparos en contar sus experiencias, sus ideas misóginas (clasificación de las mujeres en bellas, prostitutas o gordas), sus accesos de violencia, sus acotaciones corrosivas. Es políticamente incorrecto por donde se lo mire y pone a prueba la resistencia del lector ¿Se puede soportar un personaje así, que planea matar, seducir, drogar, violar durante tantas páginas? Personalmente, he leído cosas más horrorosas que Lolita. Si pude terminar este libro, evidentemente hay algo que funciona como aliciente y atrapa. Primero y principal, la historia está muy bien escrita y estructurada, incluso me sorprendió que haya sido escrita en inglés, ya que no era la lengua madre de Nabokov. Pero no sólo logró contar con mucha exactitud y belleza los pensamientos de Humbert, sino que también usó juegos de palabras (en español no se aprecian) y hasta dejó indicios del final desparramados por ahí. Hay poco uso de lenguaje vulgar y se apela, en cambio, a una sustitución de las palabras que resultan muy útiles a la hora de describir las escenas más difíciles y polémicas.
¿Qué decir de Humbert, el narrador, además de todo lo que ya deslicé? No hay una palabra lo suficientemente insultante o descriptiva como para calificarlo. Ni siquiera sus conocimientos literarios lo vuelven más simpático (él es profesor de Literatura), así como tampoco lo hicieron sus intentos por compadecerse a sí mismo o proteger a Lolita después de haberla arruinado por completo. Humbert es un ser que rompe todo lo que toca y manipula con tal de satisfacer sus perversiones y buscar la lástima del lector. Los demás personajes son también desagradables, incluso Lolita y su madre, pero eso no quita que sean víctimas (a excepción de gente que no nombraré por cuestiones de “peligro de spoiler”) de la red que teje alrededor de ellos. Y tal vez esa red no la hayan visto porque durante todo el texto se nota una especie de crítica al ser humano que está inmerso en sus propias distracciones. Es un libro con muy poco humor y requiere cierta preparación para eso, porque no hay momentos de relajación, a excepción de las descripciones no sensuales. Me sentí bastante tensa durante toda la lectura.
Los altibajos de la historia están en los recorridos de Humbert y de Lolita y se detallan como si estuvieran contándonos un mapa, si eso es posible. El mismo narrador explica que eso fue a pedido del abogado, pero aun así me resultó indiferente. Tampoco le encontré el gusto a las justificaciones grandilocuentes que Humbert hace comparando su caso con los de Dante Alighieri y de Edgar Allan Poe, por ejemplo, que también se enamoraron de menores de edad. No le aportan demasiado a la historia, más allá de que podrían considerarse como digresiones esperables de un loco, y no me causaron ninguna sorpresa estilística. Es totalmente anacrónico situar su desvío en siglos anteriores, en donde ni siquiera se reflexionaba sobre esta clase de asuntos, y utilizar a Freud para teorizar el tema me pareció un recurso hilarante. Y la frutilla del postre: la exhibición de los países y civilizaciones antiguas en donde es o era legal contraer matrimonio con una menor. Deplorable. Son páginas que sobran, según mi parecer, pero si uno lo lee como el diario de un delincuente que está siendo observado por la Justicia, tienen su lógica.
El final es muy, muy bueno. Sólo me animo a decir eso.
No sé si puedo recomendar el libro con seguridad. No es para cualquier lector, mucho menos para aquel que no está acostumbrado a los clásicos contemporáneos. Tampoco es para gente que se indigne demasiado o tenga prejuicios firmes, del tipo “si trata sobre esto, no lo leo” ¿Se puede vivir sin haber leído Lolita ? Obviamente que sí. Que un libro tenga cierta fama y aceptación institucional no lo hace obligatorio. Particularmente (y si sirve de algo comentarlo), a mí no me cambió la vida. Es interesante y hasta un poco traumatizante, pero no lo prefiero a otros. Así que ahí van las cuatro estrellas (tal vez lo relea dentro de un par de años y cambie, ¿quién sabe?) porque el libro tiene una perfección formal que no puedo ignorar, por más que haya deseado la peor de las suertes al protagonista… y que ojalá que algún día no lamentemos más Lolitas.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         24
joes093
 09 julio 2018
"Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía. Lo-li-ta: la punta de la lengua emprende un viaje de tres pasos desde el borde del paladar para apoyarse, en el tercero, en el borde de los dientes. Lo. Li. Ta." Este primer párrafo tan conocido dentro de la literatura es el que inicia la historia de Humbert Humbert respecto a sus sentires sobre sus enamoramientos.
Es un libro bastante controvertido, incluso el mismo autor en el apartado de "Sobre un libro llamado «LOLITA»" declara un amigo le recomendó que lo publicara de forma anónima mientras que a los cuatro editores a quienes le propuso la publicación de la obra, se alarmaron bastante.
Después de esto, el escritor nos platica de las diversas reacciones que tuvieron los lectores en ese entonces.
La aburrición:
Algunas técnicas al comienzo de Lolita (el diario de Humbert, por ejemplo) hicieron a mis primeros lectores, que éste sería un libro obsceno. Esperaban esa serie en aumento de escenas eróticas; cuando se detuvieron, también se detuvieron los lectores, se aburrieron y abandonaron el libro.
Lo divertido:
Algunas reacciones fueron muy divertidas. El lector de una editorial sugirió que su compañía podía considerar la publicación si yo convertía a Lolita en un chiquillo de doce años al que seduciría a Humbert, un granjeron, en un pajar, en un ambiente agreste y árido, todo ello expuesto con frases breves, fuertes, «realistas» [...]

Y en la que se escandalizan:
Otra tacha formulada a Lolita por algunos lectores, es la de ser anti-norteamericana. Esto me duele considerablemente más que la idiota acusación de inmoralidad. Consideraciones de profundidad y perspectivas (un lugar suburbado, una pradera montañesa) me llevaron a fraguar cierto número de ambientes norteamericanos. Necesitaba un medio estimulante. Nada es más estimulante que la vulgaridad filistea.

Este tipo de reacciones que nos describe el autor, también vienen a ser vigentes hoy en día por el tema que trata: la efebofilia. Constantemente se suele a confundir el término con "pedofilia", pero la palabra correcta para referirnos a ella es efebolia ya que estamos hablando sobre la atracción de un adulto hacia un adolescente o pre-púber mientras que pedofilia viene a ser la atracción de un adulto hacia niños/niñas. (Aunque algunos lo consideran como pedofilia mientras dicha atracción sea ilegal.
Pese a las diferentes opiniones que han surgido de esta obra, se ha destacar que no es famosa por el hecho de las opiniones tan diversas que han surgido con el paso del tiempo sino que Nabokov logró relatarnos una historia sobre la efebofilia de una manera romántica y justificada con el psicoanálisis. Estos dos elementos se van tomados de la mano mezclándose con las emociones de Humbert Humbert intercalándose con el erotismo dando como resultado una obra maestra que dejara sin aliento pues al llegar hasta la última página no sabrás cómo tomarte la historia.
Esto último me refiero a que no sabrás qué pensar de Humbert Humbert: si odiarlo, comprenderlo o simplemente no tomarlo como otro loco. Lo mismo nos sucede con Lolita: y esto es raíz de las descripciones de Nabokov.
Es es debido a que, Lolita es una adolescente rebelde, malcriada que sigue a Humbert por mero interés por lo que fácilmente comprenderemos los atisbo de locura de Humbert y no faltará el momento en que olvides la relación prohibida y digamos: "¡Oh, pobre Humbert!".
La parte que podría disfrutarse un poco más, es el diario de Humbert Humbert donde el protagonista nos relata su día a día con la pre-adolescente aunque la obra en su totalidad es en verdad excelente tanto por las descripciones que hace los personajes y paisajes que le rodean (ya que no cae en la exageración).
Por otro lado, debo de decir que este libro no lo podría leer fácilmente un lector apenas iniciado; se necesita considerarse un lector asiduo para poder comprender varias de las palabras utiliza Nabokov y también comprender algunas referencias de el Marqués de Sade o Sigmund Freud para tener un mayor disfrute de la lectura, de lo contrario, se sugiere tener un diccionario o acceso a internet a la mano.
Concluyendo: Lolita es un libro que magistralmente y románticamente nos relata las perversiones de un hombre llamado Humbert Humbert de una manera que fácilmente te dejará confundido, impávido.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Anniem
 14 junio 2018
La historia de la obsesión de Humbert Humbert, un profesor cuarentón, por la doceañera Lolita es una extraordinaria novela de amor en la que intervienen dos componentes explosivos: la atracción «perversa» por las nínfulas y el incesto. Un itinerario a través de la locura y la muerte, que desemboca en una estilizadísima violencia, narrado, a la vez con autoironía y lirismo desenfrenado, por el propio Humbert Humbert.
Analizando la sinopsis del libro vs percepción del lector me pregunto algo, ¿"extraordinaria novela de amor", en que siglo? Bajo este concepto solo diré que en absoluto se podría considerar como una novela de amor ya que los protagonistas son un hombre de cuarenta años y una niña de doce, solo se consideraría si hiciéramos a un lado la diferencia de edad e incluso que es su hijastra, pero si hacemos eso le quitamos la genialidad a la narración. Así que por mi parte, tendríamos que ver la historia como tal, la "obsesión de un hombre mayor por una niña" que realmente es lo que Vladimir nos quiere dar a entender y con esto no quiero decir que apoyo la pedofilia o el incesto.
El estilo narrativo es en primera persona, el cual lo describe con detalle, reflexión y belleza lo que la hace que la prosa sea indescriptible. Es un libro que no puedes leer de un jalón, ya que tanta información y sentido del detalle en repetidas ocasiones la llega a hacer un poco tediosa o aburrida. En lo particular yo disfruté cada palabra de cada página del libro, porque aunque se trata de la obsesión del profesor me asombra la forma en como "Lolita" se hace cargo de la situación y que en varias ocasiones logra dominar y manipular a un hombre mayor e incluso salir de ella.
Es un libro que va dirigido para personas que leen con mente y no con el corazón, ya que muchos lectores no podrían soportar el impacto moral de la historia.
En resumen diría que el libro es genial, inteligente, rudo y cruel, simplemente me enamoré de la historia y los personajes.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         31
Elherrera
 22 julio 2019
¿Existe acaso mejor cachondearía escrita en prosa que la expuesta por Vladimir Nabokov en Lolita?
Existen los textos que además del sencillo hecho de haberse vuelto clásicos, se cuelan en casi cualquier listado, libros tabú que resuenan en libreros o librerías queriendo ser leídos, lo que es más, queriendo ser discutidos y recordados, me atrevo a pensar que esta especie literaria la encabeza Lolita.
Para quienes nos hemos acercado a esta lectura, seguro conocemos la apertura de esta increíble obra publicada en 1955, esencia dulce que confunde al lector mientras lo envuelve en una erótica nube cursi que tiende a desviar la atención del tema principal o mejor dicho, de los protagonistas.
Humbert Humbert un hombre maduro que ronda los 40 años y Dolores Haze, la hija de 12 de años de Charlote Haze, mujer americana que por juegos del destino le da hospedaje a Humbert, profesor de literatura francesa, en los Estados Unidos, en donde quiere retomar su vida después de la muerte de su esposa, mientras desata bajo el camuflaje de su atractivo físico y su intelecto su obsesión sexual por niñas de 12 años, a quienes el reconoce como Nínfulas.
Es en este viaje en donde como una sombra se adhiere “enamorado” a la vida de Dolores Haze, Lolita, Lo, en busca de brindar a su obsesión el más dulce de sus manjares, por medio de la pequeña niña.
Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía. Lo-li-ta: la punta de la lengua emprende un viaje de tres pasos paladar abajo hasta apoyarse, en el tercero, en el borde de los dientes. Lo. Li. Ta.”
Esta es sin duda una de las más grandes obras del siglo XX, exquisita en su prosa, desatacando la calidad literaria de Nabokov, la descripción de escenas que marcan nuestra moral, que propone y que se enfrenta a nuestros juicios, todo esto sin el más mínimo rose a la vulgaridad, sin duda Lolita es una obra magistral que debe ser leída.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
JusstRead
 02 junio 2019
No sé como definir el libro, siento que no puedo, es un libro que baila entre lo bello y lo horrible. En las primera páginas, me sentí como arrullada, como si me estuviesen leyendo el libro al oído, es la prosa más linda que he leído.
Humbert, quien le gustan la niñas en ese punto en donde están dejando de ser niñas y están entrando a la adolescencia, nos cuenta la historia, su historia, lo que lo lleva a Lolita, su más grande amor, su más grande obsesión. Durante todo el libro, nos da miles explicaciones para lo que siente, llegando a momentos donde te sientes cómplice de un pederasta, un maniático, donde tal vez lo entiendes y sientes lástima e incluso compasión, aunque él mismo está consiente de esa locura, esa perversión.
Lo que el autor hizo con nosotros, con este libro es una genialidad, yo diría que es un poema hecha novela, no lo sé, te lleva a sentir, a tener una lucha contigo mismo en esos momentos que olvidas que Humbert es un pervertido; por eso digo que baila entre lo bello y lo horrible. También juega con la suerte, porque fue suerte o conspiración del universo todo lo que pasó, que Humbert llega a la casa de Lolita, que ella sea una 'lolita', que Charlotte (su madre) sea como es. Todo lo que pasa que lo lleva a cumplir sus deseos, es suerte. Las referencias con las que te encuentras en el libro, son otra genialidad, unas que entendí otras que no y quedaran para cuando re-lea el libro.
El personaje de Lolita es otra cosa increíble, esa niña consiente de su belleza, sensualidad, esa niña que le gusta divertirse y coquetear y es caprichosa, lo quiere y lo desea todo; pero aún así, no sabía hasta donde podían llegar todos esos actos y juegos.
Como conclusión, creo que con Lolita Vladimir nos quiso mostrar una mente enferma, un amor que pasa a la obsesión y no conoce de limites, una mente culta e inteligente, porque aunque lindas las palabras y la forma en que están contadas, hasta el mismo Humbert era consiente de su maldad.
La verdad, no le pongo el 5, porque siento en la segunda parte el ritmo decayó un poco y ciertas partes son un poco repetitivas, sobre todo, en eso momentos de viajes y llegadas a hoteles y hostales.
Los que no lo han leído les digo: tomense su tiempo para esta lectura, para entender cada palabra, disfrutarla y digerirla. No hay otro libro igual.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (10) Ver más Añadir cita
MelyMrMelyMr23 marzo 2018
Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía. Lo-li-ta: la punta de la lengua emprende un viaje de tres pasos desde el borde del paladar para apoyarse, en el tercero, en el borde de los dientes. Lo. Li. Ta. Era Lo, sencillamente Lo, por la mañana, un metro cuarenta y ocho de estatura con pies descalzos. Era Lola con pantalones. Era Dolly en la escuela. Era Dolores cuando firmaba. Pero en mis brazos era siempre Lolita
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
AlinaLectoraAlinaLectora27 noviembre 2018
Y hoy me sorprendo pensando que nuestro largo viaje no había hecho otra cosa que ensuciar con un sinuoso reguero de fango el encantador, confiado, soñador, enorme país que entonces, retrospectivamente, no era para nosotros sino una colección de mapas de puntas dobladas, libros turísticos estropeados, neumáticos gastados y sus sollozos en la noche- cada noche, cada noche- no bien me fingía dormido
Comentar  Me gusta         10
MelyMrMelyMr24 febrero 2018
Pienso en bisontes y ángeles, en el secreto de los pigmentos perdurables, en lo sonetos proféticos, en el refugio del arte. Y ésta es la única inmortalidad que tú y yo podemos compartir, Lolita
Comentar  Me gusta         31
DulceMariaDulceMaria25 junio 2018
Pueden confiar en que la prosa de los asesinos sea siempre elegante.
Comentar  Me gusta         40
MelyMrMelyMr23 marzo 2018
Comprenden ustedes? La quería. Era amor a primera vista, a última vista, a cualquier vista
Comentar  Me gusta         10
otros libros clasificados: literatura rusaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Lolita

¿De qué nacionalidad es el autor de esta novela?

rusa
estadounidense
polaca
inglesa

12 preguntas
12 lectores participarón
Thème : Lolita de Vladimir NabokovCrear un test sobre este libro
{* *}