InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
Críticas sobre La dependienta (20)
Ordenar por :   Fecha   Los más apreciados  



Añadir crítica
Lapichulina
 18 septiembre 2019
La Dependienta es un pequeño libro de Sayaka Murata que he leído en un par de días con facilidad, pero la verdad es que no le he encontrado sentido.
Es una historia insípida que no sabría decir si nos habla de la soledad, los convencionalismos o de los trastornos mentales, o quizá de todo a la vez; sólo quiero expresar que lo he acabado porque es muy corto y por qué pensaba que en algún momento iba a dar un giro...Pero no, ni giro, ni cambio argumental.
Historia plana donde las haya.
Creo que quizá tampoco me ha llegado porque desconozco y no me atrae la forma de vida japonesa.📖📚
Comentar  Me gusta         00
LuciaNN
 17 septiembre 2019
Había visto esta novela por muchos lados y con muchos tipos de criticas y la verdad que me apetecía mucho leerla y averiguar por mi misma que tal estaba...

Es la primera ver que leo a una autora japonesa, y la verdad es que me ha gustado bastante, es una novela muy fácil de leer, en la que cuenta la vida social de Japón, la vida que llevan allí y la critica que se le hace a la sociedad...

Desde pequeños nos dicen los que tenemos que hacer y lo que y lo que está bien visto por la sociedad, pero allí en Japón está todo mucho más a lo "bestia". Nuestra protagonista nos narra su historia, como teniendo sus estudios superiores empieza a trabajar en un "24 horas" y pasan los años y ella está super comida trabajando allí... todo el mundo tanto amigos y familiares le dicen que tiene que casarse, que tener hijos, que buscar un trabajo que no sea por horas..etc... siente la presión de la sociedad y que ella intentará poner fin...

Es una novela muy recomendada, se lee del tirón y la verdad, que te hace reflexionar como la sociedad hoy en día influye tanto en las personas, no solo en Japón...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Pippi
 06 agosto 2019
Keiko Furukura tiene 36 años, está soltera y lleva dieciocho años trabajando en una konbini, una tienda japonesa que está abierta las veinticuatro horas del día, los siete días de la semana, y donde pueden encontrarse una gran variedad de productos. Siendo dependienta ha conseguido formar parte del mundo, lograr esa normalidad que la sociedad le reclama.

La dependienta es una crítica a lo socialmente establecido como normal, a lo que la sociedad espera de nosotros. Nos muestra la realidad sobre lo difícil que resulta a veces formar parte del mundo, ser una pieza que encaja con total normalidad entre las demás.

En mi opinión, este libro es una pequeña gran novela. La trama es muy sencilla, tanto, que da la sensación de que no pasa apenas nada, pero que realmente contiene un gran trasfondo. La narración es fresca, ingeniosa e incluso absurda. Me ha gustado mucho la forma de escribir de la autora y me ha resultado muy amena y fácil de leer, aún cuando la historia no esté estructurada en capítulos, cosa que me llamó especialmente la atención. Otra de las cosas que me sorprendió mucho es el minucioso funcionamiento de una konbini, con su curioso juramento y el exagerado comportamiento de los empleados con los clientes.

Me ha parecido una novela sencilla y diferente que me ha gustado y me ha resultado entretenida. El personaje principal es brillante a la vez que extremadamente raro, es muy fácil empatizar con Keiko y sobre todo con sus razonamientos. La lectura invita al lector a reflexionar sobre lo que la sociedad establece como correcto y qué se espera de nosotros para ser considerados como normales y ser aceptados socialmente.
Enlace: http://elblogdepippicalzasla..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
edicionilustrada
 24 junio 2019
4'5 estrellas

"La dependienta" de Sayaka Murata ha sido mi primer contacto con la literatura japonesa y me ha encantado.


En el libro conocemos a Keiko Furukura. Tiene 36 años y trabaja por horas en una tienda de conveniencia, las denominadas "Konbini". Además está soltera, algo inusual para su edad. Está feliz con su vida, luego os cuento porqué, pero a su familia y su círculo cercano no parece que les guste. Esta situación hace que ella se sienta incómoda al ser juzgada y considere que no encaja.

Keiko es una protagonista especial, aunque no se diga abiertamente en el libro, pero podemos deducir que tiene algunos signos relacionados con el autismo. Se siente muy cómoda en la tienda, de hecho la mayor parte del tiempo del libro sucede allí, o gira en torno a ella. En la 'Konbini" existen las reglas y ella solo tiene que dedicarse a cumplirlas. Se siente segura y desenvuelta en ese lugar, aunque siempre se siente juzgada por su familia y por los propios compañeros de trabajo. Y por ello, Keiko se esfuerza y modifica su comportamiento imitando a los que le rodean porque así siente que es aceptada por ellos.

Realmente cuando estás leyendo el libro parece que no te está contando nada y cuando lo terminas parece que tienes también esa sensación. Pero realmente es así, no es una historia en sí con principio, nudo y desenlace. Es el día a día a Keiko. En un punto de su vida en el que se plantea si es correcto cambiar para encajar con lo que la sociedad espera de ella (casarse, hijos...). 

Nos metemos en su cabeza y vemos cómo ella ve y entiende la vida. Empatizamos con su actitud algo fría y demasiado lógica, y se le coge cariño. Es una lectura que desprende ternura.

La escritura de la autora me encantó, aunque a veces algunos pensamientos de Keiko se repiten, pero es propio del personaje, y la traducción la vi bastante correcta.


Es una lectura que invita a la reflexión sobre lo que la sociedad establece como correcto y qué espera de cada uno de los individuos para que sean aceptados socialmente.

En el fondo es un drama y una evidente crítica social, pero la narración es muy divertida, irónica y sarcástica. Incluso un poco surrealista, sobre todo hacia el final. Se lee muy rápido y es adictiva.


Hay varios personajes que tienen más importancia en la vida de Keiko, como una compañera de trabajo y su hermana, con las que ella se comporta de una forma más abierta. Algo que me gustaría destacar es la relación que mantiene con su hermana, porque me pareció que hay una evolución evidente desde las primeras páginas hasta el final del libro.


El final me pareció un poco surrealista por algún que otro personaje que aparece en escena, pero me gustó mucho que finalmente Keiko fuera fiel a sus convicciones y manera de vivir la vida.


Me llamó la atención que no está dividido en capítulos, toda la historia es una narración seguida.  Obviamente hay separaciones más amplias entre párrafos cuando hay cambios de escena, lo que lo hace adecuado por si quieres hacer una pausa en la historia. Y he de decir que no me ha resultado incómodo para la lectura, pero me pareció curioso, no había leído nunca un libro que no estuviera estructurado con capítulos.


Es una lectura simple a la vez que inteligente. Fresca, a veces absurda, en el buen sentido. Lo que más me ha gustado es poder meterme en la cabeza de Keiko y descubrir y entender cómo piensa. Lectura recomendadísima, ya estoy buscando más autores japoneses.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Yalonso
 18 junio 2019
La dependienta es una mujer adulta que nunca ha encajado bien en la sociedad básicamente porque no sabe que se espera de ella, no hay manual para la vida. Keiko o Furukura trata de "curarse" de su mal de no encajar en la sociedad, pero también yo tengo que curarme, porque no veo lo que otros han visto en esta novela al punto de convertirse en un "referente de la literatura nipona" y en un "best seller" internacional.
Para mi la novela cuenta la anodina vida de la protagonista que gira total y exclusivamente alrededor de la tienda dónde trabaja... no fue hasta la mitad del libro que entendí de que iba la historia, fue bien triste que tuviera que leer tantas paginas para enterarme de que la trama... vaya, pero al menos entendí y a partir de ahí la historia avanzaba con más dinamismo y llegado un punto hasta leí con avidez, para ver en qué paraba aquella historia que me parecía sin ton ni son.
Creo que tengo que echarle la culpa de mi total desconcierto con esta novela a mi falta de referentes, es la primera obra de literatura contemporánea japonesa que leo y mi experiencia con la literatura japonesa en general es escasa.
El tema podría ser universal, por cuanto en todas las sociedades o grupos humanos hay reglas, algunas tácitas y otras explícitas. Y la búsqueda de nuestro lugar en el mundo toca a todos, pero la forma en que está contada la historia es muy cerrada, lenta y hasta monótona.
Algunas críticas señalan que la novela es hilarante, me apena que no pude verle la vis cómica por ningún lado.
La verdad es que se acabó cuando empezaba a gustarme… creo que el mensaje quedó inconcluso. Lo mejor para mi fue el final.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Lengua
 10 junio 2019
Este fin de semana he viajado a Japón de la mano de Murata. He conocido a Keiko Furukura, he estado en una konbini, he probado origini... El libro fue galardonado en 2016 con el premio Akutagawa, cuya recompensa es un reloj de bolsillo y un millón de yenes (≃8.500€). Además, está traducido por Marina Bornas, gracias a una subvención de "Japan Foundation". Otro aspecto que me ha llamado la atención es que el libro ha sido impreso en Italia. Aunque, cabe destacar que la imprenta que ha realizado el trabajo ha utilizado panesles solares, en vez de carbón.
Enlace: https://lenguasucinta.blogsp..
Comentar  Me gusta         10
loslibrosdejess
 05 junio 2019
Esta historia es de esas que merecen ser leídas al menos una vez, te enseña demasiado.
Comentar  Me gusta         00
Vane24
 05 junio 2019
En La Dependienta, conocemos a Keiko, una chica de "treintaytantos", que nos va narrando parte de su día a día; nos desgrana sus pensamientos e inquietudes y además conocemos su infancia, que no ha sido nada fácil.
En una sociedad en la que todo tiene que seguir un guión, Keiko se sale de sus líneas y por lo tanto no está bien visto, y se podría considerar que no es "apta" para ingresar en la sociedad.
Sin novio, soltera, viviendo sola, trabajando en una tienda por horas (algo que consideran válido para estudiantes pero no para gente de su edad), sin casi relacionarse con su familia y amigos... Keiko es criticada por todo ello. La insisten continuamente en que busque pareja, se case, tenga hijos, busque otro trabajo... sin tener en cuenta lo que ella quiere, necesita o con lo que se siente agusto.
Vemos como Keiko intenta entrar en ese guión, a raíz de que conoce a un chico en su misma situación, que entra a trabajar por un corto periodo de tiempo en la misma tienda. Por un lapso de tiempo, Keiko ve que eso es lo que se espera de ella, y que todo el mundo está contento, incluso piensan que "se ha curado", como la dice todo el rato su familia.
Pronto descubre que es todo una ilusión, y cuando está en busca de otro trabajo, entra de nuevo a una tienda Konbini, como en la que ella trabajaba, y descubre que eso es lo que ella quiere, lo que la hace feliz y lo que quiere seguir haciendo. Y no lo que los demás quieren.
Una novela que es un grito a que sin duda seguimos en la edad de Piedra, como hace referencia en muchas partes del libro. Todos encasillados en lo mismo, y si alguien saca aunque sea un poco la patita de ese camino, ya que es un raro y no lo concebimos.
Desde luego que nos da mucho que pensar esta novela, y nos demuestra que a pesar de todo lo que la sociedad ha cambiado, aún nos queda mucho más camino por recorrer.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
lectoraaburrida
 02 junio 2019
Estudia. Busca trabajo. Asciende. Busca novio. Cásate. Ten hijos. Relaciónate con los padres de otros niños. No te niegues a estar en un grupo de WhatsApp, NO TE SALGAS DE UN GRUPO DE WHATSAPP ...y así podría seguir...
Un libro que nos muestra cómo se nos presiona para que imitemos la dirección de la masa. Si nos salimos del camino que se espera que sigamos o nos negamos a conducir nuestra vida por esa senda preconcebida, ya somos unos parias... No somos normales.
Me ha gustado mucho el libro y salvando las distancias, me he sentido muy identificada con la protagonista; soy una persona que ha sufrido las consecuencias de no querer pertenecer a grupos de WhatsApp del colegio 😂.
"Aunque digan que la sociedad actual es individualista, quienes no se esfuerzan por establecer algún vínculo con la comunidad reciben toda clase de presiones y coacciones hasta que, al final, se les expulsa."
Comentar  Me gusta         20
Inquilinas_Netherfield
 21 mayo 2019
Sayaka Murata recrea en La dependienta una melodía de la vida donde parece que las notas discordantes no tienen cabida por interpretarse a distinto ritmo. Keiko Furukura es una de esas tantas notas que, por razones desconocidas, no encaja en la sociedad en la que vive, y ese sentimiento es inherente a su biografía. Cuando mira a su alrededor, descubre el estupor y la tristeza que producen en los demás las reacciones que a ella le resultan de lo más naturales.

Por ello, conforme la protagonista va creciendo se despierta en ella un anhelo urgente y devastador, un deseo irrefrenable: la aceptación, sentirse normal. Parece que este proceso articulado llega a su fin cuando entra a trabajar por horas como dependienta en una Konbini, un supermercado japonés abierto la 24 horas del día.

En la tienda le proporcionan un manual práctico de cómo hacer las cosas en cada momento y en cada lugar. En él está todo regulado, desde el lenguaje al comportamiento, la uniformidad... en definitiva, en una Konbini todo esta protocolizado en interés del cliente. Keiko recibe la formación adecuada para llegar a ser la dependienta perfecta y desempeñar su puesto a la perfección, y eso es lo que hace.

Pero con el transcurrir de los años empiezan a llegar los peros y los por qués, y comienzan a crecer esos flecos que la sociedad, con su soberana legalidad, cuestiona sin ningún tipo de rubor ni sonrojo. A Keiko le llegan directa o indirectamente todos estos runrunes que hacen que se desajuste y se descoloque en ese engranaje perfecto que compone la Konbini, su microcosmos particular. Es en este momento de la historia cuando La dependienta entra en acción: se acelera para ajustar todas esas razones y poder seguir siendo parte de la unidad perfecta que es la sociedad normal.

Para que todo lo anterior ocurra hay que tener el arrojo y la energía suficientes, y nuestra extraordinaria heroína sin duda los tiene. A pesar de sus peculiares circunstancias sitúa siempre a los demás por encima, y así es como decide en cada momento lo que tiene o no tiene que hacer, lo que parece bien y lo que está fuera de la sociedad normal.

Keiko ha cumplido 36 años y, por tanto, debe encontrar un trabajo fijo o debe casarse y formar una familia. Eso es lo que se espera de ella y es lo que debe hacer. No le queda otra que emparejarse con alguien; el amor, la cooperación o los intereses mutuos no tienen por qué tener cabida en esta ecuación y, además, no tendría que dejar ese universo perfecto que es su querida Konbini. Así, de está manera se ajusta para no desarticularse de la buena sociedad.

Cuando da los primeros pasos en su nueva vida descubre cómo todos aquellos que le rodean, ya sean compañeros, amigos o familias, cambian y transforman su actitud hacia ella. Parecen felices porque, por fin, Keiko Furukura se ha curado, ya forma parte de la normalidad... Su felicidad o infelicidad las dejo aparte: en todas las casas cuecen habas, y estos dos parámetros al parecer no son de gran importancia. Tú simplemente haz lo que debes, Keiko, lo que se espera que tienes que hacer.

Y aquí es cuando la historia se transforma en moraleja... o no. A pesar de todo, Keiko sabrá mirar en su interior y ver lo que realmente le interesa. Si descubre su lugar en el mundo y sigue con su misión y todas las demás cosas y asuntos que el desarrollo personal aconseja, es algo que ya no os puedo revelar. Sería llegar al final de la historia y, aunque sea corta, merece la pena leerla por todo lo que transmite y el torrente de empatía que circula desde la protagonista hacia los lectores, sentimiento que Sayaka Murata ha sabido encajar y diseñar de manera espléndida.
Enlace: https://inquilinasnetherfiel..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50


Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




Test Ver más

La Metamorfosis

Gregorio Samsa es un ...

escritor
viajante de comercio
banquero
burócrata

13 preguntas
26 lectores participarón
Thème : La metamorfosis de Franz KafkaCrear un test sobre este libro
{* *}