InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Críticas sobre La dependienta (56)
Ordenar por :   Fecha   Los más apreciados  



Añadir crítica
Pippi
 06 agosto 2019
Keiko Furukura tiene 36 años, está soltera y lleva dieciocho años trabajando en una konbini, una tienda japonesa que está abierta las veinticuatro horas del día, los siete días de la semana, y donde pueden encontrarse una gran variedad de productos. Siendo dependienta ha conseguido formar parte del mundo, lograr esa normalidad que la sociedad le reclama.

La dependienta es una crítica a lo socialmente establecido como normal, a lo que la sociedad espera de nosotros. Nos muestra la realidad sobre lo difícil que resulta a veces formar parte del mundo, ser una pieza que encaja con total normalidad entre las demás.

En mi opinión, este libro es una pequeña gran novela. La trama es muy sencilla, tanto, que da la sensación de que no pasa apenas nada, pero que realmente contiene un gran trasfondo. La narración es fresca, ingeniosa e incluso absurda. Me ha gustado mucho la forma de escribir de la autora y me ha resultado muy amena y fácil de leer, aún cuando la historia no esté estructurada en capítulos, cosa que me llamó especialmente la atención. Otra de las cosas que me sorprendió mucho es el minucioso funcionamiento de una konbini, con su curioso juramento y el exagerado comportamiento de los empleados con los clientes.

Me ha parecido una novela sencilla y diferente que me ha gustado y me ha resultado entretenida. El personaje principal es brillante a la vez que extremadamente raro, es muy fácil empatizar con Keiko y sobre todo con sus razonamientos. La lectura invita al lector a reflexionar sobre lo que la sociedad establece como correcto y qué se espera de nosotros para ser considerados como normales y ser aceptados socialmente.
Enlace: http://elblogdepippicalzasla..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Yalonso
 18 junio 2019
La dependienta es una mujer adulta que nunca ha encajado bien en la sociedad básicamente porque no sabe que se espera de ella, no hay manual para la vida. Keiko o Furukura trata de "curarse" de su mal de no encajar en la sociedad, pero también yo tengo que curarme, porque no veo lo que otros han visto en esta novela al punto de convertirse en un "referente de la literatura nipona" y en un "best seller" internacional.
Para mi la novela cuenta la anodina vida de la protagonista que gira total y exclusivamente alrededor de la tienda dónde trabaja... no fue hasta la mitad del libro que entendí de que iba la historia, fue bien triste que tuviera que leer tantas paginas para enterarme de que la trama... vaya, pero al menos entendí y a partir de ahí la historia avanzaba con más dinamismo y llegado un punto hasta leí con avidez, para ver en qué paraba aquella historia que me parecía sin ton ni son.
Creo que tengo que echarle la culpa de mi total desconcierto con esta novela a mi falta de referentes, es la primera obra de literatura contemporánea japonesa que leo y mi experiencia con la literatura japonesa en general es escasa.
El tema podría ser universal, por cuanto en todas las sociedades o grupos humanos hay reglas, algunas tácitas y otras explícitas. Y la búsqueda de nuestro lugar en el mundo toca a todos, pero la forma en que está contada la historia es muy cerrada, lenta y hasta monótona.
Algunas críticas señalan que la novela es hilarante, me apena que no pude verle la vis cómica por ningún lado.
La verdad es que se acabó cuando empezaba a gustarme… creo que el mensaje quedó inconcluso. Lo mejor para mi fue el final.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
deliciadelibros
 05 junio 2019
Esta historia es de esas que merecen ser leídas al menos una vez, te enseña demasiado.
Comentar  Me gusta         10
Vane24
 05 junio 2019
En La Dependienta, conocemos a Keiko, una chica de "treintaytantos", que nos va narrando parte de su día a día; nos desgrana sus pensamientos e inquietudes y además conocemos su infancia, que no ha sido nada fácil.
En una sociedad en la que todo tiene que seguir un guión, Keiko se sale de sus líneas y por lo tanto no está bien visto, y se podría considerar que no es "apta" para ingresar en la sociedad.
Sin novio, soltera, viviendo sola, trabajando en una tienda por horas (algo que consideran válido para estudiantes pero no para gente de su edad), sin casi relacionarse con su familia y amigos... Keiko es criticada por todo ello. La insisten continuamente en que busque pareja, se case, tenga hijos, busque otro trabajo... sin tener en cuenta lo que ella quiere, necesita o con lo que se siente agusto.
Vemos como Keiko intenta entrar en ese guión, a raíz de que conoce a un chico en su misma situación, que entra a trabajar por un corto periodo de tiempo en la misma tienda. Por un lapso de tiempo, Keiko ve que eso es lo que se espera de ella, y que todo el mundo está contento, incluso piensan que "se ha curado", como la dice todo el rato su familia.
Pronto descubre que es todo una ilusión, y cuando está en busca de otro trabajo, entra de nuevo a una tienda Konbini, como en la que ella trabajaba, y descubre que eso es lo que ella quiere, lo que la hace feliz y lo que quiere seguir haciendo. Y no lo que los demás quieren.
Una novela que es un grito a que sin duda seguimos en la edad de Piedra, como hace referencia en muchas partes del libro. Todos encasillados en lo mismo, y si alguien saca aunque sea un poco la patita de ese camino, ya que es un raro y no lo concebimos.
Desde luego que nos da mucho que pensar esta novela, y nos demuestra que a pesar de todo lo que la sociedad ha cambiado, aún nos queda mucho más camino por recorrer.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Isabelyo
 13 marzo 2019
En La Dependienta aparece Furukura a quien los años ha pasado por ella de forma rápida. Siempre se ha encontrado fuera de lugar, nunca ha encajado en ningún sitio. Cada vez que hacía algo la tachaban de rara, así que Furukura se impone no meter la pata ni una vez más. Su vida transcurre sin sobresalto, lineal..., hasta que un día en su camino se encuentra la apertura de un nuevo supermercado. Sin dudarlo echa una solicitud y entra a trabajar. A partir de ese momento la vida de Furukura se estandariza. Pero con los pasos de los años es jugada de nuevo por la gente que le rodea por hacerle ver que se encuentra estancada y debe de avanzar.

La Dependienta no presenta una portentosa historia, pero no le hace falta para sea una magnífica lectura. Me ha encantado el personaje de Furukura, que a pesar de encontrarse rodeada de un mundo donde no termina de encajar, busca la manera de ser feliz. La disciplina del supermercado le ha ayudado mucho, pero su habilidad de observación es su mejor aliada. La única dificultad para esta lectura ha sido sus nombres, me costaba asimilarlos: Furukura, Shiraha, Izumi, Sugawara, Asami, Yukari, KeiKo... Otro detalle es la ausencia de capítulos, una clara invitación de leer el libro del tirón.

La trama de la Dependienta es presentar la vida conseguida y perfecta por Furukura, pero que a ojos de los demás no es así. Es juzgada, y por eso, ella intenta adaptarse a la nueva situación que le exige la sociedad. Toma una decisión que hará feliz a su familia, a sus amigos, pero no a ella. Esa transición es la base de la novela y su gran fuerza para que el lector se enamore de Furukura, no por su belleza, sino por su gran corazón. Si existiera más personas así en el mundo sería un mundo mejor.

Conclusión: La Dependienta es una historia en mayúscula. Muestra a un ser indefenso en el mundo que intenta por todo sus medios encajar en el gran puzzle de la sociedad. La novela es un caramelo; es corta, amena y con una dulzura especial que la convierte en una lectura entrañable.
Enlace: https://laslecturasdeisabel...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
LAKY
 10 marzo 2019
Keiko Furukura tiene 36 años, vive en Tokio, está soltera y trabaja por horas en una Konbini. Keiko se sentía diferente desde que era una niña: no quería las mismas cosas que las demás niñas, ni las demás adolescentes, ni las demás mujeres jóvenes. No pensaba igual ni actuaba igual. Su familia y sus amigos siempre la han tenido por rara y han pretendido “curarla”. Keiko sentía que no encajaba en ningún sitio. Hasta que empezó a trabajar en una konbini

Cuando tenía dieciocho años vio que estaban haciendo obras en un local. Pronto supo que iban a abrir una konbini, una especie de tienda de ultramarinos abierta veinticuatro horas al día trescientos sesenta y cinco días al año. Echó la solicitud y la cogieron así que empezó a trabajar allí. Y encontró su lugar en el mundo

«Independientemente de nuestro sexo, nuestra edad o nacionalidad, al ponernos el uniforme nos convertíamos en “dependientes” ya no había diferencias entre nosotros».


La konbini tenía unas normas muy estrictas en cuanto a vestimenta (uniforme) y comportamiento (la sonrisas, las palabras a decir al cliente…, todo está regularizado en unos márgenes muy estrictos). Pero justo eso es lo que Keiko necesitaba. Cumpliendo las normas, haciendo lo que se espera de ella, Keiko se iguala a los demás; es una más, una dependienta. Así que Keiko es feliz en la tienda y no aspira a más.

Por lo que lleva ya allí dieciocho años, trabajando por horas. Y, claro, vuelve a ser “la rara”. A su edad ya tenia que haberse casado y tenido hijos, tenía que haber dejado de trabajar para cuidar a su familia o bien haber encontrado un trabajo fijo. El trabajo por horas en una konbini no es lo que se espera de una mujer hecha y derecha y la sociedad empieza a presionarla de nuevo.

Considero que “La dependienta” es una pequeña gran novela. Con una historia muy sencilla en la que, si lo piensas bien, no pasa apenas nada pero al mismo tiempo pasan muchas cosas, nos trae una fuerte crítica social hacia la sociedad japonesa y, sobre todo, al papel de la mujer. Ya había leído en alguna parte (creo que referido a la familia real) que la sociedad japonesa era muy machista y Sayaka Murata nos lo muestra perfectamente. Una sociedad que juzga a las mujeres en particular, a los individuos en general y no tolera a quien se sale del guión, a quien es diferente. Es por eso que Keiko, para adaptarse, para uniformizarse, no aspira a más que a ser una dependienta. Y se le da genial. Y disfruta de su trabajo. Pero eso no basta, claro, porque la sociedad le pide más.

La dependienta” es una novelita muy corta. No llega a doscientas páginas con letra más bien grande. No está dividida a capítulos e invita a ser leída de un tirón. En ella hay bastante diálogo y el ritmo es ágil: si bien no pasan grandes cosas, la historia transcurre de forma fluida y se lee muy a gusto

Toda la historia se basa en el personaje de Keiko, de quien el lector se acaba enamorando. En un mundo en el que la mayoría de la gente quiere destacar, individualizarse de la masa, ella quiere todo lo contrario: fundirse en la masa, no destacar, no llamar la atención. Es considerada rara por sus semejantes y, ciertamente, algunos de sus comportamientos nos extrañan al principio. Y no me refiero a que no se quiera casar o a que, pasados los treinta, siga trabajando por horas. Me refiero a que no siente como los demás, no empatiza y yo diría que tiene algún tipo de patología leve (probablemente del ámbito autista). Pero poco a poco, sin casi darnos cuenta, se va haciendo con nosotros. le vamos cogiendo cariño, entendiéndola y animando a que siga siendo como ella es, a que no haga caso a los demás y que viva su vida como quiere y necesita.


Conclusión final

Ya os digo que tenía miedo a la novela por venir de dónde viene. Creo que la última novela japonesa que había leído fue “Sputnik, mi amor” de Murakami y no me gustó nada (sí, sé que este hombre tiene muchos adeptos, que su nombre suena constantemente para el Nobel, que a la gente le apasiona.. pero a mí me pareció una novela muy rara y eso que algunos me dijeron que era quizás la menos rara de sus novelas). Fue tan mala la experiencia con esa novela que no me he vuelto a acercar a Murakami ni, de rebote, a la literatura japonesa. le tengo mucha prevención. Sin embargo, algo tan mundano como una dependienta en una tienda me parecía que no podía ser demasiado “raro” y así ha sido. Evidentemente, la sociedad japonesa es distinta a la nuestra y Keiko es diferente a los japoneses y a nosotros pero me ha conquistado la sencillez de una historia crítica a la par que entrañable.


Enlace: https://librosquehayqueleer-..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Historia68
 03 marzo 2019
Novela original, protagonista especial, critica a la sociedad
Comentar  Me gusta         10
carmenplus84
 11 febrero 2019
Si estáis familiarizados con la cultura Japonesa y sus costumbres este libro os gustará.🇯🇵 Puede parece una historia simple o resultar chocante la dinámica de una tienda 24h 🏮con respecto a las que vemos por aquí, pero su cuadriculada organización hace que lo más sencillo funcione de manera mecánica y eficaz aún en lo más simple.
#Libro 6/2019
#Nota 8/10 .
A lo largo de sus 162 páginas vamos a conocer a #Furukura, la dependienta protagonista, a través de la cual veremos que lo más cotidiano puede ser importante, que la cultura de "a tus 36 deberías estar casada y con hijos" está demasiado arraigada en según que mentes y que, a veces, es muy complicado ser parte de esta sociedad. 🎋
.
.
Os dejo unas frases que he marcado:
- "Si respondes a las preguntas personales de forma poco clara, los demás interpretan tus respuestas como quieren" - "El mundo normal es un mundo muy exigente donde los cuerpos extraños son eliminados en silencio."
.
.
Novela ganadora del #PremioAkutagawa.
Enlace: https://www.instagram.com/p/..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Laubythesea
 10 abril 2021
Un librito cortito para leerse de una sentada que contiene una descripción muy interesante de la sociedad japonesa actual desde el punto de vista de Keiko, una mujer de 36 años, que aunque el libro no lo dice explícitamente, da a entender que tiene el síndrome de Asperger sin diagnosticar.

Dentro de una sociedad cuyas reglas no entiende, Keiko siente que ha encontrado su lugar en el mundo trabajando en un konbini (como se llama en Japón a las tiendas de conveniencia o tiendas 24h), donde puede seguir al pie de la letra el manual de empleado, y donde realmente realiza su cometido como nadie. Eso sí, la parte social se escapa de su entendimiento y se ve forzada a “imitar” a quien la rodea para conseguir ser aceptada. Además, la sociedad, su familia y sus amigos no aceptan su estilo de vida. ¿Por qué no sé casa? ¿Por qué no busca un trabajo serio? “Qué rara eres, Keiko…”

Este libro me ha generado muchas emociones y autocrítica de sobre cómo (y quién esté libre de pecado que tire la primera piedra) juzgamos y consideramos no valido aquello que no pasa por los estándares de normalidad. Es una pequeña joya, con puntos cómicos, que nos enseña un pedacito de la sociedad japonesa, y por qué no, de la sociedad humana en general. “El pasatiempo favorito de las personas es juzgar a las que no lo son”, es triste que haya tanta verdad en esa frase.

A pesar de que verdaderamente he adorado este libro, puedo decir que no es para todo el mundo. Es un libro muy sumergido en la sociedad japonesa y tal vez pueda parecer superficial a algunos lectores, pero a mi personalmente me ha parecido todo lo contrario, muy profundo.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Mariavs
 08 abril 2021
La dependiente es una novela cruel y tierna, al mismo tiempo, gracias a su protagonista y las circunstancias que la envuelven. Ella, Keiko, es una mujer de 36 años con un trabajo por horas, lo que en su cultura (y muchas otras) representa un lastre. No se ha casado, no tiene un trabajo estable, ni intenciones de formar una familia, algo que no es aceptable para las masas. Es un "bicho raro" que intenta adaptarse a su manera a una normalidad que nunca ha entendido y que nunca ha intentado entenderla.
Es una novela que en su concepto me ha parecido interesante, que he disfrutado y que me ha hecho reflexionar. Un canto a la libertad de escoger aquello que nos hace felices mas allá de los convencionalismos. Sin embargo, creo que se le podía haber sacado mucho mas partido tanto al personaje como al tema en si.
Me he quedado con ganas de profundizar mas en Keiko y en otros de los personajes. Creo que la autora los ha simplificado, posiblemente ¿con el fin de que estos no opaquen el tema principal? Nunca lo sabré.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00


Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




Test Ver más

La Metamorfosis

Gregorio Samsa es un ...

escritor
viajante de comercio
banquero
burócrata

13 preguntas
71 lectores participarón
Thème : La metamorfosis de Franz KafkaCrear un test sobre este libro
{* *}