InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8408204785
Editorial: Planeta (29/01/2019)

Calificación promedio : 4.52/5 (sobre 31 calificaciones)
Resumen:
Clara, una joven caída en desgracia, sufre de agorafobia desde que perdió a su padre de forma repentina. Gracias a su prodigiosa cocina logra acceder al ducado de Castamar como oficial, trastocando con su llegada el apático mundo de don Diego, el duque. Este, desde que perdió a su esposa en un accidente, vive aislado en su gran mansión rodeado del servicio. Clara descubrirá pronto que la calma que rodea la hacienda es el preludio de una tormenta devastadora cuyo cen... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Críticas, Reseñas y Opiniones (18) Ver más Añadir una crítica
icruje
 26 julio 2021
Nos encontramos en el año 1720 cuando al ducado de Castamar, en Boadilla, llega la joven Clara Belmonte para trabajar como ayudante en la cocina. Aunque procede de una familia acomodada, su padre era médico, no tiene otra salida que buscar trabajo tras el fallecimiento de éste.  No lo tendrá fácil ya que además de que es acogida con recelo por el resto del servicio,  padece agorafobia.
Don Diego, el duque, viudo desde que su esposa muriera hace 10 años, en un trágico accidente mientras paseaba a caballo, vive recluido y atormentado.  Alejado de la vida social vive por y para su pena.
Pero todo cambia cuando Clara que tiene un don para la cocina empiece a transformar el ambiente gris y sin vida que reina en la casa través de sus platos, llegando a crear un vínculo con el duque a través de la comida y los sentidos que logra sacarlo de ese estado de eterna melancolía.
Veremos como a través de esos platos, Don Diego comienza a salir de esa apatía y a descubrir el sabor de la vida. Una vida en la que poco a poco Clara, se va abriendo paso gracias a su educación y habilidades culinarias.
Y así con una prosa cuidada, elegante y bella a lo largo de 769 páginas, estructuradas en 4 partes, el autor nos hace participe de la vida cotidiana en Castamar, de cómo convivían ambos mundos: nobles y criados y la jerarquía existente en cada uno.
Pero no solo eso, asistiremos a una mezcla de “ingredientes”, que nos harán seguir leyendo, página tras página, mientras nos sumergimos en la magnífica ambientación creada por su autor. Así, según avanzamos en la lectura, intrigas, prejuicios, romances prohibidos, erotismo,  odios, recelos, venganzas, ambición y secretos se van desgranando haciendo que la lectura sea muy entretenida a la vez que emocionante.
Sin duda,  uno de los puntos fuertes es la ambientación lograda gracias a la increíble labor de documentación por parte del autor. Tanto los hechos históricos como lo relativo a la vida social y cotidiana de la época, las diferentes estancias de la casa del duque, los protocolos, las ropas, incluso los bajos fondos... Todo está perfectamente hilado logrando que se entremezcle de forma natural con la trama de ficción.
Desde el primer momento te sientes trasportado al interior de la historia. Sientes la angustia, la falta de aire de Clara cuando sufre un ataque. El olor de los platos que prepara y que poco a poco van conquistando a todos y cada uno de los habitantes de la casa. Es tal el detalle con que se describen que casi tienes la sensación de que si aspiras puedes sentir los aromas.
El otro punto fuerte de esta novela son sin duda los personajes. Todos, principales y secundarios son presentados de tal manera que se nos muestran reales y humanos, con sus fortalezas y  debilidades, lo que nos acaba haciendo sentir todas sus emociones y estados de ánimo. Sin duda son personajes inolvidables que no nos dejaran indiferentes.
Y aunque tengo que decir que todos y cada uno de los personajes que aparecen en la novela son necesarios y todos juegan su papel dentro de la trama, para mí hay varios que destacan.
Doña Úrsula Berenguer, el ama de llaves que está al cargo de toda la casa y los criados. Tiene su propio territorio en el que imparte disciplina. Muy exigente y seria, en un primer momento no pude evitar sentir una cierta antipatía hacia ella aunque según avanzaba en la lectura, descubrí que en el fondo no es tan mala persona como aparenta.
También Don Melquiades, el mayordomo, un personaje entrañable que se encariñará con Clara desde el primer momento.
Y sin duda otro personaje que me parece de gran valor e importancia es Don Gabriel, hermano del duque, que rompe con todos los arquetipos propios de la época.
El resto creo que es mejor que leáis la novela y los descubráis vosotros mismos.
Si os gustan las novelas históricas de época sin duda este es vuestro libro. Una novela en la que el autor te atrapa a través de su narración y descripciones.
Sentaros y disfrutar de una lectura sin prisa, que te envuelve como si fuera un plato preparado con cariño y mimo, bien aderezado y cocinado a fuego lento.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Bookworm
 13 febrero 2020
“Si te has desvelado y sufrido, apasionado e indignado, si te has arrebatado y abandonado, enemistado y enamorado con los personajes que se encuentran entre las páginas de este libro, entonces formarás parte ineludible de la historia de esta obra y habrás saboreado un pedacito de todas las personas que creyeron que merecía la pena su publicación”.
Con este párrafo termina la "Nota del autor" que pone fin a esta novela y he creído acertado empezar por ella porque me ha pasado exactamente todo lo que pone ahí, lo que resume perfectamente las sensaciones que me ha hecho sentir esta historia. Una novela 5 estrellas sin duda.
He disfrutado muchísimo de este libro, en serio. Ya las primeras páginas que están disponibles en la web de la editorial y que siempre recomiendo leer antes de comprar o solicitar un libro porque ayudan bastante a hacerte una idea del estilo del autor, me gustaron mucho, así que estaba casi segura de que sería una novela muy de mi gusto y la verdad no he podido estar más acertada.
La protagonista de esta historia es Clara Belmonte, hija de un respetado médico, cuya vida cambia de la noche a la mañana tras la muerte de este en la guerra. Además de sufrir agorafobia desde el momento en que recibe la noticia de la muerte de su padre, tanto ella como su madre y hermana pierden su estatus social y tras ser echadas de su casa por su tío, deben buscar la forma de mantenerse y esa no es otra que cocinando. Tanto ella como su madre, son unas magníficas cocineras y gracias a ese talento Clara llega al ducado de Castamar, donde reside su excelencia Diego de Castamar, antiguo capitán de corps de su majestad y viudo desde hace unos años tras perder a su esposa en un accidente de caballo. Con Diego viven, aunque no siempre, su hermano Gabriel, y su madre Doña Mercedes, que se trasladan a Castamar con cierta frecuencia porque desde que se quedó viudo, el duque se ha alejado de la corte, de sus fiestas y celebraciones y prefiere la tranquilidad de su mansión rodeado del "poco" personal que tiene a su servicio.
A Clara, cuando llega a Castamar también le extraña que no haya más gente trabajando en la mansión de un Duque, aunque a mí me ha parecido una exageración, y en cuanto entra en la cocina se da cuenta de que las cosas podrían funcionar muchísimo mejor de lo que lo hacen a cargo de la Jefa de cocina actual, y antes de lo que espera se ganará la antipatía de unos, pero el cariño de otros.
"La Cocinera de Castamar" es la historia de dos mundos muy diferentes alojados entre las mismas paredes. Por un lado tenemos a la nobleza, con Diego de Castamar como protagonista de unas intrigas que ni puede imaginar y por otro tenemos la historia de la servidumbre, que tampoco se queda corta en intrigas y embrollos y donde poco a poco Clara irá destacando sobre todo porque es un mujer culta, instruida y educada que no parece encajar ni entre los nobles ni entre los plebeyos pero que siempre que no descubran el secreto de su agorafobia intentará demostrar todo su talento en los fogones del ducado.
No os contaré mucho sobre el argumento ni cómo se produce ese primer encuentro entre Clara y el duque, solo que hay una trama fabulosa llena de intrigas y secretos que vienen de lejos y que poco a poco se va cerrando el cerco sobre los habitantes de Castamar. Me ha gustado mucho cómo van apareciendo los personajes a lo largo de la narración y cómo el autor nos los va dibujando, desvelando los secretos de cada uno, sus intenciones y sus deseos más oscuros. Los personajes de esta novela son uno de sus puntos fuertes. Tanto Clara como el Duque son magníficos, pero no se puede uno olvidar de Doña Úrsula, Gabriel, el marqués de Arcona, Amelia, Hernaldo, Doña Sol Montijos... En fin todos, buenos o malos están perfectamente trazados y algo de agradecer en una historia de este calibre es que los personajes tengan claroscuros. Ni los malos son solo malos ni los buenos unos santos.

Otro de los puntos fuertes es la ambientación. Me ha encantado cómo el autor logra trasladarnos en el tiempo y nos hace sentir que estamos en el Madrid de 1720, tanto en el terrero de la nobleza como en el del servicio sin hacer que la lectura se ralentice en ningún momento. Es una maravilla cómo describe la vida en la mansión, el trabajo de todo el personal y aunque es casi imposible empatizar con Doña Úrsula, el ama de llaves, pensar en cómo tenía que ser llevar la intendencia de un lugar como Castamar hace que aunque sea al final la llegues a admirar (un poquito). Por supuesto también consigue plasmar perfectamente cómo se pensaba en aquella época sobre algunos temas "delicados" como la homosexualidad, la esclavitud, la diferencia de clases... Me ha dado vergüenza pensar que pensábamos así ¡madre mía!
Por supuesto no podía faltar un tercer punto fuerte y cómo no es ¡¡la comida!! ¡Dios mío! Se me hacía la boca agua solamente con la mención de los maravillosos platos que aparecen en estas páginas. Os juro que casi era capaz de olerlos ¡ja,ja! Recuerdo que me pasó algo así cuando leí "El Perfume", me daba la sensación de poder oler todo lo que se describía en el libro, pues aquí igual, pero con la comida. Quería asaltar mi propia nevera, aunque sabía que no iba a encontrar en ella nada semejante, sobre todo porque yo odio cocinar. Mira que me gustan los libros con tramas entre fogones y los programas de televisión donde se cocina, pero es que no se me pega nada oiga. En fin...
Para muestra un botón. Un párrafo donde se describe una comida del Duque, que en este caso no es "abundante" porque las comidas copiosas no eran de su gusto... ¡menos mal!
“... incluiría varias cazuelas de barro con los menudillos de pollo en pepitoria, unas bandejas con los sesos de carnero embarrados, que eran tan de su gusto, y algunas otras con albondiguillas de ave. También pondría unas pequeñas morcillas de puerco hechas con matalahúva y orégano, y una buena asadura de vaca con jengibre, alcaravea, perejil y pimiento. Por supuesto, con su toque especial, un poquito de vinagre. Después dispondría el plato principal de la lengua de ternera, que tendría que filetear y componer de forma exquisita para que con solo ponerla en el paladar se desliera con suavidad. Por último, finalizaría con un dulce de guindas y ensalada real labrada, que se conformaría en otros con manzanas camuesas, granos de granada, aceitunas arbequinas, hierbabuena, unos cogollos de lechuga y unas rodajas de limón”
Supongo que habría que destacar un cuarto punto fuerte que es evidente después de todo lo dicho hasta ahora y es sin duda la prosa del autor. Me ha parecido una delicia, elegante, cuidada, acorde con una historia de esta época donde he leído términos y cargos que desconocía por completo pero que me parece que han enriquecido mi lectura muchísimo.
Sin duda "La cocinera de Castamar" ha sido una lectura apasionante y llena de aromas, en la que no falta de nada, intrigas, amores que desafiarán lo establecido, profundas envidias, celos, deseos de venganza muy arraigados y todo ello desarrollado en un marco histórico incomparable. de verdad... fabulosa.

Enlace: https://bitacorademislectura..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Susana
 28 julio 2021
Hacía mucho, muchísimo tiempo, que tenía este libro mirándome desde la estantería, pero siempre encontraba otro que se pusiese por delante. “No, luego en verano que tengo más tiempo, no luego en invierno que se lee más a gusto debajo de la manta…” Total que no había manera. El otro día ordenando las estanterías lo tuve en la mano un buen rato y decidí abrirlo y ya no pude soltarlo más. Literal.
Lectura maravillosa con mil y un personajes, a cada cuál más interesante, y un montón de historias entrelazadas, muy bien hiladas y perfectamente narradas que hacen que te sumerjas en un mundo, el de Castamar, del que no quieras volver a salir.
El autor consigue con su extraordinaria pluma crear una historia intensa, pero fresca, con personajes muy humanos con miles de defectos cada uno de ellos, pero que los hace más cercanos y terrenales y con los que consigues empatizar rápidamente.
No podría quedarme con un solo personaje como mi favorito, como tampoco podría quedarme con uno solo de los malos, malísimos como el peor. La avaricia, la envidia, las traiciones y los secretos vuelan por el palacio de Castamar y hay que estar muy pendientes para no perdernos ni uno solo de ellos.
He disfrutado muchísimo de esta novela y sus casi 800 páginas. de la primera a la última. Y he pasado hambre, también. Qué manera de transmitir olores, sabores y sensaciones tiene Fernando J. Muñez. Impecable.
Una historia que merece mucho la pena, entretenida, con amor, aventuras, traiciones, lealtades, secretos y mentiras. Y con mucha comida. Imprescindible.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Bookeandocm
 28 febrero 2019
Octubre de 1720. Reinado de Felipe V en España. Las heridas de la guerra de Sucesión entre los Habsburgo y Borbones no han cicatrizado aún y la sociedad está enfrentada. Clara Belmonte, nacida en una familia acomodada pero venida a menos tras el inesperado fallecimiento de su padre, el doctor Belmonte, verá como su vida da un giro radical en poco tiempo. La pasión por la cocina que le inculcó su madre desde pequeña será la tabla de salvación de esta familia. Y a pesar de que sus caminos han de separarse, ella no puede sentirse más dichosa cuando se le presenta la oportunidad de prestar sus servicios como ayudante de cocina en una lujosa mansión propiedad del duque don Diego de Castamar, un viudo, que pasa sus días añorando la ausencia de su querida Alba, fallecida nueve años atrás.
La llegada de Clara supondrá un antes y un después en esta casa porque esta muchacha de educación exquisita y modales refinados, pese a su juventud, amén de una excelente cocinera, es una trabajadora incansable y no está dispuesta a achicarse ante nadie, menos aún ante un ama de llaves fría como el hielo que gobierna la casa con mano de hierro. Pero la joven también tendrá que ocultar un secreto que podría poner en jaque su empleo.
No lo tendrá fácil Clara en esta casa. Castamar es un hervidero de chismes, la envidia campa a sus anchas por sus lujosas estancias y es complicado hacerse un hueco entre tantas zancadillas. A lo largo de la lectura vamos a ser espectadores de excepción de cómo se desenvuelve la vida en una residencia de estas características. Tendremos por una parte a los señores, con sus fiestas y sus vidas acomodadas no exentas de problemas y, por otro lado, el servicio, donde también habrá clases, privilegios y gente dispuesta a aplastar a todo el que se cruce en su camino simplemente por medrar un poco. Sin embargo, Clara Belmonte tiene un as en la manga del que ni ella misma es consciente a su llegada a la casa: sabrá ir conquistando el corazón de cada uno de ellos con cada bocado, en especial el del duque.
Y entre entrantes, caldos y otras muchas excelencias culinarias va cogiendo ritmo una novela que nos invita a ir saboreándola sin prisas y que destaca por una magnífica ambientación, unos personajes inolvidables y una prosa a la altura de la buena cocina que encierran sus páginas, elegante y cadenciosa.
Clara es el alma de la novela. Un personaje que se gana al lector desde el primer capítulo. Su saber estar, su pasión por los libros, el mimo con el que desempeña su trabajo y ese tesón con el que se enfrenta a cada una de las adversidades la hacen ejemplar a los ojos de cualquiera. Y eso pese a que también ella habrá de enfrentarse cada día a sus propios demonios. Pero junto a ella hay un importante y potente elenco de personajes. El duque de Castamar le va a la zaga, un caballero de impecables modales. Y cómo no mencionar a Gabriel, qué hombre, pero no os voy a contar nada más de ninguno de ellos porque de verdad que merece la pena caminar hacia ellos sin ideas preconcebidas.
A aquel que pudiera pensar que es esta una novela rosa, ya le adelanto que se equivoca. Sí que estamos ante una novela en la que hay verdaderos caballeros, hombres con principios que están dispuesto a batirse en duelo por defender a una dama, pero también habrá truhanes, malhechores, sin ser una novela de buenos contra malos malos, sino de personajes de carne y hueso, imperfectas, con virtudes y debilidades. Y cuenta, además, con una trama, que sin tener un ritmo endiablado, sabe seducirte de forma que no te apetece soltarla hasta saber un poquito más. de eso, de seducción, erotismo, secretos de alcoba, amor, pasión, mentiras, intrigas y traiciones también habrá mucho en esta historia. Pero de erotismo del bueno, y bien llevado. Con gusto, diría yo.
No sé si llegados a este punto habré sido capaz de convenceros, pero os puedo asegurar que hay determinadas historias con las que una disfruta leyendo, incluso al margen de la trama. Sé que es mucho decir y que sin una historia consistente lo otro no se sostiene, pero es que la encontraréis. Aquí hay un tándem perfecto. La cocinera de Castamar es un verdadero deleite para los sentidos. Hacedme caso, no la dejéis escapar porque es una verdadera delicatessen.

Enlace: https://bookeandoconmangeles..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
sintiendotusletras
 11 noviembre 2019
Fernando J. Muñiz nos traslada al Madrid de principios del s. XVIII, más concretamente al año 1720, al ducado de Castamar, situado en Madrid. Nos cuenta la historia de una joven, Clara Belmonte, que después de morir su padre, que era médico de renombre, tiene que dejar de ser señorita de buena familia y buscar trabajo, y lo encuentra como cocinera en el señorío de Castamar, propiedad del duque del mismo nombre, Don Diego.
Don Diego quedó viudo por un accidente de su esposa, Alba, cuando montaba a caballo diez años antes y desde entonces no ha sido el mismo, vive atormentado y estancado en la pena por la muerte de su mujer, aunque la llegada de Clara Belmonte removerá algo en el corazón del duque.
Don Diego deja todo el cargo de la casa y los criados en manos de su ama de llaves Doña Úrsula, es la típica ama de llaves muy exigente y muy seria pero que en su interior no es mala persona, algo que descubriremos conforme la vamos conociendo, además de conocer cosas que le sucedieron en el pasado. También conoceremos al mayordomo, Don Melquiades, un personaje entrañable que se encariñará con Clara desde que esta llega a Castamar.
Aparecen además mas personajes, el hermano del duque muy importante también en la historia, tanto como otros personajes que aparecen que son muy fáciles de identificar nada mas aparecen en la historia. No quiero nombrar más personajes para que el lector vaya descubriendo a cada personaje y el papel que juega en la trama.
El autor nos mantiene enganchados en la vida diaria de Castamar y sus personajes por su manera de describir, haciéndonos sentir hasta el ahogo que sufre Clara cuando le da alguna de sus crisis de agorafobia en determinados momentos de la historia. La padece desde que murió su padre, una enfermedad que será un obstáculo en más de una ocasión.
Hay que destacar el gran trabajo de documentación que ha tenido el autor para buscar libros de recetas de la época de chefs de otros países y que aparecen en la historia, así como la habilidad para enmarcar todos los hechos que van sucediendo, incluso en el lenguaje que, al menos a mí, me ha hecho mirar el diccionario más de una vez para buscar palabras que no conocía.
Algo que ha plasmado el autor muy bien son los dos mundos que convivían en Castamar en esa época, el mundo de los nobles y el de los criados, a la vez las diferentes jerarquías que encontrábamos en cada uno de los dos mundos. A veces me recuerda un poco lo que veíamos en las series británicas como Downtown Abbey o Arriba y abajo, pero en otra época y en nuestro país.
En esta novela uno de los ingredientes que no podía faltar y más en el siglo XVIII son las intrigas palaciegas entre nobles que se va desentrañando a lo largo que avanzamos en los capítulos. En este libro nos encontramos todo tipo de ingredientes que atraen a los lectoras, una buena historia de amor, intrigas, odios, venganzas, ambición y secretos. Todos estos ingredientes en una ambientación que el autor ha cuidado al máximo y que nos hace una novela muy visual, y que perfectamente podía ser llevada a la pantalla en forma de serie, es perfecta para hacer una serie de ella. Me encantaría ver que, dentro de no mucho, empezaran a rodar la serie de “La cocinera de Castamar.”
Para mí este libro ha sido una vuelta a las novelas históricas, esas que te dejan resaca y te mantienen todo el día pensando en los personajes y que acontecerá en las próximas páginas, de estos libros que estas deseando volver a coger para seguir leyendo.
Sin más, solo me queda aconsejar a todos los que paséis por esta entrada, que si os gusta una buena novela histórica tenéis que leer “La cocinera de Castamar.”
Enlace: https://sintiendotusletras.b..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30

Las críticas de la prensa (2)
ElPais21 febrero 2019
Fernando J. Múñez publica su primera novela, en la que plasma la opresión en la España de Felipe V.
Leer la crítica en el sitio web: ElPais
Abc21 febrero 2019
Erotismo, gastronomía, lances de espada y secretos en la primera novela de Fernando J. Múñez.
Leer la crítica en el sitio web: Abc
Citas y frases (15) Ver más Añadir cita
SusanaSusana28 julio 2021
He aprendido de usted muchas lecciones: el no rendirse jamás, el no dar una batalla por perdida y el saber que cualquier cosa que uno se proponga puede ser conseguida.
Comentar  Me gusta         20
naitoranaitora25 octubre 2019
Su voz se interrumpió, los vapores que habían surgido de la sopera eran una deliciosa fragancia susurrada. Aspiró el aroma y percibió una multitud de olores que se armonizaban entre sí formando un todo perfectamente ligado. Reconoció el clavo y el perejil fresco, adornado con pequeñas porciones de pan de trigo recién horneado, cortado en tiras suaves y delicadas, y tostado en manteca de cerdo. Se inclino sobre el plato y pudo observar que sus dos amigos lo imitaban, empapándose del calor del consumo. Incluso el señor Esquiza, el señor Moguer y los gentilhombrees y ayudantes parecían contener las ganas de abalanzarse sobre las viandas.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         20
JennildaJennilda21 marzo 2021
Si en algo son buenos todos los pesares es en que enseñan a encauzar cada problema a su tiempo -le decía su madre siempre-. A cada día su afán.
Comentar  Me gusta         30
JennildaJennilda25 marzo 2021
Los acontecimientos futuros son ilusiones, mi amor, no existen - le decía tratando de calmar sus angustias de la guerra-. Es una estupidez agobiarse por malos presagios cuando no sabemos si ocurrirán. Puestos a crear ilusiones, es mucho más divertido imaginar las mejores posibles.
Comentar  Me gusta         10
FINAFINA28 mayo 2019
...nunca será uno de los nuestros y por mucha educación que posea, tampoco pertenecerá al mundo de su excelencia. Y es por esto que no soporto su presencia en esta casa, pues usted supone un mundo nuevo que exige que no haya orden. Usted hace que el mundo cambie, y a mí me gusta el mundo tal como está.
Comentar  Me gusta         00
Videos de Fernando J. Múñez (5) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Fernando J. Múñez
Conversaciones sobre La cocinera de Castamar entre Fernando J. Múnez y Rodolfo Sancho.
Fernando J. Múnez, autor de la cocinera de Castamar, conversa con el actor Rodolfo Sancho sobre aquellos aspectos que hacen única esta novela: sus personajes, el papel de la mujer en la historia y la gastronomía de la época en la que se ambienta.
Más información: https://tinyurl.com/yxsnwsqw
otros libros clasificados: novela históricaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES





Test Ver más

Literatura española

¿Quién es el autor/la autora de Episodios Nacionales?

Emilia Pardo Bazán
Benito Perez Galdós
Rosalía De Castro
Gustavo Adolfo Bécquer

5 preguntas
149 lectores participarón
Thèmes : literatura españolaCrear un test sobre este libro
.. ..