InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8497592360
Editorial: Debolsillo (16/11/2015)

Calificación promedio : 4.14/5 (sobre 29 calificaciones)
Resumen:
Siete relatos de plena madurez, de la etapa en la que Macondo abrió a su autor las puertas del realismo mágico. Este libro excepcional reúne la novela corta que le otorga su título y otros seis relatos más, de los que todos menos uno pertenecen a la etapa de plena madurez del autor. Fueron los años en los que Macondo le abrió las puertas del realismo mágico: la frase se hace más larga y caudalosa, la realidad se expresa mediante fórmulas mágicas y legendarias, l... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (12) Ver más Añadir una crítica
Beatriz_Villarino
 20 octubre 2018
De nuevo he pasado un fin de semana fantástico gracias a los alumnos. En esta ocasión, mi amigo invisible, aunque no tanto, porque terminé descubriéndolo, se acordaba de una conversación que tuvimos y ha estado buscando el libro perfecto ¡Gracias Nico!
A un agradecimiento por ser un alumno excelente, tengo que añadir este regalo excelente. Porque Gabriel García Márquez lo es. Descubrí a Gabo con Cien años de soledad y me cautivó; creo que fue el libro que, si no cambió mi vida, sí cambió la manera de enfrentarme a la literatura. Y con el respeto absoluto que se merece, este fin de semana he vuelto a descubrir una prosa enérgica, oraciones que inundan las páginas formando un caudal de gran vitalidad. He vuelto a distinguir una realidad legendaria, mítica, en la que los milagros y la brujería se insertan en la vida diaria como otra cotidianeidad. He vuelto a explorar lo grandioso del mundo, lo épico, hasta convencerme de que no hay nada magnífico en él que no vaya acompañado de lo insignificante.
Y he descubierto a la minúscula Eréndira capaz, desde su soledad más absoluta, de llevar a cabo una gesta imponente; es cierto que en la atmósfera fantasmal en la que se mueve, no puede combatir sola el odio del que es víctima, por eso necesita otro sentimiento poseedor de la misma fuerza, el amor; por eso emerge Ulises, quien despliega en ella todo su amor divino hasta conseguir liberarla del monstruo hiperbólico que la domina.
La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada es una historia triste, una historia dura, como tantas otras cuyos protagonistas forman parte de un entorno implacable, una historia misteriosa como todas aquellas en las que la magia y el espanto van de la mano, una historia seductora, como el conjunto de las obras de García Márquez, donde las palabras brillan con luz propia y se combinan para conseguir que el interés por la lectura crezca progresivamente y la fascinación permanezca intacta hasta la última línea. Gabriel García Márquez, uno de los padres del Realismo Mágico, es un hechicero de la literatura. Podemos leer un argumento despiadado y, a veces incluso, sonreír. Como todos los grandes, Shakespeare, Cervantes, Kafka… Márquez puede mezclar en su trama un vocabulario culto con términos soeces, palabras cariñosas en situaciones humillantes, insultos con chistes, amor y dolor, pena y odio, porque, al fin, lo que interesa no es la historia sino el alma de los personajes. «La abuela contemplaba con un abatimiento impenetrable los residuos de su fortuna […] Mi pobre niña —suspiró— No te alcanzará la vida para pagarme este percance.»
A través del Realismo Mágico, el autor profundiza en las protagonistas hasta que ellas mismas exteriorizan su alma, hasta que son las representantes de un sentimiento. Son dos protagonistas antagónicas, y mediante antónimos vamos descubriendo en el ser humano la maldad y la inocencia, la tiranía y la humillación.
La primera confrontación aparece, evidentemente, en el título; la abuela desalmada frente a la cándida nieta. El espacio real en el que se desarrolla la historia es el desierto, sin embargo el mar domina todos los sueños y, a veces, se convierte en presagio metafórico «…se oían gritos lejanos, aullidos de animales remotos, voces de naufragio.» Sueño y realidad cabalgarán de la mano para interponerse constantemente «…él le respondió con una bofetada solemne […] la hizo flotar […] con el largo cabello de medusa ondulando en el vacío […] sucumbió entonces al terror, perdió el sentido, y se quedó como fascinada con las franjas de luna de un pescado que pasó navegando en el aire de la tormenta.»
La belleza de Eréndira contrasta con la fealdad del entorno donde se mueve, un entorno implacable, cruel que, actuando como una premonición, es capaz de personificarse para hacerle el mismo daño que pueden ocasionar los que la rodean «el viento de su desgracia» «el día que empezó su desgracia» «tuvo que contrariar el coraje del viento» «aquél fuera el viento de su desgracia» «mientras el viento daba vueltas alrededor de la casa buscando un hueco para meterse» «el viento de su desgracia se metió en el dormitorio como una manada de perros».
La alegría que causa la protagonista está envuelta en un halo de tristeza permanente, tristeza que se pretende imaginada a pesar de que en la realidad el fotógrafo la plasme una y otra vez hasta que desaparezca como vino, casi sin sentirlo, para dejar paso, esta vez sin testigos, al nuevo mundo íntimo de Eréndira «…vinieron hombres desde muy lejos a conocer la novedad de Eréndira […] mesas de lotería y puestos de comida, y detrás de todos vino un fotógrafo en bicicleta que instaló frente al campamento una cámara de caballete con manga de luto, y un telón de fondo con un lago de cisnes inválidos».
En constante oposición a la cruda realidad de la tierra desértica donde se desarrolla la acción, se sitúa el mar como espejo del cielo, como espacio inalcanzable que pertenece a los sueños «…vio una mantarraya luminosa navegando por el aire».
El mar supondrá para Eréndira la liberación absoluta, de ahí que sólo Ulises, con «un aura irreal» pueda salvarla de la ominosa condición que sufre.
La increíble y triste historia de la cándida Eréndira está considerada como una novela corta. Es cierto que no alcanza las 40.000 palabras que, como mínimo, debe tener una novela; es cierto que no se ha publicado sola sino con seis relatos más; es cierto que sus personajes son pocos; es cierto que el conflicto puede ser único: la desgraciada historia de Eréndira, pero en el Realismo Mágico puede suceder cualquier cosa y, desde la desgracia de Eréndira, el autor critica la avaricia de la abuela, la deshumanización de los hombres, la corrupción militar y gubernamental en torno a los personajes; esto y el carácter abierto permiten que la obra alcance la complejidad de novela. Una novela dura, es cierto, pero que conserva como toda la obra de García Márquez, como todas las obras de arte, una belleza absoluta.

Enlace: http://elblogaurisecular.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
Homolectus
 15 septiembre 2020
Cuando comencé este libro pensé que era solo una historia y vaya sorpresa me llevé al encontrarme que la micronovela/cuento largo que le da el título es solo una parte del libro, por lo menos en la edición que tengo.
En esta edición se incluyen:
• Un señor muy viejo con unas alas enormes (1968)
• El mar del tiempo perdido (1961)
• El ahogado más hermoso del mundo (1968)
• Muerte constante más allá del amor (1970)
• El último viaje del buque fantasma (1968)
• Blacamán el bueno, vendedor de milagros (1968)
La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada (1972)
No voy a hablar de cada uno en particular porque estoy seguro de que excedería por mucho la extensión idónea de una reseña, y porque todos son fáciles de encontrar en la web y ya hay muchos resúmenes sobre ellos por si no los quieren leer. Solo me voy a detener a mencionar, como suelo hacerlo, los asuntos que me llamaron la atención de estos cuentos.
Todos ellos, menos El mar del tiempo perdido son de la época posterior a la publicación de Cien años de soledad, sin duda alguna un punto de quiebre en la narrativa de Gabo. Si bien ninguno de estos cuentos se desarrolla en Macondo, el entorno caribeño está presente en todos, algo latente y siempre presente en la obra de Gabo.
Todos son un despliegue del realismo mágico que hizo tan popular a Gabo y por el cual todos lo conocemos. Este realismo mágico aparece en cada cuento de las formas más variopintas y en ocasiones, de la forma más imprevista. Hubo un par de ocasiones en las que me tuve que devolver para entender qué era lo que pasaba, porque de la nada estaba sumergido en una descripción de uno de estos momentos tan esplendidos y atrapantes de la prosa de García Márquez.
Me resultó curioso que haya algunas referencias cruzadas entre algunos de estos cuentos. Referencias sutiles que demuestran que el mundo literario de Gabo es rico, diverso y lleno de muchas cosas por descubrir. Espero seguirme encontrando con este tipo de referencias en las otras obras de Gabo.
Temas como la maldad contra la inocencia, el capitalismo que todo lo quiere devorare y el trato a lo diferente son algunos de los que se logran entrever en estos cuentos. Todos ellos con una denuncia constante a la política en todos sus niveles: cómo se hace, quiénes la hacen, qué prometen y qué hacen para lograr las cosas. Resulta increíble que no hayamos cambiado como país desde que esto fue escrito. Ni lo haremos, al paso que vamos.
Los cuentos tienen dos estilos diferentes. Uno, al que todos estamos un poco más acostumbrados deja vestigios también de la época periodística de Gabo. El otro estilo, en forma de un largo párrafo, presente en El último viaje del buque fantasma y en Blacamán el bueno, vendedor de milagros muestran un Gabo, quizás, más maduro y con un anhelo de alejarse del estilo que llevaba hasta esos días. Son cuentos que merecen la atención, pues el cambio de tono, de perspectiva o de diálogo a narración no se marca por signo alguno.
Más puntos de encuentro y descubrimiento para mí de Gabo, luego de que me haya reconciliado con él después de años de negarme a leerlo basado en la imposición de la lectura en la secundaria. Menos mal recapacité y acá vamos, me hubiera perdido de cosas espectaculares.
Curiosidad ñoña sin relevancia alguna
El video de la canción Losing my religion (1991) de la banda americana R.E.M. está inspirado en el cuento Un señor muy viejo con unas alas enormes. Pueden morir en paz sin saber esto, pero yo no podía morir en paz sin escribirlo.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
totecabana
 28 marzo 2019
No había escuchado de este libro anteriormente, si bien es cierto que me costó mucho entrar en el mundo de Gabo siempre había escuchado mucho de sus obras, pero está la verdad que la había pasado por alto. No es una historia muy linda, tal cual como su extenso título nos asoma y realmente refleja a una abuela más que desalmada diría yo, en cambio la pobre Eréndia más que Cándida es una santa. Solo pensar que esa es la vida que a muchas personas les ha tocado vivir se me parte el alma, unas más duras otras un poco menos pero me parece una excelente crítica y llamado de atención a la vida de tantas personas que corren con esta suerte, todo esto obviamente contado con la magistral pluma de Gabriel García Márquez y ese estilo que tanto lo caracterizó.
Comentar  Me gusta         110
JanetGaspar
 20 noviembre 2017
Este libro de cuentos consta de 7 historias: Un señor muy viejo con unas alas enormes, El mar del tiempo perdido, El ahogado más hermoso del mundo, Muerte constante más allá del amor, El último viaje del buque fantasma, Blacamán el bueno, vendedor de milagros y La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada, mismo que da nombre al libro.
Comparado con otros libros de cuentos de Gabriel estos no nos dejan tan perdidos y desamparados como algunas de sus creaciones, ya desde pequeña quedaba muy en mi memoria la triste historia del ángel encerrado en el gallinero, el ahogado que todo el pueblo aprendió a amar y la horrible historia de Eréndira, en esta ocasión vamos a hablar de esta última:
Eréndira es una jovencita que vive con su abuela, una vieja matrona tan pesada como una ballena y poseedora de una gran fortuna, la mujer usa a su nieta como una sirvienta y le da tantas órdenes que Eréndira tiene que seguir obedeciéndola incluso dormida, en una de esas ocasiones una vela se cae ocasionando un gran incendio. La abuela calcula sus pérdidas y decide que Eréndira tendrá que pagarle todo lo que perdió y la forma más fácil de hacerlo es vendiendo a su nieta de pueblo en pueblo para deleite de los hombres.
No hay que resaltar la brutalidad de este cuento y lo muy mal que lo pasa Eréndira, los cuentos de Gabriel casi siempre tienen una connotación sexual que se disfraza de ternura, un sexo que se confunde con amor.
Los cuentos de éste libro son particularmente impactantes y con un desarrollo tan triste que te duelen en alguna parte del cuerpo. Una buena compra para cualquier seguidor de Gabriel y para alguien ajeno al autor una excelente manera de conocerlo.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
lectoraaburrida
 08 marzo 2019
Hace años que tengo pendiente leer "Cien años de soledad" y hoy me encontré con este cuento donde las protagonistas son dos personajes del anterior libro ¿Puede ser una señal?
Me ha gustado mucho esta novela corta de realismo mágico. Terrible, trágico y a la vez hermoso en su escritura.
Dicen que se puede interpretar como una metáfora de la explotación de los países menos desarrollados por países más potentes... Visto así, tiene mucha lógica.
Creo que va siendo hora de que le de la oportunidad a Cien años...
Por cierto , yo quiero un naranjal como el de Ulises...
Comentar  Me gusta         50
Citas y frases (4) Añadir cita
papapepe47papapepe4701 diciembre 2020
* De unos renglones a un cuento
*
* En la edición de "Cien años de soledad" que utilizo, Circulo de Lectores de 1970, 49 párrafos relatan el devenir de una muchacha prostituida por su abuela. Al leer con detenimiento la historia, Gabriel García Márquez no menciona el nombre de ninguna de ellas. Sólo su historia y su encuentro con Aureliano.

“Hacia la medianoche el calor era insoportable. Aureliano escuchó noticias hasta final sin encontrar ninguna que le interesara a su familia. Se disponía a regresar a casa cuando la matrona le hizo una señal con la mano.
-Entra tú también -le dijo-. Sólo cuesta veinte centavos.
Aureliano echó la moneda en la alcancía que la matrona tenía en las piernas y entró en el cuarto sin saber para qué. La mulata adolescente, con sus teticas de perra, estaba desnuda en la cama. Antes de Aureliano, esa noche, sesenta y tres hombres habían pasado por el cuarto... La muchacha quitó la sábana empapada y le pidió a Aureliano que la tuviera de un lado. Pesaba como un lienzo. La exprimieron, torciéndola por los extremos, hasta que recobró su peso natural...
Esa noche, sesenta y tres hombres habían pasado por el cuarto...
Dos años antes, muy lejos de allí, se había quedado dormida sin apagar la vela y había despertado cercada por el fuego. La casa donde vivía con la abuela que la había criado quedó reducida a cenizas. Desde entonces la abuela la llevaba de pueblo ...”
*
* “Cien años de soledad” había sido publicada en 1967.
Cinco años más tarde, la historia de Eréndira es narrada en 67 páginas. Lo que supone más de una página por párrafo de la versión “primigenia” y constituyendo uno de los cuentos que componen este libro -es colocado el último- y dando título a este libro.
*
* Lo curioso (en otra ocasión lo relatar que hoy ya he escrito mucho) es que “Cien años de soledad” tampoco es el origen de esta historia.
¡Hay que remontarse más en las obras de García Márquez!
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
HomolectusHomolectus11 septiembre 2020
—Va a hacer veinte años que llovió la última vez —dijo—. Fue una tormenta tan terrible que la lluvia vino revuelta con agua del mar, y la casa amaneció llena de pescados y caracoles, y tu abuelo Amadís, que en paz descanse, vio una mantarraya luminosa navegando por el aire.
Comentar  Me gusta         10
lectoraaburridalectoraaburrida08 marzo 2019
lo había querido tanto, y con tanta verdad, que lo volvió a querer por la mitad de su precio mientras la abuela deliraba, y lo siguió queriendo sin dinero hasta el amanecer.
Comentar  Me gusta         10
HomolectusHomolectus11 septiembre 2020
–De todos modos el amor es tan importante como la comida –dijo la abuela.
–Pero no alimenta.
Comentar  Me gusta         10
Videos de Gabriel García Márquez (11) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Gabriel García Márquez
Un artículo de Gabriel García Márquez sobre la oligarquía en Colombia. Año:1977. #GabrielGarcíaMárquez #Colombia #oligarquía #política #lectura #leeporgusto
otros libros clasificados: realismo mágicoVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





.. ..