InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 849759245X
Editorial: Debolsillo (06/06/2014)

Calificación promedio : 4.41/5 (sobre 106 calificaciones)
Resumen:
García Márquez traza la historia de un amor que no ha sido correspondido por medio siglo. Aunque nunca parece estar propiamente contenido, el amor fluye a través de la novela de mil maneras: alegre, melancólico, enriquecedor, siempre sorprendente. La historia de amor entre Fermina Daza y Florentino Ariza, en el escenario de un pueblecito portuario del Caribe y a lo largo de más de sesenta años, podría parecer un melodrama de amantes contrariados que al final ve... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (30) Ver más Añadir una crítica
Yani
 09 mayo 2018
Un libro que me causó más cólera (el sentimiento) que amor. Me lo vendieron como una historia romántica preciosa con un personaje masculino divino y no encontré ni una cosa ni la otra. Está muy bien escrito, pero desde mi punto de vista lo que se escribe no está bien y me aburre. Hay un amor constante, sí, que se diluye entre las enumeraciones de las aventuras amorosas paralelas y una personalidad bastante perversa del protagonista.
Es difícil reponer el argumento porque nunca se sabe dónde está el spoiler cuando intento contarlo. Básicamente, la historia habla de Fermina Daza y de Florentino Ariza, dos personas que se conocieron y se amaron en la juventud pero que, por ciertas razones, no pudieron compartir la vida. Tal como se ve en el inicio de la novela, Fermina terminó casándose con el doctor Juvenal Urbino, mientras que Florentino prefirió no comprometerse nunca, guardando una fidelidad (u obsesión) eterna, hasta poder contar con la oportunidad de obtener lo que quiere.
Empiezo por lo bueno. García Márquez escribe bien, no tengo dudas al respecto. Se formó un mundo propio que funciona con un tiempo diferente al nuestro, sin respetar linealidades. Me molestan un poco los eufemismos y el tono socarrón del narrador, sobre todo cuando se refiere a asuntos delicados que comentaré luego, pero logro disfrutarlo igual. Admiro la capacidad para manejar la pluralidad de las historias que les pertenecen a personajes secundarios, aunque a veces no aporten nada a la trama. Es un buen recurso para seguir dándole cuerda a la circularidad y esas características que tan bien le quedan al realismo mágico. A pesar de la poca experiencia que tengo con ese género, creo que este libro tiene menos magia que Cien años de soledad, pero esto no es una crítica, es sólo un detalle que quiero señalar. Tal vez extrañé un poco esa irrupción de hechos imposibles. Pero formalmente, la novela es impecable. Las últimas treinta páginas están dotadas de una sensibilidad muy linda y de unas cuantas verdades.
Destaco también la construcción de los personajes femeninos, aunque no la alabo porque tiene sus detalles oscuros. Fermina Daza está a la cabeza de la mujer que soporta las inclemencias del tiempo y la pérdida de lo que se anhelaba con mucha entereza, sin tanto lloriqueo. Tiene un carácter muy fuerte y en ciertos momentos uno se pregunta si de verdad amó alguna vez a Florentino o si sólo le respondió la galantería para que dejara de ser tan pesado (suele suceder). Cuando está en el centro de la narración, sólo se habla de su vida de casada y eso muestra muy bien que antes las mujeres no podían tener una vida pública. No digo que García Márquez no podría haberse esmerado para construirle una, pero eso fue comprensible. No sé si tengo algún otro personaje favorito, sobre todo porque las mujeres que se destacan por algo, como la inteligencia, terminan arruinándose por un hombre. Hasta suena realista. Pareciera que en ese lugar están todas destinadas a ser “la esposa de” o prostitutas, que abundan tanto en esta novela que me hizo pensar que García Márquez las homenajeó mentalmente.
Hay pocos personajes masculinos y esto tiene un motivo. La novela no es una proliferación de personajes que hay que memorizar y relacionar, sino que se inclina por las formas más comunes. Están el enamorado (Florentino), el esposo (Urbino), el tío del enamorado (León XII) y el padre de la enamorada (Lorenzo Daza), entre otros personajes menores. Me dio pena que la cantidad fuera tan reducida, sobre todo porque la inclusión de una mayoría femenina no significó ni una radiografía del género ni una reivindicación de su importancia. Y los hombres también están encasillados, ya que sólo se muestra la faceta del sinvergüenza y del acosador, pero nunca se lo complejiza. Así que estoy decepcionada también por ese lado. Florentino no es ejemplo del hombre enamorado. al grano: tampoco es un hombre. Florentino es un macho, de la especie de los protagonistas de la ciudad y los perros, si se quiere. Lo peor de todo es que ese amor desmedido que supuestamente siente se perpetúa y lo vuelve trágico, tratando de imitar a héroes románticos que ya conozco. Sinceramente, Florentino no les llega ni a los talones.
Tenía la ilusión de que la historia me gustara. Quería que me gustara, pero otra vez me encontré con una pared: no me interesa lo que está contando. Así como me sucedió en Cien años…, me importó todo un comino porque lo esencial me sonó falso. No creí en el amor a primera vista, no creí en los sentimientos de Fermina, Florentino me pareció un psicópata, me aburrieron los barcos, bostecé con los problemas conyugales (siempre caen en lo mismo) y podría continuar. Se habla muy poco de la relación entre Fermina y Florentino porque hay un distanciamiento cuando ella se casa, por supuesto, así que habrá resabios del amor, recuerdos, miradas furtivas y demás. Pero el libro se vuelve un inventario de camas conquistadas que me causó más horror que atención y me amargó todo lo que quedaba de él. Lo único que rescato es el final. Noto una tendencia en García Márquez a cerrar las novelas de una manera memorable, con algo que causa impresión (y de las buenas, por suerte), así que tres hurras por ello.
Siempre es una lástima no encontrarle la vuelta a un libro que venía con una recomendación muy efusiva a cuestas. No pude ganarle ni al tedio ni a la idea de que esta historia se construyó en base a un personaje con doble cara que, además, obtiene el visto bueno del narrador.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         90
Tontoelquenolea
 26 agosto 2020
Hacía bastante tiempo que no acababa abrazada a un libro al terminar la última página, y con este me ha pasado. Un relato conmovedor desde la primera hasta la última página, bello, evocador... una amalgama de espacios y personajes que te seducen y atrapan de una forma que pocos autores consiguen, con ese ambiente húmedo del caribe, por momentos asfixiante pero tan placentero y relajante, y esos personajes que Gabo siempre se saca de la manga, tan auténticos e inigualables.
Si bien me ha parecido una historia maravillosa, he decidido no darle la puntuación máxima por el simple hecho de que algunos pasajes se me han hecho quizá demasiado densos, pero este detalle no desmerece el valor global de la obra en sí.
¡Cuánto disfruto de la prosa de este autor!, de su forma de ver la vida, de sus realidades y sus “realismos”, de sus historias de amor y desamor, de sus luchas y sus dramas, pero también de su sentido del humor.
No quiero desvelaros mucho del argumento para que, quienes no conozcáis mucho de esta historia lleguéis, como yo, a sumergiros a ciegas en ella, pues no hay nada como tener bajas expectativas para enamorarse por completo de una historia.
A todos los que me animasteis a leerlo, ¡gracias! Realmente han sido horas de gran disfrute y grandes emociones, de alegrías y tristezas, y de profundas reflexiones, para terminar, como dije al principio, abrazada al libro, mirando al infinito y con la certeza de saber que el amor verdadero puede sobrevivir a cualquier tempestad.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         70
Lavidamurmura
 23 febrero 2021
No es sencillo hablar de libros prácticamente conocidos por todo el mundo, sobre todo cuando tu valoración se queda más cerca del punto medio, más del lado de lo desapegado que de lo tibio.
Para el mes de febrero @bibliolia y yo nos propusimos tirar para nuestra lengua, virar nuestro rumbo de por sí aleatorio a la hora de elegir las lecturas que disfrutamos en común. En mi caso, la proeza consistía en rescatar de mis estanterías un libro que compré hace diez años, por un motivo muy alejado del placer lector y que realmente nunca me había llamado la atención.
La verdad es que no puedo decir que me haya gustado la historia, lo que sí me ha encantado es la maestría de Gabo, porque no hay otra manera de describir una narración tan rica en detalles, tan brillante. Su palabra es inconfundible y más cuando la comparas con narraciones más actuales que, pese a intentar resultar poéticas, acaban resultando intencionadamente sobrecargadas y sensitivas. Lo de García Márquez es otra cosa.
¿Por qué digo entonces que no me convence la historia que nos cuenta la novela?
Precisamente por esa visión tan extrema y caricaturizada por momentos de la relación sentimental de sus protagonistas. Digo conscientemente sentimental porque hablar de amor se queda excesivamente grande. Entre Juvenal Urbino, Fermina Daza y Florentino Ariza hay demasiadas aristas y más bien pocas coincidencias.
Intentando no hacer un análisis desde el presente de una obra publicada a mediados de los ochenta y que está ambientada entre el siglo XIX y el siglo XX, en general me ha costado conectar con los personajes. No ocurre lo mismo con la ambientación, el hecho de que sea un libro que esté tan bien escrito hacía delicioso cualquier mínimo fragmento.
Temáticamente también es una obra muy fértil, destacando el papel de la mujer y una completa anatomía del pensamiento sobre la vejez (quizá de las reflexiones que más me han gustado de la obra).
Pese a todo lo anterior, creo que es un libro que todo el mundo debería leer, ya sea por su condición de universal o por el simple hecho de disfrutar de un escritor como García Márquez.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Jcristobal
 15 enero 2018
Una novela fabulosa con la que muchos latinoamericanos se sentirán identificados. Considerada injustamente como novela rosa, este trabajo del talentoso premio Nobel nos muestra una historia de amor en la que las condiciones sociales dan motivo para que se desarrolle toda una tragedia. Florentino Ariza siente explotar dentro de sí la desesperanza de no poder unirse a su amada y pierde el sentido de la realidad tratando de olvidar a su amada en otras mujeres, en realidad no es el olvido lo que lo guía a seducir a otras mujeres, sino la impetuosa búsqueda de la mujer idealizada. Para los que hemos perdido en la adolescencia un amor este libro es como una revelación de esa enfermedad de nuestro continente, creada por la influencia religiosa y las conducta social, no pone frente a frente con nuestro reflejo de la realidad. Nuestro machismo desnudo y rencor reprimidos en una lista interminable de amores fracasados. En la novela llega la salvación. Es en la vejez, cuando Fermina Daza pierde a su esposo y reaparece Florentino para confesarle que no ha podido olvidarla ni un solo minuto. Una de mis favoritas junto con Cien años de soledad y crónica de una muerte anunciada.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
Megl
 22 abril 2019
Mi novela favorita, y es difícil elegir solo una. Tal vez Cien años de soledad sería la opción más lógica, por muchas razones,
pero esta novela me robó el corazón, por cursi que suene.
Se que lo cursi no está de moda, ni el amor, pero a mi me gustan las historias de amor, leer es soñar, vivir tantas vidas como libros leemos. Quien no se enamoró de un personaje de ficción? Yo estoy hace como 20 años enamorada de Mr. Darcy. Se que no es muy original, pero así es, en mi estado civil podría poner: enamorada de Mr. Darcy desde 1998.
Volviendo a el amor en los tiempos del cólera. Iba e empezar escribiendo: UNA historia de amor maravillosa, pero es tan solo UNA historia de amor?
Se trata solo de la historia de amor de Fermina Daza y Florentino Ariza?
Puede ser ese amor no consumado el verdadero amor? O es solo un espejismo? Es amor el amor no correspondido o tan solo una idealización? Hay distintos amores y formas de amar? El amor de los cónyuges? de una madre por sus hijos? Es amor el de los amantes?
Y por sobre todo, no es amor el que le profesa Juvenal a Fermina?, y a quien cito:
“Alcanzó a reconocerla en el tumulto a través de las lágrimas del dolor irrepetible de morirse sin ella, y la miró por última vez para siempre jamás con los ojos más luminosos, más tristes y más agradecidos que ella no le vio nunca en medio siglo de vida en común, y alcanzó a decirle con el último aliento:
-Sólo Dios sabe cuánto te quise”
Esta, mi frase favorita de todas, da inicio a esta novela maravillosa, llena de matices y contradicciones, como la vida, y que solo Gabriel García Márquez podía narrar.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Citas y frases (23) Ver más Añadir cita
MacabeaMacabea02 octubre 2020
El globo llegó sin contratiempos a su destino, después de un viaje apacible por un cielo de un azul inverosímil. Volaron bien, muy bajo, con viento plácido y favorable, primero por las estribaciones de las crestas nevadas, y luego sobre el vasto piélago de la Ciénaga Grande. Desde el cielo, como las veía Dios, vieron las ruinas de la muy antigua y heroica ciudad de Cartagena de Indias, la más bella del mundo, abandonada de sus pobladores por el pánico del cólera. Vieron las murallas intactas, la maleza de las calles, las fortificaciones devoradas por las trinitarias, los palacios de mármoles y altares de oro.

Cientos de niños desnudos se lanzaban al agua alborotados por la gritería de todos, se tiraban por las ventanas, se tiraban desde los techos de las casas y desde las canoas que conducían con una habilidad asombrosa, y se zambullían para rescatar los bultos de ropa, las comidas de beneficencia que la hermosa mujer del sombrero de plumas les arrojaba desde la barquilla del globo.

Volaron sobre el océano de sombras de los plantíos de banano, cuyo silencio se elevaba hasta ellos como un vapor letal. El ingeniero del globo, que iba observando el mundo con un catalejo, dijo: “Parecen muertos”. Le pasó el catalejo al doctor Juvenal Urbino, y dondequiera que fijó sus ojos encontró cuerpos humanos esparcidos. Alguien dijo saber que el cólera estaba haciendo estragos en los pueblos de la Ciénaga Grande. El doctor Urbino, mientras hablaba, no dejó de mirar por el catalejo.

Poco después volaron sobre un mar de espumas, y descendieron sin novedad en un playón ardiente. Lo único que quería Fermina Daza era ver otra vez su pueblo natal, para confrontarlo con sus recuerdos más antiguos, pero no se lo permitieron a nadie por los riesgos
de la peste.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         20
LavidamurmuraLavidamurmura12 febrero 2021
Pero tuvo que rendirse ante la intransigencia de la muerte. Su dolor se descompuso en una cólera ciega contra el mundo, y aun contra ella misma, y eso le infundió el dominio y el valor para enfrentarse sola a su soledad. Desde entonces no tuvo tregua, pero se cuidó de cualquier gesto que pareciera un alarde de su dolor.
Comentar  Me gusta         50
LavidamurmuraLavidamurmura08 febrero 2021
No iba a derramar una lágrima, no iba a malgastar el resto de sus años cocinándose a fuego lento en el caldo de larvas de la memoria, no iba a sepultarse en vida a coser su mortaja dentro de estas cuatro paredes como era tan bien visto que lo hicieran las viudas nativas.
Comentar  Me gusta         40
LavidamurmuraLavidamurmura21 febrero 2021
¿Por qué te empeñas en hablar de lo que no existe? Más tarde le reprochó la terquedad estéril de no dejarse envejecer con naturalidad. Esa era, según ella, la causa de su precipitación y sus descalabros constantes en la evocación del pasado. No entendía cómo un hombre capaz de hacer las reflexiones que tanto apoyo le habían dado para sobrellevar la viudez, se enredaba de aquel modo infantil cuando trataba de aplicarlas a su propia vida.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
LavidamurmuraLavidamurmura19 febrero 2021
Era una mala época para ser joven: había un modo de vestirse para cada edad, pero el modo de la vejez empezaba poco después de la adolescencia, y duraba hasta la tumba.
Comentar  Me gusta         40
Videos de Gabriel García Márquez (11) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Gabriel García Márquez
Un artículo de Gabriel García Márquez sobre la oligarquía en Colombia. Año:1977. #GabrielGarcíaMárquez #Colombia #oligarquía #política #lectura #leeporgusto
otros libros clasificados: realismo mágicoVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





.. ..