InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de laviejadelengua_


laviejadelengua_
18 noviembre 2020
Cien Años de Soledad es sin dudas una de las obras más icónicas de la literatura latinoamericana. Es un libro que no solo narra la historia de toda una dinastía, sino la historia de Latinoamérica. Macondo es Latinoamérica y nosotros, como latinoamerocanos, también somos los Buendía.

Porque en este libro, más allá de leer una novela, también podemos leernos y entendernos como parte de una comunidad. Nuestra identidad latina puede leerse en esta obra, en las peripecias del patriarca de la familia para encontrar un lugar donde establecerse, en el falso progreso traido por la compañía bananera (¿cuántas empresas extranjeras llegan prometiendo el progreso y se van dejando nuestra tierra devastada?), las dictaduras, la miseria, la explotación de nuestros recursos y de nuestros cuerpos, el vaciamiento cultural, y tantos temas más.

Cien Años de Soledad atrapa porque está escrita en un lenguaje al que todos podemos acceder, porque nos interpela y porque es parte de nuestra historia.

Tal vez este libro sea nuestro génesis o una versión colombiana de El Quijote. Pero por sobre todo, es la reivindicación de nuestra cultura, de lo que somos y del sufrimiento de esta tierra a la que han atropellado desde la colonia y que no para de sufrir.

Si vamos a hablar del género, Cien años de soledad pertenece al Realismo mágico, pero ¿qué es? El término realismo mágico fue usado por primera vez, en 1925, por el crítico alemán Franz Roh, que se refirió a un estilo particular de Pintura. En cuanto a la literatura, la base son los mitos de la tierra incluidos en un contexto realista. Es decir, se presentan elementos mágicos no como si fuesen normales, sino como si la normalidad fuese mágica. En palabras de Gabo, su realismo mágico se inspira en la manera de narrar de su abuela: "con cara de palo y una credibilidad imposible de debatir contaba historias de aparecidos". Como muy apaciblemente el narrador de Cien años cuenta el ascenso al cielo de Remedios la bella.

Otra de las características, es la naturaleza exacervada, pintada con una exuberancia casi violenta que puede dar vida y a la vez quitarla de un zarpazo. Los paisajes del Realismo mágico son la Latinoamérica salvaje, selvática y abundante que traga y escupe al hombre que la desafía. Es también la tierra adentro de Doña Bárbara y la pachamama que como nos pare también puede devorarnos.

Por otro lado, hay que estar bien atentos porque el autor nunca va a anunciar un suceso mágico, es trabajo del autor reconocerlos e intuirlos. Por eso es que no se trata de una lectura pasiva y muchas veces hay que releer, si te preguntás ¿es lo que yo creo? Vas por el buen camino.

A veces hay una distorsión del tiempo, en el caso de Cien años no es un tiempo lineal sino que está lleno de idas y venidas, recuerdos y a veces parece hasta cíclico.

Los temas del realismo mágico casi siempre son la historia latinoamericana, el mestizaje, elementos prehispánicos en su valor mitológico, la tierra, el falso progreso, la denuncia en algunos casos, el amor. García Márquez solía decir que Cien años de soledad es un vallenato, una especie de canción de gesta latinoamericana.

Para el ensayista colombiano Ernesto Volkening, Cien años de soledad es "un triunfo sobre el olvido" ya que G.G.M. Se las ingenió para compilar en un solo libro la historia de seis generaciones. El olvido es un tema que se presenta como la peor consecuencia de la peste del insomnio, es su síntoma más fatal: la falta de un pasado, de historia. El temor al olvido es un tópico muy importante en este capítulo, para Ernesto V., "en la integración de su pasado llega el hombre a conocerse a sí mismo". Es decir, sin una noción del pasado se pierde la propia identidad. En Cien años de soledad, la narración es una manera de perpetuar el pasado, de poseer una consciencia histórica.

El realismo mágico es sobre todo un desafío al lector para vencer la rigurosidad de una realidad sin magia, Gabo tenía la implacable habilidad de envolver al lector en las redes de una narrativa simple pero letal; en unas pocas páginas ya es imposible dudar de los acontecimientos por más descabellados que resulten. Es de una maestría esplendida la pluma de este autor, tanto que hizo de este género su marca personal.

Sí, hay otros autores de realismo mágico como Miguel Ángel Asturias, Isabel Allende y Laura Esquivel, entre otros. Pero Gabriel García Márquez es el más reconocido de todos, tal vez, porque hizo de esta literatura una manera de posicionarse mágicamente ante la realidad dolorosa que es la nuestra, la latinoamericana.

Comentar  Me gusta         20



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(2)ver más




{* *}