InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Inquilinas_Netherfield


Inquilinas_Netherfield
19 diciembre 2018
Cuando Elodie Winslow, archivista de Stratton, Adwell & Co., encuentra en un bolso de más de 150 años de antigüedad una fotografía de una joven victoriana en tono sepia junto a un cuaderno de bocetos de Edward Radcliffe, no sabe que esos objetos tan dispares serán las llaves que le harán desandar su presente y su pretérito anterior.

Tanto la fotografía enmarcada en plata como el cuaderno de bocetos desprenden una energía subliminal que le dicen que no son simples objetos que catalogar en la colección de James W. Stratton. Más bien al contrario: conforme los toca le susurran y sugieren mensajes personales e implícitos, encerrados y casi olvidados. Desde ese momento los engranajes curiosos de Elodie trabajan para descubrir y conocer las historias que confinan, quedando absorbida en el proceso y aislada de su presente y futuro más que imperfecto: su boda con el impecable Alastair.

Ciento cincuenta años dan para muchas crónicas y memorias, en particular las de todas aquellas personas que se enlazan y entrecruzan en el tiempo en Birchwood Manor, una casa de campo a orillas del Támesis que, en algún momento de sus vidas, fue refugio y hogar para los que deambularon por ella. Ahora le toca a nuestra Elodie conocer el por qué de esa casa y la importancia que tiene en su vida, pues este conocimiento la desanclará, permitiéndole comprender y cerrar heridas enquistadas en el tiempo que todavía no han supurado. En este proceso, y sin saberlo, no se encontrará sola, pues una vez que desempolva el retrato enmarcado en plata de Birdie Bell, esta se convierte en su guía y mentora (al igual que hizo con tantos otros antes que ella), encaminando sus pasos hacia Birchwood Manor con el fin de que se reencuentre con su vida y su memoria.

Al tiempo que descubrimos la vida de Elodie y de sus allegados, la buena de Birdie también nos desvela las vidas de todos aquellos que han pasado por la casa a lo largo de los años. Así, sabremos de Jack; de Lauren Adler, la concertista de chelo; de Juliet y sus hijos, Beatrice, Freddy y Tippy; de Ada Lovegrove; de Lucy Radcliffe; de los hermanos Leonard y Tom... hasta llegar a la médula, el meollo de la narración: la hija del relojero, la pequeña dickensiana Birdie Bell, y su amor, el pintor Edward Radcliffe.

Kate Morton no ha escrito en La hija del relojero una trama lineal, sino que la novela es toda una composición esférica y envolvente, al igual que lo es la memoria. al tiempo que hilan la argumentación, los saltos en el tiempo hacia el pasado y el presente se suceden y afluyen dependiendo de los recuerdos de una u otra protagonista, y es en este punto donde el lector empatiza más o menos con las biografías de los distintos personajes.

Ada Lovegrove es la que más me ha llegado de todos los habitantes pululantes de Birchwood Manor, pero esto es más una cuestión personal que otra cosa, pues una va avanzando en la lectura y de pronto, sin saber por qué, se queda enganchada con un personaje mientras los demás van desfilando y sus historias pasan a un segundo lugar. Por eso, y practicando mi memoria retrospectiva, los hechos y los eventos vividos por Ada son los que más huella me han dejado.

Pero lo anterior no quita ni desmerece lo que Kate Morton ha imaginado y creado en La hija del relojero, pues en ella encontramos toda una sucesión de personajes de distintas épocas, enredados en amores, desamores y en diversas situaciones, con sus misterios, asesinatos, robos y sucesivas intrigas sepultados en un tiempo en el que el arte, la magia y la belleza, junto al sentimiento de pérdida y de hogar, son los elementos que apuntalan el cuadro recreado en la novela.

Solo me resta decir que he disfrutado de toda la narración, de todo lo que engloba, y que sigo prendada de todo lo que Kate Morton me quiera contar.
Enlace: http://inquilinasnetherfield..
Comentar  Me gusta         60



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(3)ver más




{* *}