InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de Davicalpa


Davicalpa
05 noviembre 2021

No existen demasiados autores dentro de la literatura de género que te lleven a las librerías en busca de sus obras sin que apenas tengas idea de lo que te van a presentar. Escritores a los que les tienes esa ciega confianza como para comprar sus libros y sorprenderte al ver que, lo que tienes entre manos, no era una nueva novela sino una colección de relatos que se deslizan alrededor de una idea. La de desmitificar a nuestros carismáticos asesinos y centrarnos en sus invisibles víctimas.
Uno de esos autores es Nieves Mories. Una escritora que posee esa fascinante capacidad de materializarse desde la certeza de sus palabras hasta hacerse reconocible a través de ellas. Cualquiera que se acerque a alguna de sus obras experimenta el regocijo de encontrar en ellas todo aquello que anhela. Unos textos cargados de sensibilidad, honestidad y compromiso pero camuflados dentro de explosiones de violencia, mala baba y un perverso sentido del humor que conecta con sus lectores de forma casi orgánica.
Lo que me sorprende en esta colección de relatos es que toda ese gamberrismo se difumina entre sus historias para dejar paso a un lirismo que convierte sus narraciones en delicadas estampas de terror cotidiano. La violencia que impregna cada uno de estos relatos no necesita ser mostrada. Ya hay miles de obras que se encargan de eso, incluso algunas escritas por la propia Mories. Aquí la autora quiere que mires a la cara a esas mujeres descalzas que permanecen una vez se apagan las luces del espectáculo, visión que se mantiene en tu cabeza mucho más allá que cuando te salpica con la sangre.
Esto hace que cada una de las piezas de esta recopilación de relatos se sientan devastadoras, que te llene de preguntas, de rabia, de esa tristeza que te atenaza al comprender que tú también formas parte de una sociedad que esconde lejos la basura para no tener que olerla. Mories esconde entre su textos una crítica feroz a la indiferencia del vecindario, a la aceptación de lo inaceptable, a la propia culpabilidad que se deriva de la inacción ante una realidad que trivializamos. También aprovecha sus relatos para criticar a los roles consolidados, presentándonos a personajes que, posiblemente, también sean desechos de su propia realidad. Las familias como núcleo de una sociedad convencional tiene tantas grietas como las edificaciones fantasmales que aparecen a lo largo de este libro, ecos de una casa Usher que llena de secretos sus paredes.
Pero, sobre todo, nos presenta a esas chicas descalzas que asumen su realidad con desconcierto pero, a su vez, con la valentía propia de aquellos que entienden que ya no les queda nada que perder. Personajes que por no tener, no tienen ni nombre pero que ahora tienen voz. al fin y al cabo, los fantasmas son esos ecos del pasado que nos atormentan recordándonos una y otra vez que siguen ahí, a pesar del paso del tiempo, esperando ser escuchados. Y esos lamentos, créanme, no te dejarán dormir.
Por último habría que destacar las aportaciones que hace a cada uno de estos relatos la escritora y amiga Alicia Pérez Gil, llenando de matices e ideas a esas historias que no siempre son lo que parecen. Una especie de Virgilio que dirige tu mirada hacia los infiernos, sabiendo que te será difícil mantenerla sin estremecerte.
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea