InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de vedacris


vedacris
03 octubre 2021
Hacía tiempo que, por casualidad, le había yo echado el ojo a esta novela. Esa portada con un texto tan rosa, pero con un mensaje tan contundente, me atrajo.

Al recibir su autora, Cristina Morales, el Premio Nacional de Narrativa 2019 gracias a esta obra concreta, ya no había excusa para enfrentarme a ella sin más demora.

Abrir este libro y leer la cita inicial, adelanta un poco el tono que nos va a acompañar en sus más de cuatrocientas páginas:

"Afirmo que la puta es mi madre
y que la puta es mi hermana
y que la puta soy yo
y que todos mis hermanos son maricones.
No nos basta con enunciar ni vocear
nuestras diferencias:
Soy mujer,
Soy lesbiana,
Soy india,
Soy madre,
Soy loca,
Soy puta,
Soy vieja,
Soy joven,
Soy discapacitada,
Soy blanca,
Soy morena,
Soy pobre."

María Galindo. "Feminismo urgente ¡A despatriarcar!". 2013

Efectivamente estamos ante una novela contra todo; irreverente, rebelde, mordaz, políticamente incorrectísima, feminista, defensora de la diversidad, con mucho humor, bien cargada de ironía y con un fondo de tristeza enorme. Una narración que pone contra las cuerdas a la doble moral existente en varios ámbitos de nuestro presente.

Barcelona 2018. Cuatro mujeres con discapacidad intelectual y parientas entre sí conviven en un piso tutelado de la Generalitat en el barrio de la Barceloneta. Sus grados de discapacidad son diferentes, así como sus edades y sus formas de ver la vida y enfrentarse a ella.

Nati, la más discapacitada de todas, es la que menos pelos tiene en la lengua. Una pensadora crítica y lúcida que es, quizá, la que más nos haga pensar a lo largo de toda la novela. Amante de los fanzines y la danza, es la antisocial, anticapitalista y feminista del grupo. La vamos conociendo a través de las largas disertaciones, en primera persona, que hay en toda la novela.

Patri, hermana de Nati, es una mujer miope, con logorrea, a la que conocemos a través de las declaraciones que hace en el juzgado por la solicitud de esterilización forzosa interpuesta por la Generalitat contra su prima Marga.

Marga es un personaje tierno que, a parte de la discapacidad, está incapacitada legalmente, tiene una conducta sexual desordenada (o no) y una depresión crónica debido a su "conciencia de discapacidad". Principalmente sabemos de ella a través de las actas de reuniones de un grupo de "Acción Libertaria" donde acude con la idea de Okupar una vivienda y abandonar el piso tutelado.

Àngels, prima de todas las anteriores, es tartamuda, obesa y la que tiene un porcentaje menor de discapacidad. Está escribiendo una novela con el método de Lectura Fácil, y es a través de dicha novela como conocemos partes de su vida.


A través de cada una de las voces, no solo conocemos a la que en ese momento habla, sino que nos vamos enterando también de datos imprescindibles de las demás. Vivimos con ellas sus revoluciones individuales y su lucha colectiva por tener una vida lo más normalizada e integrada en la sociedad posible, despues de pasar media vida en centros de internamiento. Sufrimos con ellas la opresión de un sistema que no sabe, o no quiere, darles la dignidad debida. Y nos frustramos con ellas -y con la lectura- cuando descubrimos en nosotras mismas alguna de las actitudes claramente condenadas en el libro.

Aunque el tema de fondo es la esterilización forzosa a la que se quiere someter a Marga, muchos y variados temas son los que se abordan en esta novela de forma directa y valiente: la política, el machismo, el capitalismo, la libertad sexual, las incongruencias de los activismos y, como no podía ser de otra manera, es una crítica feroz del trato que se le da a los enfermos mentales y personas con diversidad funcional en el actual sistema sanitario (y social) español. Es un grito contra la institucionalización sin control y la famacoterapia a discreción. Es un duro juicio contra la falta de autodeterminación que tienen estas personas aunque no estén incapacitadas legalmente. Una firme oposición a la infantilización y estigmatización de la discapacidad.


Es un libro que se lee bien y está muy bien escrito, con una diferenciación muy clara de las distintas voces y personalidades narradoras. Me he reído y también me ha entristecido. Utiliza una prosa accesible, aunque los monologos de Nati, la mayoría de las veces, son muy enrevesados (en cuanto a forma y vocabulario) y cuesta un poco más asimilarlos. Creo que le sobran algunas páginas, no porque no sea interesante lo que en ellas se narra, sino por reiterativas.

Me ha gustado bastante, pero es un libro difícil de recomendar, es muy crudo. Ahora me resulta más fácil comprender las diferencias tan abismales de amor-odio en las críticas que he escuchado/leído.
Comentar  Me gusta         10



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Apreciaron esta crítica ()(1)ver más