InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Hernán Sabaté (Traductor)
ISBN : 8435018458
Editorial: Edhasa (02/02/2010)

Calificación promedio : 3.67/5 (sobre 3 calificaciones)
Resumen:

Para modificar esta descripción, debes iniciar sesión

Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (2) Añadir una crítica
Sara_feerica
 02 diciembre 2017
Yo empecé Elric de Melniboné con la certeza de que me iba a encantar. Tenía todos los elementos para que me gustase pero, creo que esta novela ha envejecido muy mal. Es todo un clásico de la fantasía pues con esta novela nació el concepto de Multiverso y Elric es uno de los grandes héroes de la Fantasía. Además, la novela está bien escrita de un modo poético. Tiene unos elementos fantásticos de lo más atractivos. Aún así, Este primer libro de la saga me ha decepcionado.
Hay que decir que Elric de Melniboné fue publicada en 1973 y es la primera novela de un ciclo de ocho, protagonizadas por dicho personaje, aunque este personaje apareció por primera vez en 1961, en un relato titulado The Dreaming City, publicado en la revista Pulp Science Fantasy.
Primero voy a comentar lo que me ha gustado del libro. En primer lugar, Elric, el Emperador Albino, el Lobo Blanco, el antihéroe por excelencia. Este personaje es un ser trágico y melancólico que rige una sociedad en plena decadencia de una raza muy antigua y que en el pasado fue muy poderosa. Elric nació con una enfermedad en la sangre que hace que dependa constantemente de drogas y pociones para conservar su vitalidad. Elric recurre con frecuencia a la magia también. Ni siquiera lucha por el bien, al contrario, los Melniboneses adoran a Arioch, el Dios del Caos. Este emperador lucha por su propio beneficio, ni más ni menos. Además, hay que añadirle el factor del incesto pues Elric esta enamorado de su prima Cymoril. Externamente, Elric tampoco nos recurreda a un héroe clásico de fantasía, su ojos carmesís y su aspecto pálido hacen que se parezca a un demonio. ¿A qué mola?
Bien, los personajes secundarios no están ni bien desarrollados, ni mal desarrollados. Cumplen su función y poco más. La forma de escribir de Moorcock, es más, creo que el comienzo del libro hace que tus expectativas se suban hasta el techo. Elric de Melniboné tiene un mundo muy bien ambientado, lleno de espadas vampíricas, hechicería, criaturas elementales, Dioses del Caos y del Orden y un largo etcétera. Muchos elementos que el autor va introduciendo según se va sucediendo la trama, que es bastante movida para ser una primera novela de una saga. El primo de Elric,Yyrkoon, desea hacerse con el trono de rubí y desposarse con la amada de Elric, esto sucede al mismo tiempo que Melniboné sufre una invasión por parte de los Reinos Jóvenes. Bastante acción para una novela introductoria por lo que el lector no tiene porque aburrirse.
Es interesante, la contraposición entre el Caos y el Orden en vez de la clásica lucha entre el Bien y el Mal a la que seguimos acostumbrados pese al recorrido que tiene ya la Fantasía Épica. Elric se verá incapaz de controlar su destino y se hundirá trágicamente en esta lucha eterna que hace que el mundo sea brutal y despiadado.
Bien, yo me aburrí sobre todo en la segunda mitad del libro. El libro no tiene ni 300 páginas y me costó bastante terminarlo. Creo que el gran fallo de Moorcock fue publicar una novela tan corta y llenarla de tantos elementos y tramas. Pocas cosas quedan bien desarrolladas, a veces cuesta mucho seguir la historia, los personajes saltan de un sitio a otro sin ton ni son. Además, creo que esta novela ha envejecido muy mal. Soy consciente del año en el que se publicó esta novela y que lo que entonces era novedoso ahora es pan nuestro de cada día y que hay muchísimas novelas de fantasía que beben de Moorcock como pueden hacerlo de Tolkien o C.S. Lewis. Pero, siendo sincera, el libro se me hizo cuesta arriba cuando lo empecé de manera más que entusiasta. Creo que ir con las expectativas muy altas es malo pero, no esperaba darme semejante golpetazo.
Creo, además, que me he perdido bastante al no haber leído otras novelas de Moorcock cuyos personajes pueden haber aparecido en esta novela sin que yo me haya enterado. El Multiverso (o universo múltiple) de Moorcock contiene infinidad de universos paralelos y realidades alternativas que coexisten en diferentes niveles, y de vez en cuando interaccionan y puede pasarse de uno a otro de esos mundos. Por ello se puede agrupar la vasta obra de Moorcok en un único ciclo, el del el Campeón Eterno en el que se interrelacionan sus casi cuarenta novelas de fantasía heroica e incluso algunas de ciencia ficción.
En conclusión, Elric de Melniboné es una novela interesante que tiene elementos atractivos, en especial su protagonista. Al igual que me pasó con la saga de Harry Dresden, me ha atraído mucho el protagonista y eso me hace querer darle una segunda oportunidad a la saga de Crónicas de Elric. Aunque, me parece que Michael Moorcock ha dado un patinazo importante. Tenía de todo para hacer una novela inolvidable y eso se estropea con un mal y simplón desarrollo de la historia y del mundo. Espero que eso se solucione en la siguiente novela, La Fortaleza de la Perla, que ya estoy leyendo y he avanzado 100 páginas del tirón, así que tengo esperanzas. La verdad, no recomiendo Elric de Melniboné a todo el mundo, creo que es una novela interesante para alguien que esta acostumbrado a leer Literatura Fantástica y que quiere conocer a un autor que fue innovador en su momento. No es una mala novela pero, decepciona si vas esperando algo tolkiano o martiano. La verdad es que, tras leer un poco, el Multiverso de Morcock del Campeón Eterno me parece muy atractivo y extenso para explorar.
Enlace: http://hadalectora.blogspot...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
GuadalupeVazquez
 17 febrero 2019
Me gustó bastante la historia, y me encontré con un narrador que me agradó mucho. Además, de varias frases para pensarlas y reflexionar...
Elric es un rey "enfermo", débil, de tez blanca y flaco. Para su reino, esto es malo. Ellos acostumbran a ser grandes, fuertes, decididos, egoístas, asesinos... Elric, al contrario, pasa sus días en la biblioteca leyendo sobre filosofía y moral. Sus súbditos no conocen lo que es la moral. Su primo, el príncipe Yyrkoon, lo desprecia. Alega que es demasiado débil como para gobernarlos, y solo va a llevarlos a la desgracia.
Elric se encuentra en un dilema que no sabe cómo resolver. Por un lado, él no quiere ser rey, y cree que alguien más debería tomar su lugar. Pero, por el otro, insultan su persona, su orgullo y se meten con las personas que él aprecia. A partir de diversos hechos, vemos cómo Elric comienza a cambiar, a dejarse golpear por las situaciones, las personas, y a dejarse influenciar por todo lo que estaba sucediendo al punto de dejar atrás todo aquello en lo que él creía y convertirse en aquello que todos querían que fuera.

"Ya no pretendo ser un hombre libre. Aquí permaneceré hasta que muera, atrapado en el Trono de Rubí... "

"—¿Y que si es así? Deja que me destruya. Deja que me convierta apenas en una prolongación de mis antecesores. sin criterio propio. Déjame ser marioneta de fantasmas y recuerdos, movido por las cuerdas que se extienden más de diez mil años en el tiempo."

"El instinto le llevaba a buscar el consuelo y el olvido en cierto tipo de conocimientos pero, en aquella ocasión, sintió un súbito odio por sus pergaminos y sus libros. Echó a ellos la culpa de sus ridículas preocupaciones por la «moral» y la «justicia»; los culpó de los sentimientos de culpabilidad y desesperación que ahora le abrumaban a consecuencia de su decisión de comportarse como se esperaba que lo hiciese un monarca de Melniboné."

Esta fue una de las partes que me parecieron más interesantes en la novela. Elric nunca fue libre. Si bien al inicio tenía sus libros, su filosofía y su moral, estaba siendo constantemente golpeado y acusado por sus súbditos que no lo creían apto para gobernarlos y en vez de serles completamente fiel, solo lo seguían porque su título así lo ordenaba. Pero al menos, Elric se tenía a sí mismo. Sabía lo que quería hacer con su vida, los caminos que quería seguir y las maneras en que quería conseguir esas cosas. Pero luego, vemos este cambio. Decide entregarse completamente a las ideas de esos súbditos, dejar de lado los caminos que él había decidido transitar, las maneras que había elegido para su vida, y convertirse en ese rey sangriento, egoísta, asesino y que no conoce la moral que se espera para Melniboné.
A medida que vamos avanzando en las páginas, este cambio se va notando sutilmente. Ya no vemos las acciones misericordiosas, ni los pensamientos buenos que tenía el anterior Elric, sino que lo observamos convertirse paulatinamente en ese otro. Este cambio me gustó bastante, y me gustó la manera en que se dio. No solo es un decir del personaje, y luego cambia completamente, sino que se va dando despacio y se muestra tanto en su habla como en su acción.
Lo que me dejó esperando más fue el desarrollo de los demás personajes, y las relaciones que hay. Hay algo que siento que se da mucho en la fantasía épica, y es lo apresurado de las relaciones. Casi siempre cuando el personaje se encuentra con alguien y este alguien lo ayuda, inmediatamente se dan fidelidad completa. Ninguno de los dos se conoce bien, ni sus pasados, ni sus pensamientos, solo lo poco que se dicen, y ya son fieles compañeros de vida, hablan del otro y se defienden a muerte ante los demás. Siento que en ese sentido se necesita un poco más de desarrollo, de tiempo, de algo más que no sean solo palabras en los personajes sino que se nos muestre y nosotros comprendamos de dónde sale esa fidelidad y cómo se formó. Este punto lo sentí bastante débil, y es la principal razón por la cual le coloqué 3,5 estrellas.
Lo que también me gustó de esta novela es la manera vertiginosa en que nos va metiendo en la historia. Comienza siendo algo casi inocente, una disputa entre dos primos por el poder, y a medida que nos vamos adentrando en los sucesos nos damos cuenta de que hay algo más sucediendo en el medio. A pesar de que se nota que es una introducción a una saga, y a una historia mucho más grande, creo que Michael lo hizo bastante bien. No se nos revela mucho, pero sí lo suficiente. Permanecemos con la intriga, pero no con esa sensación de no entender nada de lo que sucede y de necesitar el libro siguiente para hacerlo.
El final me gustó muchísimo.
"—No podía imaginar... ¡Oh, Elric!, ¿por qué estropear la felicidad que ahora disfrutamos?
—Porque considero que la felicidad no puede durar a menos que conozcamos por completo lo que somos."
Y la cuestión con las dos espadas también. Creo que desde que se nos presentan, se nos deja en claro que ellas van a ser un gran problema sino en la saga, en la vida de Elric al menos. Todo lo relacionado con las espadas, lo que Elric piensa y dice sobre ellas, me deja con un mal sabor. Siento que su soberbia puede llevarlo a lugares oscuros. Y no quiero decir nada más para no meterme en spoilers...
Enlace: https://loslibrosdelosdragon..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (10) Ver más Añadir cita
GuadalupeVazquezGuadalupeVazquez17 febrero 2019
El instinto le llevaba a buscar el consuelo y el olvido en cierto tipo de conocimientos pero, en aquella ocasión, sintió un súbito odio por sus pergaminos y sus libros. Echó a ellos la culpa de sus ridículas preocupaciones por la «moral» y la «justicia»; los culpó de los sentimientos de culpabilidad y desesperación que ahora le abrumaban a consecuencia de su decisión de comportarse como se esperaba que lo hiciese un monarca de Melniboné.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
GuadalupeVazquezGuadalupeVazquez17 febrero 2019
—¿Y que si es así? Deja que me destruya. Deja que me convierta apenas en una prolongación de mis antecesores. sin criterio propio. Déjame ser marioneta de fantasmas y recuerdos, movido por las cuerdas que se extienden más de diez mil años en el tiempo.
Comentar  Me gusta         00
GuadalupeVazquezGuadalupeVazquez17 febrero 2019
—Ambos somos mortales. Ambos somos víctimas de un juego que llevan a cabo los Señores de los Mundos Superiores. En último término, mi lealtad debe ser para con los de mi propia estirpe, y por eso he dejado de odiar a Yyrkoon.
Comentar  Me gusta         00
GuadalupeVazquezGuadalupeVazquez17 febrero 2019
—No podía imaginar... ¡Oh, Elric!, ¿por qué estropear la felicidad que ahora disfrutamos?
—Porque considero que la felicidad no puede durar a menos que conozcamos por completo lo que somos.
Comentar  Me gusta         00
GuadalupeVazquezGuadalupeVazquez17 febrero 2019
Si la encontrara tendría una decepción. Las leyendas siempre es mejor tomarlas como tales; los intentos de convertirlas en realidad rara vez tienen éxito.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: fantasíaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Monstruos en la literatura

Calamar Gigante

H.G. Wells
C.S.Lewis
Julio Verne
Mary Shelley

10 preguntas
113 lectores participarón
Thèmes : monstruos , ficción , fantasíaCrear un test sobre este libro
{* *}