InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8467047828
Editorial: Espasa (22/03/2016)

Calificación promedio : 3.88/5 (sobre 20 calificaciones)
Resumen:
La novela premiada es un intenso thriller psicológico protagonizado y relatado en primera persona por Raquel, una joven profesora de literatura en horas bajas que acepta una suplencia en un instituto de Novariz, el pueblo de donde, casualmente, procede su marido.En su primer día de trabajo, la joven se entera de que Elvira, su predecesora, se ha suicidado y al finalizar las clases encuentra en su bolso una nota que dice: «¿Y tú cuánto vas a tardar en matarte?».Decid... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (14) Ver más Añadir una crítica
Beatriz_Villarino
 20 octubre 2018
Acabo de leer El desorden que dejas y aún estoy decepcionada. Puede que la haya leído con demasiados parones (llevo una temporada con bastante trabajo), puede que, desde el principio, tuviera la impresión de estar ante el argumento de una serie de televisión dirigida a los adolescentes, de esas que a ellos les encantan y yo soy incapaz de ver siquiera un capítulo por lo increíble de las situaciones: institutos en los que los chicos aprenden de todo menos a estudiar, de hecho dan la impresión de ser centros de ocio más que de trabajo, profesores que son más colegas que otra cosa, alumnos que se piensan los reyes indiscutibles de la creación, y además ofrecen esa imagen, por cómo hablan y tratan a los mayores, como poco, con condescendencia, como mucho, con una mala educación apabullante.
Soy profesora y sé de lo que hablo. Es verdad que puedes encontrar algún padre airado, pero nunca le permitirían dirigirse a una profesora de la manera en que Tomás le habla a Raquel, tutora de su hijo, la primera vez que mantiene una entrevista con ella; ni la profesora, ni nadie del equipo directivo, máxime si dicha tutora no ha tenido nada que ver en el problema surgido, fuera del instituto para mayor incoherencia. de hecho el alumno se presentó borracho y drogado en el funeral de Viruca y, tras faltar al respeto a la muerta, Mauro, el exmarido –viudo–, le dio un puñetazo.
«—…Y si no le importa preferiría que no nos tuteáramos.
—A mí, bonita, lo que tú prefieras me importa tres cojones.
[…]
Se lo cuento a la jefa de estudios, con todos los detalles […] Marga me tranquiliza.
—…No te preocupes […] la única manera va a ser que Mauro se tome unos días libres»•
Es verdad que hay alumnos muy mal educados (no tanto en Bachillerato como en la ESO) pero cualquier profesora pondría punto final a determinadas contestaciones; es cierto que los docentes estamos cada vez más limitados en nuestra actuación hacia los alumnos, es cierto que éstos tienen muchos más derechos que tiempo atrás, pero aún le queda al profesor el poder de amonestar cualquier falta de respeto y no ponerse a su altura.
«—¿Cómo te sientes sustituyendo a una suicida?
[…]
—¿Queréis que hablemos de eso?
—Lo que sea con tal de no dar clase –apunta uno.
[…]
—¿Cómo te llamas?
—Iago
—¿Iago, hay goteras aquí? –le pregunto– Dentro de un aula no se llevan capuchas.
—¿Y eso dónde lo pone?
[…]
—Aquí lo pone –le digo señalándole la pizarra– ¿Te la quitas?
—Quítamela tú
—No me pagan tanto como para acercarme, tener que tocarte y quitarte la capucha […] A saber cómo hueles […] Va a ser una buena idea que te la dejes puesta.»
(Y todo esto la primera vez que toman contacto. ¡Increíble!)
Es verdad que puedes encontrar, en cualquier sitio, personas obsesionadas con su físico, con ligar, que tengan poco más en el cerebro, pero creo poder asegurar que ningún compañero mantendría con una profesora una primera conversación que si hubiera que tildar de algo sería de adolescente, más si ese compañero es el profesor de Educación Física. No puede ser más tópico «…el de gimnasia me da la dirección […] —¿Crees que te pido su dirección para ligar con él […] Estoy casada […] le miro anonadada. ¿Desde cuándo este tiene la confianza conmigo para tener este tipo de conversación? Si habré cruzado cuatro palabras con él la semana pasada…
—Sí, que aún recuerdo (el profesor) cuando iba de un instituto a otro […] qué alegría cambiar de aires, saber que iba a estar poco, y que había todo un ganado que me estaba esperando con los brazos abiertos […] Sí, profesoras más que receptivas y… bueno, algún profesor también, para qué te voy a engañar […] A ver, que aquí donde me ves, yo a los veintitantos tenía un polvo. Y dos.»
Y también es verdad, afortunadamente, que los institutos no son centros de reclusión, pero los alumnos no pueden salir de ellos a su antojo. Los padres deben estar completamente tranquilos de que sus hijos quedan al cuidado de personas consecuentes, de hecho, los profesores son responsables de lo que les ocurra a los alumnos durante el periodo escolar, por lo que creo que ningún centro dejaría salir alegremente a los chicos durante la hora de clase, por muy mal que se encuentre la profesora, (dentro de nuestras funciones existen guardias, para cualquier contratiempo que surja).
En fin, he querido realizar estos comentarios porque la novela me ha parecido más una novela de aventuras para jóvenes que una novela negra.
Los personajes no son creíbles como tampoco lo es, la manera de llevar el caso. Todo es extremista, todos están implicados, a nadie se le ocurre hablar con la policía. Parece que alguien lo hizo, en su momento, con la guardia civil, pero no creyeron nada, no tiraron del hilo, no hallaron pruebas… Imagino que este organismo, en la actualidad, tiene medios y personal capaz de solucionar los casos, por muy evidentes que parezcan los suicidios; no estamos en los años 50, ahora se exigen pruebas para entrar en el cuerpo y, ¡espero!, que quienes están al mando tengan estudios y conocimientos suficientes para no creer las evidencias de un pueblo en el que nadie sabe nada, nadie ha visto nada, pero en el fondo todos intuían que ni el ritmo de vida de dos profesores, Viruca y Mauro, era el normal «A veces el dinero lo corrompe todo. Pero ya estoy hablando más de la cuenta. No me hagas caso.», ni los chicos Iago y Roi se comportaban de manera normal, ni los ricos del pueblo, los Acebedo, eran buenas personas sino caciques. «Y a pesar de que hayan hundido la economía local, se les sigue reverenciando.»
Todos los personajes son extremos. Es una novela moderna y por lo tanto es normal que Carlos Montero busque antihéroes, pero cuando todos lo son, pierden su excepcionalidad de manera que el argumento se hace increíble.
Alumnos liberales, más que liberales traumatizados por una infancia anormal y una adolescencia caótica, en la que el sexo y las drogas campean como algo normal. Es cierto que sólo se nombra a tres adolescentes del curso, pero también lo es que si un alumno se presenta en clase, o en cualquier evento, drogado, los profesores toman cartas en el asunto y aquí, todos lo saben y todos callan.
Por su parte ningún profesor comparecería en casa de un alumno para hablar con él, sin que lo sepan sus padres, ni mantendría una conversación en la que ni siquiera se sitúa al nivel del alumno, sino que le suplica.
Todos son raros, todos están rodeados de un aura de afectación y efectismo en sus vidas.
¿Y todos intuyen que algo no funciona excepto la guardia civil? ¿Nadie denuncia nada?
«—¿Y entonces la guardia civil y el juez por qué no dan con nada?
—A lo mejor fue un accidente… o a lo mejor…
Mijaíl la mira recriminándola.
—O a lo mejor me estoy callada.>
Al final descubren el caso entre un adolescente y una profesora que acaba de llegar al pueblo, por lo que no conoce a nadie. Y de forma accidental, porque “pasaban por allí” dos vecinos que casualmente estaban cazando con escopetas. En fin, que el desenlace, una vez que todo está liadísimo, se produce de pronto, súbitamente, aunque lo hemos visto, desde el principio, previsible.
El desorden que dejas trata asimismo el acoso a través de las redes sociales, fotos subidas a internet de chicos desnudos, o de infidelidades en el matrimonio, temas que pueden advertir de las consecuencias de publicar fotos o vídeos pornográficos y que van dirigidos a jóvenes. Si un adulto engaña en su matrimonio intenta no dejar pistas y grabarse o fotografiarse en posturas provocativas y excitantes no entra en sus planes. La mentira en las relaciones de pareja también aparece, aunque suena algo increíble que una mujer no se dé cuenta de que su marido se droga y trafica.
Pues la protagonista de la novela, Raquel, es acosada por los alumnos, en su familia política se siente presionada para darles dinero, su amante determinó publicar imágenes explícitas de ese adulterio, su marido, escritor fracasado, decide trapichear con drogas justo con aquellos que acosan a su mujer… cuando este cúmulo de situaciones se dan en un mismo personaje, la novela pierde toda la verosimilitud que necesita el género negro y pasa a formar parte de la literatura juvenil.

Enlace: http://elblogaurisecular.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Fesaro
 28 marzo 2018

Cada vez tengo más claro que la novela negra española goza de buena salud y si alguien no piensa lo mismo, que me permita al menos afirmar que hay grandes novelas a las que uno puede recurrir si desea degustar magnificas historias. Tras la lectura de El desorden que dejas puedo asegurar que es otra novela que se une a las que se pueden recomendar sin miedo a equivocarnos.
Un cadáver encontrado de casualidad y de forma muy cinematográfica da el pistoletazo de salida a la lectura, un escenario con muy juego, un pueblo con nombre ficticio sacado de la imaginación del autor pero cuyos escenarios son reales y que bien podría ser cualquier pueblo de la misteriosa Galicia. Un matrimonio que no pasa sus mejores momentos pero que busca con deseos sinceros una segunda oportunidad, oportunidad esta que llega en forma de sustitución para Raquel como profesora de literatura en el instituto del pueblo de donde es originario su marido Germán.
Sin tiempo a reponernos de tanta información, asistimos al primer de nuestra protagonista en el instituto y allí una nota macabra y unos alumnos difíciles nos mostraran unas cartas de una partida complicada, a partir de ahí el juego está servido y los que gustan de adivinar culpables antes del final de la trama no las tendrán todas consigo porque Carlos Montero lo pone difícil pero muy interesante, muchos giros inesperados, actitudes muy sospechosas en todos sus personajes y mentiras que camuflan la realidad y la verdadera historia que se esconde detrás de todo lo ocurrido. Puede que si el autor se hubiera decantado por incluir la palabra mentiras en el título del libro tampoco hubiera errado y hubiera sido tan bueno como el que lleva la obra. Todos tenemos en algún momentos secretos de nuestro pasado que queremos manterner ocultos, en esta hsitoria habrá un desembarco de viejos fantasmas a los que tendremos que hacer frente para comprender los movimientos de sus protagonistas. Real, manipulado, ocultado, engaños, secretos... palabras que se harán habituales en esta lectura.
En un espacio temporal actual, vamos a movernos por un ambiente muy influenciado por la sociedad en la que vivimos actualmente, burbuja inmobiliaria, drogas, acoso escolar, paro, crisis de pareja, nuevas tecnologías, etc. Todo un derroche imaginativo de Montero para acumular tanto elemento de influencia en una historia que se nutre de ellos para hacerse cada vez más fuerte e interesante, hasta tal punto, que los actos de los personajes estarán determinados por sus circunstancias personales. Esto lleva a que todos los personajes tengan una carga emocional brutal y uno deba pararse a reflexionar si actuaríamos como ellos, para terminar reconociendo que la historia es totalmente creíble, tanto que bien podría ser un thriller psicológico de los de andar por casa.
Al hablaros de los personajes, tengo que deciros que aunque hay segundarios muy interesantes y que aportan mucha consistencia a la trama, el personaje principal y absoluto es Raquel, con sus virtudes y sus miserias, una mujer fuerte que tendrá muchas pruebas de fuego a lo largo de la novela y que eso la convertirá en un valor añadido a una historia que con cada capítulo iremos cambiando nuestras sospechas por apuntar a un culpable y debemos reconocerlo, esto nos encanta en las historias de misterio y Carlos Montero consigue mantener el suspense hasta casi el final de la novela con multitud de giros sorpresas, saltando de sospechoso a cada momento, otorgándole razones de peso para que pensemos en que puede ser cualquiera de los personajes.
Una novela que tal vez bebe de ese mundillo de guiones donde vive su autor y con ciertos trazos que nos recuerdan a escenarios y personajes que nos encandilaron en series de mucho éxito hace unos años. Buena película o serie se podría sacar de esta novela así que atentos que no me estrañaría algún día nos sorprendiera la noticia que una cadena va a emiitr la serie basada en esta novela.

Muchas veces se dice que los premios literarios no tienen porque avalar la calidad de una novela, que en ciertos momentos salta la duda o la sombra de la comercialización. Con esta novela tengo que admitir que tiene bien merecido su Premio Primavera 2016. Tiene los ingredientes necesarios para que guste y mucho, ahora sólo queda que me deis la razón.
Enlace: http://librosenelpetate.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
mariacriado
 22 junio 2018
Un libro narrado de una manera trepidante que hace que no puedas parar de leer.
El libro comienza con una historia que supuestamente es un acoso (de unos alumnos a la profesora) pero conforme vas leyendo, se convierte en un trhiller trepidante.
Me ha gustado mucho, porque está escrito por un hombre pero se pone en la piel de una mujer, que es la protagonista. En algunos capítulos da angustia sólo pensar lo que pasa, los sentimientos que tiene, y el autor sabe ponerse muy bien en la piel de una mujer.
Una novela que a pesar de no ser nada corta, se lee muy rápidamente, es muy visual, parece que estás viendo una película. Muy bueno
Comentar  Me gusta         20
Rach
 07 noviembre 2017
Me ha parecido un libro muy fácil de leer,y ya sea por la trama,tan bien escrita y por los personajes tan cercanos,me ha enganchado desde la primera página,manteniendome con la intriga hasta el final.
A pesar de ser un libro de novela negra,con un asesinato de por medio,no es el clásico de éste género en el que aparece el tipico policía que investiga el caso hasta dar con el asesino.
La verdad es que me suelo fijar en la portada y en el título de los libros a la hora de elegir un libro.Con éste libro he hecho una excepción,ya que ni la portada ni el título me habían llamado la atención,pero había leído muy buenas críticas y la verdad es que no me ha decepcionado
Comentar  Me gusta         10
pasiondelalectura
 10 junio 2018
Es una novela que se lee muy bien, es un thriller psicológico ambientado en una realidad española que rezuma cierta decadencia societal y bastante vulgaridad : la droga a todo nivel, la corrupción por doquier, la delicuescencia de la familia, la falta de respeto generalizada, la falta de motivaciones, los paros por millares, el empobrecimiento monetario y moral de toda una sociedad, el mal uso de los medias actuales (redes sociales) utilizados como herramientas del mal, sin ningún control. Y lo peor de todo es admitir que entre los alumnos hay verdaderos profesionales del mal.
La protagonista es Raquel que llega a Novariz (nombre ficticio), en Galicia como profesora sustituta de castellano en un instituto. Está casada con Germán que es originario de este pueblo cerca de la Coruña y está en paro desde hace tiempo, quiere ser escritor, pero le falta la inspiración. Raquel llega en reemplazo de la antigua profesora de lengua que al parecer se ha suicidado. Y los alumnos empiezan a acosar a Raquel, ella piensa que la quieren intimidar y que la antigua profesora no se ha suicidado, sino que ha sido asesinada. Poco a poco irá indagando y aprendiendo que en el pueblo suceden cosas raras, muy raras.
El clímax de la novela irá creciendo y el final es bastante gore. Raquel maldice esta época en que se vive y se vuelca toda intimidad en la red. Y aunque se diga que el concepto de intimidad debido a internet y a la tecnología ha mudado o se ha volatilizado; hasta que no se experimenta en carne propia no se es consciente de todo lo que eso implica. Se es culpable de compartir cada minuto, cada instante en la red. Y se es culpable de no resguardar de una manera más segura nuestra intimidad en el ordenador.
Les aseguro que después de leer esta novela, Ustedes serán más cuidadosos con lo que dejan escrito en el ordenador y con lo que difunden a través de las redes sociales.

Enlace: https://pasiondelalectura.wo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: ACOSO ESCOLARVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro

Otros libros de Carlos Montero (1)Ver más




Test Ver más

La novela negra en el cine

¿Cuál de las siguientes adaptaciones cinematográficas basadas en las novelas de James Ellroy, fue dirigida por Brian De Palma?

L.A. Confidential (Los Ángeles al desnudo)
La Dalia Negra (The Black Dahlia)
Dueños de la calle (Street Kings)
Dark Blue (El rostro oscuro de la ley)

10 preguntas
28 lectores participarón
Thèmes : novela negra criminal , novela policiaca negra de accion , novela negra policiaca de intriga adictiva , novela policíaca , cineCrear un test sobre este libro
{* *}