InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 6073152736
Editorial: LITERATURA RANDOM HOUSE (12/09/2017)

Calificación promedio : 4.23/5 (sobre 65 calificaciones)
Resumen:
Un grupo de niños encuentran un cadáver flotando en las aguas turbias de un canal de riego cercano a la ranchería La Matosa. El cuerpo resulta ser de la Bruja, una mujer que heredó dicho oficio de su madre fallecida, y a quienes los pobladores de esa zona rural respetaban y temían.

Tras el macabro hallazgo, las sospechas y habladurías recaerán sobre un grupo de muchachos del pueblo, a quienes días antes una vecina vio mientras huían de casa de la hech... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (40) Ver más Añadir una crítica
entresomnis
 10 mayo 2022
Llevaba mucho tiempo queriendo leer a Fernanda Melchor pero la experiencia no ha sido como esperaba. Ha sido una lectura dura, perturbadora, ha arrasado con todo, como un huracán ha pasado por mi cabeza rompiendo esquemas, me ha dejado exhausta y no logro saber si la he disfrutado o la he sufrido.
Se trata de la historia de un pueblo mexicano, La Matosa, pero que podría ser de cualquier pueblo. Una historia coral contada por sus gentes. La historia de supervivencia y pobreza que lleva a sus habitantes a mal vivir en una espiral de violencia, mucha violencia, sexo, droga, prostitución, abusos, asesinatos, y tristeza, desesperación, abandono, podredumbre y desgracia. Una forma de vida en la que se entra y ya no se puede salir, donde no queda esperanza para un futuro mejor, donde no queda lugar para el amor, donde, como en el ojo del huracán, el único final es la destrucción total. En ella se nos narra el hallazgo del cadáver de la Bruja a orillas del río y cómo todos los implicados nos van contando su versión de los hechos. La Bruja es un personaje con mucha fuerza, enigmático y perturbador que da a la narración mucha oscuridad, un personaje difícil de olvidar.
La crueldad y dureza de los hechos cobra fuerza con la cita de Jorge Ibargüengoitia al inicio del libro: “Algunos de los acontecimientos que aquí se narran son reales. Todos los personajes son imaginarios”, porque es verdad que todo lo contado sabemos que sucede de verdad y a la vez nos preguntamos ¿como es posible? Pero lo genuino de esta historia no es lo narrado sino la forma como la autora nos lo cuenta. Su estilo directo, con una escritura sin usar apenas puntos, sin párrafos, que obliga a leer sin pausa, sin tregua, con un ritmo vertiginoso, a la velocidad de ese huracán que está llevándose todo por delante, arrasando con las vidas de un pueblo que agoniza. El lenguaje lleno de modismos mexicanos nos acerca a sus personajes y suena muy real. No podría ser contado de otra forma porque son ellos los que nos hablan y es así como se expresan.
Entonces, ¿por qué no he disfrutado de esta genialidad que Fernanda Melchor ha hecho? Llevo días analizándolo. Los hechos tan desagradables que nos son descritos al detalle y que en muchos momentos producen asco, rechazo, repugnancia, horror, no han sido los causantes de ello. Porque, cuando un libro me remueve, sea de la forma que sea, me gusta. Aunque los sentimientos que me genere no sean agradables. El estilo atropellado, sin pausa para respirar, angustiante y turbulento tampoco ha sido el culpable. Esta forma de narrar este libro es totalmente coherente con lo que se cuenta y ayuda a sentir con más fuerza todo lo descrito en él. Entonces, si todo esto es perfecto ¿qué ha fallado? Pues creo que ha sido el lenguaje utilizado, también necesario, pero para mi gusto abusivo en la cantidad de modismos de la jerga mexicana, a un nivel tan elevado de palabras para mí incomprensibles al principio, que me han dificultado la lectura, teniendo que estar muy atenta a lo que estaba leyendo para no perderme y me han dificultado ese dejarme llevar que pretendía la autora. Además que la repetición continúa de pinche chamaco hijo de la chingada, hijo de la verga, pedo, pendejo, culero, a cada frase, me ha cansado mucho y me ha resultado excesivamente desagradable.
Como experiencia lectora ha sido muy enriquecedora y os animo a leerlo sobretodo a los que os vayan las emociones fuertes. Pero creo que con una vez he tenido suficiente y no creo que siga leyendo a la autora, aunque reconozco su maestría para conseguir su objetivo, tener al lector al borde de la asfixia, el asco y con el corazón en un puño de principio a fin.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
MarioG17
 12 febrero 2020
Se avecina una tormenta. Estamos en México, en un espacio temporal que podría ser el actual. Es el mes de mayo y en un pueblo hay un asesinato. Una mujer aparece muerta en un canal de riego. En el pueblo la apodan la Bruja, concretamente la Bruja Chica, porque su madre también fue bruja, pero desde que murió solo la llaman Bruja.
Pero no, esto no es un thriller —¡y menos mal!—, sino una novela fortísima en todos los sentidos. Una chica llamada Yesenia ha visto a dos jóvenes salir de la casa de la Bruja con una persona en brazos que podría ser ella, subirla a una furgoneta conducida por un tercero y huir en ella. Uno de los chicos a los que ha visto Yesenia es, sin ninguna duda, su primo Maurilio.
Así, esta historia nos irá desgranando en cada capítulo las vidas, infancias, experiencias y sentimientos de los protagonistas del asesinato. Ya se conoce la víctima y los asesinos. Así que el jugo de la novela no es tanto el misterio, que también, sino deleitarse con la narración que hace esta joven autora mexicana de las vidas de los tres implicados, sus consecuencias y el móvil del asesinato.
Al mismo tiempo, el narrador nos dibuja un retrato del lugar plagado de miserias. A la Bruja le tenían miedo y respeto, tenía mala fama y había una leyenda que decía que albergaba en su casa un tesoro valiosísimo, aunque ella vistiera con harapos y viviera en una casa deplorable. La narración hace que el lector se encoja y tema al personaje, que luego no resulta tan maligno, porque la historia no deriva donde creíamos.
La autora no crea un halo de terror en torno a la bruja. Qué va, no es una historia con miedo, terror ni horror. Es una historia de miseria y sordidez que, por momentos, da arcadas debido al hedor y la podredumbre tanto física como moral que emana. Y eso Fernanda Melchor lo hace, simplemente, perfecto.
Los tres implicados son Maurilio, apodado Luis Miguel por el parecido que tienen ambos en la voz cuando cantan; Munra, el conductor de la furgoneta, y Brando. Se narran las vidas de los tres. Por ejemplo, Maurilio fue abandonado por sus padres y lo crio su abuela junto a sus primas. Empezó a drogarse desde joven y se convirtió en un caso perdido. Todas ellas son vidas intrincadas de alambres y espinas que se encuentran.
En torno a ellas, múltiples temas: abuso sexual, ideas de suicidio, abortos, miseria, miedo, prostitución, drogas, borracheras, sordidez, homosexualidad, crítica religiosa, maternidad, crítica a la corrupción y la violencia policiales y a la situación inmunda de aquellas cárceles. La narración no tiene ni un punto y aparte, algo que detesto tal y como dije en "Crematorio", de Rafael Chirbes.
Sin embargo, la narración es tan perfecta que supera todos los pormenores negativos y ha conseguido que puntúe este libro con la nota máxima, que son cinco estrellas, en Goodreads. Pese a no haber ni un punto y aparte, la autora enlaza la narración de tal modo que no resulta nada pesada, sino muy atractiva, aunque cuesta coger oxígeno. El lector devora las palabras y quiere seguir leyendo y saber más.
Al final el lector establece una relación con los personajes, empatiza con ellos y crea sus propios sentimientos en torno a ellos. Por ejemplo, yo sentí una emoción neutra de misterio hacia la Bruja, lástima e impotencia por Yesenia, pena por Norma. al principio también sentí pena y admiración por la abuela de Maurilio, pero finalmente sentí un odio iracundo hacia ella por su cerrazón a ver la actitud dañina de su nieto, pese al amor de abuela que pueda argumentar.
Con un lenguaje coloquial y, en muchos momentos, vulgar, esta novela adopta la magnitud de una historia grandiosa donde la presencia de numerosos insultos y frases malsonantes, lejos de resultar ordinarios, dan un ritmo y una calidad extremas. La autora construye muy bien la historia, atando todos los flecos y sin que se le escape nada. Con coherencia y dibujando a unos personajes muy bien formados. Podríamos decir que, exceptuando a la Bruja, que es la asesinada, Maurilio es el personaje más destacable de esta novela coral. Es un libro de digestión lenta que requiere un estómago fuerte, una obra de imaginería colosal y deslumbrante.
Según se nos dice al principio, este libro está basado en un cuento popular. En esta novela pasan demasiadas cosas, imposible nombrarlas todas, se me escapan mil detalles, y no es para menos. Es una novela completísima, llena de matices. Esta es, quizás, la novela más sórdida que he leído en mucho tiempo. Es indescriptible todo lo demás que ocurre en estas páginas, hay que leerlo para entenderlo todo. La narración y la historia forman un tándem que, gracias a la pluma de Melchor, se convierte en una historia triste, pero al mismo tiempo bellísima que el lector tiene la suerte de poder disfrutar. Vaya historia…
Como aspectos negativos, he de decir que el diseño de cubierta podría ser mejor, porque apenas atrae ni resuelve nada. El título, sin embargo, sí es sugerente y tiene relación con un elemento de la historia.
Autora de otros libros como "Aquí no es Miami" o "Falsa liebre", Fernanda Melchor ha entrado de lleno con esta novela en el panorama literario en español. Se ha convertido en uno de mis libros favoritos y me atrevería a decir que, si sigue escribiendo así, nadie la descarte para el Nobel dentro de algunos lustros.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Paloma
 27 diciembre 2021
Qué tremendo descubrimiento ha sido la narrativa de Fernanda Melchor y qué pena que tardé tanto en leerla. Han transcurrido ya un par de semanas meses desde que terminé Temporada de huracanes y hay muchos aspectos del libro en los que sigo pensando porque me parecen maravillosos.
Para empezar, es un libro que me ha sorprendido de una manera brutal porque ha cambiado ciertos parámetros que tenía como lectora. Para ello, he de reconocer (y no me siento orgullosa de ello ni lo digo solo por disentir) que no disfruto mucho del arte mexicano más contemporáneo, en particular todo aquel que refleja tal cual la realidad del país –una realidad violenta, brutal, inmisericorde y terriblemente injusta. Y no es porque no quiera ver la realidad en el arte, sino al contrario, porque es una realidad que vivo día con día y de la que tengo plena conciencia, entonces no busco en el arte, otro recordatorio de lo que veo de forma cotidiana. Por otra parte, tengo la impresión que muchas veces esa realidad se usa (y sobre todo en el cine) tan constantemente que en algún momento pierde su efectividad como recurso artístico y se torna en algo gratuito.
Ahora bien, antes de empezar esta novela tenía miedo que no fuera a disfrutar del libro, porque había leído reseñas de que era cruda y brutal. Y vaya que lo es. Temporada de huracanes es la historia de una comunidad en Veracruz (que puede ser cualquier lugar en México, o en Centroamérica o el mundo), en donde existe corrupción, prejuicios, odios y violencia familiar, alcoholismo, drogadicción y mucho abandono. La narración comienza con un asesinato, el de la Bruja, personaje que de entrada parece sobrenatural pero resulta ser el personaje diferente que en cualquier pueblo es visto como algo raro y por tanto, temido. Este es el punto de partida de las historias de una serie de personajes, jóvenes en su mayoría, que viven en una comunidad pobre, brutal, llena de desesperanza y con un futuro sin posibilidades que los lleva a cometer acciones terribles. Es el retrato de un México ignorante, familiarizado con la violencia, con la sangre, con la discriminación, la misoginia, con el abuso de poder e impotente ante una realidad que muchas veces nos rebasa y nos deja indefensos.
Lo que me sorprendió de la prosa de Melchor, y que temía por lo mencionado en cuanto al exceso de violencia es que cada elemento, cada situación terrible que se presente, no tiene la intención de ser aleccionadora pero tampoco gratuita: no usa malas palabras por el hecho de hacerlo. Incluso las escenas sexuales que son explícitas y brutales me parece que no sobran ni se exageran –son parte de una narrativa tremendamente bien construida, necesaria para la trama. En ello, fue sorprendente para mí darme cuenta que muchos de los escenarios me resultaron familiares: más allá de la violencia diaria del país, también encontré elementos dolorosos como esta sociedad patriarcal terrible en la que vivimos (una de las protagonistas es maltratada por su abuela por ser mujer), los prejuicios que nos hacen suponer que cualquier persona distinta “está endemoniada”, entre otras cosas. Crecí en una ciudad muy pequeña en el norte de México y me impactó reencontrarme con estos escenarios que creía propios de mi infancia y sobre los cuáles no había reflexionado.
Me siguen faltando palabras para describir todo lo que esta obra de Melchor me provocó, y con ello sé que definitivamente releeré este libro.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
Merysg3
 11 mayo 2022
La definición de Temporada de huracanes: BRUTAL. Un libro con el que te ahogas, literal, porque la autora no te deja respirar con su estilo narrativo. Un libro sin diálogos, sin párrafos, todo seguido y frases eternas que ocupan páginas enteras en las que solo las comas se llevan el protagonismo. Quizás se podría encasillar esta narración en la técnica literaria del “stream of consciousness” (flujo de la conciencia en español, creo) en las que los autores pretenden expresar toda una vorágine de pensamientos intentando imitar lo que sucede en la mente de una persona. Estos pensamientos, escenas y recuerdos se entremezclan hasta el punto de que puede llegar a ser una lectura confusa. Sin embargo, siento que Fernanda Melchor ha utilizado esta técnica siendo muy consciente de lo que hacía ya que la forma en la que este libro está escrito casa muy bien con lo que quiere reflejar.
Temporada de huracanes es una historia arrolladora, asfixiante, con un ambiente opresivo, violento. Sus páginas denotan intensidad, vulgaridad y desolación. Para mí, es un libro sobre la decadencia humana ambientando en un lugar inhóspito, inseguro y espeluznante en el que reina la pobreza, la maldad, las drogas, la prostitución, etc. Con esta historia descubrimos lo ruin que pueden llegar a ser las personas y como, a veces, es imposible salir de ese huracán que arrasa con todo. Definitivamente, no es un libro para todo el mundo. Yo he tenido que parar en algunas ocasiones porque me era imposible leer tanta morbosidad y mezquindad juntas, pero difícilmente un libro te hace sentir así y por eso, aunque sea una historia sumamente desagradable, creo que se merece sus 5 estrellas.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
cobooks
 19 octubre 2021
Difícil. Difícil reseñar Temporada de huracanes. Un libro duro, desagradable, con un estilo muy marcado, pero a pesar de todo, un libro para enmarcar.
Temporada de huracanes es un libro escrito por la joven autora mexicana Fernanda Melchor, una de las narradora latinoamericanas más destacadas de la actualidad. Y no es para menos, ya que esta novela consiguió ser finalista del Booker Internacional en 2020 y ha sido traducida a mas de una treintena de países, una bestialidad.
Fernanda Melchor es una escritora con un estilo propio. En esta novela, dónde no hay ningún punto y aparte, e igual alguna frase te encuentras que más del 80% de las palabras son palabras malsonantes, la autora mexicana consigue una narración que es toda una revolución para el lector que se adentra en sus páginas. Es un huracán, un huracán literario en el que acabas metido y no puedes salir. Y es que Fernanda nos cuenta esta historia de forma circular, como si fuese un huracán, dando vueltas siempre sobre el mismo punto. Y es que hay un hecho con el que se inicia la novela y cada uno de los capítulos pasan por ese hecho, nos cuentan lo que paso antes de llegar a eso y lo que paso después. Muchas veces desearías quedarte en el ojo del huracán, implorando un poco de calma en este ritmo tan frenético, pero con su estilo agresivo, su desagradable escenografía y su lenguaje hosco, hace que te veas arrastrado a ese huracán constantemente y no puedas salir de él.
Es una novela claramente de personajes. Una novela coral donde cada uno de los personajes implicados en esta historia, toma la palabra en cada uno de los capítulos de la novela. La historia se desarrolla en La Matosa, una localidad inventada que basada en su Veracruz natal, trae a escena la violencia, la prostitución, la homofobia y sobre todo la brujería tan propia de esta zona de México.
Es un libro no apto para todos los lectores. Hay ciertas partes que a mi se me hicieron desagradables en extremo, pero el libro merece mucho la pena. Es una denuncia social clara, ya que muchos de estos hechos están basados en hechos reales.
Yo voy a seguir con la autora, porque a pesar de su exigencia, tengo claro que es una autora diferente, y a mi me gusta lo diferente.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
Citas y frases (24) Ver más Añadir cita
DiemDiem16 julio 2021
¿Por qué mejor no los entierra parados?, sugirió el güero, arrojando la colilla al fondo de la fosa. El pendejo lo decía en broma, pero el Abuelo sabía que aquello nunca funcionaba. Daban mucha guerra si no estaban acostaditos, bien acomodados el uno sobre el otro. Ellos mismos se sentían incómodos y se removían y la gente no podía olvidarlos y ellos se quedaban atrapados en este mundo y luego andaban haciendo desfiguros, dando tumbos por entre las sepulturas, espantando a la gente.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         40
ciaovalentinaciaovalentina25 octubre 2020
Le decían la Bruja, igual que a su madre: la Bruja Chica cuando la vieja empezó el negocio de las curaciones y los maleficios, y la Bruja a secas cuando se quedó sola, allá por el año del deslave. Si acaso tuvo otro nombre, inscrito en un papel ajado por el paso del tiempo y los gusanos, oculto tal vez en uno de esos armarios que la vieja atiborraba de bolsas y trapos mugrientos y mechones de cabello arrancado y huesos y restos de comida, si alguna vez llegó a tener un nombre de pila y apellidos como el resto de la gente del pueblo fue algo que nadie supo nunca, ni siquiera las mujeres que visitaban la casa los viernes oyeron nunca que la llamara de otra manera. Era siempre tú, zonza, o tú, cabrona, o tú, pinche hija del diablo.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         20
DiemDiem17 julio 2021
(…) cuando lo único que el viejo había querido explicarle era la necesidad de hablarle a los cadáveres mientras los enterraba, coño; porque en su experiencia las cosas salían mejor de esa manera; porque los muertos sentían que una voz se dirigía a ellos, que les explicaba las cosas y se consolaban un poco y dejaban de chingar a los vivos.
Comentar  Me gusta         30
Landy_AparicioLandy_Aparicio31 mayo 2021
... y ellas le suplicaban que les prestara ayuda, que les hiciera los brebajes aquellos de los que las mujeres del pueblo seguían hablando, los brebajes que amarraban a los hombres y los dominaban por completo, y los que los repelían para siempre jamás, y los que se limitaban a borrar su recuerdo, y aquellos que concentraban el daño en la simiente que esos cabrones les habían pegado en los vientres antes de huirse en sus camiones, y aquellos otros, todavía más fuertes, que supuestamente liberaban los corazones de los resplandores fatuos del suicidio.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
DiemDiem17 julio 2021
Había que calmarlos primero, hacerles ver que no había razón alguna para tener miedo, que el sufrimiento de la vida ya había concluido y que la oscuridad no tardaría en disiparse.
Comentar  Me gusta         50
Videos de Fernanda Melchor (5) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Fernanda Melchor
Las novelas ‘Páradais', de la mexicana Fernanda Melchor (publicada por Random House), y ‘Elena sabe', de la argentina Claudia Piñeiro (publicada por Alfaguara), fueron seleccionadas en la "lista larga" del International Booker Prize, que distingue a las mejores ficciones traducidas al inglés. El o la ganadora del premio dotado con 50.000 libras -que se divide en partes igual entre autor y traductor- se conocerá el próximo 26 de mayo.
ENCUÉNTRANOS: https://www.facebook.com/ZonaLiteratura https://twitter.com/ghmayares
#FernandaMelchor #ClaudiaPiñeiro
otros libros clasificados: literatura mexicanaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea





Test Ver más

Escritores latinoamericanos ¿Quién es el autor?

Como agua para chocolate

Laura Esquivel
Isabel Allende
Gabriela Mistral

15 preguntas
112 lectores participarón
Thèmes : literatura latinoamericanaCrear un test sobre este libro