InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8408214101
Editorial: Planeta (01/10/2019)

Calificación promedio : 3.8/5 (sobre 53 calificaciones)
Resumen:
Como una mañana cualquiera, Rachel deja a su hija en la parada del autobús. Pero una llamada de un número desconocido lo cambia todo: una mujer le informa que tiene a Kylie secuestrada y que, si quiere verla de nuevo, deberá seguir sus instrucciones al pie de la letra: primero, pagar un rescate; segundo, secuestrar a otro niño. Quien llama es también una madre cuyo hijo ha sido secuestrado, y si Rachel no cumple con las reglas, el niño morirá, y su hija también.
>Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (44) Ver más Añadir una crítica
patriciamiranda782
 27 mayo 2020
Lo peor que le puede pasar a alguien es que le suceda algo a sus hijos. Afirma el irlandés Adrian McKinty que se ha convertido en unos de los fenómenos de la novela negra contemporánea.
La cadena es un thriller donde secuestrar al hijo de otro es la única opción para salvar al tuyo. Desde ese punto de partida, el autor te atrapa y con una magistral jugada psicológica. Con un “hagamos de cuenta que” articulado con maestría, MacKinty te pone dentro de esa cadena de la que será muy difícil salir. Lo es para los protagonistas de la historia pero lo más asombroso es que consigue que lo sea también para el lector.
Consecuente con mi costumbre de no spoilear una trama porque sería tonto y solo lograría alejarte de su lectura, simplemente puedo afirmar que es inevitable ponerse en la piel de Rachel, su protagonista, y plantearse la posibilidad extrema de salvar a tu hijo y convertirte en un demonio o ser consecuente con tu humanidad y dejar que las cosas corran y se acomoden sin involucrarte. Imposible porque como afirma el autor no puedes mantenerte al margen cuando la vida de tus hijos corre peligro.
El argumento es sencillo, la trama se convierte en una verdadera tela de araña donde incluso estamos esperando que suene el celular para advertirnos que hemos pasado a formar parte de la Cadena.
A pesar de ser su primer libro, McKinty es sin duda un hábil lector que sabe poner en práctica mecanismos que siempre han dado en la tecla al funcionar perfectamente como gancho para el lector. El autor entiende que la mejor forma de entrar en una historia es sintiéndonos parte de ella. Así, logra introducirnos en la atmósfera de los hechos de manera normal, quebrando la rutina de un día cualquiera.
Una mañana como otra cualquiera, Rachel Klein deja a su hija en la parada del autobús, camino del colegio. Minutos después, una llamada con número oculto hace que su vida dé un vuelco: una mujer le informa de que ha secuestrado a su hija Kylie y, que si quiere verla de nuevo, deberá seguir exactamente sus instrucciones: primero, pagar un rescate; segundo, secuestrar a otro niño. de este modo, Rachel pasa a formar parte de la Cadena, un mecanismo que convierte a padres de familia en víctimas a la vez que en criminales y que está haciendo a alguien muy rico en el proceso. Y para asegurar la fortaleza de esa cadena que no desatiende el engarce entre un eslabón y otro, Rachel recibe otra llamada: una madre cuyo hijo ha sido raptado inmediatamente antes de Kylie le asegura que si Rachel no cumple las reglas, el niño morirá, y Kylie también.
Alabada por The New York Times y The Guardian, ha conquistado además a pesos pesados del género como Stephen King, Don Winslow o David Lagercrantz, entre otros. Para McKinty, su novela La Cadena o más bien la idea de la historia se fue materializando poco a poco y surge según el mismo autor ha dicho “…de las aterradoras cartas en cadena que recibíamos en Irlanda cuando éramos niños y me pregunté cómo serían en 2019. Después pensé, ¿podrían ser todavía más aterradoras? ¡Y cuanto más terrorífico me imaginaba el libro, más quería escribirlo!”
La protagonista indiscutible es Rachel, la madre de Kylie, una mujer acosada por un cáncer terminal que de repente cambia el foco de atención al peligro de su vida por un peligro aún más traumático y conmovedor: la muerte de su hija.
Para ser franca y si bien la trama fagocita al lector, no he podido dejar de prestar atención a otras cuestiones técnicas de importancia en cualquier historia como es la evolución los personajes, en este caso la de este personaje femenino que crece en potencia y que de manera axiomática madura exponencialmente de un capítulo al otro.
La intensa focalización que logra el autor desde este personaje es sin duda un acierto técnico, la idea de McKinty es que por un momento, por el breve momento en que dura la lectura seamos Rachel.
Pero sería un vórtice casi sin sentido si no atendiera otras cuestiones por eso, el otro punto de vista, el de Kylie es fundamental y alternando entre la focalización desde una y desde la otra, armando así una nueva Cadena la del amor entre madre e hija entre hija y madre el autor logra el sustento psicológico de una trama impecable.
El desenlace es no tan imprevisto como categórico deja en claro que el bien y el mal, entablen la lucha que entablaren, y más allá de los resultados obtenidos, es una batalla ad eternum que puede sorprendernos cuando menos nos demos cuenta pero de la cual nunca podremos mantenernos al margen.
https://www.taller-palabras.com/WordPress_05/?p=3040


Enlace: https://www.taller-palabras...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         60
Nedyah
 05 noviembre 2019
La Cadena despertó mi interés en cuanto leí la sinopsis. Un thriller muy original y sorprendente que me recordó en un principio a las típicas cartas y correos electrónicos que recibía cuando era adolescentes en las que te pedían que reenviases el mensaje a tantas personas en el plazo de tantos días u horas para no romper la cadena y evitar que te sucediese algo malo. Seguro que much@s os acordáis de estos mensajes y habremos respondido a unos tantos, e ignorados otros cuantos xD. Y, como descubrí conforme iba leyendo la novela, y posteriormente en las notas de autor, Adrian McKinty basó la idea inicial de esta thriller en esos mensajes en cadena, dándole una vuelta de tuerca y enlazándola con una historia real basada en secuestros de cárteles mexicanos donde secuestraban al eslabón más débil de una familia y otro miembro de la misma podía ofrecerse como intercambio para salvar ese ser querido. La verdad es que esa mezcla de ficción y realidad pone la piel de gallina y el autor ha sabido desarrollar una novela adictiva, ingeniosa y sorprendente.
Kylie es una adolescente que, como cualquier otro día escolar, espera en la parada de autobús para ir al instituto. Allí, sin tiempo a reaccionar, es abordada por dos desconocidos, un hombre y una mujer con pasamontañas que, a punta de pistola, la fuerzan a entrar en su vehículo. Poco después, y de camino a su cita con el oncólogo, temiendo que su cáncer se haya vuelto a reproducir, Rachel, recibe una llamada informándole de que su hija ha sido secuestrada y que, para recuperarla, tiene que seguir La Cadena: si quiere recuperar a su hija debe depositar una cuantiosa suma de dinero en una cuenta de bitcoins y secuestrar a otro niño. Y así, Rachel se ve arrastrada a convertirse en víctima, cómplice y culpable, debiendo obedecer a La Cadena, que vigila todos sus pasos, y cumplir a raja tabla sus condiciones, descubriendo en el camino que los eslabones de la Cadena se remontan muchos años atrás y que la pareja que ha secuestrado a su hija ansía, al mismo tiempo, recuperar a su hijo, secuestrado por una pareja previa a ellos. ¿Qué ocurrirá? ¿Será Rachel capaz de enfrentarse a todo sola? ¿Tendrá el valor de secuestrar al hijo de otra persona? ¿Logrará recuperar a su hija con vida?
«Ahora formas parte de la Cadena. La Cadena se protege a sí misma.». Esa frase es una de las más repetidas a lo largo de la novela y, también, la más verídica y que pone los pelos de punta. Una organización secreta que se protege a sí misma volviendo cómplices y culpables a los propios elegidos para continuar la cadena. ¿Qué padre no estaría dispuesto a lo que sea por recuperar a su hijo sano y salvo? La Cadena atrapa por los dilemas éticos y morales de una protagonista que se ve forzada a cometer una serie de actos delictivos para salvar a un ser querido, poniéndola en el límite de sus cuestiones morales y valores.
Rachel es un personaje identificable y con el que es fácil empatizar, al preguntarnos qué haríamos nosotros de vernos ante una situación similar. Hay momentos en los que la situación le sobrepasa, pensando en pedir ayuda a su exmarido, pero el miedo a represalias por parte de la Cadena, desconociendo hasta dónde alcanzan sus tentáculos, es una constante en todos y cada uno de sus pasos. Por suerte, La Cadena le permite contar con la asistencia de su excuñado, Pete, un militar retirado que, con sus propios problemas personales, no duda en hacer todo lo que esté en su mano para recuperar a su sobrina sana y salva. Rachel es una protagonista que me ha gustado mucho. Una mujer más valiente de lo que se imagina y con una entereza que sobrecoge pues, aún con el miedo constante de tener a La Cadena respirando sobre la nuca, y luchando contra una enfermedad que no le da tregua, encuentra la fortaleza para seguir adelante, para proteger a su hija y a su familia e impedir que La Cadena siga creando eslabones.
Tenemos a más personajes como Pete, Kylie, Stuart, Marty, Ginger,... pero no voy a desvelar nada de ellos para que os vayáis sorprendiendo conforme avanza la historia. Rachel es la protagonista por excelencia pero el resto de personajes también tienen su peso en la historia y todos son indispensables en diferentes aspectos de la trama.
Pero la trama no queda únicamente en mostrarnos el sufrimiento de una madre por salvar a su hija y continuar con La Cadena. En la segunda mitad de la novela nos encontramos con la otra cara de la moneda y descubriremos los inicios de la Cadena. En un principio desconoceremos la identidad de los individuos que manejan los hilos pero, poco a poco, iremos atando cabos y nos sorprenderá muchísimo el resultado. En esta segunda parte nos adentramos en la mentalidad de los líderes de la Cadena y qué les llevó a idear una organización así. Sorprende mucho la psique humana y el entramado siniestro y de locura que no se percibe a simple vista.
Adrian McKinty ha desarrollado un thriller trepidante, con una trama original y que pone los pelos de punta. La trama está muy bien desarrollada y todas nuestras preguntas obtienen su respuesta al final de la historia. Una novela que atrapa por el juego entre realidad y ficción, haciendo uso de los conocidos mensajes en cadena para darle una vuelta de tuerca y recrear un escenario de delitos y secuestros sobrecogedor y sorprendente. Como curiosidad, la novela tendrá su versión cinematográfica de la mano de Paramount Pictures.
En resumen, 'La Cadena' es un thriller trepidante, con una trama de lo más original, sorprendente y sobrecogedora que pone los pelos de punta. Una novela que atrapa por el juego entre realidad y ficción, haciendo uso de los conocidos mensajes en cadena para darle una vuelta de tuerca y recrear un escenario de delitos, secuestros y terror constante que empapa en el lector. Dilemas éticos y morales que aumentan la tensión y el estrés y que hacen que te preguntes: ¿Qué harías tú en el lugar de la protagonista? Totalmente recomendable.

Enlace: https://eraseunlibro.blogspo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
martaclemot
 30 enero 2020
Este libro necesita un cinturón de seguridad porque despega a cierta velocidad. Los primeros capítulos son impactantes y el principio de The Chain es completamente único y profundamente inquietante. Rachel Klein es una madre soltera divorciada, con una hija de 13 años, Kylie. Acaba de ser nombrada para un nuevo trabajo y espera que su vida pueda dar un paso adelante, especialmente con su batalla contra el cáncer de seno en remisión durante un año. Entonces el horror definitivo está a punto de desarrollarse.
"Dos cosas que debes recordar", dice una voz a través de algún tipo de máquina de distorsión del habla. “Número uno: no eres el primero y ciertamente no serás el último. Número dos: recuerda, no se trata del dinero, se trata de The Chain ".
El extraño explica que Kylie ha sido secuestrada y que habrá una llamada en breve para la que debe estar lista. La segunda llamada proviene de una mujer ansiosa que explica que hay una serie de partes e instrucciones que deben seguirse exactamente o Kylie muere. Primero Rachel debe pagar veinticinco mil dólares en rescate a través de un intercambio de bitcoins en la web oscura o Kylie muere. Para la segunda parte, la mujer explica que ha secuestrado a Kylie para que su hijo pueda ser liberado. Su instrucción es secuestrar a alguien para reemplazar a su hija en The Chain, o Kylie muere. Si Rachel rompe las reglas, su hija morirá y los secuestradores se moverán a otro objetivo o su propio hijo morirá. Qué concepto tan aterrador: estaba aturdido e impresionado, conmocionado y fascinado y asustado.
El terror que acelera el corazón se cierne constantemente y el miedo absoluto a fallar impulsa a los miembros de la familia hacia adelante. También deben enfrentar la angustiosa tarea de llevar a cabo esto en otro niño y su familia. La cadena siempre vigilante aprobará los objetivos porque deben creer que las familias estarán totalmente comprometidas con la tarea y no romperán una de las reglas fundamentales al contactar a la policía. ¡Se trata de la cadena! La diversidad de personalidades es impresionante y el conflicto emocional que Rachel tiene entre tratar de rescatar a su propio hijo y no desear dañar a otro se maneja de manera excelente. Observamos la transición maravillosamente elaborada de ser una víctima a un criminal. No hay escapatoria de la decisión, no hay salida fácil, tendrá que aceptar las consecuencias.
Esta es una trama tan perversa, que se desarrolla magistralmente incorporando la angustia, los giros y los pasos frenéticos y terroríficos que Rachel debe enfrentar. No todo va según lo planeado y los errores y desafíos se sienten reales y aumentan la angustia. Rachel eventualmente considera no solo salvar a su hija, sino también cómo puede hacer otra transición al castigador y destruir The Chain. Podemos argumentar que se trata de prevenir un sufrimiento indecible para otras familias, pero en realidad se trata de venganza, cierre y eliminación de una amenaza.
Adrian McKinty es un autor de mi ciudad natal, pero este es el primer libro suyo que he leído; no será el último, me enorgullece decir. Lo notable de esta novela es el ritmo y el contenido que proviene de cada página de morderse las uñas. Recomiendo encarecidamente este libro y me gustaría agradecer a Orion Publishing Group y NetGalley por proporcionarme una copia ARC a cambio de una revisión honesta.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
sanhezped
 08 octubre 2019
La cadena es un thriller de esos que enganchan desde el primer momento y te tienen en vilo hasta la última página. Tiene como protagonista a una mujer aparentemente normal, que tiene que enfrentarse a una serie de hechos y pruebas que le harán poner a prueba hasta dónde es capaz de llegar por una hija.
No es que ella sea cobarde, porque no lo es. de hecho acaba de enfrentarse a un cáncer y a un divorcio y ha seguido adelante. Lo cual no quiere decir que su lucha haya terminado, porque su doctora la cita con urgencia en la clínica. Justamente cuando se dirige a la clínica a su consulta, es cuando recibe una llamada en la que le comunican que han secuestrado a su hija. Lo de menos es el fuerte rescate que tendrá que pagar si quiere que sea liberada con vida. Lo peor es que acaba de entrar a formar parte de la cadena.
Me imagino que todos habréis recibido alguna vez algún correo (ahora con internet es mucho más sencillo, en el que se te conmina a seguir una cadena escribiendo un correo repitiendo el mensaje para que este se propale, bien parar recibir a cambio supuestos beneficios materiales o espirituales, bajo la amenaza de supuestos males para aquel que rompa la cadena.
Pues de eso va la cosa con esta “cadena”. No sólo has de pagar un rescate, sino que a su vez has de secuestrar a alguien más para que continúe la cadena. Tu hijo será liberado no cuando pagues el rescate, sino cuando lo haga aquel al que tú has secuestrado. Y ay de ti y de tu hijo si decides acudir a la policía o a las fuerzas de seguridad o no pagar o no seguir la cadena, porque entonces tanto él como tú, como tu familia podéis pagar con la vida las consecuencias.
¿Maquiavélico, no? Pues en eso es en lo que se ve envuelta Rachel, la protagonista de esta novela, en la necesidad de conseguir un dinero que no tiene y en además llevar adelante un secuestro e infligir el mismo dolor que ella está sintiendo, a otra familia.
Un thriller como podéis haber visto por la trama y por lo poco que he contado, de esos que enganchan y te mantienen en vilo. Eso es lo que promete y lo cierto es que lo cumple. Pero no es menos cierto que es una novela que a mí por lo menos, me ha dejado con un regusto amargo en la boca, porque nos muestra el lado oscuro de la humanidad, de lo que podemos ser capaces de llegar a hacer, por más que sea en aras de un bien ineludible para nosotros como es el defender a nuestra familia.
A principios de año leí un thriller español, El abrazo del monstruo de Félix J. Palma, en el que el protagonista de la novela tenía que someterse a una serie de pruebas si quería a recuperar con vida a su hija. Una serie de pruebas degradantes o muy dolorosas que ponían a prueba hasta dónde era capaz de llegar para recuperar a su hija.
La diferencia entre una novela y otra, es que por más duras que fueran esas pruebas, solo sería una lucha contra sí mismo, contra sus miedos y terrores, pero en ningún momento tenía que traspasar unos límites morales, esa línea roja que separa lo que está bien de lo que está mal.
No tendría que hacer mal a nadie que no fuera él mismo. En cambio, en La cadena, ha de infligir a los demás el mismo mal que está sufriendo. No es tanto si será capaz o no de llevar a cabo con éxito un secuestro, sino el hecho mismo de llevarlo a cabo. No es tanto el hecho de cometer un delito, sino el de hacerlo a sabiendas del mucho dolor que va a provocar, el mismo que ella siente a los demás.
¿Serías tú capaz por salvar la vida de tu hijo de secuestrar o incluso matar a gente inocente? Esa es en el fondo la pregunta que nos plantea esta novela. Como véis muy desasosegante.
Enlace: http://www.elbuhoentrelibros..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
elrincondelharlequin
 31 diciembre 2019

Antes de nada quiero agradecer a Babelio y a la editorial Planeta el envío de este ejemplar.
Conocía este libro debido a las buenas críticas que tuvo cuando salió a la venta, pero nunca supe realmente de qué trataba la historia. En el momento en que tuve la oportunidad de leerlo, gracias a la masa crítica de Babelio, lo solicité sin dudarlo. Tenía curiosidad de saber qué tipo de historia sería la que mantuvo en vilo a tantas personas.
Y después de leerlo, tengo que decir que la historia me ha sorprendido más de lo que pensaba en un principio. Y eso que iba con muchas expectativas. Hace tiempo que no pasaba por mis manos un thriller tan adictivo, hasta el punto que no he podido soltarlo prácticamente en ningún momento.
Nada más empezar a leer conoceremos a Rachel. Rachel es una mujer que lo ha pasado realmente mal. Primero fue un divorcio, luego el paro y finalmente un cáncer. Se podría decir que la vida no le ha sonreído mucho.
Actualmente y después de unos años de lucha, todo ha vuelto, poco a poco, a la normalidad. Acercándose a ser como era antes. Su enfermedad está controlada y hoy mismo va a comenzar un nuevo trabajo donde siempre quiso, una escuela.
Pero quién le iba a decir que a la vuelta de la esquina todavía la esperaba otra prueba. de repente, Rachel recibirá la llamada de una mujer que dice tener a su hija Kylie. Ha sido secuestrada.
¿Qué pasaría si la única forma de salvar a su hija fuese secuestrar a otra persona? ¿Qué tipo de cosas estaría dispuesta a hacer una madre por su hija?
Hasta aquí os puedo contar para saber más tendréis que leer el resto de la historia.
Como os comentaba más arriba la historia me ha parecido muy adictiva. Nuestro autor jugará mucho con la idea de qué tipo de cosas seríamos capaces de hacer por un ser querido. Es imposible no meternos en la piel de Rachel ya que enseguida te imaginas que hubiese pasado si hubieras sido tú el que estuviera en su pellejo.
La historia estará narrada en varias voces, lo que en mi opinión le ha dado más realismo, velocidad y dinamismo a la trama. Podremos vivir la historia desde el punto de vista de varios personajes. Rachel, Kylie o incluso desde la persona que está detrás de “La cadena”.
Pasaremos los capítulos súper rápido. Prácticamente, nos durarán un suspiro. Y cada vez querremos saber más y más. Constantemente estaremos pensando si nuestros personajes serán capaces de seguir adelante, si habrán dado o no los pasos correctos.
Sobre la temática, creo que es un poco loca e incluso macabra. Ya que pensar que existe una organización que se aprovecha del sufrimiento de la gente, utilizando a las mismas víctimas como mano de obra para cubrirse las espaldas, hace que me den escalofríos de hasta dónde puede llegar una persona por dinero.
Sobre los personajes, decir que me ha sorprendido mucho Rachel. Es una mujer fuerte y luchadora. Comparándola desde el principio del libro hasta el final, creo que es la que ha sufrido el mayor cambio. Ha logrado transmitirme un montón de emociones. Pero sobre todo esa tensión y ese miedo de saber que estás haciendo algo que no es correcto, pero sabes que debes hacerlo si quieres que ese ser querido pueda volver a casa.
Sobre Kylie, podremos ver a una chica fuerte e inteligente pero poco a poco iremos observando el trauma que le ha generado esta situación. Me ha dado mucha pena observar, a través de este personaje, como este tipo de situaciones pueden romperte por dentro, abriéndote heridas que tal vez no se curen nunca.
En conclusión, ha sido una historia que engancha con una trama muy novedosa y original, cuya principal ventaja es que no puedes compararla con ningún libro que hayas leído antes. Más que nada, porque no lo hay. No podrás soltar el libro y estarás en constante tensión sobre las líneas que estarán dispuestos a cruzar nuestros personajes.
Os lo recomiendo si buscáis un libro para pasar una buena tarde pegado a sus páginas.
Enlace: https://elrincondelharlequin..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Citas y frases (6) Ver más Añadir cita
AlexisAlexis17 enero 2020
George Orwell se equivocaba - piensa Rachel-. En el futuro, no será el Estado el que controle a todo el mundo con un sistema generalizado de vigilancia; será la propia gente la que le haga el trabajo al Estado a base de informar a todas horas de su ubicación, intereses, gustos culinarios, restaurantes preferidos, ideas políticas y aficiones a Facebook, Twitter, Instagram y demás redes sociales. Nosotros somos nuestra propia policía secreta.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
sanhezpedsanhezped08 octubre 2019
Dos cosas que debes recordar. Número uno: no eres la primera ni serás la última. Número dos: no es solo cuestión de dinero, se trata de La cadena.
Comentar  Me gusta         20
patriciamiranda782patriciamiranda78202 mayo 2020
Dos cosas que debes recordar:
Número 1: No eres la primera ni serás la última.
Número 2: No es solo cuestión de dinero, se trata de La Cadena.
Comentar  Me gusta         10
LiveletrasloveLiveletraslove09 febrero 2020
Me acordé de lo que dijo Howard Carter cuando encontró la tumba del rey Tutankamón: .
Comentar  Me gusta         10
CarmenCarmen18 febrero 2020
Te atrae hasta la locura
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: ThrillerVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro

Otros libros de Adrian McKinty (1)Ver más




Test Ver más

¿Cuánto sabes sobre la literatura de Estados Unidos?

La leyenda de Sleepy Hollow es un relato corto de terror y romanticismo, se desarrolla en los alrededores de...

Nueva York
Londres
Chicago

10 preguntas
44 lectores participarón
Thèmes : literatura norteamericanaCrear un test sobre este libro
{* *}