InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de macbeth


macbeth
22 enero 2019
Una novela extraordinaria. Esta vez, Ian McEwan nos sorprende con una narración que a primera vista parece trivial. Se trata de la relación entre una chica de clase media alta, Florence, y un chico de clase media baja, Edward. Ella no necesita trabajar, se dedica por puro gusto a la música. Él es licenciado en historia y fantasea con escribir una colección de libros sobre la edad media, aunque termina aceptando trabajar como viajante para el adinerado padre de Florence. La noche de bodas en la zona de Chesil Beach ocurre un incidente sexual que desencadena la ruptura. El incidente puede ser un escándalo para un lector pacato (o para un británico promedio de 1962) y trivial para un lector actual. Si la lectura se queda en este nivel, la novela parece ser mala, un lugar común producto de una sensibilidad poco cultivada. En cambio, si nos dejamos llevar por McEwan hasta sus profundidades habituales nos encontramos con una narración poderosa, casi feroz, tan inteligente como pasional. Es decir, una lectura atenta se desliza de lo prosaico a lo sublime, de lo apolíneo a lo dionisíaco. En mi opinión, esta novela trata sobre la fragilidad de las relaciones afectivas, sobre la fragilidad del ser humano. McEwan parece obsesionado por mostrar que nuestra fragilidad para relacionarnos con otras personas es desconcertante, invisible, absurda y monstruosa. Tanto en su forma como en sus temas opino que se dejan percibir en McEwan las influencias directas o tácitas de Franz Kafka (la monstruosidad ubicua), Philip Roth (la sexualidad como clave para comprender al ser humano), Saul Bellow (la naturalidad, la fluidez de la escritura), Virginia Woolf (el lirismo), John Updike (el pasaje invisible de lo trivial a lo complejo) y Arthur Schopenhauer (la obsesión por comprender la monstruosidad absurda en la vida humana). Creo que Chesil Beach es una obra maestra porque transita con una naturalidad lírica muy infrecuente por lo psicológico, lo sociológico, lo histórico y lo político para pensar la fragilidad humana. Sin darnos cuenta al principio, al avanzar la lectura vamos descubriendo que el invencible monstruo de la fragilidad vive en todos esos niveles. Sin embargo, la belleza de la prosa de McEwan no es pesimista. Creo que una especie muy rara de tristeza luminosa y esperanzada es el motor de la narración, que siempre queda abierta. Opino que Chesil Beach es una novela genial, una rara especie de tragedia moderna, de esas que nos iluminan siempre más en cada nueva lectura.
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}