InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8466659331
Editorial: Nova (22/06/2016)

Calificación promedio : 4.25/5 (sobre 4 calificaciones)
Resumen:
Una nueva forma de vivir, mil formas de morir. Primera entrega de la trilogía de ciencia ficción «Luna». LA LUNA QUIERE MATARTE. Y TIENE MIL FORMAS DE CONSEGUIRLO. La gélida acritud del vacío. La letal lluvia radiactiva. El polvo que la recubre, tan viejo como la Tierra. La creciente debilidad de los huesos... O puedes quedarte sin dinero para agua. O para aire. O puedes caer en desgracia con uno de los Cinco Dragones, las corporaciones que dirigen la Luna y co... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (4) Añadir una crítica
MariaT
 03 octubre 2018
La Luna quiere matarte y tiene mil formas de conseguirlo, eso dice en la portada de Luna. Luna Nueva, la grandiosa novela de Ian McDonald, y es una forma bastante buena de resumir los cientos de peligros que supone para los humanos establecer allí un hogar, porque eso es precisamente lo que ha ocurrido. Buscando los valiosos recursos que esconde el satélite, cinco familias, apodadas los dragones, han establecido en la Luna un mundo nuevo, con sus propias leyes e idiosincrasia, un lugar donde todo, absolutamente todo, es negociable.
"En la Luna no hay delitos, no hay robo, no hay asesinato. Solo hay contratos y negociaciones".
La novela inicia con Lucasinho Corta, el nieto mayor de Adriana Corta, la fundadora de Corta Hélio, que junto a cinco jóvenes más van a realizar una especie de rito de iniciación entre las familias de los cinco dragones, una caminata por la Luna sin ningún tipo de protección. Una acción imprudente y casi suicida en la que tienen solo 15 segundos para cruzar de una esclusa a otra, algo menos de 10 pasos antes de que la presión, la temperatura, la falta de aire y todas las condiciones de la Luna acaben con ellos de manera verdaderamente dolorosa.
En contraste con la imprudente élite lunar, tenemos a Marina Calzaghe, una recién llegada de la tierra que está sufriendo la crueldad de la sociedad lunar, pero no por elección. Sin trabajo y en un mundo en el que paga por cada inhalación, donde todos tienen un chib insertado en un ojo que les muestra a modo de contador los cuatro elementos esenciales para vivir en la Luna: agua, carbono, datos y aire, se ve obligada a vender su propia orina para conseguir los bits que le permitirían respirar un poco más. Porque en la Luna todo se recicla, desde los desperdicios hasta los cuerpos humanos al morir.
Allí, el orden social está inverso, los ricos viven abajo, y los pobres arriba, estando más cerca de los ultravioletas, los rayos cósmicos y las partículas secundarias que pueden dañar el ADN. Cada una de las familias poderosas, los dragones, vienen de diferentes lugares de la tierra y tienen su propio imperio, la sede de su empresa y sus operaciones comerciales en diferentes puntos de la Luna. El palacio de los Corta, llamado Boa Vista, se encuentra bien abajo en sus profundidades, allí Adriana Corta, la matriarca, estableció el legado de su familia, el hogar para sus hijos y nietos, pero es posible que su imperio no sobreviva, la frágil paz que se estableció con los Mackenzie, se está resquebrajando a una velocidad vertiginosa y parece que el conflicto es inevitable.
"Soy rica y poderosa. Con una palabra puedo apagar todas las luces de la Tierra y sumir el planeta en la oscuridad y el invierno. Ni siquiera pertenezco al uno por ciento; soy el uno por ciento del uno por ciento: los que abandonaron la Tierra".
Pero no es solamente la guerra con los Mackenzie lo que puede debilitar a los Corta; las ambiciones de sus propios hijos puede que acabe haciendo mucho más daño que la pelea con los otros dragones. Rafael es el hijo mayor, el subdirector general de la empresa familiar y es temperamental, pasa de la dulzura y el encanto a la cólera en pocos segundos. le sigue Lucas, el maquinador de la familia y quizás el más ambicioso de todos los Corta. Ariel es la única hija de Adriana, y decidió alejarse de la empresa familiar y trabaja como una reputada y temida abogada. Carlinhos es el encargado de trabajar en la superficie y de coordinar el trabajo de la empresa a nivel operativo, y por último tenemos a Wagner, el hijo menor y que se encuentra por algún extraño secreto apartado de su madre y de la participación activa de la empresa.
Podremos conocer a todos los Corta en profundidad, con su deseos y ambiciones, a sus hijos, fruto de alianzas con las otras familias, pues en la Luna los matrimonios, más que en ningún lugar, son contratos que se establecen con millares de cláusulas para buscar beneficios, que desencadenan conflictos que son resueltos en el Tribunal de Clavio, un lugar donde se deja claro que el exceso de leyes es perjudicial, que absolutamente todo es negociable, que una buena compensación arregla cualquier descontento y en el que elegir un juicio por combate es totalmente aceptable.
En la Luna los prejuicios sobre la sexualidad se quedaron en la tierra, allí la libertad sexual no solo se estable en los diversos tipos de contratos matrimoniales que se realizan, sino que también se ve en cosas como que en su idioma el globo, las palabras homosexual, gay o bisexual no tienen un equivalente, la gente simplemente disfruta de lo que le apetece y con quien o quienes les apetece en cualquier momento, sin importar si son del mismo sexo o no.
"Siempre habíamos pensado que el apocalipsis robótico llegaría de la mano de flotas de drones asesinos, mechas de combate del tamaño de bloques de pisos y Terminators de ojos rojos, no de una hilera de cajas de autoservicio en el supermercado de la esquina".
El mundo que crea Ian McDonald es asombroso, no solo contará con su propio idioma o con un sistema jurídico que poco o nada tienen que ver con el de la tierra, sino con toda una ambientación que es increíble; nos hace sentir el polvo lunar, el glamour de la sociedad lunar pudiente y la miseria de los que no pueden disfrutarlo. La belleza de observar la tierra llena desde el satélite, el magnetismo que tiene el peligroso paisaje Lunar y la excelente traducción de José Heisenberg (o quien o quienes se escondan bajo ese seudónimo) y la edición tan cuidada que ha traído Nova, nos hacen disfrutarlo de principio a fin.
El nivel de intrigas, los conflictos familiares, las guerras entre dinastías, los intereses ocultos, la lucha de egos y personalidades, la búsqueda constante de poder, hacen que leer a McDonald sea una delicia, pues mientras vamos descubriendo a sus personajes, siempre ansiamos más. El cambio constante de narradores hace al libro algo verdaderamente complejo y asombroso. No se preocupen si en el primer capítulo (poco más de cincuenta páginas) parece que son muchos los personajes o hay muchos términos nuevos, porque rápidamente McDonal sienta las bases de su mundo y el resto de la novela es simplemente adictivo. Dicen que es Juego de Tronos en la Luna por el nivel de intrigas, pero es mucho más, es la vida puesta en un lugar tan hostil que le da un toque aún más importante a la supervivencia. Podríamos pensar que al fundar un mundo nuevo éste podría ser un poco más utópico, pero siempre es lo más oscuro de nuestra naturaleza lo que aflora con mayor facilidad.
La capacidad para sorprender de Ian McDonald es impresionante. Con el tipo de final que te hace preguntarte cuándo podrás leer la continuación. Luna. Luna Nueva, es sin lugar a dudas una novela que dará muchísimo de que hablar y que se transformó automáticamente en lo mejor que he leído este año. Una historia donde los escenarios son deslumbrantes, con una sociedad por descubrir, con personajes por momentos odiosos, por momentos magníficos y donde nada es negro o blanco, hay infinidad de gris en la fría Luna. Así que prepárense para visitar un lugar hostil, donde las amenazas estarán donde menos lo esperan, disfruten de un viaje sin igual y cuidado con los cuchillos.
Enlace: http://inthenevernever.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Tinuwel
 15 diciembre 2017
La luna está habitada, pero no os asustéis, no hay selenitas solo terrícolas asentados en busca de recursos naturales que enviar a la devastada Tierra. Y estos terrícolas selenizados se han organizado a su manera, es decir, en cinco grandes clanes familiares que explotan recursos y ejercen el control territorial sobre la aparentemente estéril Luna. Fueron los primeros en llegar allí y no dejarán que nadie les arrebate lo que consideran suyo.
La perspectiva nos la da, sobre todo, una familia. Los Corta, el clan más joven de los cinco. A través de sus experiencias y de los recuerdos de su matriarca Adriana Corta, vemos cómo fueron los inicios de la explotación lunar y quiénes los desesperados por llegar allí para intentar mejorar su vida.
El ascenso al poder de los Corta supuso una merma de poder para los otros cuatro clanes y una reorganización muy delicada del poder. Tan delicada que se puede romper en cualquier momento y por cualquier tontería… Y vamos a ser testigos de primera fila de la rotura de ese precario equilibrio.
Con un punto de vista que va cambiando entre los miembros de la familia Corta y que al principio parece un galimatías, nos vamos integrando en esa sociedad extraña que se ha creado en la Luna donde el agua, el oxígeno, el carbono y los datos tienen un precio y si no tienes para pagar simplemente… mueres.
En la Luna solo hay una ley y es que no hay leyes, allí todo se comercia, se compra, se vende o se pacta. Todo son contratos y litigios sobre esos contratos, a veces dirimidos con armas blancas incluso, ya que no parece muy aconsejable el uso de armas de fuego en la presurizada Luna…
Es una sociedad fría, cruel y brutal en la que los Corta han conseguido el éxito y harán lo que sea para mantenerlo. Para ello entrará a formar parte de intrigas y confabulaciones a través de contratos matrimoniales, será objeto de traiciones e intentos de asesinato y a su vez devolverá con creces las mismas artimañas a sus competidores, que son todos los que no sean Corta…
Las percepciones serán muy diferentes si lo vemos a través de la matriarca del clan con ochenta años o a través de algunos de sus nietos adolescentes y niños ya nacidos en la Luna y que saben que jamás podrán volver a la Tierra. La adaptación ha sido necesaria, la supervivencia es un deber que hay que defender.
Si sois persistentes y resistís la turbiedad de sus primeros capítulos llenos de nuevos personajes en escenarios desconocidos obtendréis el premio de una lectura adictiva, llena de traición y mentira, de adaptación al entorno, de supervivencia y de amor a la familia. Estoy deseando ver cómo resuelve el autor ese final que nos ha brindado.
Enlace: https://lecturadirecta.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
librosydragones
 21 febrero 2018
Increíble. Me gustó muchísimo la primer entrega de esta saga de ciencia ficción ambientada en la Luna, y a continuación les voy a contar por qué.
Me convertí en un fan inmediato de la familia Corta. La matriarca, Adriana Corta, una mujer octogenaria oriunda de Brasil, fundó esta empresa a base de esfuerzo, ingenio y sangre, y creó una de las dinastías más ricas y poderosas de la Luna. Todos los personajes de esta familia tienen su lado oscuro, pero en general, sus motivaciones y objetivos me convencieron, y se ganaron mi admiración.

Los elementos de ciencia ficción no son demasiado complejos, me gustó muchísimo como lo integró a la sociedad, la importancia de los cuatro elementos para todos los habitantes (oxígeno, agua, carbón, datos), los Familiares (una especie de interfaz virtual, una especie de daimonion digital que los une a la red). La sociedad lunar es dura, no hay derecho civil ni derecho penal, solo derecho contractual, todo es negociable, nada está escrito en titanio.

La historia es fluida, si bien en la primera mitad me pareció más lenta, porque aún estaba asimilando los términos utilizados por el autor (toma prestadas palabras del japonés, portugués, chino, ghanés, russo, etc). El elemento sexual fue inesperado, pero en mi opinión fue un plus. En el idioma global de la Luna (una especie de inglés simplificado, en beneficio de las computadoras) no existen los términos gay, bisexual o heterosexual, los personajes son muy desinhibidos, las escenas sexuales son muy variadas.
También hay violencia, muerte, los cinco dragones pugnan por acaparar el poder.

Para terminar con esta reseña, les diré que el final es trepidante. Hay mucha acción, mucha sangre, las cosas se salen de control, estuve con el corazón en la boca durante las últimas 100 páginas, y estoy ansioso por leer la continuación, Luna de Lobos.
En conclusión, les recomiendo que lean esta novela, ya que el autor promete mucho, y espero que la saga mantenga este nivel. ¡Saludos!
Enlace: https://www.instagram.com/p/..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Jeraviz
 13 abril 2018
Recomiendo empezar a leer este libro sin haber leído ninguna reseña. Así que si todavía no lo has hecho deja de leer esto y ponte a leerla.
Digo esto porque he leído multitud de referencias relativas a este libro: que si el Juego de Tronos de la Luna, que si Dinastía, o Dune. Y claro, empiezas a leerlo con más hype que un friki en el estreno de la Amenaza Fantasma. Y claro, como les pasó a todos esos frikis, te chocas con la realidad.
En esta ocasión con un estilo narrativo muy particular, multitud de términos raros y un ritmo lento por lo que es normal sentirte decepcionado.
Pero si consigues pasar esa fase y entrar en el juego que plantea McDonald sin expectativas, es cuando a mí me empezó a enganchar llegando a incluso devorar las últimas 100 páginas. Y con ganas de más.
La profundidad de la sociedad y la ambientación que construye el autor es admirable y aunque a los personajes les falta algo de profundidad creo que es una saga con mucho futuro.
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (5) Añadir cita
TinuwelTinuwel15 diciembre 2017
Para comer había que ser más barato que una máquina. Siempre habíamos pensado que el apocalipsis robótico llegaría de la mano de flotas de drones asesinos, mechas de combate del tamaño de bloques de pisos y Terminators de ojos rojos, no de una hilera de cajas de autoservicio en el supermercado de la esquina.
Comentar  Me gusta         00
MariaTMariaT03 octubre 2018
Siempre habíamos pensado que el apocalipsis robótico llegaría de la mano de flotas de drones asesinos, mechas de combate del tamaño de bloques de pisos y Terminators de ojos rojos, no de una hilera de cajas de autoservicio en el supermercado de la esquina.
Comentar  Me gusta         00
MariaTMariaT03 octubre 2018
Soy rica y poderosa. Con una palabra puedo apagar todas las luces de la Tierra y sumir el planeta en la oscuridad y el invierno. Ni siquiera pertenezco al uno por ciento; soy el uno por ciento del uno por ciento: los que abandonaron la Tierra.
Comentar  Me gusta         00
TinuwelTinuwel15 diciembre 2017
El presente es una quimera; lo leyó de pequeño. La conciencia humana va medio segundo por detrás de cualquier decisión o experiencia. El índice se mueve inconscientemente; la mente aprueba la acción e imagina que la ha ordenado.
Comentar  Me gusta         00
MariaTMariaT03 octubre 2018
En la Luna no hay delitos, no hay robo, no hay asesinato. Solo hay contratos y negociaciones.
Comentar  Me gusta         00
Video de Ian McDonald (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Ian McDonald
Encuentro con Ian Macdonald- Celsius232
otros libros clasificados: lunaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Amor en letras

En Romeo y Julieta sus enamorados no pueden estar juntos por ser respectivamente…

Montesco y Capuleto
Montesco y Divina
Sánchez y Capuleto
Pueden estar juntos

30 preguntas
75 lectores participarón
Thèmes : romanticaCrear un test sobre este libro
{* *}