InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest

Isabel Merino Bodes (Traductor)
ISBN : 8445001191
320 páginas
Editorial: Booket (20/03/2013)

Calificación promedio : 3.7/5 (sobre 66 calificaciones)
Resumen:
En 1940 una expedición de cinco personas se internó en la infame Casa Belasco para desentrañar los misterios de la que era considerada como la casa más peligrosa del mundo. Sólo uno de ellos consiguió salir con vida.

Treinta años después, el millonario Rolf Randolph Deutsch contrata a cuatro extraños, entre ellos el único superviviente de la masacre de 1940, para demostrar la existencia de la vida después de la muerte. Para ello deberán pasar una sema... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (41) Ver más Añadir una crítica
miguaran
 18 January 2023
Nota real: 3.80.
Personalmente, soy un gran fan del sub-género de las casas embrujadas. No por nada, mi propia novela, "El Castillo de San Severino", pertenece a ese sub-género, aunque trasladado a la pampa argentina. Richard Mathison es conocido principlamente por "Soy Leyenda", aunque su obra es más extensa, y hacía tiempo que quería leerlo, pero la mayoría de sus obras no se conseguían en Argentina hasta que fueron editadas nuevamente.
En este caso, tenemos una historia arquetípica: una mansión que fue hogar de espantosos actos de crueldad y depravación y que desde entonces, ha hospedado toda clase de fenómenos paranormales. Un millonario al borde de la muerte reúne a un grupo de personas, un científico, dos médiums, y la esposa del científico, para adentrarse en la casa y resolver el misterio detrás de los fenómenos que ocurren en su interior. Mientras más tiempo pasan en la casa, más agresivos y violentos se tornan los sucesos que experimentan.
A menudo se la compara con "La Maldición de Hill House", pero las comparaciones son un tanto superficiales, porque mientras que en la primera los terrores son sutiles y ni siquiera estamos seguros si son reales, en "La casa infernal", el terror es más explícito, y en algunos casos muy cruel.
La narración ocurre a lo largo de cuatro días de finales de diciembre, y cada capítulo se separa por horas. Esto convierte la novela en muy rápida y atrapante para la lectura.
Las principales críticas provienen del hecho de que los personajes parecen bastante estereotipados para los cánones del siglo XXI. Hay que tener en cuenta que la novela fue escrita hace medio siglo. También, se puede criticar que muchos de los fenómenos que le ocurren a los personajes femeninos están hipersexualizados. Nuevamente hay que recordar la época en que fue escrita: a principios de los 70, a pesar de la revolución hippie, todavía había muchos prejuicios acerca de la sexualidad, y ni hablar de la homosexualidad, que seguía siendo un tabú.
Pero si quitamos esas dos críticas, tenemos un excelente libro para introducirse en el sub-género de las casas embrujadas.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         152
Inquilinas_Netherfield
 30 October 2020
Damos un salto en el tiempo bastante grande y avanzamos casi un siglo hasta 1971, fecha de publicación de la casa infernal. Este ha sido el año de las casas encantadas, que además es un tema que me gusta mucho en la literatura de terror pero sobre el que he leído poco en los últimos tiempos (a excepción de la maldición de Hill House, de Shirley Jackson, publicada once años antes que esta que os traigo hoy y de la que os hablé en 2017 aquí). El caso es que hacía años que estaba detrás de leer La casa infernal, pero estaba descatalogado, no tenía prisa por hacerme con una edición de segunda mano, y en fin, que por unas cosas o por otras lo he ido dejando. El año pasado Minotauro lo reeditó, y ya no había excusas.

Al anciano y millonario señor Deutsch le queda poco tiempo de vida y su última obsesión es confirmar si hay vida después de la muerte. No quiere mentiras, solo quiere la verdad, sea cual sea. Para ello ha comprado la casa Belasco, situada en el condado de Maine, comúnmente llamada la Casa Infernal por los eventos sucedidos en ella treinta años atrás, cuando un grupo de expertos se adentró en ella para averiguar el origen de los sucesos paranormales que tenían lugar en su interior, y solo uno de ellos salió con vida y muy malherido. Para esta expedición, Deutsch ha contratado a tres personas: Florence Tanner, una atractiva médium espiritualista; Benjamin Fisher, médium físico y único superviviente de la masacre de 1940; y el doctor Barrett, un físico que lleva veinte años estudiando parapsicología y que tiene su propia teoría respecto a este tipo de fenómenos. Los tres, acompañados de Edith, la mujer de Barrett, se adentran en esa casa el 21 de diciembre de 1970. ¿Cuántos saldrán con vida de ella?

A primera vista puede parecer que hay similitudes con La maldición de Hill House, pero solo en la superficie. Mientras que en la novela de Shirley Jackson había un encargado de la investigación que usaba a las otras tres personas como cobayas y no utilizaba ningún método científico (se limitaba a esperar a ver qué ocurría), en La casa infernal tenemos a un encargado de la investigación (el doctor Barrett) cuya misión es intentar encontrar una explicación científica a lo que ocurre en esa casa, para lo que se servirá, aparte de medios tecnológicos, de las habilidades y capacidades parapsicológicas de los dos médiums que le acompañan. Eso hace que la dinámica de los días que pasan allí sea totalmente distinta y que la tensión entre los personajes sea latente, porque unos quieren demostrar que sí hay espíritus que encantan la casa, y el otro quiere demostrar que eso que encanta la casa es algo muy diferente.

Otra diferencia importante es que mientras que en La maldición de Hill House es una novela muy intimista y psicológica, en la que el terror muchas veces solo está en la mente de los personajes, en La casa infernal el terror y los ataques que sufren los personajes por parte de la casa son muy explícitos, y en algunos casos muy crueles. Matheson se deja de sutilezas y todos los protagonistas de su historia reciben su particular ración de un modo u otro, pero desde luego, si hay un personaje con el que se ensaña, es el de la médium Florence Tanner, así que quedan avisados quienes no gusten de ver sufrir a un personaje.

Dejando a un lado comparaciones (que solamente hago para quienes crean que son novelas parecidas cuando en realidad tienen diferencias de base), los personajes y sus motivaciones están bien definidos para lo que se busca en una historia como esta, aunque mirados en conjunto puedan parecer un tanto estereotipados a ojos de un lector del siglo XXI (no tanto, creo yo, para un lector de hace cincuenta años). El doctor Barrett es un físico camino de los sesenta años que quiere ver culminado el trabajo de toda una vida y ganar con ello un dineral que le permitirá retirarse y vivir tranquilamente con su esposa; Florence Tanner era una actriz de Hollywood medianamente famosa hasta que se retiró para dedicarse al mundo de la parapsicología donde se ha hecho rápidamente un nombre como médium mental, y es la más abierta a la experiencia y a establecer contacto con los espíritus de la casa; Fischer, por su parte, sabe de lo que es capaz la casa (a la que sobrevivió treinta años atrás cuando era solo un adolescente de quince años), y aunque sigue siendo el médium físico más poderoso del país, lo esconde, es mucho más precavido, se protege y se cierra a cualquier intento de acceso por parte de la casa; y nos queda Edith, la esposa de Barrett, a quien acompaña por el simple hecho de que le aterroriza la soledad, y que guarda en su interior complejos e inseguridades que harán las delicias de lo que sea que se esconde entre esas paredes.

La narración avanza separada por días y, dentro de cada día, separada por horas, así que el lector es testigo casi en tiempo real de todo lo que va sucediendo en la casa, y lo cierto es que la historia da lo que promete: sucesos raros e inexplicables, el mal que se percibe hasta los huesos, poltergeists, invasión de los sueños con fines suicidas, sesiones espiritistas en las que no salen las cosas como estaban previstas y, poco a poco, ataques físicos contra los nuevos inquilinos de la casa. En cierto momento conocemos la historia de la casa y de su antiguo dueño, Belasco (eso ya daría para una novela de terror), y a todo esto se suma que Florence, que nunca ha sido otra cosa que médium mental (solo admite a los espíritus en forma de pensamiento), adquiere facultades de médium física desde el momento en que entra en la casa sin explicación alguna (los espíritus tienen acceso a su cuerpo y hacen uso de él).

Por resumir todo esto, yo diría que hay que tener en cuenta cuatro cosas a la hora de acercarse a este libro: una es que es una novela muy de su tiempo y, a finales de los 60-principios de los 70, los fenómenos paranormales ocupaban titulares (el matrimonio Warren y sus investigaciones estaban de plena actualidad en aquellos tiempos), con lo que todo lo que podía pasar en una casa encantada, aparece aquí (y cuando digo todo, digo todo); la segunda es que en esta novela el terror no se sugiere ni está implícito, sino que aparece de forma totalmente explícita y, hacia el final del libro, sin ahorrarle detalles al lector (lectores sensibles y/o miedosillos, beware); la tercera es (y, sintiendo volver a La maldición de Hill House, es algo que también pasaba en el libro de Jackson) que la casa vuelve a encontrar su camino hacia la destrucción a través de las mujeres, que al ser retratadas como seres reprimidos y/o enamoradizas y/o rebosantes de traumas y/o complejo de salvadoras del mundo, tienen el cartel de "vía libre" tatuado en la frente y son carne de cañón para estos espíritus malajes; la cuarta es un poco trampa porque no os servirá como "cosa a tener en cuenta", pero yo lo he disfrutado mucho aun siendo consciente de sus defectos y creo que es lectura obligada para quien guste de las historias sobre casas encantadas. No es perfecta, si quieres encontrarle pegas se las encuentras, pero entretiene mucho, que es lo que cuenta. ¿El final? Pues como siempre en estos casos, cuestión de gustos. Para mí, normalito, sin más. Me quedo con el desarrollo de la historia y los momentos de tensión.

Y voy terminando no sin antes hacer alusión a algo que dije cuando os hablé de la casa y el cerebro el martes, y es que creo (y probablemente es algo que de no haberlos leído tan seguidos no hubiese notado) que Matheson se inspiró mucho en La casa y el cerebro, ya no tanto en el concepto de casa encantada como en lo que hay detrás del encantamiento de la casa y sus fenómenos paranormales. de hecho, y sin poder adentrarme más en el tema, hacia el final se hace un descubrimiento en la casa muy similar al que se realiza en el libro de Bulwer-Lytton. Que conste que las similitudes no son literales, existe un margen de originalidad en todo lo que se plantea, pero las bases sí que resultan muy evidentes.
Enlace: http://inquilinasnetherfield..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
ElrincondeDesi
 08 August 2022
Comencé un nuevo proyecto de organizar lecturas conjuntas de terror y mi primera propuesta ha sido este clásico de Richard Matheson, según muchos, la piedra angular de las novelas de casas encantadas.
He tenido sentimientos encontrados mediante avanzaba en su lectura. Primero que nada, iba con demasiadas expectativas, quizás eso no me ha dejado disfrutar plenamente del viaje.
La historia comienza cuando un grupo se interna en la Casa Belasco, a cambio de una sustanciosa cantidad de dinero, para demostrar qué ocurre allí.
El Dr.Barret y su esposa Edith, la medium Florence y el único superviviente de otra expedición que hubo en la casa hace años, el señor Fisher, medium también.

Con estos cuatro personajes iremos descubriendo distintos sucesos paranormales que se van sucediendo. En cuanto a ambientación, no me puedo quejar, en todo momento te sientes dentro de la casa. También hay algunas escenas bastante perturbadores y otras bastante explícitas sexualmente, que para la época me han parecido transgresoras (no olvidemos que fue escrito en los años 70).
Como puntos debiles me ha faltado profundidad en la historia de Emeret Belasco, el final me ha parecido muy precipitado y muchas veces me sobraban explicaciones científicas que no me interesaban del todo.

Esperaba un enfoque mucho más terrorífico y se me quedó bastante descafeinado. Aún así, me parece que el autor tiene títulos muy interesantes y seguiré adentrándome en sus obras.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         120
laurass89
 09 November 2022
Un reto es lo que lanza en un inicio esta novela de terror sobre casas embrujadas, ideal para las fechas de Halloween que acabamos de pasar. En ella un científico, su mujer y dos médiums se adentran en una casa famosa por la crueldad de su dueño durante sus años de vida, así como por las desapariciones de los diferentes grupos espiritistas que han acudido a investigarla. Sin embargo, la investigación no consiste tanto en resolver los fenómenos, como en demostrar la existencia o no de los mismos, pudiendo concluir en la existencia más allá de la muerte. Este propósito tan delimitado surge de la mente del millonario Deutsch quien se encargará de financiar la estancia del grupo en la casa.
De este modo, nos adentramos en una novela que se centra no solo en la fenomenología paranormal, que ahora pasaré a comentar porque ciertamente me ha parecido muy particular, sino también en el conflicto entre la capacidad de la ciencia para explicar los fenómenos y la capacidad de la parapsicología para eliminarlos.
Una cuestión de perspectiva
La verdad es que este punto de partida para la carrera entre ciencia y más allá me ha parecido muy original, ya que todas las novelas que he leído sobre casas encantadas partían de la base de que sí lo estaban y que lo que había que hacer en ellas era sobrevivir y escapar.
En este caso, el personaje del físico, Barrett, nos pondrá en jaque con sus explicaciones. En realidad él sí cree que existen estos fenómenos, pero opina que la ciencia puede explicarlos en torno a la idea de energía residual. Es verdad que esto nos puede parecer extraño, que afirme y deniegue, pero en realidad lo que hace con ello es no negar la evidencia, pero eliminar el componente trascendental del asunto, que en el fondo en la realidad y en la ficción es lo que nos da más miedo.
En el otro bando, encontraremos especialmente a Florence Tanner, la médium física, que pronto demuestra una conexión extrema con los sucesos de la casa. En su caso, como médium que es, no niega los fenómenos que encontramos en el lugar y, además, afirma que el problema consiste en la necesidad de expiación y liberación de las almas del lugar. Como vemos, es la posición contraria, ambos afirman los fenómenos, pero en el caso de Florence sí establece la transcendencia como realidad de lo que pasa y solución de la misma.
El terror cercano
Normalmente, cuando me he adentrado en este tipo de novelas, siempre he sentido que me hablaban de acontecimientos muy lejanos. En el caso de King, de cosas que solo pueden pasar en Estados Unidos, en el terror victoriano, solo en casas con una historia detrás; pero en este caso sí que he sentido un poco más de inquietud cuando leía lo que pasaba en la casa.
Creo que eso se ha conseguido de dos maneras, una que hasta el final es la que nos lleva de la mano y otra que deja de ser impactante en cierta medida por ser el recurso rápido de la novela para infundir el miedo. En el caso de la primera, se trata del personaje de la mujer de Barret, Edith.
Ella acude a la casa no porque tenga conocimientos sobre física o parapsicología, sino para apoyar a su marido en una investigación que le parece altamente peligrosa. Sin embargo, para nosotros los lectores Edith será el personaje que sin creer ni no creer sufre episodios y tiene que tomar una decisión sobre lo que ve y lo que le demuestra su marido. Además, en su caso porque es la primera, aunque luego se extenderá al resto de personajes, veremos que muchas de las cosas que decide creer o no vienen determinadas por sus nociones o problemas psicológicos. al final, todos tenemos un poso que es el que nos ayuda a explicar el mundo y también por el que se nos puede atacar a nuestro sistema de creencias y conocimientos.
El caso de la segunda manera de aterrarnos se basa en algo tan básico y primario como nuestra pulsiones sexuales. Con esto no quiero decir que todos los fenómenos que suceden en la casa tienen que ver con esto; para nada encontramos objetos que vuelan, apariciones, psicofonías, etc.; pero sí que es verdad que la historia de la casa y el entorno de la misma (objetos, tapices, fotografías) están muy relacionados con la represión de pulsiones violentas y sexuales lo que hace que el lector se sienta incómodo por lo desmesurado de lo que pasó y de lo que pasa.
Pero, entonces, ¿qué pasa?
La verdad es que es una novela que engancha, porque más allá de las interpretaciones o conflictos que nos invitan a valorar, tenemos una trama muy fluida que sabe dejar en cada final de capítulo la nota discordante para que quieras seguir leyendo. A nivel de estructura, es cierto que el susto y la incomodidad las tienes al principio, pero después te acostumbras pronto al carácter de la casa (un personaje más, por supuesto), por lo que al final se vuelven un poco repetitivos los sucesos.
De este modo, no es la estructura lo que procura la agilidad de la lectura, sino el estilo del autor que nos enriquece las descripciones con sus implicaciones psicológicas y que, además, ha sabido dar a los personajes de un carácter que atrae. Así, lo que queremos saber es quién gana la batalla en tener razón, si Barrett o Tanner.
Más allá de Halloween
Yo creo que más allá de que estas fechas inviten a hacer estas lecturas, estamos ante un clásico de las casas encantadas. Como ya he dicho, es una novela que sabe enganchar al lector por la parte tanto paranormal como por la parte psicológica. Además, a pesar de que los capítulos son bastante largos (solo cuenta con seis capítulos) se lee muy bien y consigue incomodar, al menos al lector.
Así que ya sabéis, si os llaman la atención este tipo de novelas, os la recomiendo. Para mí, que tengo cierto enganche a todas las obras de casas encantadas, ha sido un descubrimiento. Anímate a entrar en la Casa Infernal.

Enlace: https://ellibroenelbolsillo...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Claudia
 24 October 2022
Encontrar una novela de terror que nos haga estremecernos no es tarea sencilla.

No es solo el hecho de que a cada persona le asustan cosas diferentes, sino que crear un ambiente terrorífico y escalofriante dentro de una novela no resulta fácil.

La Casa Infernal es una de esas historias en las que es sencillo meterse de lleno y sufrir la incertidumbre junto a los personajes. Pero, si tu ambiente de lectura acompaña, es más seguro que te lleves algún susto.


¿Qué vamos a encontrar en esta novela? Una casa encantada, un hombre rico que quiere demostrar que hay vida después de la muerte y tres personas que deben demostrar si su teoría es acertada o errónea.

La casa Belasco no ha sido apodada la Casa Infernal por nada. Allí, se sucedieron durante demasiado tiempo hechos perturbadores, que dejaron una energía negativa.

Emeric Belasco disfrutaba de la perversión y de corromper a sus invitados, y ahora la casa es un infierno para aquellos que se atreven a adentrarse en ella.

Tras treinta años cerrada, dos médiums y un científico con su esposa, entrarán para acabar con el mal que habita la casa y demostrar si todo es ciencia y parapsicología o verdaderamente son espíritus lo que habita en la mansión.

Una historia de misterio, mentiras y sucesos paranormales que no van a dejar indiferentes a los lectores.


Mensaje de la novela: Trabajar en equipo siempre da mejores resultados.

En la novela podemos ver cómo el doctor Barrett prefiere demostrar su teoría menospreciando a sus compañeros e incluso considerando estúpida a su esposa. Ese egocentrismo no le hará ningún bien, tenga o no razón al final.


Personajes: Pese a lo corta que es la obra, los personajes están muy bien construidos. Cada uno de ellos tiene una personalidad muy marcada y es coherente a sus principios.

El hecho de que haya tanta psicología dentro de la obra y que los propios personajes se cuestionen su realidad, muestra que, por muy seguro que estés de algo, no significa que sea la verdad absoluta.

A lo largo de la historia, vamos a ir viendo una evolución en todos ellos, especialmente en Edith y en la señorita Tanner. Ambas mujeres van a aprender a conocerse mejor a sí mismas y a experimentar grandes cambios, pero sin traicionar lo que son.

Los otros dos hombres serán más testarudos, especialmente Barrett, quien no cede ante nadie y se cree en superioridad moral con respecto a todos los demás habitantes de la casa.

El choque de personalidades y creencias, la forma en que interaccionan entre ellos y con la casa, enriquece esta novela en la que se llega a conocer a los personajes y se disfruta leyendo sobre ellos.


Lo que más me ha gustado: La trama a nivel general. Los momentos de tensión que se crean, la forma en que Belasco es un personaje presente aunque falleciera (presuntamente) hace tantos años.

Cómo se juega con la psicología con los valores de cada personaje y con su yo oculto. Esa profundidad que crea en todos ellos, dando a los cuatro protagonistas la misma relevancia, aunque ellos crean que hay un líder claro y forzoso.

La forma en que se muestra que el dinero es poder y mueve el mundo, aunque no estemos dispuestos a reconocerlo.

Cómo la trama nos hace cuestionarnos hasta dónde estaríamos dispuestos a llegar por la cantidad de dinero adecuada (aquella que nos permitiría llevar una buena vida sin estrés ni esfuerzos).

Cómo la historia atrapa desde un principio y me ha hecho sentir diferentes emociones a lo largo de la trama.


Lo que menos me ha gustado: La lentitud de la trama en algunos puntos, para ir precipitándose hacia el final.

Me gusta el terror psicológico, pero el miedo ha estado menos presente de lo que me hubiera gustado.


Conclusión: Nos encontramos ante una buena novela de terror, que se lee rápido y que va atrapando al lector conforme va avanzando la trama.

Si te gustan las historias de casas malditas, sin duda esta novela es para ti.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Citas y frases (7) Ver más Añadir cita
LuisMinskiLuisMinski29 September 2019
Gritó cuando su cuerpo sufrió una violenta sacudida. Se le cayó el anillo de las manos y oyó que rebotaba sobre la moqueta, muy abajo. Tenía la impresión de encontrarse herida, perdida en una inmensa caverna. No podía percibir las paredes ni el techo; mirara donde mirara, sólo veía oscuridad. Intentó abrir los ojos, pero no pudo. La oscuridad le invadía la mente, borrando su conciencia. El poder, pensó. Querido Dios, el poder.
Empezó a deslizarse por un foso gigantesco, descendiendo hacia una oscuridad mucho más negra de lo que creía posible. Intentó detenerse, pero no pudo. La sensación era física: su cuerpo se deslizaba por unas paredes que eran lo bastante adherentes como para impedir que cayera, pero no lo bastante como para detener su inexorable descenso hacia las tinieblas. La oscuridad que le esperaba tenía carácter, personalidad. Es él, pensó. Está esperándome. Oh, Dios. ¡Está esperándome!
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         20
JessCastzJessCastz01 February 2020
Resultaba extraño que aquella casa fuera el lugar en donde habían empezado sus miedos y, a la vez, el lugar en donde había recuperado su confianza.
Comentar  Me gusta         10
JessCastzJessCastz01 February 2020
El ego subliminal: esa vasta y oculta extensión de la personalidad humana que, al igual que un iceberg, forma parte del supuesto umbral de la conciencia. Ahí es donde radica la fascinación.
Comentar  Me gusta         00
JessCastzJessCastz01 February 2020
Cerró los ojos. Los fantasmas no existen, intentó convencerse a sí misma. Nadie me está mirando. Los fantasmas no existen. Padre nuestro que estás en los cielos, los fantasmas no existen.
Comentar  Me gusta         00
velneedlevelneedle24 March 2022
"Es una voluntad superviviente tan poderosa que es capaz de usar su poder para dominar a las demás entidades supervivientes de la casa"
Comentar  Me gusta         00
Video de Richard Matheson (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Richard Matheson
Hay muchas películas, videojuegos, cómics y novelas que hablan sobre pandemias y apocalipsis. Pero hubo una que influyó notablemente en la ficción zombi y en el género de vampiros, y que popularizó el concepto de apocalipsis basado en una pandemia mundial. Una novela que influyó en directores de cine como Steven Spielberg y en Geroge A. Romero, y en escritores como Stephen King.

Ana Ballabriga nos habla en este capítulo de “La gota de sangre” sobre Soy leyenda de Richard Matheson.
otros libros clasificados: espiritismoVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro





Test Ver más

Adivina el personaje de terror

Es un cuerpo creado a partir de la unión de distintas partes de cadáveres diseccionados, escrito por Mary Shelley a partir del reto literario de Lord Byron.

el Monstruo de Frankenstein
Frankenstein
Prometeo

10 preguntas
144 lectores participarón
Thèmes : terror clásico , horrorCrear un test sobre este libro
.._..