InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de Davicalpa


Davicalpa
01 enero 2021
Siempre había encontrado en los libros y relatos de Richard Matheson un hueco perfecto para disfrutar de la literatura de terror y de ciencia ficción. Cualquiera que conozca la revolución que supuso la extraordinaria novela Soy leyenda o su aterradora visita a las mansiones encantadas en La casa infernal sabe la deliciosa capacidad que tiene este escritor para crear historias deliciosas, llenas de matices y reflexiones, que convertían un buen libro de terror en todo un clásico del género.
Y en esta novela parecía que me iba a encontrar con otra de esas obras cumbres a las que nos tiene acostumbrado. Ya tenía miles de recuerdos aterradores asociados a la famosa película basada en esta historia y que consiguió aterrarme de pequeño. Aunque esta no es una obra de terror, la impresión que causó en mi aquellas luchas descarnadas entre el hombre y la araña forman parte de mis eternas pesadillas. Ya desde el primer capítulo nos presentan este enfrentamiento y todo lo que supone acercarse a seres de tamaños colosales siendo tú una criatura de apenas unos centímetros.
Además, aparece lo mejor de Matheson cuando nos lanza uno tras otro temas a reflexionar acerca de lo que supone luchar por la supervivencia, la jerarquización de las prioridades en la vida o la existencia de un ser divino cuyos planes no podemos conocer desde nuestro minúsculo universo. Pero encima va más allá, ofreciéndonos situaciones cotidianas en las que la vida en pareja, el acoso escolar y callejero e, incluso, la pederastia, hacen acto de presencia a lo largo de los recuerdos de nuestro Scott en medio de la supervivencia ante un medio tan hostil. Uno tras otro van surgiendo momentos para la reflexión y se convierten en la auténtica baza de esta novela, más allá de las dificultades que tiene nuestro protagonista para encontrar algo a lo que llevarse a la boca.
Pero la novela poco a poco se va desinflando y se vuelve muy reiterativa. Las continuas muestras de supervivencia dejan de impactar cuando sabes que en el siguiente capítulo te encontrarás de nuevo en las mismas situaciones pero con proporciones diferentes. Una y otra vez nuestro protagonista se enfrenta a las peores dificultades posibles y eso termina por restar importancia al drama que vive nuestro pequeño menguante.
No obstante sigues adelante porque quieres comprobar el desenlace y la capacidad que tiene Matheson para redondear sus historias. de hecho, el final es maravilloso y un broche de oro a esta novela que, finalmente, no terminó de gustarme.
Porque todo el discurso se va diluyendo cuando Matheson se enfoca en las obsesiones de nuestro protagonista. Supongo que la narración es esclava de su tiempo. El miedo a la radiación recorre cada una de las páginas y eso no impide que disfrutes de la historia. Pero enfocar tantos capítulos en las necesidades sexuales de nuestro protagonista, diluyendo todo lo creado hasta entonces en la capacidad de poder acercarse de nuevo a una mujer, tirar por tierra todos sus miedos y olvidarse de sus problemas para satisfacer sus instintos del modo en que lo hace el menguante, terminó por sacarme por completo de la novela.
Aun así no deja de ser un clásico de la ciencia ficción con momentos antológicos que se quedan en el recuerdo. Una obra menor de Matheson que se convierte en una opción fresca y divertida para pasar estos meses de verano. Seguirá en mis pesadillas pero ya veré a los gatos de diferente manera.
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}