InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

GEMMA DEZA GUIL (Traductor)
ISBN : 841776187X
Editorial: Duomo ediciones (15/06/2020)

Calificación promedio : 3.86/5 (sobre 11 calificaciones)
Resumen:
Diez años atrás, un horrible acontecimiento sacudió sus vidas, pero no destruyó su amistad. Ahora, Ellen y Sasha comparten piso en Londres, todavía unidas por lo que ocurrió en el pasado. Pero, de repente, un día, Sasha no vuelve a casa. Siguiendo su instinto, Ellen inicia la búsqueda de su amiga, y pronto descubre que quizá no conocía a Sasha tanto como pensaba. Quizá todos estos años, Sasha no haya hecho más que fingir. Cuantos más secretos descubre, más peligro c... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (12) Ver más Añadir una crítica
lavidademisilencio
 01 julio 2020
En 2006 Ellen es una joven de 16 años que vive la vida sin demasiadas pretensiones. Su mejor amiga Karina y ella disfrutan de una adolescencia tranquila en un lugar en el que nunca pasa nada. Sin embargo, todo cambia cuando la familia Monkton se muda frente a la casa de Karina.
Olivia y Tony, los padres, se dedican a la música, ámbito en el que destacan, sobre todo ella que es una cantante clásica de renombre. Los hijos, Nicholas y Daniel han heredado también el talento musical y, gracias a su atractivo, son el centro de todas las miradas. Aun así, no son ellos los que más interés despiertan en las jóvenes amigas. Sasha, la ahijada de la familia, ejerce una fuerza de atracción mucho mayor. Ya sea por su personalidad reservada, su belleza o la misteriosa cicatriz en su mejilla, Ellen y Karina ven en ella a una persona inalcanzable. Para Ellen, sin embargo, no lo es, y pronto traba con ella una amistad que hará temblar los cimientos de su relación con Karina.
Pero la llegada de los Monkton al barrio solo será el comienzo de un cambio mucho más grande en sus vidas. Una noche que iba a ser mágica termina en tragedia y desemboca en un juicio.
Diez años más tarde, lo que sucedió aquel día aún atormenta a las tres amigas. Ellen y Sasha viven juntas en un piso en Londres hasta que, de la noche a la mañana, Sasha desaparece dejando a Ellen con la sensación de que lo que sucedió en 2006 tiene mucho que ver con ello.
¿Conseguirá Ellen recomponer el puzzle y descubrir lo que le ha ocurrido a Sasha? ¿Será el pasado capaz de hundir sus vidas de nuevo
Tres pequeñas mentiras es una novela compuesta por capítulos cortos narrados por tres voces distintas: Ellen, Olivia y, en un par de ocasiones, Karina. La historia se cuenta en primera persona y en presente e intercalando dos tiempos: el pasado (2005, 2006 y 2007) y el presente (2017). Ambos aspectos, tanto las variadas perspectivas como los saltos temporales funcionan muy bien en esta historia. Lejos de abrumar tanto cambio entre capítulo y capítulo, la autora es capaz de ir aumentando la tensión conforme vas conociendo los secretos que esconden los personajes. Como es lógico, que el ritmo no decaiga en un thriller es primordial para mantener en vilo al lector y para que tenga ese efecto que los lectores buscamos cuando nos adentramos en este género.
En cuanto a la pluma de la autora es sencilla y sin muchas pretensiones. Va dejando detalles aquí y allá, aunque sí he de decir que llega un punto en el que quiere jugar tanto con el lector que las "pistas falsas" acaban siendo contraproducentes y no aportan nada. En mi opinión, ha abusado de ello y no ha conseguido lo que me imagino pretendía: que dudáramos de todo el mundo. Muchas de esas veces, esas sospechas eran infundadas y es ahí donde creo que ha fallado. No había razones reales por las que dudar, es un juego de despiste que no lleva a ningún puerto.
La trama, por otra parte, es interesante, aunque para mí no es el punto fuerte del libro. En mi caso, lo que más destacaría es cómo se tratan temas como la adolescencia y la amistad.
Por una parte, la adolescencia la plasma la autora de una forma, a mi entender, bastante realista. Sobre todo en el caso de Ellen se palpa el egoísmo y la superioridad moral. También Sasha muestra estas características muy presentes en esta etapa vital.
Por otra parte, y esta es posiblemente la que más me ha hecho disfrutar de la historia, ha sido cómo está planteada la amistad. Posiblemente es el primer libro en el que haya leído sobre amistades tóxicas y cómo estas te nublan la razón impidiéndote ver con claridad lo que todo el mundo a tu alrededor sí es capaz de percibir. Además, este tema está camuflado y vas abriendo los ojos junto a los personajes. A nivel personal me he sentido muy identificada con algunas de las situaciones que se han descrito en este aspecto. Me ha gustado ver reflejado en la literatura algo tan poco explorado como son este tipo de amistades.
Sin embargo, algo que no me ha convencido con respecto al desarrollo de la trama es que las escenas llegan a ser repetitivas. A la hora de descubrir qué ha ocurrido con Sasha, Ellen se cita con varias personas que creen que pueden saber algo al respecto. Estas escenas, quitando obviamente de la información que le va dando cada personaje, me han parecido todas iguales y se me ha llegado a hacer aburrido.
El final no me ha disgustado del todo pero ha ido por unos derroteros que yo no esperaba. La autora ha ido a por el giro argumental pero no ha resultado ni tan chocante ni tan creíble como me hubiese gustado
Los personajes están bien desarrollados y construidos. Ellen, la voz que más peso tiene en la historia, evoluciona gradualmente a lo largo de la trama. He de admitir que me ha costado bastante empatizar con ella, sobre todo cuando era joven, pues es bastante egoísta y se cree mejor que nadie, especialmente sus padres, a quienes trata con una prepotencia digna de cualquier adolescente desquiciante. Pero según avanza la novela y crece, su actitud cambia y abre los ojos ante muchas cosas.
En cuanto a Sasha, no me ha gustado en ningún momento. Se la pone en un pedestal sin siquiera ganárselo y su egoísmo llega a alcanzar niveles insoportables.
Quien más me ha gustado ha sido Karina, el personaje más sencillo y, a la vez, con más trasfondo de toda la historia. La mayoría de gente la trata fatal, la infantilizan y siempre encuentran la forma de hacerla sentir inferior a todo el mundo. A pesar de que, en algunas ocasiones sí se ha mostrado un poco sobreactuada, por su historia se entiende el por qué. Y, desde luego, esa no es razón para menospreciarla y mucho menos para burlarse de ella. Conforme avanzaba la historia, más necesitaba que se hiciera justicia con su personaje.
En cuanto a Olivia no comentaré nada porque se podría considerar spoiler. Solo diré que me ha gustado su personaje y cómo ha actuado frente a su situación, pues ha sido bastante coherente.
Los personajes masculinos no me han generado tanto interés como los femeninos, que creo están mejor construidos y conseguidos.
En definitiva... Una historia que te atrapa y que, contada desde diferentes puntos de vista y con saltos temporales, consigue su cometido: entretener y mantener al lector en vilo. Con una narrativa sencilla la autora genera una tensión que solo va en aumento, tratando por el camino importantes temas como son la amistad y las relaciones en la adolescencia. Muy recomendable si buscas un libro del que no despegarte hasta terminarlo.
Enlace: http://lavidademisilencio.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Ariencilla
 17 septiembre 2020
Ellen y Sasha son amigas desde hace muchos años, amigas inseparables, viven juntas y se lo cuentan todo, o eso cree Ellen. Cuando un día Sasha desaparece, Ellen decide buscarla sin rendirse y empieza descubrir cosas de su amiga que no sabía. Además, es inevitable que vengan a su mente los recuerdos del trauma que vivieron cuando eran prácticamente unas niñas.
El suceso del pasado, del que no hablan pero saben que está ahí, dejó una huella en sus vidas y las marcó para siempre, pero su amistad se mantuvo. Ahora, con Sasha desaparecida, Ellen decidirá remover todo, presente y pasado, hasta encontrar a su amiga.
Contado en diferentes tiempos y con diferentes puntos de vista, la autora nos va dando pequeños detalles del pasado para que podamos conformar la escena completa. Sucedió algo en el pasado, o quizá alguien mintió, pero las consecuencias, para todos los implicados, fueron tremendas.
Es un thriller que se va cociendo a fuego lento, al principio el lector puede sentirse desorientado porque la información no llega de golpe, pero vale la pena. La autora juega con la protagonista, quien empieza a replantearse cada elemento y persona de su vida, y nos une a nosotros como lectores, dando pistas sobre el misterio final.
No quiero entrar en detalles sobre que sucedió en el pasado ni demás personajes implicados, creo que en este caso la sinopsis es muy acertada ya que te da ganas de leer el libro sin revelarte nada esencial. Si que os digo que encontramos una historia llena de misterios, secretos y engaños, donde las cosas no son siempre lo que parecen, y ahí está la gracia del libro.
En cuanto a los personajes, es un libro donde conocemos a mujeres diferentes que plasman realidades distintas, y el enfoque que les ha dado la autora me ha parecido muy acertado. Quizá me hubiera gustado conocer más al personaje de Sasha, la pega que le puedo poner al libro es que, al no adentrarnos en su mente, de ella solo tenemos una visión externa. Pero en general creo que los personajes cuyo punto de vista conocemos están muy bien trabajados, no es fácil representar lo que pretende la autora y lo ha conseguido con respeto y verdad.
Es curioso porque, a pesar de ser un libro donde la acción y el peligro tardan en aparecer, me ha tenido pegada a las páginas. Los secretos, el no saber quien miente y las ganas por saber que está ocurriendo la convierten en una novela adictiva.
En cuanto al final, digamos que tenemos dos finales porque al leer nos damos cuenta de que hay dos grandes misterios. Uno me ha convencido por completo, del otro me hubiera gustado ver más.
"Tres pequeñas mentiras" es un thriller con tintes psicológicos que te atrapa con sus secretos y mentiras, te hace dudar de todo y de todos y consigue sorprender.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
LEMB
 01 julio 2020
Cuando me dicen que voy a leer un thriller inmediatamente pienso en asesinatos, si son en serie casi mejor, y en acción, crímenes, investigación y rapidez; y resulta que es un error por mi parte pensar así, ya que thriller es, simple y llanamente, una novela de suspense, solo que en inglés suena más interesante. En Tres pequeñas mentiras el suspense está muy presente y es, a veces, excesivo. No lo digo en tono negativo.
Diría que es un domestic noir en torno a la intriga generada por un caso de violación (aparece en el primer capítulo) ocurrido hace diez años. La sensación de límite, incluso de angustia por el miedo que Ellen vive al no saber dónde está su amiga Sasha, viene acrecentada por ser una novela desestructurada temporalmente, cuya autora utiliza el anacronismo para ir narrando lo que les ocurre a los personajes en el presente y lo que les ocurrió en el pasado, y así no solo explicar su proceder sino también sus fantasmas, además de darnos respuestas. Este recurso literario aumenta exponencialmente el suspense, ya que nos va dejando muchos frentes abiertos, y cuanto más leemos, parece que más dudas tenemos. Es un puzzle cuyas piezas se nos van mostrando para encajar al final, lógicamente, aunque a lo mejor no de la manera que tú pensabas.
Lo que aparentemente parece algo demasiado sencillo para conseguir que acabe atrapándote, se va complicando a medida que vamos avanzando en la desaparición de Sasha y en cómo vivieron ciertos momentos los protagonistas en el pasado. Las relaciones personales y la verdad que hay en ellas son la esencia de lo que estamos leyendo, pero tú, como lector involucrado, tienes la sensación de que hay algo más, de que al final llegarás a ese punto de no retorno donde entenderás qué llevó a «esas mentiras» que propiciaron todo y qué era lo que escondían, si es que escondían algo; con la salvedad de que sus consecuencias las conoces, pero no las razones que llevaron a ellas.
La narración, principalmente, corre de la mano de dos mujeres, ambas testigos, aparentemente forzosos, ajenas a lo que ocurrió, pero involucradas en todo. Sin duda, la información que recibimos está totalmente sesgada y juzgada por ellas mismas, aun así, es suficiente para que seamos capaces de tener nuestra propia opinión sobre lo que vamos descubriendo.
Si bien me costó entrar en la historia, en parte debido a esa sencillez a la que hago referencia antes, es en el último tercio de la novela, donde todo se va destapando, cobrando sentido lo que hasta ese momento había estado leyendo, cuando me encontré atrapada por la narración y por la necesidad de entender, comprender y aceptar. Esto último es algo que me ocurre muchas veces: tengo que acercarme al personaje, por muy oscuro que sea, y más en una narración de este tipo cuya intimidad propicia mi curiosidad psicológica, para que mi lectura sea mejor.
Por último, me gustaría destacar el trabajo de personajes que tiene la historia; más complejo de lo que puede aparentar en un primer momento, y muy acertado. Olivia, madre de Daniel y de Nicholas, culpándose por lo que hizo, o por lo que no hizo, para evitar lo que ocurrió. Ellen, desesperada porque su mejor amiga, Sasha, con la que convive, ha desaparecido. Llena de miedos porque el pasado puede volver y arruinar su presente, y de dudas e inseguridades. Alrededor de ellas, el resto de personajes: Sasha, personaje esencial, que para algunos lectores está considerada la protagonista porque es el nexo de unión entre todos, aunque para mí no lo ha sido, así como Daniel, Nicholas, Karina, Tony, y otros más. La autora consigue que conozcamos a todos, os lo aseguro.
Sensación global: ha estado muy bien, siendo, para mí, lo más interesante de esta novela su construcción, y lo que consigue con ella, que, de forma muy acertada, teje lo que es toda la estructura de la historia y la verdad que se encierra en ella, además de perfilar unos personajes muy interesantes. Esos saltos entre 2005, 2006 y 2007, junto con el presente de 2017, son fundamentales para que esta historia tenga la fuerza suficiente para recomendarla.



Enlace: https://millibrosenmibibliot..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
MonTse
 26 junio 2020
Nos encontramos con un libro que nos cuenta una historia con varias voces, aunque la que predomina es la de Ellen. Todos los capítulos, nos hable quién nos hable, se encuentran en primera persona, y eso hace que podamos comprender perfectamente lo que sienten y piensan los personajes. Además, intercala pasado y presente, para que vayamos averiguando que ocurrió en el pasado y cuál es la verdad, y si me conocéis un poco sabréis cuanto me gusta eso. Hay gente que se pierde con los cambios temporales, pero a mí no me ocurre, y menos si, como en este caso, al inicio de capítulo nos ponen quién habla, y en qué momento lo hace. Ir descubriendo todo lo que ha ocurrido, a la vez que vamos comprendiendo porque esa admiración hacia los Monkton me ha gustado mucho, y no negaré que en algunos momentos, cuando la Ellen del pasado nos cuenta cómo desearía que sus padres fueran otros, me he cabreado un poco con ella porque me ha parecido muy injusta. Pero me ha fascinado saber lo que sintieron desde el momento en que esa familia entró en sus vidas, y ver a través de sus ojos cómo, realmente, parecían una familia ideal, aunque realmente no lo fueran. Porque nadie puede ser tan perfecto.
En este libro, la otra protagonista indiscutible es Sasha, aunque a ella solo la conozcamos a través de los demás porque no hay capítulos desde su punto de vista. Es un personaje con una vida complicada, muy misteriosa, y he entendido perfectamente esas ganas de Ellen de ser su amiga, de entrar en su mundo, y de sentirse aceptada. Es triste, pero con esa edad realmente somos así. Necesitamos sentirnos queridos, aceptados, sentir que formamos parte de algo, que realmente esa persona que nos parece fascinante es nuestra mejor amiga y nos quiere. Todo lo que Ellen siente está muy bien explicado, y es muy fácil comprenderla, tanto en esos primeros momentos de amistad, como en el presente, cuando va descubriendo la verdad que le ha sido ocultada tanto tiempo.
Y es que esta historia está llena de secretos, de mentiras, de misterio. Es un libro en el que vemos el poder que tiene contar tantas veces algo que al final, terminas creyéndotelo. El miedo a las consecuencias, el pánico a una relación tóxica de la que no sabes salir, la poca credibilidad que puede tener alguien si se cree que anteriormente ha mentido en algo parecido. Y el cómo juzgamos, a partir de lo que nos cuentan y de cómo se nos cuenta, sin ser capaces de ver realmente cuál es la verdad. En este punto, conocer la visión de Olivia, la madre de los Monkton, también me ha gustado mucho, porque nos explica perfectamente las dudas que se tienen cuando alguien a quien quieres está acusado de hacer algo realmente feo. Y por un lado quieres creer que es inocente, pero por otro dudas de si realmente es un monstruo.
La pluma de la autora me ha encantado, y creo que el motivo de que me haya gustado tanto es en un 80% ese. La historia es genial, eso no lo niego, y como he dicho, es totalmente adictiva. Pero su manera de escribir, de describir, de transmitir sentimientos, de hacernos partícipes de la historia y de lo que piensan y sienten sus personajes, es lo que consigue que nos sintamos atrapados por las mentiras y por las ganas de descubrir la verdad. Una verdad que, como he dicho también, puede ser en parte predecible al final, pero que hasta que llegas a ese momento te ha hecho dudar de todo y de todos. Y me ha encantado, y estoy deseando volver a leer a la autora.
En resumen, 'Tres pequeñas mentiras' es un thriller adictivo que nos habla de las consecuencias de decir una mentira, o varias. de cómo puede repercutir en nuestra vida aunque pasen 10 años, y del daño que puede causar en el momento en el que se cuenta, y muchísimo tiempo después. Es un libro que nos habla de sentimientos, de las ganas de ser aceptados, de encajar, de la fascinación por aquello que es diferente y novedoso en nuestro propio mundo. Un libro que nos habla de miedo, de desesperanza, de lo que es capaz de hacer una persona por dejar de sufrir. de como juzgamos antes de conocer la verdad, y de lo difícil que es a veces conocerla. Un libro en parte duro por lo que se nos cuenta, en el que lo que sienten los personajes está siempre muy presente. Y que os recomiendo si os gustan los libros de misterio que te atrapan desde la primera página, que te hacen dudar de todo, y que no te sueltan hasta la última palabra. Os encantará.
Reseña en el blog ↓↓↓↓
Enlace: http://amor-y-palabras.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
LAKY
 21 junio 2020
Nos encontramos en septiembre de 2017. Sasha, la mejor amiga de Ellen y su compañera de piso, ha desaparecido. Su novio fue a buscarla al trabajo pero allí le dijeron que hacía horas que se había ido. No le contesta al teléfono, ni a Ellen tampoco. Ellen está segura de que no se habría ido a ningún sitio sin decírselo y que, desde luego, no tendría tanto tiempo apagado el teléfono. Está segura de que le ha pasado algo malo y decide denunciar su desaparición a la policía. Además, cree saber quién le ha podido hacer algo: un joven del pasado que, junto a las chicas, se vio implicado en un asunto criminal.
Con constantes saltos al pasado, a hace algo más de diez años, la autora nos irá contando la historia de Ellen y Karina, dos amigas adolescentes cuya vida cambia cuando en la casa vecina a la de Karina llega a vivir una nueva familia. Los padres son músicos y tienen dos hijos algo mayores que las amigas y, además, con ellos viene una chica a la que tienen acogida: Sasha. Uno de esos chicos es Daniel
La autora alterna constantemente el presente y el pasado y ambas tramas van desarrollándose cronológicamente. La del pasado comienza en julio de 2005, cuando la nueva familia va a vivir al barrio y avanza hasta 2017. Allí veremos que algo muy grave pasó. Alguien fue denunciado y acusado. ¿Está buscando ese alguien venganza?
La historia la cuenta casi siempre Ellen, en primera persona. Ocasionalmente, en algún capítulo suelto, toma la palabra –también en primera persona- Olivia, la madre de los chicos. Ambas lo hacen con un estilo ligero y coloquial, de muy fácil lectura.
La estructura y la historia en sí es la típica de los thrillers. Capítulos cortos, mucho diálogo, facilidad de lectura, personajes desarrollados lo justo para hacerlos creíbles pero manteniendo el misterio y bastante ritmo. Es un thriller en toda regla que guarda algunas sorpresas en su interior. Enseguida conoceremos lo que pasó en el pasado –o, al menos, lo que se cree que pasó- pero tendremos que avanzar en la historia para saber por qué pasó y si realmente pasó así. Porque, como dice el título: en esta historia hay gente que miente. Y no sé yo si son pequeñas mentiras precisamente. Yo he de decir que, aunque alguna cosa me lo olía, al final ha logrado sorprenderme; sólo lo vi venir cuando ya estaba muy cerca.


Conclusión final

Necesitaba una lectura así. Una historia sin complicaciones, con intriga, que me enganchase desde el principio y que me mantuviese atenta al libro. Y es, precisamente, lo que he encontrado en esta novela. Si os gustan los thrillers que solemos llamar “piscineros”, echadle un vistazo a éste.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Citas y frases (13) Ver más Añadir cita
LEMBLEMB27 junio 2020
Es fácil mentirse a uno mismo, porque nadie te va a cuestionar. Nadie te va a decir: espera, eso no es así. Es posible que oigas una vocecilla interior por la noche en la oscuridad, cuando todos los ruidos se amortiguan, pero no resulta difícil hacerle caso omiso, sobre todo cuando sale el sol y la vida empieza de nuevo. Tienes tus días de trabajo, familia, amistades, entretenimientos y vida social y al poco ya no escuchas esa vocecilla.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         30
LEMBLEMB24 junio 2020
Hasta que un bebé no tiene seis o siete meses no sabe qué es una persona diferenciada de su madre. Hasta entonces, cree que son la misma persona, lo cual explica que al separarse de ella se ponga tan nervioso. Con el tiempo, el bebé lo entiende, pero en el caso de la madre esa sensación nunca desaparece. Tu hijo y tú sois, siempre y para siempre, una sola persona. Sientes como propios cada corte, cada comentario mezquino, cada vez que le rompen el corazón.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         20
MonTseMonTse26 junio 2020
Todos juzgamos constantemente a los demás. Juzgamos a la muchacha que fue lo suficientemente estúpida como para regresar caminando a casa con una minifalda; juzgamos a la chica que se emborrachó y se metió en la cama con un desconocido y que luego cambió de opinión; y juzgamos a la chica que besó a un futbolista famoso que le dobla la edad y se quejó cuando este le metió la mano en las bragas. Lo hacemos como si los hombres en cuestión no tuvieran nada que ver en el asunto, como si no tuvieran elección, ni control sobre sus actos ni responsabilidad alguna.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
LEMBLEMB25 junio 2020
A veces tengo la sensación de ser una niña cambiada, como los cuentos de hadas,¿sabes? Me gustan la literatura y el arte y me interesa saber qué pasa en el mundo. A mis padres lo único que les interesa es saber qué pasa en Gente de barrio, los resultados del fútbol y el nuevo invernadero de John y Linda.
Comentar  Me gusta         10
lavidademisilenciolavidademisilencio24 junio 2020
Hay que vivir el presente, dicen. Mirar hacia delante, no hacia atrás. Pues, por mucho que uno lo intente, es imposible huir del pasado y de cómo nos moldean las cosas ocurridas.
Comentar  Me gusta         20
otros libros clasificados: violacionVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro

Otros libros de Laura Marshall (1)Ver más




Test Ver más

¿Has leído El Principito?

¿Cuál es la profesión del narrador que encuentra el Principito en el desierto?

Periodista
Aviador
Pastor
Taxidermista

7 preguntas
223 lectores participarón
Thème : El principito de Antoine de Saint-ExupéryCrear un test sobre este libro
{* *} .. ..