InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : B08TL3J9QC
Editorial: Ediciones B (01/02/2021)

Calificación promedio : 3.75/5 (sobre 2 calificaciones)
Resumen:
Tras casi quince años de trabajar como institutriz en Argentina Elizabeth Shaw está decidida a volver a su pueblo natal en Inglaterra. Cuando su regreso es casi un hecho, una familia -a la que está unida por fuertes lazos- requiere de sus servicios y se reencontrará con Tomás Hunter, su amor de la juventud. ¿Podrá el amor vencer una red de secretos y un oscuro pasado?


¿A qué lugar pertenecemos? ¿Al lugar donde nacimos o a donde viven nuestros ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Críticas, Reseñas y Opiniones (4) Añadir una crítica
Bookworm
 05 octubre 2021
La verdad es que la figura de "las institutrices" siempre me ha llamado la atención, tanto en la literatura como en el cine y aunque ese toque romántico que me parecía adivinar en la sinopsis se sale un poco de lo que yo suelo leer, me apetecía darle una oportunidad, así que el mismo día que me llegó me puse manos a la obra. Confieso que la novela me enganchó enseguida y cuando paré de leer, había avanzado más de cien páginas.
Esta historia comienza cuando Elizabeth Shaw, llega al hogar de Tomás Hunter para ser la institutriz de Adela, su hija de catorce años. Casualmente Tomás es un antiguo amor de Elizabeth con el que no tiene trato hace más de diecisiete años. Estamos en Buenos Aires a principios del siglo XX.
Elizabeth se marchó de Inglaterra, como tantas otras jóvenes, en 1895 para encargarse de la educación de niños y niñas de familias de clase alta en Buenos Aires, pero después de casi dos décadas de trabajo y justo cuando ha decidido volver a su hogar en Fowey con su amiga Mary, también institutriz en Argentina, la tía de Tomás, Luisa Perkins, con quien Elizabeth se siente enormemente en deuda por acogerla y educarla tras la muerte de sus padres adoptivos, le pide (casi le suplica) que por favor acepte ser la institutriz de Adela, aún cuando eso signifique volver a encontrarse cara a cara con Tomás.
Elizabeth es incapaz de decir que no, a pesar de estar deseando volver a Inglaterra, y solamente se compromete a trabajar durante un año, sin embargo desde el momento en el que pone el pie en casa de los Hunter sabe que allí las cosas no son como en el resto de las casas en las que ha trabajado, donde los asuntos relacionados con el hogar y los niños siempre los ha tratado directamente con las damas y en este caso, todo deberá hacerlo a través de Tomás, quien no abandona la casa prácticamente en ningún momento y siempre parece estar vigilando tanto a su hija Adela como a su encantador sobrino Enrique.
Es cierto que las cosas en la casa del los Hunter son diferentes, pero es que lo que ocurre allí dentro, es realmente extraño y de verdad muy turbio. Cuando Elizabeth lo descubre empieza a entender por qué le han pedido que se quede allí, aunque las cosas no tardarán en tomar otro rumbo.
Y yo creo que hasta aquí se puede contar en cuanto al argumento. Como comenté al principio, la novela me atrapó enseguida. Me gustó mucho la manera en que la autora nos presentar a Elizabeth y a Tomás, pero sobre todo a ella, tan correcta, tan distante, taaaan británica, pero claro, tan perfecta en su papel. También durante los primeros capítulos y gracias a los encuentros entre Elizabeth y su amiga Mary, he encontrado momentos que me han parecido divertidos (Mary es mucho más simpática que Elizabeth, la verdad).
He disfrutado mucho de la ambientación de la novela que transcurre a finales de mil ochocientos y realmente logra transportarnos a la época, tanto por los escenarios en los que se mueven los personajes (Buenos Aires, Inglaterra, Francia...), como por su forma de comportarse.
Sin embargo confieso que no he sentido demasiada empatía por Elizabeth. Me ha dado la sensación de que muchas veces ella misma frena la posibilidad de ser feliz, como si fuera incapaz de soltar lastre dejando atrás algunas cosas y en muchos momentos me ha parecido muy fría, distante y demasiado estirada por más que me recordaba a mí misma la época en la que transcurre la novela y sobre todo el papel que ella debía realizar. Tampoco me ha caído muy simpática la señora Luisa Perkins, cabezona como ella sola ¡madre mía! Tomás sin embargo me ha parecido más cercano, aunque un poquito más de información sobre él no hubiera estado de más, incluso los niños se hacen querer más que ella, sobre todo el pequeño Enrique.
La narración se me ha hecho muy ágil, ya que es una novela llena de diálogos que en muchas ocasiones me parecía escuchar gracias al uso en muchas ocasiones de ese "voseo" argentino cuando hablan los personajes.
"La institutriz" es una novela con un componente histórico, por la época en la que transcurre, con un toque de romanticismo, que no se hace en absoluto empalagoso y aderezada con esa porción de intriga y misterio sobre todo por saber lo que ocurre en la casa de los Hunter, por intentar entenderlo, comprender por qué es bueno que Elizabeth esté allí, al lado de esos niños, y también por ir descubriendo más cosas del pasado de los personajes. Es la historia de una mujer en busca de su identidad, de sus raíces, que sueña con encontrar un lugar definitivo en el mundo al que llamar "su hogar".
Me ha gustado, aunque tal y como empezó creí que aún me gustaría más. Siento que se me ha quedado algo corta y que me ha faltado más información sobre los personajes o más detalles de su pasado,
¿Es posible que pueda salir de aquí una segunda parte? A mí desde luego no me extrañaría porque la novela termina en un punto francamente interesante, así que... ¡quién sabe!

Enlace: https://bitacorademislectura..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         60
Maria3004
 21 febrero 2021
Primer libro que leo de esta autora y la verdad que me gustó mucho.
Fue enganche desde el inicio de la mano de una historia entre misteriosa, y romántica de segundas oportunidades, con personajes muy interesantes, con personalidad, mujeres de carácter, en un momento donde la mujer mucho mas que para ser madre o encargarse de una casa no se tenía en cuenta, me encantó la fuerza y la personalidad de Elizabeth y Mary, así cómo la tenacidad y el cariño de la señora Luisa, mas allá de su forma de ser.
La verdad que la parte romántica no es lo que predomina en la novela, a mi me hubiera gustado que la autora nos contara un poco mas en este punto, nos da a entender muchas cosas que no cuenta del todo pero que se suponen a medida que uno va leyendo.
Por lo mismo, y creo que tal vez sea el estilo de la autora, algunas cosas me parecieron transcurrir muy rápido, y eso no está mal, pero como que tal vez yo necesitaba mas contexto.
Una historia que transcurre a principios del siglo XX entre Buenos Aires, Paris y Londres, pasando por Fowey, lugar que me pareció divino, en un momento de opulencia Argentina, de construcción, en donde los viajes a Europa en barco eran casi obligatorios para las familias de la alta sociedad, así como la participación de las institutrices en dichas familias.
Un libro muy entretenido, que engancha desde el principio, muy interesante, con algo de misterio, algo de romance y sobre todo unos personajes que me encantaron.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
CarolBesada
 18 febrero 2021
Gabriela Margall es una de mis escritoras favoritas porque tiene la cualidad de ubicarte en el medio de la escena para sufrir, disfrutar, reír… o lamentar no poder sacudir a alguno de sus personajes.
Acá nos presenta a Elizabeth Shaw, La institutriz (con todo lo que tiene que ser una institutriz).
Y creo que de su boca sale la mejor descripción de la historia:
“Un retrato hecho de retazos, de personas que vivían gracias al mar que las devolvía a la playa”.
Hay retazos de todo tipo: delicados, flexibles, nobles, bastante maltratados, rígidos y también de esos almidonados y ásperos que se van suavizando con el tiempo. Muy ásperos… que se suavizan (un poco) en mucho, mucho tiempo.
Me encantó la manera en la que están enlazados esos retazos llenos de dolor, silencios, secretos, lealtad, amistad, amor, idas y vueltas.
También hay humor, que conste.
Y hay un Toby.
Lo que no hay es un epílogo.
¿Será que hay una segunda parte?
Mi obsesión por las historias totalmente cerradas, quizás, podría conformarse con un epílogo que cierre las historias… pero las ganas de seguir leyendo prefieren una segunda parte.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Melania
 25 febrero 2021
Recién terminada esta hermosa historia es cuando escribo esta reseña. Cuando aún mis sentimientos navegan entre sus páginas, aunque mi mente ya cerró el libro y dejó de leer. Leer, un acto mágico y maravilloso que nos transporta a otros lugares y épocas. es una novela que ha sabido trasladarme de manera maravillosa a la época victoriana.
Adentrarme en la mente, el corazón y las vivencias de nuestra protagonista, Elisabeth Shaw, una institutriz con todas las características que podemos imaginarle, disciplina, saber estar, educación intachable, quizás rigidez también. Pero nada más lejos de encontrarnos ante una Señorita Rottenmeier, para nada. Gabriela Mistrall ha sabido crear un personaje con sentimientos, deslices y fallas que lo hacen totalmente creíble.
Además esta historia ha traído, como pinceladas, recuerdos de una de mis obras literarias preferidas, Jane Eyre de Charlotte Brontë. El ambiente opresivo, la atmósfera densa de la casa, los casos de locura y comportamientos extraños en la familia, trajeron en mi mente a esa otra institutriz, Jane Eyre.
es una historia de búsqueda de sí mismo, de los orígenes, también de secretos y misterios familiares. Es también una historia de amor, uno capaz de superar obstáculos y dificultades. Personas que ha pesar de los embates de la vida, ésta siempre los devuelve a la misma orilla.
Gabriela Margall ha sido todo un descubrimiento para mí y recomiendo que no dejes pasar esta maravillosa lectura. Espero poder leer más de esta autora.

Enlace: https://www.instagram.com/p/..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Citas y frases (3) Añadir cita
CarolBesadaCarolBesada18 febrero 2021
Ella misma era lo único que tenía. Su trabajo y su respetabilidad eran parte de una personalidad construida a fuerza de una disciplina impuesta sobre sí misma. No se permitía fallar porque su vida dependía de mantener eso que había construido.
Comentar  Me gusta         00
CarolBesadaCarolBesada18 febrero 2021
“Miss Duncan diría que una institutriz es el modelo de la familia. Debes ser madre, padre, niño, abuelos. Ser nadie cuando es necesario y ser faro en la tormenta. Todos deben mirarla y saber cuál es la respuesta”.
Comentar  Me gusta         00
CarolBesadaCarolBesada18 febrero 2021
“Un retrato hecho de retazos, de personas que vivían gracias al mar que las devolvía a la playa”.
Comentar  Me gusta         00
Video de Gabriela Margall (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Gabriela Margall
#InfoQuid En esta oportunidad le presentamos el informe que hicimos de la institutriz libro escrito por Gabriela Margall de la mano de @Penguin Libros Argentina Les contamos un poco sobre la autora, sus libros anteriores y esta novedad. #LaInstitutriz disponible en tematika.com https://bit.ly/3svBsAu
#Quid #Libros #Informe #Booktrailer #LaInstitutriz #GabrielaMargall #Novedades
otros libros clasificados: literatura victorianaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES





Test Ver más

Hermanas Brontë

¿Cuáles fueron los nombres de las hermanas Brontë?

Charlotte, Emily y Anne
Charlotte, Emily y Jane

12 preguntas
14 lectores participarón
Thèmes : siglo XIX , literatura inglesa , novela románticaCrear un test sobre este libro