InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de LEMB


LEMB
03 mayo 2019
A pesar de ser una lectura con un tono cómico y dramático a partes iguales, la trama, que nos muestra cómo se van conociendo y relacionándose Liv y su nuevo amigo, parece que se desarrolla sin que ocurra mucho, manteniendo la intriga por saber a dónde nos lleva pero dejando un regusto a pérdida. No me veía capaz de encontrar el camino de baldosas amarillas, como se dice haciendo referencia al Mago de Oz, es decir, el camino marcado por el hilo argumental que le diera sentido a todo.

Liv es el personaje central, no solo por ser la narradora de esta historia sino porque es el eje sobre el que giran los demás. Aunque no he llegado a empatizar con ella todo lo que a mí me gustaría, al final he acabo comprendiéndola, y agradezco que me hayan llevado hasta ese momento. Además, he disfrutado mucho de sus pequeñas conversaciones, entre rápidas, inteligentes, directas y sinceras, que se convertían en momentos tiernos entre ellos; porque hay un ellos, claro, siempre hay un ellos. Parte de la fuerza de la historia es saber cómo acabará todo, quiénes son y hacia dónde les lleva su propio dolor.

El hecho de que sepas que ambos están destrozados por dentro se convierte en un contrapunto extraño con esas sonrisas que te levantan sus conversaciones y con esa luz que irradian los dos cuando están juntos, aunque no sabes si es atracción o es algo más. Hay durante gran parte de la lectura un tono velado, como enterrado, que sabe amargo. Eso ocurre cuando sabes que los personajes están viviendo algo que va a acabar mal, o al menos lo parece; cuando sabes, como lector, que la historia te está llevando hacia un lugar al que no quieres ir porque intuyes que sufrirás, y eso no te gusta.

Como ya os he dicho, está narrada en pasado y en primera persona, desde el punto de vista de ella, y puede ser que esa sensación triste y decadente venga porque es Liv la que nos cuenta, la que nos habla; es decir, es ella la única que transmite y eso define todo. El texto está muy ligado a los recuerdos.

#SinTiSoyMenosYo
#ContigoSoyYo

Hay un trabajo muy interesante de la autora en plasmar las aristas de cada uno de los personajes. No son personajes lineales, aunque sí son sencillos; son personales reales y, como en la realidad, la gente ni es buena ni es mala, de hecho tiende a ser más bien buena, lo que pasa es que simplemente actúa y a veces se equivoca en sus decisiones. Todo lo conocemos a través de ella, que nos presenta al resto de los personajes, pero siempre casi como en un espejo porque son los diálogos que ella reproduce y son los recuerdos que ella comparte con nosotros. Como veis, todo es ella.

Otro tema a destacar es el surf, que fue muy importante para Liv en su adolescencia y juventud, y la competición. No obstante, para mí el surf no la define como personaje; es algo que forma parte de ella, de su manera de ser, pero en esta historia la música la define mucho más, por un lado, con esa banda sonora perpetua que pone a todos los momentos que vive; de hecho, el título de cada capítulo es una canción que guarda relación con lo que va a vivir en el capítulo; y por otro lado, la literatura: las palabras para ella son muy importantes, así como ese escritor con el que mantiene una relación literaria por su capacidad para verse a través de él y de sus palabras de adolescente y lo que estaba viviendo, y cómo ella vuelca en esas palabras. La música y la literatura te ayudan a clarificar o a definir el personaje más de lo que lo hace el surf, o al menos así me ha parecido a mí.

Es verdad que el mar es muy importante para ella, pero creo que es algo más simbólico, más como la inmensidad, la tranquilidad; algo grande que se escapa de su control y con el que puede estar en armonía. Sobre el amor, otro de los puntos que buscas al comenzar a leer, sólo puedo decir que ella no sabe amar pero ama.

Me sorprende haber leído una historia cuya protagonista me ha caído mal, sobre todo al principio, lo que no ha desmerecido mi lectura, ni mucho menos. Livia es, o parece, caprichosa, perdida, inestable, toma siempre las peores decisiones, hace daño, se oculta, duda demasiado, va de un sitio a otro sin pensar... y ante todo esto, está él, y todo lo que eso conlleva. Él es divertido, amable, cariñoso, sincero aunque también oculte algo, y se gana mi favor desde el principio (¡Qué intensidad amando, a pesar de todo!).

Os aseguro que, siguiendo la costumbre de esta autora, la historia esconde más de lo que parece y juega con nuestra empatía en la parte final porque, como en la vida, no solo ocurren cosas buenas y nuestras decisiones nos llevan por caminos que hubiéramos preferido no recorrer. Las novelas de Caroline March hay que leerlas hasta el final porque de esa manera cerramos el círculo que ella ha dibujado y encontramos el sentido a ciertos detalles; y esto es muy importante, por no decir lo más importante.

He olvidado hacer referencia al tono cómico que envuelve parte del texto y que puede evitar que ese tono tranquilo nos canse, y nos acompaña hacia ese lugar al que no nos apetece llegar; y hablar de Suances como lugar donde Caroline sitúa ese "encuentro" y la mayor parte de la historia. Se nota que el apego a esa zona va muy dentro de ella.


Enlace: https://millibrosenmibibliot..
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}