InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Lectora_dispersa


Lectora_dispersa
13 noviembre 2019
Es un libro con el que tengo sensaciones encontradas. Por un lado hay cosas que me han gustado bastante y por otro, varios aspectos que no me han gustado o que me han parecido aburridos.

Antes de empezar con mi opinión, os pondré un poco en situación. En un año que creo que no se menciona en la novela, la Tierra experimenta la aparición de “algo” que causa la muerte de mucha gente. Se piensa que al ver a una de esas “criaturas” los ciudadanos pierden la cordura y se suicidan, en algunos casos atacando violentamente antes a personas de su alrededor. Malorie es una de las pocas supervivientes y vive en una casa con dos niños pequeños. Todas las puertas de la casa están cerradas y las ventanas tapadas con mantas para evitar ver a esas criaturas y enloquecer.

La narración alterna entre sucesos del pasado cuando empieza todo y Malorie llega a esa casa y las cosas que suceden allí y el presente, cuando trata de escapar de ese lugar para poder darles una vida mejor a los niños.


Empezamos con una de las cosas que no me ha gustado, y es el cambio de ritmo y de aburrimiento cuando cambiaba del pasado al presente. Cuando nos cuenta su pasado en la casa, cuando nos habla de las personas con las que convivía... me parecía de lo más interesante y me enganchaba. Luego cambiaba al presente y la lectura se volvía lenta y me hacía perder la atención y hubo varios trozos en los que me aburrí como una ostra. Además debo añadir que en esta lectura se leían solo un número determinado de capítulos a la semana lo que hacía que cuando tocaban solo capítulos del presente quisiera tirarme por la ventana.

De los personajes poco puedo decir porque solo conocemos los nombres y cuatro datos más que nos impide conocerlos del todo. Esto es otra de las cosas que me han fallado. Muchos de los personajes secundarios no sabemos cómo llegaron a la casa, por ejemplo.

Malorie me es un poco indiferente como protagonista principal. Se dedica a contarnos lo que pasó en la casa mientras vivió allí con los demás pero tampoco es que haga nada reseñable. Y cuando escapan deja todo el peso en los niños porque los ha entrenado para “escuchar”. Ella solo rema. Me ha parecido que el personaje cojeaba, no evoluciona demasiado y digamos que sobrevive de chiripa.

En cambio el argumento y como se desarrolla la trama sí me han gustado aunque lo del cambio de ritmo me mató. Me gusta que el autor se fije en los detalles y nos los muestre.

Ambientación hay más bien poca. Solo conocemos la casa y poco más. Esto se debe a que solo vemos lo mismo que Malorie y ella para salir a la calle, para coger agua del pozo o cuando va en la barca para escapar, lleva vendados para evitar ver algo que la trastorne.

Lo de solo conocer lo que ve Malorie me ha gustado porque cuando sale de casa podemos sentir el mismo miedo a lo desconocido que tiene ella, la ansiedad de sentir que algo te roza la piel, de no saber si hay alguien cerca que haya enloquecido y que pueda atacarla, los sonidos que producen animales o algo desconocido... En ese sentido es un libro que me ha puesto los pelos de punta en varios momentos.

También por el desconocimiento de Malorie de lo que ha pasado y sobre todo el desconocimiento de qué o quién es el que hace enloquecer a la gente nosotros también desconocemos qué ha pasado. Este no es como otros libros postapocalípticos en los que te explican qué ha pasado, si ha caído una bomba, si ha habido una fuga radioactiva, un experimento fallido... Aquí no hay información.

Pero aunque no haya datos sobre lo que ha pasado, si me han faltado explicaciones o una ampliación de otras cosas como por ejemplo del sitio al que se dirige. Me faltó que nos mostrara más de cómo es el lugar, de cómo se vive allí, de cómo es la vida de los niños allí...

Y ahora llegamos a las cosas surrealistas. Vale que si te privas de un sentido como en este caso la vista, los otros se desarrollan. Pero que los niños de cuatro años sean capaces de escuchar si al otro lado de la casa Malorie se da un golpecito en el diente o si una araña está subiendo por la pared... ¿De verdad nos quería hacer creer que alguien es capaz de escuchar eso?

No sé, me ha gustado pero no tanto como esperaba. Y ahora no sé si ver la peli o ahorrármela, la verdad. En fin, me lo pensaré y si decido verla quizá os haga una entrada comparando la peli con el libro.
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}