InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Tinuwel


Tinuwel
19 diciembre 2017
Cuando comencé a leer El devorador de libros solo me había leído la sinopsis que he dejado arriba. Pero como iba de libros y lectores me atrajo mucho. Y lo que me encontré ha sido una historia muy bonita de búsqueda de uno mismo a través de la lectura y también de la relación entre esa bibliotecaria, en principio aburrida y gris, y ese niño tan especial que es Ian.

Lucy ha decidido ser bibliotecaria como una especie de huida personal, huye de una marcada herencia familiar de la que a veces le gustaría renegar e incluso de la protección y el apoyo que sus padres pretenden darle. Y su forma de rebelarse ha sido trabajar como bibliotecaria de la sección infantil en una Biblioteca Pública de un lugar remoto llamado Hannibal.

En su trabajo, con el cual disfruta mucho, entra en contacto con un niño muy especial, Ian. Un auténtico devorador de libros al que su madre controla mucho y no le permite leer todo lo que él quisiera. Ella es de una especie de secta religiosa evangelista y hasta le ha prohibido leer Harry Potter. Imaginaros cómo se las ingenia el pobre para leer cosas que su madre no le deja. Es un niño algo caprichoso, muy inteligente y algo desconfiado. Sin embargo, se lleva muy bien con Lucy, quien le ayuda para ofrecerle lecturas atractivas que puedan pasar la “censura” de su madre.

Pero la preocupación de Lucy aumenta cada día, ve indicios de cosas muy extrañas alrededor de Ian, se preocupa por él. Así que cuando Ian decide que se fuga de casa, Lucy simplemente lo acompaña. Sin explicarse muy bien las razones que la llevan a hacer algo tan peligroso como huir con un menor de edad, decide que su vida gris necesita un poco de aventura y que Ian se la está proporcionando.

He de decir que algunos de esos indicios que ve Lucy y algunos otros alrededor de Ian a mi, personalmente, me parecen un poco exagerados. Pero luego pienso que eso es Estados Unidos, y como nunca tienen término medio, pues igual es posible que allí vean una supuesta homosexualidad en un niño de 10 años… ¡Qué país!

Y entonces es cuando empezaremos a conocer a la verdadera Lucy. Saldrá a la luz gracias a la influencia de Ian. Porque en realidad será Ian quien ayude a “crecer” a Lucy. En su huida/viaje se encontrarán con otros personajes, como los padres de Lucy, algunos amigos de éstos, un medio novio que se les pega (Glenn), amigos en quienes confiabas y que al final no lo eran tanto, y ante todos tendrán que simular, imaginando una historia rocambolesca, para que no descubran que Ian es un niño fugado y que ella es un especie de secuestradora.

Pero lo que más me gustó es cómo Ian consigue vencer las barreras de Lucy, cómo consigue que se dé cuenta de lo erróneo de su vida, sin hacer absolutamente nada. Por eso dije al principio que era un viaje de descubrimientos personales. Lucy terminará la aventura siendo alguien completamente diferente a la persona que la comenzó.

La narración es muy ágil y entretenida, mezclándose con alusiones a clásicos de la literatura juvenil e infantil y con las entretenidas listas que Lucy hace para prácticamente todo y que son de lo más divertido. Y el aprendizaje que comparten entre los dos protagonistas resulta de lo más tierno. El viaje juntos se transformará en un viaje mucho más profundo y emocional de lo que se esperaban.

Así que este es un libro sobre libros y sobre lo que ayudan los libros a superar momentos difíciles en nuestras vidas. Un libro sobre darse cuenta de que alguien de 10 años te puede mostrar el camino a seguir en tu vida y tú puedes enseñarle que siempre habrá alguien a su lado que le ayude a superar momentos difíciles.
Enlace: https://lecturadirecta.blogs..
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}