InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest
ISBN : 8483653370
504 páginas
Editorial: Suma de Letras (17/04/2012)

Calificación promedio : 4.3/5 (sobre 248 calificaciones)
Resumen:
Dioses, héroes y hombres en un mundo aparentemente gobernado por el Destino. La más grande epopeya de nuestra civilización sigue presente hoy más que nunca. El joven príncipe Patroclo mata por accidente a un muchacho. Repudiado por su padre, es exiliado al reino de Ftía, donde lo acoge el rey Peleo, un hombre bendecido por los dioses, inteligente, apuesto, valiente y reconocido por su piedad. Tanto que se le concedió el más alto honor, la posibilidad de engendra... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (104) Ver más Añadir una crítica
rafaperez
 09 August 2022
Habida cuenta de que el cementerio está lleno de valientes pero también, de cobardes, lo mejor que se me ocurre es dejar los paños calientes para aquellos que dominan el arte de la sutileza. Sinceramente he suspendido siempre esta materia.
Por tanto:

La canción de Aquiles que nos ocupa es a la Iliada lo que Edward Cullen a los vampiros.
Vegana.
He visto situaciones más picantes entre Epi y Blas que entre Aqui y Patro.
No es casualidad el diminutivo pues en realidad todos los personajes de la novela más que por la batalla de Troya, parecen deambular por el patio del instituto.

Madeline Miller, crea un retelling de la Iliada para contarnos ante todo, una historia de amor adolescente.
El principal problema es la contención. Tengo la sensación que la autora, al dirigir su novela a un público juvenil pone una mordaza a su garra, a la fuerza de su pluma, que la tiene y lo demuestra en la parte final del texto.

Desconozco si el lector tipo al cual se dirige Miller hoy en día prefiere esta blancura en la prosa o se acerca más a mi yo de 15 años que suspiraba por narraciones devastadoras, que abrasaran un alma, muy predispuesta hormonalmente a todos los incendios divinos y humanos.

Como quiera que mi valoración no puede nunca tener en cuenta otro factor que mi experiencia lectora, el libro me ha parecido flojo, blando y lento, sin la necesidad de compararlo con la madre de todas las tragedias griegas.
Mi gusto personal es intransferible y no tiene la obligación de valorar que la novela este escrita para determinado segmento de mercado, sea el que sea.

Pero:


Admiro a los escritores que son capaces de despertar el gusto por la lectura entre los más jóvenes. Entre otras cosas porque gracias a autores como Stephenie Meyer o Madeline Miller ganamos adeptos a la literatura. Estos serán los libros que les marcarán como conmigo lo hicieron Ende o Tolkien.

Además:

La versión de Miller es interesante por distinta.
Primero porque la autora prescinde de que la épica sea el eje central de la novela para dar protagonismo a su intención:

La historia de amor entre dos chicos que despiertan y florecen en un mundo completamente antagonista.

Y la otra vuelta de tuerca que es la lucha que Patroclo desde la acción y Aquiles desde la pasividad, tienen contra su conocido destino.

Esta es la razón por la que encontramos a un Aquiles que parece estar en la inopia. En realidad solo trata de postergar e incluso escapar de la fatalidad augurada por los dioses.
Personalmente, no me gusta, pero reconozco que el enfoque es original y, cuanto menos, interesante y, hay que ponerlo en valor por muy anacrónico que me parezca.

Miller, con sus licencias, bebe de fuentes homéricas y Virgilianas, descartando posturas más modernas en los acontecimientos.
He de decir que en rigor mitológico e histórico la obra es escrupulosamente exacta.
No dudéis, por tanto, que lo aprendido en sus páginas sea cuestionable.

Aquellos que como en mi caso, prefieran textos llenos de épica, de crueldad sin censura, y donde sus personajes fluyan como corresponde a la época; este no es su libro, aunque precisamente la gracia está en reproducir un amor con un comportamiento actual, en la Grecia del siglo VIII antes de Cristo.

A los neófitos lectores, seguramente estáis ante un libro que recordaréis con mucho cariño décadas después y, sin duda, ante un clásico juvenil en el futuro.

Por último. y a modo de post data.

Mi ejemplar pertenece a la quinta edición de AdN alianza de novelas.

En el capítulo 23 en su primera página Briseida le pregunta a Patroclo si quiere dar un garbeo.
Sin embargo la edición original de Suma, evita el anacronismo utilizando "paseo"
El traductor es el mismo.
En mi edición la separación de diálogos desaparece y está trufada de errores de plural, singular, masculino y femenino.
Señores de Alianza, han maquetado para reducir el número de páginas y con ello el coste, pero no han corregido al traductor.
¿ Cuál de los muchos céntimos que pagué eran de tan nefasta calidad?
Una edición aberrante.






+ Leer más
Comentar  Me gusta         5429
Carla_Ceron
 06 August 2022
Voy a intentar decir las cosas con tacto. He terminado esta novela y no la he abandonado porque era una lectura conjunta y me sabía mal dejarla a medias. Ya está, dicho. Ahora los argumentos.

Posiblemente me haya acercado a este libro esperándome otra cosa, y he salido trasquilada. Tenía en mente la Iliada, la visión homérica de Aquiles, la larga y sangrienta guerra de Troya, la manera de moverse por el mundo y de relacionarse con los demás que tenían en el periodo conocido como la Grecia Arcaica. Y me he encontrado con la historia de un amor adolescente que no me he creído en ningún momento. Incluso con unos tintes de dependencia emocional de uno hacia el otro que a veces son desquiciantes. Con diálogos carentes de pasión, de chispa... Carentes de fuerza, en definitiva.

En mi opinión, uno de los mayores problemas es que esta historia, que sin duda leerán no pocos adolescentes, y no tan adolescentes, induce a suavizar la historia. Lo siento amigos, la peña no era tan civilizada. En vez de ir a una guerra parece que fueran a una fiesta de pijamas. Y el hecho de negar la crueldad, el hecho de ignorar la violencia de épocas pasadas, supone negar quienes éramos, quienes somos. Y esto puede llevar a engaños, sobre nuestra evolución o no-evolución. Supongo que la vida en el 6000 a.C. no sería en absoluto un "garbeo" por un jardín de amapolas. Dos adolescentes del siglo XXI, que es a lo que me han recordado el Aquiles y el Patroclo de Miller, no durarían en el siglo V a. C. ni cinco páginas. Pero estoy divagando.

Por otro lado, he echado en falta, entre otras muchas cosas, a la parte troyana. Héctor, que para mí es el mejor personaje de todos los tiempos, el Guardián de Troya, es mencionado porque es imprescindible, y ve reducida su descripción a la categoría de noble vanidoso. Este es uno de los muchos casos en los que la autora peca de simplismo. Y llama la atención porque es evidente que a Madeline Miller conocimientos le sobran.

En mi opinión, este es un libro que, si bien esta correctamente escrito y acerca la mitología griega a un público adolescente, se queda siempre a medias. A medias en la historia de amor entre Aquiles y Patroclo, a medias en la guerra, a medias en la mitología. Y cuando te quedas a medias narrando una historia cuyo final conoce todo el mundo, corres el riesgo de que el lector se aburra mortalmente.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         3930
Celia_0504
 13 May 2022
A veces sí que está bien volver al lugar donde fuiste feliz.

La Canción de Aquiles” fue un libro que ya tenia muchas ganas de leer cuando lo cogí por primera vez, allá por el otoño de 2019, por varios motivos. El primero porque soy una fanática de todo lo relacionado con la mitología griega y con la Guerra de Troya. En segundo lugar, porque solo he leído buenas criticas de esta autora y de su libro. Su segunda obra “Circe” ya me encanto, siendo una de mis mejores lecturas también del año 2019. Y por último, porque tanto por el titulo, como por la temática, esta novela me recordaba mucho a uno de mis libros favoritos “Canción de Troya” de Colleen McCullough. Como ya os he dicho o habreis podido deducir, fue una lectura que dure en este año, estando presente en mi Top 5 de mejores lecturas del año. Recuerdo haberme dicho a mi misma que como era posible que hubiese tardado tanto en hincarle el diente, porque en ese momento hacia tiempo que un libro no me llegaba tan hondo.

Así pues, cuando tuve la oportunidad de volver a leerlo en una LC, yo ya iba sobre seguro, convencida de que me iba a encantar. Pero al mismo tiempo, tenía un poco de miedo. Y es que tampoco es raro que un libro que una vez te gustase mucho, en una segunda toma de contacto cambiase radicalmente tu opinión. y este ha sido el caso esta vez… Pero para mejor. Sin duda alguna, he disfrutado incluso más esta segunda lectura de “La Canción de Aquiles”, la he saboreado aún más y creo que he apreciado más todos sus matices, la prosa de Miller, la manera en que juega inteligentemente con un mito más que conocido y le da un toque ya no solo personal, sino contemporáneo; como va forjando a fuego lento una historia de humanidad, heroicidad y mitología. Pero sobretodo de amor, un amor que es perfecto precisamente porque no lo es, porque se va preparando poco a poco, porque va cociéndose a fuego lento y cambiando con el paso de los años y de los cambios y la evolución que van sufriendo Aquiles y Patroclo, con el paso del tiempo y al son de los compases de una guerra épica. y eso hace que sea una historia que amas leer, aunque haya momentos que te dé mucha pena. Sobre todo si sabes por dónde van los tiros.

Interpretación moderna e íntima del ciclo de la guerra de Troya,"La canción de Aquiles" nos presenta el punto de vista de Patroclo., un príncipe exiliado desde muy joven de su tierra natal que es llevado a la corte del rey Peleo. Ahí conocerá a Aquiles, el hijo del rey y de una diosa, la ninfa Tetis. A pesar de sus diferencias, los dos jóvenes forman un lazo profundo e inseparable, que paulatinamente se convierte en amor mientras ambos van creciendo. Sin embargo, su pacífica vida se irá al traste con el estallido de la Guerra de Troya. a la cual Aquiles es llamado a luchar con el fin de cumplir con su destino: tener una vida longeva, pero insustancial, o morir joven pero eternamente recordado.

La canción de Aquiles” no es solo un canto a una de las grandes epopeyas universales, también lo es a una de las grandes historias de amor de todos los tiempos, la cual puede quedar opacada por la propia Guerra de Troya y por la grandeza de sus personajes. Hace ya bastante tiempo que leí “La Iliada” y “La Odisea” ( tengo que releerlas urgentemente) pero nunca olvidaré como me impacto la humanidad y el realismo que Homero imprimía a todos sus personajes. Recuerdo haber pensado que los escritores posteriores lo tenían difícil a la hora de hacer una obra mejor, porque Homero era insuperable. Miller sabe como manejar el legado de Homero y usarlo para sus propios fines sin por ello no hacerle toda la justicia que se merece esta epopeya. Se nota que la autora conoce como la palma de su mano y ama el canon troyano, y que sabe manejarlo con toda holgura. Recuerdo que cuando leí el libro por primera vez hubo algunas cosas que me parecieron un poco sacadas de la manga, como la relación que hay entre Aquiles, Patroclo y Briseida, o que Aquiles, al principio de la historia, fuera tan ¿como decirlo? cándido e inocente, cuando si algo caracteriza al personaje es su orgullo y terquedad. Sin embargo, en esta segunda relectura me ha parecido que todos y cada uno de los elementos que Miller pone sobre el tapete, tienen su sentido, ayudan a dar capas y profundidad a la historia. Y, sobre todo, consiguen darle a la misma, una visión más intimista y cercana, más acorde con el lector moderno. Sin por ello perder ni un ápice de la magnitud humana que Homero supo proporcionarle, y sin que quede anacrónico, sino que uno pueda sumergirse completamente en una época patriarcal en la que el honor y la hombria eran aspectos muy importantes de la misma.

Es gracias a eso que uno comprende perfectamente la ambición y orgullo de Agamenón, la terquedad de Aquiles, el ingenio de Ulises, la honorabilidad de Peleo. Miller les hace hijos de su época, pero a la vez sabe meterse en los detalles, darles pinceladas por aquí y allá que les hacen humanos y cercanos, comprensibles para el lector moderno. Una de las cosas que más he disfrutado de esta lectura es el poder saborear como con poquitos datos y de una forma muy sutil, esta autora hace unos esbozos de personajes realistas y muy ricos en detalles, poniendo muchas veces el foco en las relaciones que se establecen entre unos y otros con el paso del tiempo. de todas formas, uno de los aspectos que mas eche en falta fue que no se ahondará más en los personajes troyanos. Tampoco me gusto mucho que hacia el final el ritmo del libro se hiciera más rápido, y menos en una parte que me parecía muy interesante por como la llevo la autora.

Pero aparte de esto, el libro me ha encantado, como he dicho. Es una obra llena de sensibilidad y belleza. La prosa de Miller no es complicada, pero sabe escribir de una manera que atrapa al lector y le hace vivir en carne propia todo por lo que pasa Patroclo y como se siente a lo largo de la historia. Este es un excelente narrador. Lo suficientemente humilde y pequeño para facilitar que el lector se sumerja en sus vivencias, pero también lleno de esa grandeza que le convierte en un personaje heroico que el lector no puede dejar de admirar y respetar. El resto de personajes están excelentemente caracterizados y no pueden dejar indiferente al lector. Todos tienen algún matiz que les hace muy cercanos para el lector, incluso los más pequeños. Ninguno pierde fuerza o queda opcado. incluso, aunque los auténticos protagonistas sean Aquiles y Patroclo, la forma en que ambos encajan el uno con el otro perfectamente y van forjando una relación que va progresando en el tiempo. Una historia, llena de autodescubrimiento, pasión, comprensión, sensibilidad, pero también malentendidos. Todo lo cual hace que sea imposible que uno no conecte con ella mientras lee.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         121
Paloma
 14 February 2020
La canción de Aquiles se ha convertido en mi primer gran decepción de 2020 y potencialmente, en una de las más grandes decepciones en mi vida de lectora. Lo más extraño es que no culpo a nadie –ni a las miles de buenas críticas o toda la publicidad que se le dio, pero quizá esto hace que mi sentimiento sea más terrible. También, a diferencia de otras ocasiones, no me siento enojada o molesta con las críticas porque de hecho, confío en casi todos aquellos que recomendaron esta historia y se enamoraron de ella.

Hace un par de meses leí Circe de la misma autora y la disfruté muchísimo; el pluma de Miller me pareció interesante y me gustó la complejidad que le dio a un personaje basado en la mitología porque creo que supo explotar su divinidad con las emociones humanas. Para muchos, Circe no fue una novela de la misma calidad que La Canción de Aquiles. Entonces pensé que muy seguramente, este libro iba a ser extraordinario e imponente.

Pero la realidad es que quizá no haya nadie más sorprendida que yo de lo mucho que me disgustó esta historia, porque honestamente empecé el libro jurando que sería inolvidable. En ningún momento me cuestioné si se había exagerado la alabanza ni puse en duda las reseñas de personas a las que sigo. Con frecuencia tiendo a sospechar cuando un libro tiene tanto hype pero prometo que este no fue el caso. Entonces, me empecé a cuestionar si es que leí otro libro, o soy ya una lectora insensible, o si perdí mi capacidad de sorprenderme con narrativas más detalladas y con una construcción más pausada. Y es que, desde el principio de la historia comencé a sentirme muy poco entusiasmada y muy aburrida, y me quedé en la espera de que la pasión de Patroclo y Aquiles se desbordara a través de las palabras y acciones. Nunca sucedió. Creo que la historia se enfocó en detalles nimios que no lograron crear personajes fuertes y memorables, del tipo con el cual pudiera empatizar y crecer.

La Canción de Aquiles es narrada desde la perspectiva de Patroclo, y seguimos la vida desde su niñez, su destierro y cómo llegó a vivir al reino de Aquiles. La historia se enfoca en cómo se conocieron y cómo compartieron su niñez y adolescencia, y cómo se enamoraron. También se toca la separación a causa de la guerra pero también a causa del orgullo de los personajes. La premisa es muy interesante y prometía mucho, porque había mucho material con el que trabajar –en particular me llamaba la atención esta nueva perspectiva en una historia de amor, porque a mí me gusta el romance. Pero la verdad es que lo único que sentí fue un terrible aburrimiento y desesperación. ¿Dónde estaba esta narrativa que me haría llorar por el destino de dos amantes separados, y que me destruiría? Nunca pude encontrarla.

Creo que Miller no logró desarrollar a sus personajes a profundidad ni escribió con pasión sobre ellos. En todo momento, para mi Patroclo y Aquiles parecían niños berrinchudos y quejumbrosos, que nunca maduraron. En pocas palabras, siento que no hubo desarrollo de personajes y no puedo entender cómo fue esto posible, considerando que había demasiado potencial y material con el que trabajar. Me sentí consternada por la forma de actuar de los personajes que me pareció bastante tonta en ocasiones. Por ejemplo, a pesar que la historia nos dice que Aquiles cayó por su orgullo, Miller exacerbó esta característica lo cual lo hizo un hombre insoportable y poco atractivo (en mi opinión). Asimismo, en las escenas finales Patroclo también se comporta de manera bastante estúpida al involucrarse en el conflicto cuando no tenía formación de soldado. ¿Quién en su sano juicio, por Dios?

Por otra parte, a mí me pareció que Patroclo nunca tuvo personalidad fuera de Aquiles, por lo menos desde la perspectiva de la autora. No encontré algún rasgo de personalidad que fuera relevante y que lo definiera, algo que amara y por lo que sintiera verdadera pasión fuera de su relación con Aquiles. Lo conoció, y al notar que le prestaba atención, se enamoró de él. Era Aquiles en todo momento y todo el tiempo, lo cual supongo en sí no tiene nada de malo, si hubiera habido algo más que diera a Patroclo personalidad. Pero parecía no tener mente ni pensamientos propios y en algún punto eso se vuelve demasiado –muy plano y aburrido.

El resto de los personajes solo estuvieron en el telón de fondo, con la excepción un poco de Briseida y de Odiseo, pero cuyo rol es meramente secundario en la historia de amor de Aquiles y Patroclo. Incluso la relación entre este último y Briseida se siente bastante débil e infantil porque siempre está bajo la sombra de Aquiles y sus actos.

Por último, quiero hablar brevemente sobre la escritura. Tras haber leído Circe, para mí era obvio que la narrativa de Miller es más bien lenta, rica en detalles y con un ritmo pausado, y eso me gustó. En general no me molestan las historias cuya trama se construye poco a poco, en donde se le presta atención a los detalles y la narrativa es poesía en prosa. Por eso, me sorprendió también lo simplista que parece su escritura en La canción de Aquiles: en verdad que no me transmitió nada. Hay descripciones de tardes cálidas que los amantes compartieron durante su adolescencia; la soledad y los temores de Patroclo, y muchos otros detalles, pero siento que hubo demasiada descripción en detalles poco significativos, que no aportaron a la trama y ni qué decir al desarrollo de los personajes. Llegué a la mitad del libro y sentía que nada sucedía –solo una eternidad atrapada entre las inseguridades de Patroclo y la rabia de dioses y de un hombre. Repito, no me molesta una narración detallada, pero creo que hay escritores que han logrado de mejor manera construir historias llenas de detalle, donde al parecer no pasa nada pero el impacto emocional es devastador. Puedo citar, como ejemplo, Sedade Alessandro Baricco, El abanico de seda de Lisa See o las novelas del escritor húngaro Sándor Márai. Estos escritores también presentan personajes desagradables y caprichosos, con descripciones de la vida diaria y la rutina con una prosa rica y detallada que funciona.

Creo que me tomará un tiempo superar la decepción con este libro. En verdad que sigo desconcertada sobre cómo no fue lo que esperaba y me hace cuestionarme muchas cosas (por ejemplo, no solo fue la comunidad de Goodreads –este libro ganó premios y fue aclamado por la crítica, entonces, sigo insegura, ¿leí otro libro o nunca como hoy es verdad que en gustos se rompen géneros?). Y es siendo justa, creo que Miller es una buena escritora y Circe (escrita seis años después que esta novela, muestra cómo ha crecido como autora, pero es tan distinto al resultado de la historia de Aquiles
+ Leer más
Comentar  Me gusta         110
MaribelCalle
 27 May 2022
A veces el destino es más fuerte que cualquier energía, cualquier pulsión o sentimiento por intensa que sea.
Esta novela está destinada a impregnar y adherirse a la piel de cualquier lector entusiasta y no caer en el olvido ,formando parte de la memoria y del sustento emocional de quien se acerque a sus páginas.
Dos son los protagonistas absolutos de esta historia y paso a hablar de ellos.
Patroclo estaba destinado a ser rey pero por azar o avatares del destino formará parte de algo mucho más grande, más intenso que difícilmente no hubiera llegado a conocer si no hubiera cometido un error.
Aquiles, siendo hijo de un rey y una diosa, a pesar de ser mortal está destinado a ocupar un lugar privilegiado en la historia de la mitología, siendo héroe indiscutible de una guerra que se disputa entre dos pueblos enfrentados.
Pero todo lo que conocemos de Aquiles representado en la gloria y la aclamación popular , se queda corto cuando conocemos a la persona y sus profundos sentimientos, pues es algo más que un guerrero .Aquiles quien desde niño es conocedor de la profecía que lo amenaza como espada de Damocles, evitará su fatal destino, esquivando el temido enfrentamiento que marcará a fuego su triste final en esa famosa guerra que lo catapultará hacia la inmortalidad.
Ésta es la primera novela de Madeline Miller quien con su firmeza y delicado estilo narrativo nos presenta una historia hermosa que estimuló todos mis sentidos y sensores emocionales para crear una atmósfera tan apasionante que me será difícil olvidarla y que cambió completamente mi idea sobre el héroe de la Guerra de Troya.
Recomendable, por no decir imprescindible, e inolvidable.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         243
Citas y frases (109) Ver más Añadir cita
mariabv2012mariabv201202 May 2023
En cualquier otra ocasión, todo aquello me habría encantado: los nombres de las partes del barco, como driza, mástil o popa; el color de las aguas; el olor puro de los vientos... Pero yo apenas presté atención a nada de eso. Solo pensaba en esa pequeña isla situada en algún lugar delante de mí y el chico de cabellos rubios que esperaba encontrar allí.
Comentar  Me gusta         240
mariabv2012mariabv201203 May 2023
En la oscuridad, dos figuras alargan los brazos a través de una penumbra espesa y penosa. Y cuando las manos se tocan se derrama la luz en cien urnas doradas por las que el sol parece salir a borbotones.
Comentar  Me gusta         190
ange-gomezlange-gomezl13 May 2022
Quirón dijo en una ocasión que las naciones eran el invento mas estúpido de los mortales . " Ningún hombre merece mas que otro , venga de donde venga ".
Comentar  Me gusta         160
Celeste_LightwoodCeleste_Lightwood16 January 2020
Aquiles me estaba mirando.
-Siempre tienes revuelto el pelo aquí. -Me tocó la cabeza justo detrás de la oreja-. Creo que nunca te he dicho lo mucho que eso me gusta. -Se me erizó el cabello allí donde sus dedos me habían tocado.
-No -respondí.
-Lo hice. -Deslizó la mano hacia la base de mi cuello y acarició la vena que discurría por el mismo-. ¿Y qué me dices de esto? ¿Te he dicho lo que me parece? Justo ahí...
-No.
-Entonces, seguramente esto... -Movió las manos sobre los músculos de mi pecho, calentando la piel con su tacto-. ¿Te he hablado de esto?
-Algo me dijiste. -Contuve un poco la respiración al hablar.
-¿Y qué me dices de esto? -Su mano se demoró sobre mis caderas, acercándose a la línea de los muslos-. ¿Lo he mencionado?
-Sí.
-¿Y te he hablado de esto...? Seguro que sí, no me habría olvidado. -Esbozó su sonrisa gatuna-. Dime que no.
-No te olvidaste.
-Ni tampoco de esto. -Ahora su mano era incansable-. Sé que te he hablado de esto.
Cerré los ojos y pedí:
-Dímelo otra vez.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
Aylen2Aylen202 November 2022
Esa misma mañana, Aquiles se había subido de un salto a mi cama y me había frotado la nariz con la suya. «Buenos días», me había dicho. Aún recordaba su calor sobre mi piel.
Comentar  Me gusta         70
otros libros clasificados: mitologíaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro

Otros libros de Madeline Miller (2)Ver más




Test Ver más

Los monstruos de la saga Harry Potter

¿Qué criaturas mágicas podemos encontrar en Gringotts, el banco de magos?

Duendes
Thestrals
Mantícora
Nagini

15 preguntas
327 lectores participarón
Thèmes : monstruos , criaturas , fantasía , magiaCrear un test sobre este libro
.._..