InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8483653370
Editorial: Suma de Letras (17/04/2012)

Calificación promedio : 4.65/5 (sobre 13 calificaciones)
Resumen:
Dioses, héroes y hombres en un mundo aparentemente gobernado por el Destino. La más grande epopeya de nuestra civilización sigue presente hoy más que nunca. El joven príncipe Patroclo mata por accidente a un muchacho. Repudiado por su padre, es exiliado al reino de Ftía, donde lo acoge el rey Peleo, un hombre bendecido por los dioses, inteligente, apuesto, valiente y reconocido por su piedad. Tanto que se le concedió el más alto honor, la posibilidad de engendra... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (13) Ver más Añadir una crítica
Paloma
 14 febrero 2020
La canción de Aquiles se ha convertido en mi primer gran decepción de 2020 y potencialmente, en una de las más grandes decepciones en mi vida de lectora. Lo más extraño es que no culpo a nadie –ni a las miles de buenas críticas o toda la publicidad que se le dio, pero quizá esto hace que mi sentimiento sea más terrible. También, a diferencia de otras ocasiones, no me siento enojada o molesta con las críticas porque de hecho, confío en casi todos aquellos que recomendaron esta historia y se enamoraron de ella.
Hace un par de meses leí Circe de la misma autora y la disfruté muchísimo; el pluma de Miller me pareció interesante y me gustó la complejidad que le dio a un personaje basado en la mitología porque creo que supo explotar su divinidad con las emociones humanas. Para muchos, Circe no fue una novela de la misma calidad que La Canción de Aquiles. Entonces pensé que muy seguramente, este libro iba a ser extraordinario e imponente.
Pero la realidad es que quizá no haya nadie más sorprendida que yo de lo mucho que me disgustó esta historia, porque honestamente empecé el libro jurando que sería inolvidable. En ningún momento me cuestioné si se había exagerado la alabanza ni puse en duda las reseñas de personas a las que sigo. Con frecuencia tiendo a sospechar cuando un libro tiene tanto hype pero prometo que este no fue el caso. Entonces, me empecé a cuestionar si es que leí otro libro, o soy ya una lectora insensible, o si perdí mi capacidad de sorprenderme con narrativas más detalladas y con una construcción más pausada. Y es que, desde el principio de la historia comencé a sentirme muy poco entusiasmada y muy aburrida, y me quedé en la espera de que la pasión de Patroclo y Aquiles se desbordara a través de las palabras y acciones. Nunca sucedió. Creo que la historia se enfocó en detalles nimios que no lograron crear personajes fuertes y memorables, del tipo con el cual pudiera empatizar y crecer.
La Canción de Aquiles es narrada desde la perspectiva de Patroclo, y seguimos la vida desde su niñez, su destierro y cómo llegó a vivir al reino de Aquiles. La historia se enfoca en cómo se conocieron y cómo compartieron su niñez y adolescencia, y cómo se enamoraron. También se toca la separación a causa de la guerra pero también a causa del orgullo de los personajes. La premisa es muy interesante y prometía mucho, porque había mucho material con el que trabajar –en particular me llamaba la atención esta nueva perspectiva en una historia de amor, porque a mí me gusta el romance. Pero la verdad es que lo único que sentí fue un terrible aburrimiento y desesperación. ¿Dónde estaba esta narrativa que me haría llorar por el destino de dos amantes separados, y que me destruiría? Nunca pude encontrarla.
Creo que Miller no logró desarrollar a sus personajes a profundidad ni escribió con pasión sobre ellos. En todo momento, para mi Patroclo y Aquiles parecían niños berrinchudos y quejumbrosos, que nunca maduraron. En pocas palabras, siento que no hubo desarrollo de personajes y no puedo entender cómo fue esto posible, considerando que había demasiado potencial y material con el que trabajar. Me sentí consternada por la forma de actuar de los personajes que me pareció bastante tonta en ocasiones. Por ejemplo, a pesar que la historia nos dice que Aquiles cayó por su orgullo, Miller exacerbó esta característica lo cual lo hizo un hombre insoportable y poco atractivo (en mi opinión). Asimismo, en las escenas finales Patroclo también se comporta de manera bastante estúpida al involucrarse en el conflicto cuando no tenía formación de soldado. ¿Quién en su sano juicio, por Dios?
Por otra parte, a mí me pareció que Patroclo nunca tuvo personalidad fuera de Aquiles, por lo menos desde la perspectiva de la autora. No encontré algún rasgo de personalidad que fuera relevante y que lo definiera, algo que amara y por lo que sintiera verdadera pasión fuera de su relación con Aquiles. Lo conoció, y al notar que le prestaba atención, se enamoró de él. Era Aquiles en todo momento y todo el tiempo, lo cual supongo en sí no tiene nada de malo, si hubiera habido algo más que diera a Patroclo personalidad. Pero parecía no tener mente ni pensamientos propios y en algún punto eso se vuelve demasiado –muy plano y aburrido.
El resto de los personajes solo estuvieron en el telón de fondo, con la excepción un poco de Briseida y de Odiseo, pero cuyo rol es meramente secundario en la historia de amor de Aquiles y Patroclo. Incluso la relación entre este último y Briseida se siente bastante débil e infantil porque siempre está bajo la sombra de Aquiles y sus actos.
Por último, quiero hablar brevemente sobre la escritura. Tras haber leído Circe, para mí era obvio que la narrativa de Miller es más bien lenta, rica en detalles y con un ritmo pausado, y eso me gustó. En general no me molestan las historias cuya trama se construye poco a poco, en donde se le presta atención a los detalles y la narrativa es poesía en prosa. Por eso, me sorprendió también lo simplista que parece su escritura en La canción de Aquiles: en verdad que no me transmitió nada. Hay descripciones de tardes cálidas que los amantes compartieron durante su adolescencia; la soledad y los temores de Patroclo, y muchos otros detalles, pero siento que hubo demasiada descripción en detalles poco significativos, que no aportaron a la trama y ni qué decir al desarrollo de los personajes. Llegué a la mitad del libro y sentía que nada sucedía –solo una eternidad atrapada entre las inseguridades de Patroclo y la rabia de dioses y de un hombre. Repito, no me molesta una narración detallada, pero creo que hay escritores que han logrado de mejor manera construir historias llenas de detalle, donde al parecer no pasa nada pero el impacto emocional es devastador. Puedo citar, como ejemplo, Sedade Alessandro Baricco, El abanico de seda de Lisa See o las novelas del escritor húngaro Sándor Márai. Estos escritores también presentan personajes desagradables y caprichosos, con descripciones de la vida diaria y la rutina con una prosa rica y detallada que funciona.
Creo que me tomará un tiempo superar la decepción con este libro. En verdad que sigo desconcertada sobre cómo no fue lo que esperaba y me hace cuestionarme muchas cosas (por ejemplo, no solo fue la comunidad de Goodreads –este libro ganó premios y fue aclamado por la crítica, entonces, sigo insegura, ¿leí otro libro o nunca como hoy es verdad que en gustos se rompen géneros?). Y es siendo justa, creo que Miller es una buena escritora y Circe (escrita seis años después que esta novela, muestra cómo ha crecido como autora, pero es tan distinto al resultado de la historia de Aquiles
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Celeste_Cruz
 16 enero 2020
Por si no conocéis la leyenda, os pongo en antecedentes. Paris, príncipe de Troya, es recibido amablemente en Grecia por el rey Menelao. Sin embargo, este debe partir hacia Creta. Cuando regresa, descubre que Paris ha secuestrado a Helena, su hermosa mujer, por lo que, furioso, organiza un ejército para masacrar Troya y recuperarla. al mando de dicho ejército irá Agamenón, y entre sus soldados contará con la presencia del mejor guerrero de todos los tiempos, Aquiles, y su inseparable amigo, Patroclo. El poema épico comienza cuando llevan años luchando y Aquiles, debido a que Agamenón le ha "robado" a su esclava Briseida, se niega a luchar.

Si no os gusta demasiado la Grecia antigua y este tipo de relatos, podéis pensar que esta novela tiene pinta de ser un aburrimiento. Así que os voy a convencer de lo equivocados que estáis. Porque yo creí lo mismo al principio, más la autora tiene una pluma tan mágica y una narración tan dulce, que te va a encandilar en cada página. La historia está contada desde el punto de vista de Patroclo. Nació escuchimizado y no muy agraciado, por lo que era el hazmerreír del resto de niños, a pesar de ser el príncipe.
Mata a un chico por accidente en defensa propia, por lo que su padre decide exiliarle a la isla de Ftía. Allí conocerá a Aquiles, hijo del rey Peleo y una diosa menor, Tetis.
Es apuesto, rubio, de intensos ojos verdes, amable, con un cuerpo perfecto y unas habilidades sobrehumanas. En definitiva, un semidios. Patroclo le envidia y tiene celos, más pronto esos sentimientos se transformaran en unos de admiración que se irán deslizando hasta la amistad cuando Aquiles decida adjudicarle como su hermano de armas, decisión que sorprende a todos pues considera que un enclenque como Patroclo no es merecedor de tal honor.
Sin embargo, una profecía se cierne sobre el joven Aquiles. Su nombre está destinado a la gloria y la fama, la cual solo conseguirá si accede a luchar en la guerra de Troya. al principio se niega obstinadamente, pero Ulises le asegura de que es su única opción si no desea morir en el más absoluto anonimato. Alguien como él, nacido para triunfar gracias a sus características divinas, es lo peor que puede esperar. Así pues, resignado, decide aceptar y, junto a su leal Patroclo, partirán en busca de honor y renombre.
La profecía asegura que Aquiles morirá a manos de Héctor, el gran príncipe troyano, por eso trata de evitar el enfrentamiento. No obstante, la muerte de Héctor es lo que les asegurará la victoria, por lo que la negativa de Aquiles de enfrentarle les llevará a años de guerra en la que ambos bandos combatirán por desgaste.
Podría decirse que la novela se divide en dos partes bien diferenciadas. Las aventuras de los jóvenes protagonistas que ocupan su niñez, adolescencia y entrenamiento con el sabio centauro Quirón, por un lado y, por otro, todo lo acontecido durante la guerra de Troya hasta su final. A mi, en lo personal, me ha gustado más la primera parte porque se centra más en la relación entre Aquiles y Patroclo y su lenta y preciosa evolución. Y sí, por si aún no ha quedado claro, son amantes.
Sin duda, es la historia de amor entre Aquiles y Patroclo lo que me ha cautivado no solo a mi, sino al resto de lectores que han caído rendidos ante ellos. Un pedacito de mi alma se ha quedado enredado en su relación. La belleza del estilo de Miller ha contribuido magníficamente a describirnos un amor creíble, hermoso, sereno, radiante. Me quedo sin adjetivos para calificarlo porque es imposible. La autora se centra más en su romance que en la historia que cuenta La Ilíada. Es un amor que surge del profundo respeto y devoción que se tienen, que se cuece a fuego lento y se va desarrollando con lentitud y ternura a lo largo de los años. Por supuesto, no será fácil. Para empezar, nadie entiende la veneración que le profesa Aquiles pues, como hemos dicho, Patroclo es prácticamente un don nadie que se deja arrastrar por la grandiosidad de su compañero. Este desprecio e ignorancia colectiva queda bien reflejado en la figura de Tetis, la madre de Aquiles, la cual menosprecia a Patroclo una y otra vez y no oculta en absoluto su deseo de deshacerse de él.

Como sabréis, en la Antigua Grecia ser homosexual no era un problema. Era habitual que hombres hechos y derechos sintieran atracción por jovencitos apuestos y se acostaran con ellos. Los que intuyen la verdadera relación de los chicos, simplemente creen que es un capricho pasajero de Aquiles. En ningún momento sospechan que está enamorado de verdad, como se demostrará posteriormente.
Hasta ahora, las historias nos han mostrado al héroe, al muchacho invencible que de una estocada rajaba armaduras y desarmaba a un ejército. La canción de Aquiles nos muestra al humano, al hombre que lo da todo por aquel a quien ama, al que no le afecta lo que puedan pensar los demás y que el hecho de que Patroclo esté a su lado pueda restarle renombre. Porque le ama y es todo lo que le importa, más allá de sus logros militares.
Patroclo es un chico dulce, honesto, sincero, inocente que siempre antepone el bien de Aquiles, el héroe, al suyo. Aunque nunca destacó por méritos propios, durante la guerra de Troya veremos mucha madurez por su parte y se abrirá un hueco entre los guerreros, gracias a sus conocimientos de medicina, adquiridos por la enseñanza de Quirón y aumentados en el campo de batalla. Se ganará el respeto de aquellos con los que comparte campamento y el lugar al lado de Aquiles ante sus ojos. Es un personaje que me ha encantado y al que he admirado por su valentía y su lucha.
Aquiles también experimenta una gran evolución según transcurre la novela. Tiene un peso enorme a sus espaldas y está atrapado por el destino, del cual no puede escapar. Como ya he comentado, el libro nos presenta al humano, un ser repleto de sentimientos, amor, honorabilidad y valentía. Según nos acercamos al desenlace, observamos una personalidad que no había salido hasta el momento, exceptuando en ocasiones muy contadas y atenuada. No obstante, la carga que soporta termina mermando sus fuerzas y su carácter y se verá reflejado en sus actos. Por suerte, tiene a Patroclo que le guía y le ayuda a seguir el camino correcto.
De Ulises también he disfrutado mucho. El rey de Ítaca es astuto, buen conocedor de las palabras y sabio. A pesar de que no termina de congeniar con los protagonistas, sí que mantiene con ellos una especie de amistad. Es un personaje que actúa como la voz de la razón y el consejero de los jóvenes, deseando lo mejor para el pronto fin de la guerra y aportando consejos sensatos.
Briseida, Agameón, Tetis... Todos y cada uno de los personajes están fantásticamente construidos y te logran transmitir un millar de sensaciones, unas más agradables que otras. No hay ningún personaje que actúe como un mero elemento decorativo, todos tienen trasfondo, una personalidad bien definida y compleja y poseen un verdadero papel dentro de la narración.
En cuanto a la prosa... solo puedo decir maravillas. Patroclo es un personaje segundón en La Ilíada, por lo que me parece un acierto haberle hecho el protagonista principal y contarlo desde su punto de vista. de esta forma, obtenemos una visión distinta del mundo, más realista. La pluma de la autora es espectacular. Consigue hacerte estremecer con las escenas de amor así como con las batallas. Las descripciones de estas últimas son precisas y detalladas, lo que nos permite percibir que somos uno más del poderoso ejército griego. Su gran logro es conseguir que el lector se introduzca de lleno en la historia. Nosotros mismos participamos de ella, sufriendo, llorando, gritando, enamorándonos, alegrándonos. He sentido los sentimientos de Patroclo como míos propios y eso es un efecto que pocas novelas me han transmitido.
Respecto al final... si conoces la leyenda, sabes lo que va a ocurrir. Yo creía estar prevenida y me mentalizaba de que al saber el desenlace, no iba a sufrir tanto. Pero, no nos engañemos, sufrí igual o incluso más. No soy de llorar con los libros, pero os prometo que con La canción de Aquiles casi no he parado desde los primeros capítulos.
Es un sentimiento desgarrador, que te destroza y te mantiene en vilo, incapaz de despegar la mirada, que te obliga a seguir leyendo aún cuando no quieres porque no sabes si vas a soportarlo. Es simplemente espectacular la maestría que tiene Madeline Miller para sorprenderte aún conociendo el mito. Es previsible, sí, pero lo vives como si fuera una historia distinta, como si te estuviera contando algo completamente nuevo.

Enlace: http://notodoesfantasia.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Jazmin
 30 octubre 2019
Este es un libro que, para que los que no saben, es un retelling de la Ilíada de Homero. Éste es un poema épico muy extenso. Quiero hacer una gran recomendación y por supuesto súper personal. Muchas capaz pensarán que no es necesaria realmente la lectura de este libro para poder leer éste que les traigo hoy a reseñar. Por el contrario, yo creo que siempre en las reescrituras es necesaria la lectura del texto original. al igual que en la mayoría de los casos, en esta novela ocurre que muchas de las alusiones de la Antigüedad y el contexto de producción que se retoma del texto original se pierden por completo si es que no se tiene una lectura previa de la Ilíada. Por lo que realmente recomiendo su lectura o, al menos, mirar la película que se ha hecho en base a esta historia o la lectura de algún texto o resumen de internet que debe haber muchísimos. Como les digo, esta es una recomendación personal, por supuesto pueden adentrarse a la lectura de este libro igualmente 😂
Ahora sí, en este libro, como lo dije anteriormente, estamos viendo una reescritura un texto bastante antiguo. Nos vamos a encontrar igualmente con casi los mismos hechos principales, pero va a haber algunos nuevos. Aquí todo está visto desde una nueva mirada, un nuevo punto de vista. El personaje de Patroclo va a ser uno de los protagonistas y tendrá una voz mucho más fuerte de la que pudo llegar a tener en La Ilíada. Esto me gustó muchísimo para conocer todo desde su propia mirada. Aclaro que soy completamente fanática de las obras de Homero y poder haberme encontrado con este libro me pareció hermoso. Por ello es que uno de los elementos que más me gustaban en la lectura era poder volver a ver a estos personajes de los que ya no tenía más historias nuevas que leer. Poder ver estos personajes nuevamente en nuevas historias a través de una mirada completamente diferente y poder verlos otra vez desde otra perspectiva me ha fascinado. Porque tanto los personajes como uno como lector vuelve a hacer otra lectura sobre la historia originales y esto me parece precioso. Esto lo digo ya que uno se replantea no solamente este texto, sino también el original a través de esta nueva mirada.
Como les digo, los personajes vuelven a ser los mismos, pero nos encontramos con una nueva faceta de ellos que nos hace replantearnos un poco la mirada incluso de la Ilíada. Me parece muy interesante esta perspectiva que le dio la autora y poder hacerlo con tanta profundidad. Creo que volvemos sobre los mismos personajes, pero desde una nueva idea y esto los hace mucho más interesantes en mi opinión. Además, puede que uno esté de acuerdo o no sobre la lectura que le da la autora, pero no se puede decir que no lo hace desde lo verosímil. La autora toma los hechos de la Ilíada y los en cadena, los reformula desde un nuevo punto de vista, pero siempre desde la verosimilitud. No nos vamos a encontrar con hechos que sean descabellados o que no concuerden con la historia original. La autora respeta bastante la idea y los hechos principales y me gusta mucho que sea de esta manera ya que uno puede ver la relación entre los dos textos, sobre todo a la hora de volver a abordar la conciencia de los personajes desde una nueva mirada.
En fin, no voy a decir más sobre este texto porque creo que es mejor que lo puedan leer sin mucha más información. Como le digo, es una lectura hermosa sobre todo para aquellos que les gusta la literatura clásica y los retellings. Pero, en mi opinión personal, creo que es mejor si se tiene ya una leída o al menos un acercamiento a la historia original para comprender todo. En cualquier modo, recomiendo muchísimo la historia.
Enlace: https://navegandoentreletras..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Anuca
 04 enero 2019
Con La canción de Aquiles, Miller logra adentrarnos en el mundo Homérico de forma entretenida, cuidada y comprensible. Soy profana en este ámbito, conozco lo básico, así que no puedo hacer una disertación acerca de lo ajustada que ha estado la autora con respecto a las teorías o estudios que hayan podido surgir en torno a la vida de Aquiles y La Iliada, pero si que puedo recomendar la lectura a cualquiera que quiera iniciarse en el tema.
No puedo evitar sentir que estamos ante una historia de amor en torno a la que se entreteje todo lo demás. Una historia de amor que me ha sorprendido pues desconocía que se barajase esta hipótesis y cuyo tratamiento me ha gustado muchísimo. Para mí, Patroclo y Aquiles siempre han sido grandes amigos, pero en esta novela se nos presentan como amantes y la pareja es la protagonista absoluta a pesar de contar con un elenco de personajes fantástico.
La canción de Aquiles está narrada en primera persona por Patroclo y comienza con su infancia, pero ya en los primeros capítulos su destino se cruza con el de Aquiles pasando a formar un tandem en torno al cual todo gira.
Sí, para mí todo gira en torno a ellos. Suceden muchas cosas: episodios de la vida de Aquiles (sus orígenes, su formación, sus días en Ftía y también lejos de ella...), los inicios de la Guerra de Troya (desencadenantes, razones por las que nuestro protagonista se une a filas...) y los últimos tiempos de ésta, pero ese narrador... que todo surja de los labios de Patroclo hace inevitable que la relación que tiene con Aquiles sea el pilar sobre el que todo lo demás se va construyendo y explicando.
Y ese pilar, la forma en que se desarrolla la relación entre Patroclo y Aquiles me ha convencido totalmente. Va poco a poco, paso a paso, de forma muy natural. Es inevitable conectar con ellos, especialmente con Patroclo. El narrador de esta novela me ganó desde el primer momento, sus reflexiones... su comportamiento... su lealtad... ¿Verdaderamente en la antigua Grecia había alguien con estos valores tan cercanos a los que deseamos inculcar hoy en día? Tal vez no, no lo sé, pero ha enriquecido mi experiencia lectora, me ha removido por dentro y ha logrado que me sintiera próxima a esta historia a pesar de las distancias.
Concluyendo, La canción de Aquiles es una novela capaz de acercar a todo el que sienta un mínimo de curiosidad a una temática que, a nivel literario, puede de otro modo resultar menos asequible. Una historia de la que seguramente todos conozcamos el desenlace y que, aún así, tiene la maestría de emocionarnos gracias a todo el trabajo previo que nos guía hasta ese final.
Enlace: http://www.tejiendoideascosi..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Arethusa
 12 abril 2018
Belleza en estado puro.
Cada palabra se siente como la más hermosa de las melodías y la emoción nace en la punta de los dedos.
La autora escribe de una manera original, fresca y atrapante. La trama es llevada en el ritmo perfecto.
Para mí, fascinada siempre por la Grecia antigua, y en especial por las relaciones entre ciertos personajes, esta lectura ha sido como la más deliciosa de las frutas, y creo que tendrá el mismo efecto en casi cualquier persona que le de una oportunidad.
Libro totalmente recomendable para cualquier tipo de lector, pero imprescindible para aquellos que busquen leer sobre antiguos hérores griegos o enternecerse con una relación homosexual no exagerada y muy bien llevada.
En lo personal, no puedo pensar en esta historia sin que las lágrimas se agolpen en mis ojos.
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (6) Ver más Añadir cita
Celeste_CruzCeleste_Cruz16 enero 2020
Aquiles me estaba mirando.
-Siempre tienes revuelto el pelo aquí. -Me tocó la cabeza justo detrás de la oreja-. Creo que nunca te he dicho lo mucho que eso me gusta. -Se me erizó el cabello allí donde sus dedos me habían tocado.
-No -respondí.
-Lo hice. -Deslizó la mano hacia la base de mi cuello y acarició la vena que discurría por el mismo-. ¿Y qué me dices de esto? ¿Te he dicho lo que me parece? Justo ahí...
-No.
-Entonces, seguramente esto... -Movió las manos sobre los músculos de mi pecho, calentando la piel con su tacto-. ¿Te he hablado de esto?
-Algo me dijiste. -Contuve un poco la respiración al hablar.
-¿Y qué me dices de esto? -Su mano se demoró sobre mis caderas, acercándose a la línea de los muslos-. ¿Lo he mencionado?
-Sí.
-¿Y te he hablado de esto...? Seguro que sí, no me habría olvidado. -Esbozó su sonrisa gatuna-. Dime que no.
-No te olvidaste.
-Ni tampoco de esto. -Ahora su mano era incansable-. Sé que te he hablado de esto.
Cerré los ojos y pedí:
-Dímelo otra vez.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
Celeste_CruzCeleste_Cruz16 enero 2020
-Voy a ir -anunció-. Iré a Troya. -El destello rosado de su labio, el verde febril de sus ojos, su rostro desprovisto de arrugas... Nada en él decaía ni se marchitaba. Él era áureo, deslumbrante, era la primavera. La envidiosa muerte se bebería su sangre y sería joven de nuevo. Me miraba con unos ojos profundos como el abismo. -¿Vas a acompañarme? -quiso saber. El interminable dolor del amor y el pesar estaba ahí. Quizás en otra vida podría haberme negado, tal vez podría haberme tirado de los pelos y puesto a chillar, tal vez en otra vida podría haberle hecho afrontar solo esa elección. Pero no en esta. Él navegaría rumbo a Troya y yo le seguiría, incluso hasta la muerte.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
yvo_about_booksyvo_about_books16 noviembre 2018
Me bastaba un simple roce o el olor para identificarle, y si me quedara ciego, podría reconocerle por el modo en que respiraba o en que pisaba el suelo. Le reconocería en el fin del mundo, incluso en la muerte.
Comentar  Me gusta         20
Celeste_CruzCeleste_Cruz16 enero 2020
-Yo iré -se ofreció el argivo, incorporándose desde donde se había recostado sobre la borda-. He oído esa narración casi tantas veces como la nauseabunda del tálamo nupcial.

-Tú te lo pierdes -gritó Ulises mientras el otro, ya de espaldas, se alejaba-. No le hagáis ni caso. Su esposa es una perra con un mal genio de cuidado capaz de amargarle el carácter cualquiera, en cambio, la mía...

-Juro que como acabes esa frase te tiro por la borda y tienes que ir a Troya a nado. -El vozarrón de Diomedes recorrió toda la longitud del barco.

-¿Lo veis? -Ulises meneó la cabeza-. Un amargado.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
Celeste_CruzCeleste_Cruz16 enero 2020
-Patroclo es mi camarada por juramento. Su sitio está junto a mí. -Los ojos de la nereida flamearon y casi pude sentir el fuego de los mismos. Vi la negativa formada en sus labios fruncidos.

-Muy bien -accedió Peleo y mediante un gesto indicó a un siervo que me hicieran un sitio entre ellos, que, por suerte, fue en el extremo opuesto al lugar ocupado por Tetis. Me hice lo más pequeño e invisible posible antes de seguir a Aquiles hasta nuestros asientos.

-Ahora va a odiarme -le recriminé.

-Ya te odia -me replicó con una rápida sonrisa.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: Ficción históricaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




Test Ver más

Monstruos en la literatura

Calamar Gigante

H.G. Wells
C.S.Lewis
Julio Verne
Mary Shelley

10 preguntas
126 lectores participarón
Thèmes : monstruos , ficción , fantasíaCrear un test sobre este libro
{* *} .. ..