InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Shorby


Shorby
13 marzo 2018
Tengo que empezar diciendo que me ha costado una barbaridad hacer esta reseña, ya que es un pedazo de clásico del género, de mano de un escritor de culto y no quiero extenderme demasiado. ¡Pero contaría tanto…!

La única pega que puedo ponerle a la novela, es a la misma como tal, a mi edición, que tiene una portada absolutamente espantosa. Pero qué se le va a hacer…

Nos encontramos en medio de una expedición en la Antártida, dirigida y dictada -con ausencia casi por completo de diálogos- por un geólogo, profesor de la Universidad de Miskatonic. Es un superviviente a dicha expedición y logra ponernos la piel de gallina sin apenas esfuerzo.

Comenzamos el trágico viaje con la primera tanda de científicos, que llegan por tierra, en trineos tirados por perros, a una imponente cordillera (más alta que el Himalaya), desconocida hasta entonces y al pie de la cual deciden acampar… y en la que más tarde acaban hallando una cueva. Aquí da lugar un importantísimo descubrimiento para la ciencia: los restos de una ciudad antiquísima; un grupo de fósiles que no pertenecen a la raza humana, ya que son superiores en envergadura, poseen una especie de alas en los costados, parece ser que se sostienen sobre patas y por cabeza surge un ramillete de tentáculos.
Llegados a este punto, debo decir que no es nada difícil imaginarse a estas criaturas ni el entorno en el que han topado, ya que el autor lo describe al dedillo… y por la red podemos encontrar innumerables fan-arts la mar de curiosos.
Quizá esta parte de la novela pueda hacerse un poco más larga, debido a que el lenguaje utilizado es más técnico; sin embargo, es necesario.

Nuestro narrador se encuentra en el segundo grupo de exploradores, tan sólo él y un estudiante, que viajan en aeroplano y se dirigen hacia la caverna tras haber perdido todo contacto con los que ya se encuentran allí.
Desde luego no se imaginan que lo que les espera allí es un hallazgo histórico.

Los fans de este hombre sabrán que los fósiles descubiertos son de Primordiales, seres –extraterrestres- de los que el autor habla en muchos de sus relatos con todo lujo de detalles, haciendo incluso que el lector se plantee su existencia (¡hola hola, Chtulhu!).
Una vez más, Lovecraft nos fascina a través de sus páginas plagadas de ese terror a lo desconocido, de esas bestias mitológicas existentes en religiones desaparecidas.

Así, tenemos una buenísima historia de ciencia-ficción y terror (sin sangre ni vísceras), lovecraftiano puro y duro, de la mano de uno de los grandes, con un estilo que se reconoce perfectamente, con esa prosa recargada que le caracteriza y esa narración en primera persona que hace que nos metamos de lleno en la crónica de este hecho insólito.
Sin duda, el punto fuerte de la novela son las descripciones de los lugares, de las sensaciones, que van envolviéndote poco a poco en una placentera turbación que te anima a seguir leyendo.

Si bien digo que me encanta, tanto la novela como la obra de este señor, no es un libro –ni un autor- que recomendaría a cualquiera, ya que su manera de escribir –y describir- puede resultar densa e incluso un tanto barroca y enrevesada (ojo, que tampoco hace falta un diccionario para leerlo). A mí se me hace exquisita.

Para terminar, decir que es de los pocos autores que me lo hacen pasar mal leyendo, detalle que le hace ganar muchísimos puntos.

Bienvenidos al universo Lovecraft.
Enlace: http://locaporincordiar.blog..
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}