InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
Críticas sobre La Puerta (17)
Ordenar por :   Fecha   Los más apreciados  



Añadir crítica
nefertiti5
 13 octubre 2020
La novela en general, me ha gustado bastante, el inicio y algunas escenas posteriores me han parecido estremecedoras e inquietantes dado su carácter paranormal, si me pasa a mí algo así, muero de miedo... La novela me ha mantenido enganchada de principio a fin, ayuda que se lee de forma ágil debido a sus capítulos cortos, pero en el desenlace flojea un poco.

La novela tiene algunos "fallitos" pero no les doy demasiada importancia, los he leido mucho peores que éstos.

El final no ha estado a la altura y para mi gusto ha sido muy americano, a ésto si le doy importancia y por eso ha bajado mi puntuación final.
Comentar  Me gusta         100
LAKY
 10 noviembre 2020
Hace siete años leí “El último pasajero” y lo disfruté mucho. No me había atrevido a repetir de nuevo con el autor porque a él le gustan mucho los elementos sobrenaturales y a mí no me gustan nada. Pero “La puerta” me llamaba mucho la atención, demasiado. le estuve dando vueltas durante dos semanas antes de hacerme con el libro. Por una parte, era policíaca y el estilo de Manel me gustó en aquella ocasión. Por otra, había un cierto toque sobrenatural, así lo decían las diferentes reseñas que iban saliendo. Pero me arriesgué y ya os adelanto que no me equivoqué.

Éstas son mis impresiones

La agente Raquel Colina se acaba de trasladar a Galicia junto a su hijo Julián. El niño tiene un cáncer terminal y los médicos ya le han dado por desahuciado. Raquel, como es lógico, no se resigna e intenta buscar una ayuda de otro tipo: si la ciencia ya no puede, habrá que buscar algo fuera de la ciencia. Y en internet encuentra una curandera gallega que ha salvado a mucha gente, a muchos enfermos terminales como su hijo. No es un negocio; de hecho, no pide nada por curar. Como cualquier madre desesperada, se aferra a esa remota posibilidad y pide traslado a una comisaría de pueblo para que así la curandera pueda tratar a su hijo.

Pero nada sale bien. Cuando llega, no consigue encontrar a la curandera, ha desaparecido. Y la tranquila comisaría, el destino que no le iba a dar problemas, resulta ser todo lo contrario: el cadáver de una joven ha aparecido en la Puerta de Alén. Todo indica que ha sido asesinada en un negro ritual. Raquel y su compañero Juan, que pronto se convierte en amigo, se harán cargo del caso.

Manel sitúa su novela en un lugar real; la puerta de Alén o Porta do Alén realmente existe. Son unas rocas enormes que forman como un dintel, como una puerta y que en tiempos antiguos era considerada como la puerta al otro mundo. Si se entraba en ella viniendo del norte y dirigiéndose al sur, se podía preguntar a los muertos lo que se desease saber. Como en cualquier mito que se precie, ya que se entra como invitado, hay que llevar una ofrenda o regalo..

Como os he comentado al principio, le tenía miedo a esta novela por el punto sobrenatural que me habían comentado que tenía. Ese punto fue el causante de que no me lanzase de cabeza a por ella sino tras darle muchas vueltas. La parte policíaca me llamaba pero no quería que el tema se resolviese con una salida demasiado fantasiosa porque sabía que no me iba a gustar. Pues ya os digo, si tenéis los mismos miedos que yo, que no os preocupéis porque la parte sobrenatural está bien encajada en la historia y resulta creíble. Claro que la situación en esa Galicia oscura ayuda. Siempre he pensado que historias de este tipo encajan mejor en el paisaje gallego, vasco, asturiano u otro similar… En todos los sitios hay mitos y leyendas pero hay que reconocer que son más creíbles en un bosque cerrado que en la costa gaditana por poner un ejemplo.

Salvado el elemento sobrenatural que, repito, me ha gustado, lo demás ya sabía que me iba a convencer. Manel Loureiro escribe novelas muy entretenidas y ésta no es una excepción. Es una novela hecha para el entretenimiento puro y duro, que engancha muchísimo y se lee en un suspiro.

Los personajes me han gustado mucho. Me ha gustado Raquel, la protagonista, pero sobre todo me ha gustado su compañero Juan Vilanova, ese policía de pueblo entrado en carnes con un corazón inmenso. Juan y Raquel hacen una pareja perfecta y juntos se meterán en mil líos para desvelar qué hay detrás de la puerta.

La novela se estructura en treinta y un capítulos de corta extensión. Es la propia Raquel en primera persona quien nos va contando la historia; obviamente, desde su punto de vista. Sabremos de su desesperación ante la situación que vive su hijo y es imposible no empatizar con ella y ponerse en su lugar: como ella, todas las madres haríamos cualquier cosa para intentar salvar a nuestros hijos. Con un estilo directo, con mucho ritmo, la novela comienza fuerte y va in crescendo, sin perder ritmo en ningún momento, con sorpresas casi continuas y creando una sensación de inquietud en el lector que consigue que éste lea con avidez. Es un libro hecho para devorar.

Conclusión final

He disfrutado muchísimo de esta “puerta”. Un libro entretenidísimo y lleno de misterio que he devorado en un par de tardes.

Enlace: https://librosquehayqueleer-..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
GemaMG
 26 noviembre 2020
La puerta es una novela que, nada más arrancar, ya establece un claro posicionamiento en lo que te vas a encontrar después. Partiendo de una situación de lo mas cotidiana del mundo ya introduce esos elementos “misteriosos” que van a ser un continuo a lo largo de toda la trama, por lo que si en estas primeras páginas no te engancha, es difícil que lo haga a partir de aquí. A mí, os aseguro que, aparte de ponerme los pelos de punta, fue un acicate para sumergirme en la novela como el que se tira a una piscina de cabeza habiendo apenas probado con el pulgar del pie la temperatura del agua.
Lo que te encuentras a partir de aquí es una novela negra, por más que los protagonistas pertenezcan a los cuerpos de seguridad. ¿Que hay una investigación sobre una muerte? Obviamente, no hay más que leer la sinopsis, pero la novela no se queda ahí, sino que ubica la trama dentro de un lugar lleno de misterios, secretos y medias verdades. Dentro de un paisaje que el autor describe de una forma sublime para hacernos dudar y de una atmosfera que nos lleva a empaparnos con la persistente lluvia, a sentir horadados los oídos por el fuerte viento, a sentir perdida toda percepción espacial entre la densa niebla, a sentirnos pequeños ante construcciones magnificas cuya existencia se pierde en el principio de los tiempos. Consiguiendo, al fin, que toda nuestra parte racional se tambalee y comencemos a creer que lo que cuenta, a pesar de ser ficción podría ser real, porque como se dice en aquellas tierras: «eu non creo nas meigas, mais habelas hainas» («yo no creo en las brujas, pero haberlas, las hay»).
Y frente a esta atmósfera incierta, Manel coloca tres protagonistas rotundamente reales.
Raquel es una Guardia Civil, si, pero ante todo es una madre que lucha por la supervivencia de su hijo. Una madre sola ante la situación más angustiosa de su hijo, una mujer sin familia que la apoye, sin redes sociales en las que apoyarse, una mujer que, a pesar de su racionalidad, se aferra a un clavo ardiendo si esto le da la mínima oportunidad de cambiar el curso de un futuro escrito. Una mujer valiente a la que el tiempo apremia, a la que las circunstancias que nunca le han sido favorables, se le vuelven aun más adversas en esta tierra que le resulta tan extraña y tan incontrolable, una mujer a la que la desesperación, a veces, no le permite ser racional, porque el corazón, en este caso pesa mucho más que lo que su profesión le haya podido enseñar.
Julián es ese niño desahuciado al que su madre está empeñada en arrancar de la muerte, un niño de apenas 9 años, al que su madre solo quiere proporcionar una oportunidad de seguir viviendo, de seguir siendo un niño y de ser feliz. Un niño que, a lo largo de la novela, nos demuestra que es mucho más consciente de lo que le ocurre de lo que su madre cree y a la que no le cuenta lo que vive y lo que siente en su afán de protegerla.
Y por último tenemos a Juan, el compañero de Raquel, un personaje del que me he enamorado desde el primer momento. Un personaje en el que el autor derrumba muchos de los tópicos que rodean a los “gorditos”, un personaje que es el COMPAÑERO con el que todos desearíamos contar en lo profesional y el amigo fiel al que todos querríamos tener en lo personal.
Junto a estos tres pilares encontramos un puñado de secundarios que serán claves para el desarrollo de la novela, porque si hay algo destacable es que en esta historia no hay personajes de relleno, no hay trama de relleno, no hay descripciones de relleno… está lo que tiene que estar y en su justa medida.
Raquel nos cuenta la historia en primera persona en los capítulos que llevan su nombre, lo que nos permite meternos en su cabeza y sufrir en nuestras carnes la desesperación de una investigación en la que las puertas tras las que se esconden las respuestas se cierran una a una ante sus narices. Conocemos hasta el último de sus pensamientos y sus sentimientos y junto a ella somos capaces de vivir la desesperación, la ira, la incertidumbre y el terror…
El resto de los capítulos los narra un narrador omnisciente que permite que situemos a esa Raquel en relación con los demás, que seamos capaces, aun parcialmente, de construir a su alrededor un puzle en el que vayan encajando las piezas que se nos ocultan.
De esta forma, alternando puntos de vista en capítulos breves, el autor consigue que el interés no decaiga, que la tensión de lo vivido por los protagonistas vaya aumentando y te inunde hasta llegar a un punto de no retorno, a un final frenético y sorprendente.
Una novela de la que he disfrutado, en la que he encontrado una trama distinta y original y en la que he podido acercarme por primera vez a un autor al que nunca había tenido la oportunidad de leer.
Una novela que puede ser tan real o tan ficticia como cada uno de nosotros queramos interpretar.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
lectoraaburrida
 24 octubre 2020
Bueno
Empiezo diciendo que no me importa que un libro sea predecible si la historia me interesa y entretiene... tampoco me importa que haya personajes que casi me hayan parecido un poco "inspirados" en otros de algún autor al que leo (Juan me ha recordado a cada rato a Jon de "Reina roja").
Hasta la mitad me parecía una historia que aunque no fuera original, sí era fresca y dinámica. Una presentación de trama muy atrayente, escenarios reales sobre los que poder investigar y dos personajes principales muy atractivos.... pero... pero a partir de esa mitad el libro empieza a decaer, a volverse repetitivo y con situaciones inverosímiles a pesar de ser un libro de ficción.
Me he ido desinflando y en escenas cruciales de mucha acción hasta he saltado líneas del texto...
A mí el final sí me ha parecido muy coherente con lo que ya se venía fraguando en la historia...el fallo se lo veo antes de llegar ahí... demasiado peliculero y claro...ya no podía ser de otra manera.
Una pena, la verdad... estaba siendo un libro muy entretenido y al final va a ser uno que "ni pena ni gloria".
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Bookworm
 24 octubre 2020
Si algo le voy a agradecer a esta novela es haberme hecho desconectar del mundo y de una lesión que me trae loca durante las horas que me pasé leyéndola, porque se podrán decir muchas cosas de "La puerta", pero entretenida es un rato.

Tengo que decir que yo soy poco creyente en todos los sentidos, directamente si no lo veo no lo creo, así que tenía que cambiar el "chip" un poco para adentrarme en esta historia y lo primero que hice fue ponerme en la piel de la protagonista. Y sí, cuando todas las puertas se te van cerrando en las narices y la respuesta de todo el mundo es la misma ("no hay nada que hacer") una busca hasta debajo de las piedras la forma de intentar salvar a un hijo y si te dicen que hay que ir allí donde Cristo perdió las sandalias porque hay una "menciñeira" llamada Ramona Valongo que puede curar el cáncer a un niño al que apenas le auguran tres meses de vida, pues te vas escopetada a conocer a esa señora y luego pides un traslado en el trabajo. Y eso un poco es lo que hace Raquel Colina, dejar su exitoso trabajo en Madrid en el Equipo Central de Inspecciones Oculares de la Guardia Civil, un grupo de élite que reúne a los mejores y que cuenta con lo último en tecnología para trabajar y trasladarse hasta Arufe, donde quedó con Ramona, un pueblo que al llegar encuentra literalmente abandonado.

“La Galicia rural es vasta, verde, profunda, boscosa… y llena de ancianos. Apenas nos cruzamos con tres o cuatro personas por el camino y ninguna de ellas bajaba de los sesenta años de edad”.

Antes de tomar ninguna decisión Raquel acude al puesto de la Guardia Civil en Viascón, su nuevo lugar de trabajo, donde su jefe inmediato, el sargento Nogueira, muy amablemente le ayudará con el tema del alojamiento para que no tenga que ir y venir cada día desde Pontevedra hasta Viascón. Su nuevo hogar será la que se conoce como la Casa Grande de Fosco, un típico pazo que le queda muy grande a su única moradora, Ágata, una encantadora señora de sesenta años, y que encandila a su hijo Julián en cuanto la ve. En Viascón Raquel tendrá un único compañero, Juan Vilanova, que tras años destinado en Barcelona, cambió el estrés de la ciudad por la calma del rural.

En principio sus problemas inmediatos se van solucionando, salvo que nadie parece conocer a Ramona Valongo y el tiempo corre en su contra, pero no podrá pararse a pensar demasiado en ello ya que antes de que le dé tiempo a deshacer las maletas tendrá que investigar con su compañero un caso de doble homicidio ocurrido en el monte Seixo donde ha aparecido el cuerpo de una joven a los pies de lo que todos conocen como la "Porta do Alén" (Puerta del Más Allá) y el cadáver de un operario del servicio de mantenimiento del parque eólico que todo apunta fue testigo de algo que no debía ver. A partir de aquí se abrirá una investigación que durante toda la narración estará salpicada de misterio, magia, leyenda, elementos paranormales y situaciones que hacen dudar a Raquel de su cordura y que sin embargo encajan bien dentro de esta historia oscura, fría, lluviosa y neboenta, donde el paisaje y el clima son casi un personaje más y es que a veces no hay moverse muy lejos del lugar donde uno vive para encontrar el escenario perfecto para esa historia que llevas dentro.

Personalmente me apetecía mucho leer la nueva novela de Manel Loureiro. He leído todo lo que ha publicado hasta el momento y aunque sigo siendo una fiel fan de su trilogía "Z", todos sus libros me han entretenido siempre mucho y siempre digo lo mismo, Manel sabe arrancar sus historias como nadie, todos los primeros capítulos de sus libros son de los que te hacen quedar pegada al asiento y te invitan a seguir leyendo, luego ya te gustarán más o menos las tramas de cada novela, pero en eso es un genio y con esta novela lo ha vuelto a hacer.

Para mí ha sido un libro muy entretenido, como he dicho al principio, una novela "alivio" porque he pasado unos días (y en ello sigo, aunque menos) con mucho dolor y leer para mí siempre es curativo, pero tiene que ser algo que me atrape, ligero, que no me haga pensar demasiado e incluso como en este caso, con hechos durante la trama que tendría que vivirlos para creerlos, pero que literariamente los acepto. En realidad a la protagonista le pasa un poco como a mí, es bastante racional y creer algunas cosas para ella es muy complicado, empezando porque una buena señora cure el cáncer de su hijo, pero está dispuesta a todo y lo demostrará con creces, aunque las respuestas para algunas de las preguntas que se hace no tengan el más mínimo sentido. Ella es un personaje muy interesante, pero a mí el que más me ha gustado es Juan Vilanova, una persona buena, humana, un gran compañero que enseguida congenia con Raquel y que no dudará en hacer lo que haga falta para ayudarla.

Uno de los puntos fuertes del libro, además de lo sencilla que hace la lectura la prosa de Manel, es la ambientación de esa Galicia de leyenda, de meigas, de Santa Compaña, de tradiciones que pasan de generación en generación... quizás porque conoce todo esto de primera mano y por eso consigue trasladarnos a todos a esos lugares por los que transita la historia. Imagino a más de uno y de dos, buscando por internet algunos de estos escenarios pensando en visitarlos a pesar de que no deja de llover prácticamente en ningún momento (yo creo que ya no llueve tanto en Galicia Manel, pero bueno... se te perdona porque a mí la lluvia me encanta).

En resumidas cuentas ha sido un libro que me ha gustado, aunque también os confieso que esperaba más (empezando por más páginas). No me han sorprendido los derroteros que iba tomando la historia y creo que se ve venir demasiado pronto lo que va a ocurrir, al menos en líneas generales y el final... que no sé si me ha convencido demasiado (tengo este problema con los finales de Manel) podría servir para seguir tirando del hilo si él quisiera en un futuro (que no digo yo que lo vaya a hacer). En fin... que no se va a convertir en mi novela favorita de Manel, pero aquí seguiré esperando su siguiente libro y sobre todo esperando poder verlo en alguna otra presentación para que me lo firme (es el que me falta, claro).

Eso sí que os lo recomiendo un montón. Además de hacer una presentaciones sumamente entretenidas (ya sea de sus novelas o acompañando a otros autores), tiene anécdotas para parar un tren y siempre pasas un rato muy divertido.

Enlace: https://bitacorademislectura..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Pianobikes
 11 noviembre 2020
“Juan no preguntaba, no juzgaba, no vacilaba. Simplemente, hacía. Y eso le transformaba en un ser maravilloso.” ~ La puerta de Manel Loureiro.

Raquel es policía y pide el traslado a un pueblo de Galicia con el objetivo de someter a su hijo Julian a un tratamiento con una hechicera; última esperanza que tiene para su hijo enfermo de cáncer terminal. Llega a Galicia pero la supuesta curandera ha desaparecido y justo a su llegada al pueblo se comete un crimen atroz y se ve implicada en la investigación.

Raquel tiene un don: es capaz de ver todos los detalles de la escena del crimen (os recuerda a alguien? 👩🏻‍💼♟💊), y con su compañero Juan (😏, Juan, que sí es gordo) investigarán el crimen al tiempo que se enfrentan a situaciones fuera de lo común.

Descubrí a Manel Loureiro con Fulgor y me encantó. Seguí con todos sus libros pero me quedo con Fulgor aún a falta de leer la serie de Apocalipsis.

He disfrutado leyendo La puerta, la forma en la que el autor describe Galicia (sus descripciones son directas y breves, como buen gallego, nada de llenar páginas y páginas para describir el paisaje); me ha gustado la personalidad de Raquel y de Juan; la forma en la que Loureiro genera tensión y luego la rompe con un pensamiento gracioso; y sobre todo los constantes guiños a ese carácter gallego.

Ha habido una cosita que no me ha gustado porque no me ha parecido creíble y no será la novela del año pero a mi me ha gustado de principio a fin. Sobre todo ha cumplido con su objetivo: mantenerme enganchada a la trama desde el inicio aunque no me hubiesen venido mal unas cuantas páginas más de Raquel y Juan.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Eleuka27
 22 octubre 2020
Este es el segundo libro que leo del autor y tengo que decir que me encanta como escribe y como, por angustiante que sea la situación, mete algún comentario que me hace reír.

En este libro nos transportamos a Galicia y recorreremos algunos de sus pequeños pueblos cercanos al monte Seixo junto a Raquel, una mujer que lo único que quiere es salvar a su hijo y encontrar a la sanadora que le ofrece su última oportunidad, pero todo se tuerce al llegar a su nuevo puesto, el cadáver de una joven ha sido encontrado en la Porta do Alén y a raíz de la investigación, nos adentraremos en una trama adictiva, llena de misterios, leyendas y rituales y todo envuelto en una maravillosa ambientación.

He disfrutado muchísimo con esta historia y es una lectura ideal para este mes del terror.
Comentar  Me gusta         20
Miterapiaalternativa
 28 noviembre 2020
Raquel es una guardia civil que pide el traslado a una aldea de Pontevedra donde vive Ramona, una menciñeira, que ha curado a enfermos terminales como el hijo de Raquel.
Nada más llegar tiene que investigar un crimen ocurrido en el monte Seixo siguiendo un antiguo ritual. Eso y la desaparición de Ramona complican la situación.


Mitos, temas sobrenaturales, rituales, leyendas y tradiciones se dan la mano con el misterio, la intriga y el suspense, sin olvidar la desesperación por solucionar el caso y la desesperación por encontrar a la mujer que puede salvar a su hijo.

La historia está bien hilada, es amena y el ritmo ágil, sin detalles innecesarios. Aunque a veces me ha parecido bastante previsible me ha gustado la fuerza de Raquel y el ambiente de Galicia. Lo que no me ha gustado tanto ha sido el tema sobrenatural, pero eso es porque no acabo de entenderlo.
Enlace: https://instagram.com/mi.ter..
Comentar  Me gusta         10
Bajolapieldeunlector
 21 noviembre 2020
"Solo si eres padre de un niño condenado puedes compartir ese deseo de aullar a la Luna y maldecir al universo por cambiar las reglas del juego de forma tan cruel. Los hijos deben enterrar a los padres, nunca al revés. No era justo".
Así se siente la desesperación de Raquel. Su hijo está enfermo de cáncer y ya han agotado todas las opciones de cura. Su única esperanza está puesta en la curandera gallega que descubre por casualidad, la solución no es muy racional pero necesita agotar todas las posibilidades.
Por eso deja Madrid y su puesto en la Guardia Civil para trasladarse con su hijo a un pequeño pueblo de Galicia.
Cuando llegan descubren que todo parece ir a otra cadencia rítmica, quizás por esa paz que se respira, por la hospitalidad de su gente y la fuerza que tiene su naturaleza. Sin embargo algo se altera al aparecer muerta una joven en lo alto del monte Seixo, concretamente en La Puerta, una construcción megalítica que destila magia y poder. Raquel y su compañero Vilanova tendrán que encargarse del caso, sin ser conscientes de las dificultades que se les vienen encima. No solo porque su cuartel apenas tiene recursos para un caso así, sino porque todo el mundo parece saber mucho más de lo dice y los sucesos dejan de tener sentido. Así es como nos metemos en una vorágine de verdades y mentiras, de confusión, con la que sentimos la desesperación de Raquel y Vilanova.
Loureiro reune dos cosas muy potentes en este thriller, por una lado la atracción que produce en los lectores de este género el misterio y la fuerza que esconden las ambientaciones en el norte. Lugares llenos de encanto, de tradiciones que parecen agotarse. Es más, me ha recordado a las sensaciones que tuve la primera vez que leí a Dolores Redondo.
Y la segunda, es que se arriesga, añadiendo un componente paranormal que no siempre gusta a los que consumimos este género. Puede no gustar, pero él ha sido fiel a su sello personal.
En definitiva, "La puerta" es un thriller tremendamente dinámico y muy atractivo en su ambientación. Es verdad que he encontrado algún error pequeño, pero eso no resta credibilidad. Me bebí su historia y a pesar de ese toque paranormal al que no estoy acostumbrada, no puedo dejar de recomendar esta historia adictiva.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Retse
 27 noviembre 2020
"La puerta" ha sido mi estreno con el autor Manel Loureiro. Una historia en la Galicia rural y profunda que nos lleva a conocer un mundo mágico y a la vez inquietante.
Encontramos por un lado una trama policial para encontrar explicación a unos asesinatos, y por otro lado la desesperación de una madre para tratar de encontrar una cura a la enfermedad de su único hijo. Una mezcla bien engranada en la que hay leyendas, rituales, creencias ancestrales. El ambiente en el que se desarrolla la acción es un protagonista mas en esta novela, la lluvia, la noche, el frío, lo envuelve todo en una atmósfera que te inquieta desde el primer momento.
Comentar  Me gusta         00


Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Monstruos en la literatura

Calamar Gigante

H.G. Wells
C.S.Lewis
Julio Verne
Mary Shelley

10 preguntas
154 lectores participarón
Thèmes : monstruos , ficción , fantasíaCrear un test sobre este libro
{* *} .. ..