InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Yani


Yani
28 octubre 2018
Es el libro que cualquier madre puede regalarle a su hija sin temor a que se “desvíe” su comportamiento por culpa de una mala influencia literaria. Creo que Alcott fue consciente de todo lo que implicaba escribir una historia que pudiera caer en manos de mujercitas (valga la redundancia), cuidando que no se convirtieran en una Emma Bovary. Los primeros párrafos de mis reseñas suelen ser autorreferenciales, así que voy a continuar con la tradición y aclarar que creo en la inexistencia de la buena o mala influencia de la literatura. Sólo me estoy refiriendo a las ideas que pululaban hace siglos atrás, aunque estoy segura de que todavía hay gente que ve a los libros como objetos peligrosos. Mujercitas , a lo largo de sus dos partes, parece un manual básico para ser una buena señorita. Mi personaje preferido tiene ciertos problemas para seguirlo, al igual que yo. Nadie es perfecto.

Mujercitas cuenta la historia de cuatro hermanas que se definen por tener cualidades y defectos distintos entre sí. Meg, Jo, Beth y Amy March viven humildemente mientras esperan que su padre regrese de la guerra. Así, el hogar queda a cargo de Margaret (también llamada Marmee), la madre. En ese tiempo las muchachas pasan por situaciones que ponen a prueba su buen juicio, en donde no faltan algunas peleas entre ellas. Y, además, conocen a Laurie, un personaje que se vuelve fundamental. En Más cosas sobre mujercitas , la trama se centra mucho más en la constitución de las protagonistas como esposas (de hecho, en inglés se llama Good Wives) y abundan las escenas rosas, los equívocos y las renuncias.

Está narrado con una claridad y un colorido envidiable, porque es exactamente lo que uno espera de esta clase de libros. No hay complicaciones en la narración y se disfruta mucho. Las situaciones que se cuentan son muy inocentes y dulces al mismo tiempo, algo que no se encuentra con demasiada frecuencia en las lecturas.

Mi única objeción está vinculada al papel de Jo, la hermana gruñona y escritora (adivinaron: ella es mi personaje favorito). Alcott vuelca en ella la eterna lucha entre la imposibilidad de la reconciliación de la mujer y la autoría. Los capítulos en donde habla del proceso creativo de Jo son geniales (mucho más geniales que Amy y su vida en sociedad), pero también hacen hincapié en las dificultades de buscar la independencia. Jo no encuentra el equilibrio entre comportarse como una señorita (ya sea para sociabilizar o conseguir la atención de algún hombre soltero) y la actividad literaria. La única solución sería abandonar alguna de las dos cosas, porque todo junto no se puede. Alcott nunca se casó (al igual que Jane Austen) y parece estar advirtiendo cuáles son las consecuencias. Es un planteo arcaico en este siglo, por supuesto, pero no deja de llamar la atención.

En conclusión, las dos partes de Mujercitas son muy agradables y hay pocos momentos en donde decaen. Creo que la sensación de aburrimiento que provocan algunos capítulos tiene relación con las preferencias del lector, que no puede evitar tomar partido por alguna de las hermanas. A pesar de la sencillez del libro y el hecho de que parezca un conjunto de consejos, es interesante y recomendable.
Comentar  Me gusta         32



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(2)ver más




{* *}