InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Críticas sobre Sensación térmica (10)
Ordenar por :   Fecha   Los más apreciados  

Añadir crítica
entresomnis
 14 August 2022
La sensación térmica es la temperatura que siente el cuerpo sin ser la real, igual que le pasa al amor cuando no es verdadero. Se puede sentir como tal, desde el punto de vista romántico, disfrazado de palabras bonitas, canciones y promesas, pero que la desconfianza, los silencios como castigo y los desprecios actúan como violencia soterrada. Esa sensación engañosa que transmiten las relaciones tóxicas de pareja, una forma de maltrato tan extendida que se hace muy necesario saber identificar. de eso nos habla este libro, y de la sensación térmica de un corazón herido que jamás volverá a sentir el calorcito del amor porque se quedó helado antes de tiempo. En palabras de la propia autora “todo está construido para que confundamos violencia con romance; nos han criado así, a nosotras y a ellos.”

Lucía es una chica mexicana que se traslada a NY para estudiar y comparte piso con otra chica en un apartamento en condiciones terribles, donde las ratas y la suciedad forman parte de su día a día. En la universidad conoce a Juliana, una chica colombiana que la deslumbra con su alegría y simpatía. Hasta que ésta empieza una relación con un profesor veinte años mayor que ella y lo que en un principio parecía un amor atractivo y apasionado, pronto se convierte en un amor lleno de engaños, amenazas, exigencias y culpa. Y Lucía, que observa las señales de alarma e intenta ayudar a su amiga, vuelve a revivir su pasado marcado por una violencia más física que la acompañó durante su niñez y que la sufrió sobretodo su madre.

Entre penas contadas por Juliana y canciones a ritmo de ranchera, se van contando esos amores llenos de engaño y sufrimiento, enmascarados de promesas nada verdaderas y llenas de maltrato. Y Lucía, a cuestas con su pasado, no sabe cómo pegar su corazón hecho pedazos.

De forma paralela iremos siendo testigos de dos historias que suceden en dos momentos distintos, en dos generaciones diferentes, pero que se repiten, suenan a lo mismo y terminan igual.

Escrita con un lenguaje coloquial y muy directo, la autora consigue transmitir de forma magistral esa sensación de odio, impotencia y desasosiego que se respira en toda la novela. Una historia que se lee con el corazón encogido, de la mano de Lucía y sin poder parar de leer se llega al final con el corazón destrozado. Pero qué novela tan necesaria. Debería ser de lectura obligatoria en todos los institutos. Porque aunque las nuevas generaciones piensen que saben identificar bien la violencia de género, esa viene a veces disfrazada y los patrones se repiten sin conseguir evitarlo. Tal como cuenta esta autora mexicana, no se trata de un relato autobiográfico, sino de un tema que le preocupa y quiere visibilizar.

Un imprescindible que me ha sorprendido por su fuerza y su forma de escribir. Un gran descubrimiento que recomiendo leer pero alertando que puede resultar difícil por tratarse de un tema tan real como vigente por desgracia. Un libro para sufrir y disfrutar a partes iguales.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         1910
marulibros
 19 August 2022
Lucía es una chica mexicana que se muda a Nueva York, allí conoce a Juliana quien mantiene una relación con un hombre veinte años mayor, lamentablemente irá reconociendo en esa relación las mismas actitudes, comportamientos y patrones que desde su niñez conoce a la perfección y de la cual ha querido poner tierra de por medio

Una novela corta, ágil, entrañable y devastadora a la vez, que nos acerca al conflicto de la violencia machista, un mundo de sumisión que enfrentan tantas mujeres acobardadas por los gritos, los golpes, amenazadas por miradas o gestos, escondiéndose en interminables excusas para justificar a sus maltratadores y éstos cuando la vida les da un excarmiento, cuando se ven solos, apartados, despreciados, cuando necesitan, el tono cambia; ellos no, nunca!! porque jamás dejarán de ser unos manipuladores

La portada me parece muy acertada, un fiel reflejo de quienes caen en la trampa y aún así... "con la sonrisa puesta"
Comentar  Me gusta         71
lavieenwords
 12 May 2022
demasiado corta, que no deberías ponértela, no por algún absurdo sentimiento de posesión, no; es solo que con ella no estás tan guapa como realmente eres. Es por tu bien.
Que no salgas de noche con tus amigas, que puede pasaros cualquier cosa. Es por tu bien.
Que maquillarse es de buscona, que por qué te vistes como si fueras pidiendo guerra, que con el único que tienes que hablar es conmigo. Es por tu bien.
Porque tú eres tonta, quién va a querer escucharte. Y cada día estás más gorda; ya no eres guapa en absoluto. Quién te va a querer a ti. A dónde vas a ir.
Vete sola a casa, yo me quedo aquí con esta chica que sí es guapa, que sí es divertida; no como tú, que cada día estás más amargada. Ya te llamaré.

Vivir así y poder contarlo es un logro. Porque en realidad lo que has querido hacer mil veces es volar en la noche hacia el suelo mojado y dejar de sufrir. Muchas llegan a volar. Y esas no cuentan. Nadie las ha matado. Tenían muchos problemas. Estaban, incluso, un poco locas. Ellas eligieron morir. Supongo que por su bien.
Nadie regresa entero de la violencia y este libro está aquí para recordárnoslo. No lo dejéis pasar.
Es por vuestro bien.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Beavazquez_
 24 September 2022
[GAL] Dende que lin a primeira reseña de Sensación térmica souben que necesitaba ler este libro e, como por arte de maxia, a mañá de Reis apareceu debaixo da árbore da miña casa.

Lucía (México) e Juliana (Colombia) son dúas xóvenes estudantes que se coñecen en NY. En Sensación térmica vemos como, a raíz da relación que inicia Juliana cun profesor moito maior ca ela, Lucía vai rememorando o maltrato que leva sufrindo dende a súa máis tenra infancia.

Ao longo dos capítulos imos coñecendo as dúas historias, dende o punto de vista de Lucía, dun modo que resulta verdadeiramente asfixiante e desgarrador. Observamos a violencia cara as mulleres manifestándose de diversas maneiras, pero que parte sempre da mesma idea: a sensación de pertenza que un home ten sobre nós. O crernos obxecto, e non suxeito.

É un libro duro. Xa o sabía e aínda así houbo algunha ocasión na que tiven que parar e coller aire, porque a min estes temas resúltanme especialmente sensibles. Porque aínda que sexa unha novela de ficción, todas sabemos que o que se relata ten moito de realidade. E falar de violencia nunca é agradable.

Aínda así, Mayte López emprega unha linguaxe que fai amena a lectura, a pesar de estar lendo cousas en ocasións aberrantes, porque fai que sintas que estás sentada con Juliana e Lucía no salón da súa casa mentres escoitas os seus problemas.

[CAS] Desde que leí la primera reseña de Sensación térmica supe que necesitaba leer este libro y, como por arte de magia, la mañana de Reyes apareció debajo del árbol de mi casa.

Lucía (México) y Juliana (Colombia) son dos jóvenes estudiantes que se conocen en NY. En Sensación térmica vemos como, a raíz de la relación que inicia Juliana con un profesor mucho mayor que ella, Lucía va rememorando el maltrato que lleva sufriendo desde su más tierna infancia.

A lo largo de los capítulos vamos conociendo las dos historias, desde el punto de vista de Lucía, de un modo que resulta verdaderamente asfixiante y desgarrador. Observamos la violencia hacia las mujeres manifestándose de diversas maneras, pero que parte siempre de la misma idea: la sensación de pertenencia que un hombre tiene sobre nosotras. El creernos objeto, y no sujeto.

Es un libro duro. Ya lo sabía y aún así hubo alguna ocasión en la que tuve que parar y coger aire, porque a mí estos temas me resultan especialmente sensibles. Porque aunque sea una novela de ficción, todas sabemos que lo que se relata tiene mucho de realidad. Y hablar de violencia nunca es agradable.

Aún así, Mayte López usa un lenguaje que hace amena la lectura, a pesar de estar leyendo cosas en ocasiones aberrantes, porque hace que sientas que estás sentada con Juliana y Lucía en el salón de su casa mientras escuchas sus problemas.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
lesbouquinsdepam
 31 July 2022
Me van a faltar recursos para expresar la gratitud que siento hacia Mayte López por haberlo escrito (y a Asteroide por haberlo publicado). Me he sentido muy cerca de la historia, de las protagonistas y del contexto. Y lo único que tengo en común es que viví parte de mi infancia en México.
« Sensación térmica » es un libro necesario. Por lo que se cierra con candados y se queda atrapado sin salir a la luz. Porque hay un goteo de conductas y de actitudes que operan bajo un programa de refuerzo intermitente que ni niñas ni adultas consiguen descifrar, comprender, ni esquivar. Por más que lo intenten. Porque ese programa está siendo alimentado por elementos culturales presentes en la cotidianeidad y en ellos nos socializamos, así que « nimodo ». Incluidas creencias, asunciones, reglas. Y porque la inmersión en una relación tóxica también es tan orgánica que cuando quieres darte cuenta tienes un tamaño minúsculo, hay trampas por doquier y no tienes recursos de ningún tipo. A todo esto, una de las mejores aportaciones del libro es la pregunta relativa a quiénes habitan en nosotros y a través de qué proceso se han sedimentado (y qué efectos va a generar todo ello).
La estructura es todo un acierto, no solo porque combina tiempos, tramas y personajes en una construcción sólida y cohesionada, sino porque utiliza recursos (me callo) que actúan a modo de hilo conductor de forma tal que constituyen un elemento narrativo más. Lo mismo sucede con las descripciones, que no sirven a la función habitual de decorado sino que son un elemento narrativo más (y clave, diría). Y los elementos cotidianos, cargados de simbolismo. El « tempo » de la narración es el justo, nada se precipita, por nada se pasa de puntillas ni de forma rápida. Los dilemas se presentan de forma tal que como lectora dispones de tiempo para identificarlo, procesarlo, analizarlo y posicionarte. Y luego puedes descubrir la posición del personaje… La escritora te concede tiempo, casi hasta ves el aire entre las líneas en un relato, a momentos, asfixiante. Ese tempo permite dar a conocer a los personajes en su complejidad, sin prisas, combinando acciones, verbalizaciones, reflexiones y esos otros elementos que tanta solidez aportan.
La crítica social convive con la aceptación cultural; la presentación de estos extremos en diferentes momentos es « equilibrada », natural. Conviven. Como la vida misma.
El libro contiene y genera preguntas esenciales en relación a la problemática que expone. No hay lugar aquí para desarrollarlas: ¿salvar, respetar, aprender, escapar, proteger, desprenderse, abandonar…? Nuestras contradicciones, nuestras cargas y nuestros anhelos.
Es un libro para leer de a poco, con papel y lápiz a tu lado y con alguien con quien compartir.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
entrealgunoslibros
 23 September 2022
“Es una novela sobre la amistad femenina y sobre la violencia íntima, esa que se esconde disfrazada de romance y explota a puerta cerrada en una habitación cualquiera de una casa cualquiera. Esta violencia repta y acecha en las letras de las canciones, en las leyendas y en los cuentos infantiles. A través de un recorrido por México, Nueva York y los recuerdos de infancia y adolescencia de la protagonista, el lector acompaña a Lucía en su intento por liberarse de una educación sentimental marcada por el miedo al otro. Una impactante obra que revela los resortes perversos que mueven relaciones entre hombres iracundos y las mujeres que los quieren”.

Esta es una novela súper ágil, genuina, escrita de forma muy sencilla y dice mucho.
Una historia por igual de entrañable y de demoledora en la que Lucía, su protagonista, nos habla de machismo, abuso, violencia, inocencia y silencio, de una forma tan precisa, para que cualquiera sepa identificarlo.
En este libro Mayte Lopez rompe la vida cotidiana de la violencia doméstica, lo pone en palabras y lo hace visible.

Me gusto, me sumergí completamente en sus páginas, lo leí de seguido y no pude parar. Con el relato se reafirman que cosas si y que cosas no, tanto para uno, como para aquellas personas que uno quiere o que están a nuestro alrededor. Quiero mucho a esos libros que no pasan desapercibidos. Este es uno.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
michislibris
 15 June 2022
“In New York, concrete jungle where dreams are made of, there's nothing you can do” cantaba Alicia Keys. Nueva York, la ciudad en la que algunos, muy pocos, consiguen sus sueños. Nueva York, la ciudad en la que otros, la mayoría, experimentan la soledad, la v*olencia, la precariedad, el racismo, las desgracias. Lucía, la joven mexicana protagonista de ‘Sensación térmica' de Mayte López está en el segundo grupo.

Dejar atrás una infancia marcada por un padre abusador es el objetivo de Lucía cuando se traslada a la gran ciudad. Sin embargo, al igual que estos días la v*olencia machista campa a sus anchas en los telediarios, tampoco es fácil escapar de ella en la ficción. Y en Nueva York conoce a Juliana, una joven colombiana que se encuentra en una relación de maltrato psicológico con un hombre al que la autora se refiere en todo momento como “el Profesor”. Un hombre sin nombre que puede ser cualquiera, que lo pueden ser todos.

“No te muevas, si me quieres no te muevas, y repasó con su lengua de borracho los cachetes, la nariz, la barbilla, los párpados asqueados y ensopados de Juliana: tú eres mía, chamaquita”.

A través de una prosa fresca y adictiva, Mayte López es capaz de trazar en menos de doscientas páginas una narrativa precisa y certera de cómo funciona la v*olencia machista a través de las vidas de Juliana y de Dalia, la madre de Lucía. Todo lo que está debajo del iceberg cuando los medios de comunicación sólo nos permiten ver la punta. de esta forma, la autora nos enfrenta a preguntas para las que muchas veces no tenemos respuesta: por qué no lo dejas, por qué no te marchas, por qué le perdonas, por qué…, por qué…, por qué…

“Porque (Dalia) lo perdonaba siempre y Lucía no entendía, y no entiende aún, por qué. Acaso por los años invertidos, por costumbre de otro hueco en el p*to colchón o, peor tantito, por ella, por Lucía, por la familia que desde chica le habían dicho que formaba”.

‘Sensación térmica' es, sin duda alguna, uno de esos libros que dejan poso. Fue el protagonista de una de nuestras sesiones del Club de Lectura para el Malestar Millennial, por lo que os puedo asegurar que es uno de esos libros a los que se les puede sacar mucha ‘chicha', pero el espacio aquí no lo permite. Solo puedo decir que leáis a Mayte López y que la sigáis muy de cerca con todo lo nuevo que publique.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Emeele
 12 June 2022
Demoledor

Violencia contra la mujer, violencia doméstica, xenofobia, amistad entre mujeres; estos son algunos de los temas con los que nos vamos a encontrar en "Sensación Térmica".

El libro intercala el presente con recuerdos de la vida de Lucía y nos muestra, a través de sus páginas, como lo más cotidiano está impregnado de machismo, misoginia y violencia. No es un libro fácil, pero se lee en un abrir y cerrar de ojos. No dudéis en darle una oportunidad.
Comentar  Me gusta         00
marta_lo
 19 May 2022
Aunque la historia de una joven mexicana becada en la universidad puede parecer en un principio algo sosa y sin demasiado interés, es cuando la protagonista comienza a contarnos su vida anterior cuando nos empezamos a dar cuenta de lo profunda que puede llegar a ser una novela. ¿Por qué es tan callada Lucía? ¿Qué esconde tras esa sonrisa amable?

Esta breve novela cuenta con una doble narración: por un lado, una narración en tercera persona que cuenta el grueso de la historia y por otro, es la propia Lucía la que en cuenta en primera persona lo que siente en forma de terapia con una psicóloga. Cada capítulo comienza con la narración en tercera persona y termina con dos o tres páginas de esta narración en primera persona de la protagonista de la novela. Así la historia se va entrelazando con jirones de sentimientos que componen los pensamientos más íntimos de Lucía, los cuales apenas aparecen en la narración en tercera persona.

Aunque la protagonista es Lucía, la historia de su madre Dalia y de su amiga Juliana se mezclan en su pensamiento y en el de la lectora. Aún sin conocerse ambas mujeres tienen mucho en común, e incluso mucho más de lo que les gustaría. A través de rancheras mexicanas, Lucía se va dando cuenta de que la historia de maltrato hacia su madre cobra vida de nuevo en la de su amiga colombiana. Se va dando cuenta también de que había normalizado eso de sufrir por amor.

El maltrato hacia la mujer, tanto físico como psicológico, es el tema principal de esta novela. Aunque hay más del segundo que del primero la narración no da tregua, describiendo una atmósfera agobiante que crea ansiedad con solo leerla. Una sensación de ahogo recorre cada página de este libro, y hace que aunque en conjunto se trate de una obra magistral no dejes de pasarlo mal durante su lectura.

No me parece que sea un libro para todo el mundo, ya que como digo su lectura es difícil y dolorosa, pero lo veo muy recomendable. Eso sí, creo que hay que escoger un buen momento vital para atreverse a leerlo.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Lou
 25 January 2022
Qué difícil es a veces hablar (o escribir) sobre los libros que nos llegan, que nos rompen, que nos sacuden, que nos agujerean. Qué difícil enfrentarse a poner palabras a algo que no sabes muy bien cómo explicar.

Siento que cada vez que he hablado de este libro, sólo he sido capaz de esbozar el argumento un poco por encima. Siento que tan sólo he rozado con la punta de los dedos lo que cuenta, porque meterse de lleno significaría tener que desgranar muchas cosas, tener que exponerse al dolor.

Este libro se puede leer como una novela que nos es ajena. Como algo que alguien ha escrito, que simplemente es ficción. O se puede leer como una muestra de las vidas y las experiencias de cientos de mujeres, mujeres de verdad, de carne y hueso. Y es ahí cuando duele, porque lo ves, lo sabes, lo sientes. Sientes las cachetadas en el culo, sientes los desprecios, las humillaciones, los insultos, las mentiras, los engaños. Sientes la indiferencia de la gente, las miradas que prefieren creer que tú eres una loca, antes que creer que alguien a quién admiran es un m4ltratador. Sientes esas cosas cotidianas que se normalizan, pero que no son normales. Sientes el peso de los cuidados sobre tu espalda, sientes cómo la institución de la familia te oprime, te ahoga, te mete en una caja de la que no vas a poder salir, pase lo que pase.

Sientes el ruido de los ratones correteando por detrás de los muebles, sientes todo lo que pasa detrás de las puertas cerradas, detrás de las paredes.

"¿Qué nombre se le da a ir desapareciendo a alguien de poquito a poquito, a quitarla de en medio en episodios? ¿Por qué no cuenta como crimen aniquilar a una mujer a cuentagotas, descuartizarle la moral y la autoestima en cómodas entregas?"

Mientras leía este libro pensaba en la fábula de la rana y el agua hirviendo. En cómo, según dicen, si metes a una rana en agua a temperatura ambiente y vas incrementando la temperatura poco a poco, la rana va adaptándose al calor cada vez más asfixiante y, sin darse cuenta, pierde el sentido y termina muriendo achicharrada.

"Cuántas luces dejaste encendidas. Yo no sé cómo voy a apagarlas."
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea




Test Ver más

Familias en la literatura

"Hoy ha muerto mamá. O quizá ayer. No lo sé. Recibí un telegrama del asilo" ¿El personaje de qué libro está hablando?

Dr. Castel, de La Peste
Meursault, de El extranjero
Javier, de Cambio de piel

14 preguntas
42 lectores participarón
Thèmes : novela , familiaCrear un test sobre este libro