InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Caronte


Caronte
20 marzo 2020
¡Mis queridos seres míticos! No los he olvidado. Antes vivo que olvidarlos. Pero he tardado un poco en escribir la entrada porque, para comenzar, estaba leyendo -al menos cínco títulos a la vez- y haciendo tareas. Nuevamente, la escuela tiende a distanciarnos pero jamás separarnos del todo. Pero bueno, el día de hoy, como pueden ver, vengo a traerles este novedoso libro cuya película salió la semana pasada. El filme todavía no lo veo pero prometo tener el VS en cuanto lo haga. Pero, por lo pronto, comencemos con esta reseña.

Pues bien, comenzaré esta entrada hablando de la portada porque, extrañamente, me ha llamado mucho la atención. Además, he conseguido la original de la primera edición y es necesario mencionarla. Entonces, se trata de una portada estéticamente bonita. Expresa, sin embargo, de qué va el libro y su probable final. Eso sí, dentro del texto se trata de una imagen icónica, no sólo por su mención, sino por su significado. Me parece agradable a la vista y con sifnicado para el contenido. Desde ahí parece ser un buen inicio y un buenísimo primer contacto.

Ahora bien, hablemos un poco de la trama. Es aquí donde comienzo a tener un poco de conflicto con este libro. No digo que sea malo, eso es a criterio de cada uno de ustedes, claro; pero sí digo que contiene mucho cliché. En términos generales, este apelativo de "cliché" para referir a un tema recurrente (mitema, dentro de la jerga literaria), no es algo malo. Se habla, simple y sencillamente, de algo que ya se ha visto. Hasta ese punto, no parece preocupante. El problema radica e inicia con las repeticiones casi textuales. Hay escenas, conversaciones, momentos, que no sólo están vistos, sino que han sido desgastados por su constante repetición. Y eso se encuentra ampliamente en este libro. Se trata de un chico rebelde (no malo en forma, pero sí transgresor) que se enamora de una chica que siempre va con las reglas y necesita que otros las sigan pese a que no los conoce o tiene poco tiempo de hacerlo. Cuenta, pues, con una historia de amor a primera vista que se ha vendido durante siglos y, gracias a su situación, uno podría muy bien pensar que son idénticos a Romeo y Julieta pero les han cambiado el nombre. Mantengan esta frase en su mente porque pienso reusarla más adelante. Y por último en esta parte, pues está ese tema universal muy tratado (y desgastado) en estos días: las enfermedades terminales. No mencionaré mucho más sobre ello porque creo que lo desarrollaré un poco más abajo. Como sea, es necesario mencionarlo por si llego a olvidarlo y, encima, porque creo que, como el anterior, refiere a una situación por demás establecida y predispuesta. Como les dije, mantengan a Shakespeare en mente.

Ahora pasemos a los personajes. Comenzaré con Stella. Creo que es un personaje bastante plano. Se trata de una chica con un trasfondo no obvio pero sí predecible. Hay ciertas situaciones, ciertos comentarios e insinuaciones, que predisponen al lector tal o cual idea. Es por ello que no existe una sorpresa real respecto a su historia. Los detalles y por menores pueden variar o equivocarse, pero la esencia se queda. Además, existe una situación extraña con este personaje, se trata de alguien demasiado dramático. Todo se trata de ella, todo es por ella (bueno o malo), es ella quien debe solucionar los problemas del mundo, incluso cuando se va a morir. Su pensar puede ser lógico en ciertas situaciones pero creo que aquí fue un poco exagerado con la finalidad de que se viera ese contraste con Will. Y hablando de él, se trata de un personaje también esperado pero con ciertos aspectos favorables. Creo que es el personaje con más carácter del libro. Ese que lucha de verdad, que es egoísta, sí, pero también es humano y puede (a veces) dar algo por los demás. Es un personaje algo más aterrizado que la protagonista pero, aclaro, no por eso se convierte en un personaje redondo o con trasfondo. Como con Stella, te esperas los detalles generales, no hay mucha sorpresa en su pasado y comprendes perfectamente su postura de inicio a fin. Además, para aquellos que pudieran alegar que se trata de personajes cambiantes, que evolucionan, he de decirles que tienen razón pero tristemente no lo hacen de la mejor manera. Su cambio es esperado, y el resultado final no tiene impacto real. Sabes, incluso desde el inicio, cuál será su evolución, en qué terminará todo ese asunto. Por lo tanto, su evolución no sólo es esperada, sino esteriotipada.

Tristemente para todos, los personajes secundarios no trascienden, tampoco. Sus funciones están establecidas desde el inicio en sus carácteres por lo que, sus roles como determinados factores (restrictivo en el caso de Barb, como detonador en el de Poe), son obvios desde que se abre el libro. Además, la relación entre los padres de Stella, sus amigos, los amigos de Will; todo eso y mucho más, es completamente predestinado a tal grado que el lector, para el cuarto capítulo, ya montó el final indicado.

Pero como en esta reseña no todo es queja, también he de hablar de un aspecto bueno del libro. Queramos o no, pone la vida en perspectiva. Te hace pensar sobre lo que haces diariamente, si lo haces como deberías o si simplemente es necesario dejarse llevar. Creo que se trata de, en el fondo, un llamado a preguntarse qué se hace en la privacidad de su mente por vivir de verdad. Además, habla sobre la calidad de vida humana. ¿Es en serio prolongar la vida es vivir, o es necesario experimentar cosas -no importa si es en un corto periodo de tiempo- para poder vivir de verdad? Fuera de eso, creo que el tema de los adolescentes enamorados terminales está un poco demás gastado y, sobre todo en este caso, generó una escena un tanto ridícula. Esa donde el amado se sacrifica por la amada y terminan los dos en un drama por sus vidas que, como mencioné arriba, es totalmente Romeo y Julieta. Pero, ¡hey!, no crean que es spoiler, ese no es el final de nuestra historia.

Ya casi para concluir, del final voy y debo decir poco. Sólo que fue un final medianamente abierto que todavía ahora me preocupa a sobremanera. Espero, de verdad, que no exista una especie de continuación a lo Me before you porque creo que arruinaría lo poco bueno que tuvo este libro. Haría una saga sin sentido, un tanto deplorable y aburrida que giraría -como he repetido toda la reseña- en torno a un tema por demás tratado.

Ahora sí para cerrar, le recomiendo este libro a todos los adolescentes que quieran un drama, a aquellos que quieran llorar un rato y sentir que el pulso se les acelera. Sí, contiene emociones, por lo menos las genera, pero las mismas son tan efímeras como la idea de este libro. Su lenguaje es tan sencillo que es fácil de leer además que sus capítulos son cortos. Personalmente lo leí porque quería reforzar mi inglés y pensé que una novela por demás básica me ayudaría con palabras coloquiales sin tener que fijarme demasiado en el contenido. Igual, la recomiendo a todos los que no quieran un reto, que deseen una pausa del esfuerzo mental y se quieran concentrar en el pathos aritotélico.

Saludos enormes,

Caronte.
Enlace: https://librodeultratumba.bl..
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}