InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Celeste_Cruz


Celeste_Cruz
01 febrero 2020
Stella Grant es una adolescente que desde los seis años ha pasado su vida en hospitales debido a su fibrosis quística. Es algo a lo que ya está acostumbrada y el hospital es casi como su segunda casa. Por eso, cuando ingresa de nuevo, no es la gran cosa. Está por fin en una lista de espera para el transplante de nuevos pulmones y ahora debe cuidarse más que nunca, seguir a rajatabla el régimen de medicamentos y las instrucciones de los médicos. Es la oportunidad que siempre ha estado esperando, no puede dejar que nada lo estropee. Sin embargo, todo eso se pondrá patas arriba con el ingreso en su misma planta de Will Newman. Él, al contrario que Stella, odia su situación y está cansando de tratamientos experimentales que no logran que mejore. Después de haber sido eliminado de la lista de transplantes debido a su infección de B. cepacia, ha perdido cualquier esperanza de ser curado y tan solo asimila su destino. Por eso, dentro de dos semanas, cuando cumpla los dieciocho, está decidido a abandonar el hospital pues ya no estará legalmente bajo la tutela de su madre, mujer incansable que está dispuesta a pagar cualquier tratamiento con tal de que Will sobreviva. Pero Will quiere ser libre, ver el mundo, y vivir como desea el tiempo que le quede, sin estar enganchado a tubos y sin estar postrado en una cama de hospital.

A pesar de ser tan distintos, sus caminos se cruzan. al principio, Stella no soporta a Will. le parece un chico muy temerario e inconsciente que, al contrario que ella, no tienen ningún instinto de supervivencia. El control obsesivo de Stella hace que sea incapaz de estar tranquila sabiendo que Will no se toma sus medicinas y no hace nada por su salud, así que deciden llegar a un trato. Will sigue a rajatabla los horarios y las instrucciones de los médicos y a cambio ella se deja retratar por él, a quien le gusta mucho dibujar, especialmente caricaturas. Para ello, Stella le instala en el móvil una aplicación que ella misma ha desarrollado. Sirve para cualquier tipo de enfermedad crónica y se encarga, entre otras cosas, de avisar mediante una notificación de la hora de tomarse la medicación, de la medicación que es y de la cantidad exacta. de esta manera y mediante llamadas de FaceTime para que Stella pueda comprobar que Will mantiene su rutina, terminan haciéndose grandes amigos y Will descubre que, quizá, seguir adelante y tener esperanzas no está tan mal.

La historia es muy simple y como veis se asemeja mucho a Bajo la misma estrella. Dos adolescentes cuyo romance está abocado, en principio, al fracaso debido a sus enfermedades que les impiden estar juntos. Stella es un personaje fuerte que ha tenido que pasar por desgracias familiares, lo que le ha llevado a considerarse a sí misma como el pegamento que su familia necesita para estar unida. Por ello, evita darle disgustos a sus padres y está trabajando duro para sobrellevar su fibrosis quística. Tiene un canal de Youtube donde sube vídeos contando su experiencia como enferma, para ayudar a otra gente en su misma situación a sobreponerse. En ellos, muchas veces sale Abby, su hermana, un terremoto de energía que siempre ha estado a su lado dispuesta a cuidar de ella. Lo que más me ha gustado de Stella es que no dramatiza acerca de su FQ. Ella ha asumido que está enferma y que lo único que puede hacer al respecto es seguir adelante, luchando por curarse y por conseguir el transplante de pulmones nuevos. Ha aceptado su situación con aplomo y con optimismo, sin quejarse ni lamentarse por ello. Es cierto que debido a su enfermedad se ha perdido muchos momentos importantes (como el viaje de fin de curso), pero no monta ningún drama y lo asimila como parte de su día a día. Otro punto a su favor es que es una chica inteligente, hasta tal punto que ella sola ha conseguido programar una aplicación para el móvil que no solo la ayuda a ella con su FQ, sino que puede hacer la vida más fácil de muchos pacientes. Teniendo en cuenta que este tipo de actividades suelen estar relacionadas con hombres, me ha parecido una manera muy buena de darle visibilidad a las mujeres en el ámbito de las nuevas tecnologías.


Por otro lado, Will representa a la perfección el papel de adolescente rebelde, contrario a las normas. Está cansado de recorrerse medio mundo, de hospital en hospital, solo para encontrar una cura. Albergaba esperanza, por mínima que fuera, hasta que ocho meses atrás contrajo B. cepacia, una bacteria que le impedía obtener pulmones nuevos a menos que la erradicaran. Por eso es trasladado al hospital donde está Stella, para someterse a un nuevo tratamiento experimental que puede ayudarle a combatirla. Will es impulsivo, con unas ganas inmensas de libertad. Ya que nada parece funcionar en su cuerpo, tan solo quiere rendirse a la evidencia y vivir el tiempo que le quede sin estar postrado en una cama. No obstante, cuando conoce a Stella, su fuerza y sus ganas de vivir, poco a poco su perspectiva va cambiando y decide hacer un esfuerzo por ella. La única norma que deben cumplir a raja tabla es mantener una distancia de dos metros. Si se acercan, Stella podría contagiarse de su B. cepacia y no podría recibir los pulmones que tanto necesita. Esto al principio es fácil de cumplir, mas cuando los sentimientos comienzan a surgir, la distancia se hace cada vez más insoportable.

A pesar de ser una historia de amor dramática, me parece bastante realista. No es como esas historias donde se añade drama innecesario solo para hacer sufrir al lector, sino que todo lo que sucede está justificado y no parece exagerado. Los personajes son muy reales. Tienen que luchar no solo contra su enfermedad, sino contra los problemas típicos de adolescentes. Quiero hacer una mención especial a Poe, el amigo colombiano de Stella también con FQ y al cuál conoce desde hace años. Es un apoyo fundamental para ella, incluso cuando aparece Will, y su historia es realmente triste. Además, se le coge mucho cariño por lo que no cuesta nada empatizar con él. En realidad, no cuesta nada empatizar con ninguno de ellos debido a su complejidad y al realismo que ya he comentado. También quiero mencionar brevemente a Barb y Julie, las enfermeras que se encargan de cuidar de los tres y que se han convertido en una especie de segundas madres para ellos, sobre todo para Stella y Poe, teniendo en cuenta que han crecido con ellas.

No conocía absolutamente nada de la fibrosis quística cuando comencé a leer este libro. Lippincott ha sabido explicar muy bien en qué consiste esta enfermedad, cuáles son sus síntomas y sus riesgos a través no solo de Stella y Will, sino también a través de los propios vídeos que Stella subía a Youtube. de esta forma, tenemos la información necesaria dosificada, por lo que se hace fácil de entender y nada pesado con datos innecesarios que no aportan nada a la trama. El estilo de la autora no tiene nada de especial, es muy sencillo, ágil de leer y acorde con el tono general de la novela.

Es una novela que trata muy bien acerca de las enfermedades crónicas y de los problemas a los que tienen que enfrentarse los pacientes. Refleja muy bien una realidad que existe y también puede servir para concienciarnos de que hay personas que tienen que convivir de esta manera día tras día, incluso desde que nacen. Está narrado con mucha sencillez, de tal manera que conseguimos empatizar con lo que se nos está contando, sentir lo que ellos siente, sufrir junto a los protagonistas y desear que logren superarlo y ser felices. Es una historia realmente bonita que, aunque muestre una cruda realidad, también nos enseña a mantener la esperanza.

Enlace: https://notodoesfantasia.blo..
Comentar  Me gusta         10



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}