InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Alpispa


Alpispa
26 abril 2020
Óscar es un joven que no tiene una vida fácil. En el instituto se meten con él por ser gay, y cuando llega a casa, tiene que soportar a un padre violento y que lo desprecia a más no poder. Su único refugio lo encuentra en las cuchillas, sus queridas amigas. Con un solo corte consigue evadirse de todos sus problemas al menos unos segundos, y eso le vale. Por eso cada día al llegar a casa, se encierra en el baño para olvidarse del dolor que le producen los problemas con el dolor de las heridas que se hace en la piel. Porque, al fin y al cabo, ¿cómo te olvidas del dolor? Con un dolor más fuerte.
El fuego en el que ardo es una historia muy dura, que emociona y te hace sentir lo indecible. Es de esas historias que calan hondo y te hacen pensar, porque es triste, pero lo cierto es que lo que este libro cuenta, sucede en la realidad. Me hierve la sangre solo de pensar que ahora mismo hay personas que están pasando por situaciones similares a la de Óscar, y que muy pocos tienen el apoyo necesario para salir de ellas. Hay un par de momentos que me marcaron mucho del libro y no me refiero a los que él se corta o llora, no: Los momentos que más me impactaron fueron en los que Óscar teme darse la mano con otro chico en plena calle por el miedo a que se metan con él, cuando Óscar siente terror; sí, terror, de besar a otra persona de su mismo sexo debido a lo mal que lo ha pasado. Que te dé vergüenza mostrarle cariño a una alguien a quien quieres es muy triste, pero lo que Óscar siente no es vergüenza, sino miedo. Y no miedo de lo que está haciendo, sino miedo de lo que es él, de lo que le gusta y de lo que le harán los demás si se enteran. En ese momento me he sentido Óscar, me he metido en su piel y he podido mirar con sus ojos el mundo en el que vivimos. Y no, no es un mundo agradable.

El amor que surge es un tanto repentino, pero no me ha molestado. Todos sabéis que detesto los insta love, pero a este no lo calificaría así. Pongámonos en situación: un chico que tiene una vida de mierda, que solo encuentra su hogar en sus dibujos o en las cuchillas... Lo más normal es que si conoce a un chico que le trata bien y le gusta, de saltos de alegría y sienta su corazón ir a mil por hora, aunque apenas hayan cruzado un par de palabras. Por eso me ha gustado mucho la relación entre los dos protagonistas, porque veo en Sergio el salvavidas de Óscar, el que lo hace mantenerse a flote y poco a poco ir saliendo de esa jaula en la que él mismo se ha encerrado debido al maltrato al que está sometido. Sergio es el soplo de aire fresco que Óscar necesitaba, así que no, no me molesta que por un simple mensaje nuestro protagonista ya se emocione o se ponga a pensar en un futuro con este chico. Porque es comprensible. ¿Quién no sentiría que va a estallar de felicidad, cuando por fin conoces a una persona que merece la pena tras muchas decepciones y puñaladas?
Tal vez el único "pero" que le he visto han sido esos paréntesis en mitad de la frase. Ainss, esos paréntesis me sacaban completamente de la lectura, porque me cortaban los momentos que estaba leyendo. A lo mejor si hubieran estado colocados al final de la frase o si hubiera habido menos, no me habrían dificultado tanto la lectura, pero hay bastantes y no sé, me interrumpían constantemente el ritmo lector. Luego ya me acostumbré, pero creo que fue el único elemento que hizo que no disfrutara al 100% de la lectura y que hizo que el principio, sobre todo, se me hiciera más lento.
El libro toca varios temas importantes y candentes en la actualidad, como son el bullying, maltrato doméstico, la homosexualidad y dentro de esta última categoría, las diferentes maneras de afrontarla. Creo que Mike trata estos temas bastante bien, ya que por ejemplo, en el caso del bullying, vemos claramente que el que lo provoca es el que más inseguro y avergonzado de sí mismo se siente. Como siempre, el que grita más fuerte, en realidad es el que se siente más insignificante. Ya he comentado que con Óscar he empatizado a la perfección, he llorado y sufrido con él, pero también he vivido sus alegrías como si fueran mías. Y Sergio ya he dicho que es una monada, es imposible no quererlo. Pero no os he hablado de Darío. Vamos a ver, a este personaje primero le tenía coraje y no lo entendía, luego le cogía hasta asco, por lo mala persona que es, pero ahora... Lo único que siento es pena. Es un chico sin rumbo, que no se siente a gusto consigo mismo y no sabe qué hacer para encajar y sentirse en casa, por lo que no para de hacer daño a los demás.
Además, Óscar tiene un blog donde publica algunas entradas para desahogarse. Me gusta que lo utilice para expresar sus emociones y transmitir cómo se siente en cada momento. No me puedo ir sin nombrar los distintos guiños que se hacen a libros, de los cuales he leído la mayoría. Me ha encantado revivirlos junto a Óscar, que se mencionen citas y escenas que recuerdo con cariño y me han sacado alguna que otra sonrisa.

Enlace: http://adictaloslibros.blogs..
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}