InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest

Pilar Gómez Bedate (Traductor)
ISBN : 8415325916
224 páginas
Editorial: Austral (02/07/2013)

Calificación promedio : 4.46/5 (sobre 53 calificaciones)
Resumen:
Si esto es un hombre, el libro que inaugura la trilogía que Primo Levi dedicó a los campos de exterminio, surgió en la imaginación de su autor durante los días de horror en Auschwitz, cuando la principal preocupación de los prisioneros era que, de sobrevivir, nadie creería la atrocidad de la historia vivida. Los campos de concentración y exterminio, más que resguardados por las alambradas y los guardias, lo estuvieron por su propia monstruosidad, que los hacía incon... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (17) Ver más Añadir una crítica
HumildeLector
 04 December 2020
De todos los testimonios reales de supervivientes de los campos de exterminio nazis, el de Primo Levi es tal vez el más extenso y mejor documentado. Y el más célebre.

Hay que estar preparado mentalmente para leer Si esto es un hombre (1947), igual que para girar las hojas de Archipiélago Gulag, de Solzhenytsin. Yo abordé ambas lecturas en muy poco espacio de tiempo y no puedo negar que me causaron una honda impresión. Demasiado horror. Pero como dice el propio autor…

“Si comprender es imposible, conocer es necesario.”

Levi, un judío italiano, cuenta en primera persona su historia personal, desde su detención en las calles de Turín en 1945 hasta el día de su liberación, dos años más tarde.

El relato central de Si esto es un hombre se desarrolla en el campo de concentración de Auschwitz, donde Levi y sus compañeros se ven abocados a afrontar toda clase de sufrimientos y humillaciones, acosados por todas partes por el hambre, el frío, la violencia y el miedo, siendo despojados de su condición de humanos. Levi recurre a menudo a citas de la Divina Comedia de Dante, para ilustrar el infierno al que ha ido a parar.
Testimonio del horror

Si disponemos hoy de este impresionante y terrible testimonio es porque Primo Levi pudo escapar de las garras de la muerte de forma casi milagrosa. Gracias a su doctorado en Química, y también por capricho del azar, fue transferido a un campo auxiliar de trabajos forzados como asistente del laboratorio. Allí pudo recibir una alimentación mejor y escapar de los abusos y palizas de los kapos, los otros prisioneros encargados de la seguridad del campo.

Son muchos los pasajes de Si esto es un hombre que estremecen, pero en mi opinión son especialmente duros los que se refieren al día a día de los prisioneros, que reflejan bien lo horrible de su destino:

“La muerte empieza por los zapatos: se han convertido, para la mayoría de nosotros, en auténticos instrumentos de tortura que, después de las largas horas de marcha, ocasionan dolorosas heridas las cuales fatalmente se infectan.”



“El pan es también nuestra única moneda: entre los pocos minutos que transcurren entre su distribución y su consumición, el Block resuena con reclamaciones, peleas y fugas.”



“El campo de concentración es una gran máquina para convertirnos en animales.”

Levi enfermó de escarlatina durante las últimas semanas de su estancia en el campo, de nuevo un golpe de suerte que le libró de las ejecuciones masivas que las SS realizaron en todo el complejo antes de su evacuación. El Ejército Rojo lo encontró allí, demacrado y desnutrido, postrado en una maloliente camilla.
58
Acceso al KonzentrationslagerAuschwitz, a principios de los años 40.

Pero no sólo es la suerte la que propició que el autor de Si esto en un hombre pudiera escapar de la muerte, y probablemente de la locura. También lo consiguió gracias a su actitud ante las circunstancias que le había tocado vivir: no estaba en su mano la huida, mientras que tratar de ofrecer resistencia era absolutamente inútil, pero sí podía luchar para preservar un mínimo de humanidad y no ceder a la barbarie y la insolidaridad. Cualquier acto civilizado, por pequeño que fuera, era una pequeña victoria.

Así, el cuerpo de Levi sucumbe, igual que los otros, a la dura realidad que lo rodea, la pesadilla cotidiana, pero su alma no se resigna a rendirse y acabar convertido en una especie de animal que se acostumbra a una existencia indigna y monstruosa.

“Si pudiese encerrar a todo el mal de nuestro tiempo en una imagen, escogería esta imagen, que me resulta familiar: un hombre demacrado, con la cabeza inclinada y las espaldas encorvadas, en cuya cara y en cuyos ojos no se puede leer ni una huella de pensamiento.”

Las heridas interiores

Es difícil leer Si esto es un hombre sin sentir rabia y tristeza. Es más, yo diría que cualquier persona con un mínimo de sensibilidad debería sentirse abrumado ante un testimonio tan crudo como el de Levi. Pero al mismo tiempo, el lector también agradece haber podido conocer esta historia y, en cierto modo, se reconforta al saber que incluso cuando se mira directamente al pozo más negro del alma humana es posible encontrar algo de esperanza. Un leve gesto de solidaridad o compasión es un tesoro. Como dice Borges en uno de sus más conocidos poemas:

“No te rindas. La ergástula es oscura,
la firme trama es de incesante hierro,
pero en algún recodo de tu encierro
puede haber una luz, una hendidura.”

Y sin embargo, el epílogo de la biografía de Primo Levi es oscuro de nuevo. Después de la II Guerra Mundial logró publicar también La Tregua (1963), la segunda parte de sus memorias, en las que cuenta su regreso desde Europa Oriental hasta Italia. Después se dedicó a escribir y dar conferencias por todo el mundo, alcanzando un gran reconocimiento.
rJzCdr1Vx_930x525.jpg
Primo Levi (1919-1987)

Había sobrevivido, sí, pero su paso por el infierno de Auschwitz había dejado profundas heridas en su interior. Llegó a acusar a los que hablaban de “superar el pasado” de intentar redimir el nazismo. Él mismo se había visto de algún modo contagiado por el odio y los prejuicios de los nazis, llegando a afirmar cosas como estas que leemos en Si esto es un hombre:

“Los ojos azules y el pelo rubio son esencialmente malvados.”

El 11 de abril de 1987 fue hallado muerto en su casa, en circunstancias que parecían indicar que se había suicidado. Hay quien dice que, a pesar de sobrevivir a tanto horror, finalmente a Levi le fue imposible superar otro infierno, el que guardaba en su interior.
Enlace: https://humildelector.com/20..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         60
RocioPV
 12 December 2022
Es difícil decir algo sobre este magnífico libro que no hayan dicho antes. Un testimonio bien escrito y accesible del viaje de Primo Levi desde su casa en Turín hasta Buchenwald, como del día a día en la Lager de Buna-Monowitz (Auschwitz), desde enero de 1944 hasta su liberación el 27 de enero de 1945. Se ha escrito mucho sobre los campos de exterminio nazis, pero los supervivientes han escrito pocos libros. de todos los prisioneros italianos transferidos a los campos, solo alrededor del cinco por ciento logró regresar a casa. La supervivencia de Primo Levi puede considerarse un milagro, dada la crueldad indescriptible de las circunstancias.
La lucha contra el hambre, el frío, el cansancio y la enfermedad se vuelven casi tangibles al leer las muchas historias reales que se cuentan de manera absorbente. El estilo de escritura de Levi es diferente a cualquier otro que haya leído sobre el tema. Es detallado, conmovedor y, de alguna manera, casi distante de su experiencia, lo que hace que leerlo sea aún más conmovedor. Los pensamientos inteligentes y perspicaces del autor sobre la deshumanización provocada por esta constante lucha y humillación de los prisioneros judíos hacen de este libro una lectura superior, atemporal y obligatoria.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         81
MarioG17
 11 February 2020
El pasado 31 de julio se celebraron 100 años del nacimiento de Primo Levi, un superviviente del campo de concentración de Auschwitz que no encontró más motivos para seguir viviendo después de haber superado una tragedia como aquella y, según se cree, se terminó quitando la vida con 67 años.
Levi era un italiano que estudió para ser químico, era lo que él quería, pero el ser deportado a Auschwitz en 1943 por ser judío lo convirtió en escritor, en un narrador punzante y encarnizado, en un superviviente del Holocausto que plasmaría su experiencia sobre papel.
Luchando contra el régimen de Mussolini estaba cuando lo deportaron al campo por culpa de un chivatazo. Y una vez allí sufrió lo indecible, hasta el punto de que al narrarlo en este libro, pese a que los pasajes no son especialmente explícitos ni escabrosos narrativamente hablando, deja clara muestra de lo que el ser humano es capaz de hacerle a otros de su misma especie.
Levi se desnuda ante los lectores y muestra una lista de abalorios de los campos de concentración que nos harían retirar la mirada para no vomitar. Aunque quizá Levi no se desnude, sino que muera, que se rompa en pedazos en este libro y los reconstruya como un puzzle lentamente para que no nos perdamos, para que veamos hasta el más mínimo detalle horrendo y pérfido de la realidad que vivió y que conoce como nadie.
Sin embargo, Levi siempre se ha mostrado reacio a llamar verdugos a los alemanes, siempre haciendo matices y mostrándose crítico con Israel, como otro de sus compatriotas de renombre y también escritor Amos Oz.
Además de que la calidad literaria de este libro es sobresaliente, tiene un ritmo que revuelve las tripas hasta llegar a las náuseas. En un pasaje del libro, Primo Levi narra que un día leyó en el fondo de la escudilla de un compañero del campo la frase Ne pas chercher à comprendre y se le quedó grabada. No trates de comprenderlo, podría traducirse, y esa frase resume a la perfección lo que ocurría allí, pero Levi nunca pierde los papeles durante la narración de los acontecimientos.
De hecho, al final del libro se añade un apéndice de 1976 donde el autor responde a ocho preguntas frecuentes que le hacen sus lectores estudiantes. Ahí, dice que no perdona a los alemanes, pero no siente odio hacia ellos, porque ese ‘ellos' no tenía rostro ni nombre, era un ser indefinido. Con un tono pausado que asombra y una narración que encoge los órganos, Levi nos guía por una lectura que abre las carnes y nos retuerce las vísceras hasta decir basta.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Paloma
 28 June 2023
Las experiencias de lo sucedido en los campos de concentración durante la Segunda Guerra Mundial nunca dejarán de horrorizarme. Con frecuencia se dice que se ha hablado ya demasiado del tema y que el mundo contempóreano nos muestra crímenes iguales o peores que los que se cometieron contra los judíos y otros grupos bajo el regimen nazi; pero independiente de eso, lo cierto es que dejar de leer estos testimonios solo garantizaría que se dejarán de cuestionar estos actos inhumanos y violentos.

Primo Levi comparte su experiencia durante su tiempo en un campo de concentración, la lucha constante no solo por sobrevivir sino entre sus propios compañeros, la desesperanza y el temor de que ese día podría ser el último. Muchos dejaron de luchar ante el horror y muchos otros se aferraron a la vida llegando a actuar de maneras cuestionables. Por ejemplo, Levi reflexiona sobre cómo algunos judíos que eran elegidos para vigilar a los demás y tenían ciertos "privilegios" abusaban de su posición.

Con todo, coincido con algunas de las reseñas que encontré y que, en sí, no es una crítica contra la experiencia del autor ni contra el texto: resulta entendible que, al sobrevivir un trauma de esta magnitud, en momentos, la voz del autor se vuelve impersonal; analítica y un tanto fría, por lo que sentí que leía un libro de historia y no un testimonio. Insisto, creo que esto es normal ya que Levi escribió el libro pocos años después de la liberación y como muchas víctimas, esa coraza era probablemente un mecanismo de defensa ante el horror... no todos los sobrevivientes lograron hablarlo y se cuenta que muchos judíos jamás hicieron referencia a su tiempo en los campos de concentración, quedándose con todo el dolor dentro. Quizá no logré conectar igual que con otros testimonios similares, pero esta fue mi experiencia y sin duda, creo que es uno de esos libros que deben seguir leyéndose.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Miel1908
 08 August 2022

Le llamaría LIBRO OBLIGATORIO. Texto que se debería leer al menos una vez en la vida, por dos razones: La primera, para que no se olvide de las atrocidades de que es capaz el hombre y de esa manera no perder de vista las cruentas luchas que a veces ocurren, para no permitir, como humanidad, una barbaridad como esa otra vez. Y la segunda razón es para que agradezcamos más, a la vida, a la naturaleza, al trabajo que tenemos, a la familia, a lo que hemos conseguido, a lo que somos. Porque en las páginas de ese libro se sentirá (porque se llega a sentir) lo que significa ser un hombre (casi un animal) desprovisto de todo. Y cuando digo todo, es literal TODO: casa, bienes, pertenencias, familia, amigos, nombre, apellido, y hasta la dignidad.
He leído muchos libros sobre los campos de concentración, me atrevo a decir que este es el mejor. Está escrito en 1ra persona, pero desde las perspectiva del testigo, no de la víctima, ni del verdugo. Testimonio de lo que vivió Primo Levi en el campo de concentración y los que estaban a su alrededor. Es increíble que un libro que habla sobre la inhumanidad y las atrocidades a las que sometieron a tantos inocentes, pueda decir que es hermoso. Tanto en su estructura como en sus palabras. Particular manera de este escritor para decir las cosas.
Su prosa es magnífica, bien escrito. ¡Un aplauso!

También es una enseñanza, hay belleza en la vida de la gente que no odia. Primo Levi, no les perdona a los nazi lo que vivió, incluso no se lo perdona al pueblo alemán (porque definitivamente sabían) pero el odio es un sentimiento que él no está listo para sentir, y me pareció hermoso. ¡Imperdible!

Es una trilogía. Continúa con: La tregua y Los hundidos y los salvados.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30

Las críticas de la prensa (1)
lanuevaespana06 October 2023
Si esto es un hombre? (1947) se convirtió en referente de la literatura concentracionaria, era un joven químico italiano de origen judío cuando fue detenido como miembro de la resistencia antifascista y deportado en 1944.
Leer la crítica en el sitio web: lanuevaespana
Citas y frases (18) Ver más Añadir cita
arealareal10 December 2023
Debo confesar que ante ciertos rostros no nuevos, ante ciertas viejas mentiras, ante ciertas figuras en busca de respetabilidad, ante ciertas indulgencias, ciertas complicidades, la tentación de odiar nace en mí, y hasta con alguna violencia: pero yo no soy fascista, creo en la razón y en la discusión como supremos instrumentos de progreso, y por ello antepongo la justicia al odio.
Comentar  Me gusta         120
arealareal05 December 2023
Haber concebido y organizado las Escuadras ha sido el delito más demoníaco del nacionalsocialismo [...]. Mediante esta institución se trataba de descargar en otros, y precisamente en las víctimas, el peso de la culpa, de manera que para su consuelo no les quedase ni siquiera la conciencia de saberse inocentes.
Comentar  Me gusta         140
arealareal08 December 2023
No volveremos. Nadie puede salir de aquí para llevar al mundo, junto con la señal impresa en su carne, las malas noticias de cuanto en Auschwitz ha sido el hombre capaz de hacer con el hombre.
Comentar  Me gusta         120
arealareal09 December 2023
Pero Lorenzo era un hombre; su humanidad era pura e incontaminada, se encontraba fuera de este mundo de negación. Gracias a Lorenzo no me olvidé yo mismo de que era un hombre.
Comentar  Me gusta         70
arealareal10 December 2023
Fue aquél el primer gesto humano que se produjo entre nosotros. Creo que se podría fijar en aquel momento el principio del proceso mediante el cual, nosotros, los que no estábamos muertos, de Häftlinge empezamos lentamente a volver a ser hombres.
Comentar  Me gusta         30
Video de Primo Levi (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Primo Levi
«Sabéis, niños, cuando tenía vuestra edad, me encantaban los números... Pero no podía imaginar que tendría que llevar uno en el brazo toda la vida».
Pocos meses antes de su muerte, Primo Levi conoce a los alumnos de la escuela primaria de Rignon en Turín, la misma a la que él asistió cuando era niño. de la mano del escritor, los niños aprenderán qué fue el Holocausto, y conocerán la experiencia en primera persona de uno de los supervivientes del infierno de Auschwitz, una de las páginas más oscuras de la historia del siglo XX.
El cómic viene complementado por una detallada cronología sobre la vida de Primo Levi, y por una descripción ampliada de los personajes más significativos de su historia.
+ Leer más
otros libros clasificados: Campo de concentraciónVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro





Test Ver más

¿Puedes completar el título?

El invierno en...

Madrid
Lisboa
París

10 preguntas
47 lectores participarón
Thèmes : literatura españolaCrear un test sobre este libro
.._..