InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest

ARTUR JORDA; (Traductor)
ISBN : 8490624577
336 páginas
Editorial: Debolsillo (12/05/2016)

Calificación promedio : 4.38/5 (sobre 100 calificaciones)
Resumen:
NO APTO PARA LECTORES SENSIBLES Segunda y formidable entrega de la serie del comandante Verhoeven.La gran novela que supuso el inicio de la fulgurante carrera internacional de Lemaitre. Han pasado varios años desde el caso del asesino en serie que trastocó para siempre su vida, y el comandante Camille Verhoeven aún no se ha repuesta del todo cuando un nuevo desafío vuelve a implicarlo personal y profesionalmente: Alex, una mujer de treinta años, ha desaparecido... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (30) Ver más Añadir una crítica
Beatriz_Villarino
 06 December 2023
Alex es la continuación de Irène y yo, como el comandante Verhoeven, he debido recuperarme durante años del trauma que me supuso leerla. Él aún no está restablecido del todo pero el jefe le Guen, lo “convencerá” para volver a lo que realmente hace bien. Así que este caso es una especie de catarsis para Camille y para el lector.

No es necesario haber leído Irène para enterarnos de Alex. El narrador, con alusiones, nos va poniendo al tanto, «No volvieron a verla con vida. Eso hundió a Camille […] cuando empezó a delirar tuvo que ser hospitalizado […] Desde entonces solo acepta casos menores…» No es necesario haber leído Irène pero sí conveniente. Siempre merece la pena leer a Pierre Lemaitre.

Alex es una novela dura, inquietante; a veces levantamos la vista del papel porque no somos capaces de seguir enfrentándonos a unos hechos que, por ser tan fieles reproducciones de la realidad, consideramos imposibles. Pero son posibles. El narrador mira fijamente al personaje y se introduce en su mente para que los lectores seamos testigos de lo que ocurre. Parece ominisciente, pero no lo es, «Irène había hecho que su interior se fortaleciera. Camille nunca habría sido tan… Sin Irène, le faltaban incluso palabras»; el narrador va descubriendo el porqué de los actos de unos y otros con el devenir de los hechos, con la ayuda de Camille quien, una y otra vez no está contento con los resultados. El protagonista aún está afectado por lo que le ocurrió a Irène, se culpa de su muerte; no llegó a tiempo de salvarla, tampoco a su hijo. Camille ha estado cuatro años alejado de casos graves porque el sentimiento de culpabilidad se había apoderado de su mente y no le permitía ningún atisbo de redención.

Su madre también ha muerto. Verhoeven está solo y debe enfrentarse al secuestro de una chica que nadie sabe quién es ni por qué la han raptado. Sabe que el tiempo es fundamental. No puede permitirse llegar tarde otra vez, y la chica lleva desaparecida una semana. Cuando el secuestrador, Trevieux, se dirigía al almacén donde estaba la víctima, la policía lo está esperando, pero en su huida, prefiere lanzarse a los coches y morir atropellado antes que revelarles dónde retiene a su víctima. Mientras, el equipo de Camille consigue entrar en la nave pero allí no hay nadie. Una especie de jaula destrozada, rastros de sangre y ratas. Nada de la secuestrada. Solo los lectores sabemos que se trata de Alex porque la hemos acompañado en su tortura sádica, horrorosa, y nos hemos admirado de que haya podido idear algo tan siniestro para poder escapar.

Lemaitre sabe que el ser humano es capaz de cometer las mayores atrocidades para continuar viviendo aunque la vida no merezca la pena; aunque solo se vislumbre dolor, humillación y miedo, el hombre seguirá luchando por respirar.

Las descripciones del narrador son creíbles, verosímiles, porque mezclan lo que hacen los personajes y las causas de esos actos. Todo nos descoloca en un principio. Conforme vamos llegando al final, cuando Camille, Louis y Armand quieren desvelarnos lo que han ido descubriendo, somos conscientes de que aquello que nos parecía horroroso, fruto de una mente perturbada no es ni más ni menos que algo que se puede dar en la sociedad. Y quienes comenten los actos más depravados pueden convivir con una familia, con unos compañeros, con un colectivo que les abre sus brazos y los protege porque nadie puede adivinar nada extraño en su comportamiento y si alguien lo hace, sabe que es mejor no inmiscuirse en la vida de lo demás. Así somos. En el fondo inhumanos. Lemaitre rechaza cualquier atisbo de sentimentalismo y muestra al ser humano objetivamente, con toques de cruda realidad.

Por mucho que intentemos mirar hacia otro lado, esta es la sociedad que vamos creando poco a poco. Cada vez más sofisticada, puede. Cada vez más depravada, también.

El lenguaje es una seña de identidad del autor pues en todo momento es coloquial y crítico. Aprovecha digresiones para exponer la situación actual de Camille o para, haciendo gala de una ironía total, describir el carácter tacaño de Armand «apura su caña hasta terminarla y pide de inmediato una bolsa de patatas fritas y más aceitunas a cargo de quien pague la cuenta». A través de personificaciones, las sensaciones del ser humano se acrecientan, «el cáñamo parece retorcerse de dolor»; el sarcasmo no salpica solo a los criminales, también al propio Camille. Las ironías hacia su estatura son constantes «quiere demostrarle al comandante sus dotes de buen conductor, la sirena aúlla […] mientras los pies de Camille se balancean a un palmo del suelo y se agarra con la mano derecha al cinturón de seguridad». El humor negro del que hace gala el protagonista es el humor negro del narrador; el dolor y la desesperación de Alex también nos llega a través de éste, el carácter tranquilo de Louis y el del avaro bondadoso —aunque pueda parecer un oxímoron— Armand están presentes en todo momento. La relación entre ellos es un escape a la tensión de la trama.

Alex muestra en todo momento una relación estrecha entre los personajes y su entorno, cómo les afecta a todos, las dudas que se plantean, las causas y consecuencias de sus movimientos, que no son sino el testimonio de problemas de la existencia humana. La idea de la novela es desesperanzadora porque Lemaitre la transmite de la forma más verídica posible y con ello proclama una denuncia rotunda a estos males que nos aquejan como sociedad y que no son tratados desde la familia, desde las escuelas, desde el trabajo o incluso desde las fuerzas del orden público «¡Un rapto! Es una atracción, un espectáculo […] El rumor se extiende […] todos los vecinos del barrio están excitados ante esa situación inesperada […] poco a poco el rumor se debilita, el interés se desvanece […] se escuchan las primeras quejas desde las ventanas. “Queremos dormir. Ahora queremos silencio”».

La reflexión que hacemos al terminar es devastadora, por eso Alex, esta novela negrísima, queda al mismo nivel que las escritas por los más grandes de la literatura, porque Pierre Lemaitre ha dibujado la degradación de una sociedad a través del sufrimiento de los más débiles. El lector indaga, mientras lee esta novela, en la propia conciencia y en la obsesión que parece prevalecer por causar daño; en lo dañados que podemos dejar un cuerpo y una mente con torturas físicas y psicológicas que, a diferencia de las anteriores, no cicatrizarán nunca.

Enlace: https://elblogaurisecular.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Anelena
 02 March 2023
Quién me conoce sabe que huyo de trilogías, tetralogías, sagas.... 🏃💨
Pero con Lemaitre es diferente, su forma de escribir hace que me vaya sorprendiendo en cada capítulo, me hizo cambiar la visión de cada uno de los personajes conforme iba leyendo, y para terminar, un final redondo.
No me arrepiento para nada, ya que me ha gustado más que la primera parte de la serie del comandante Verhoeven .
Seguiré con este autor y con el comandante Camile
Comentar  Me gusta         140
nefertiti5
 15 November 2021
Han pasado varios años desde el caso del asesino en serie que trastocó para siempre su vida, y el comandante CamilleVerhoeven aún no se ha repuesta del todo cuando un nuevo desafío vuelve a implicarlo personal y profesionalmente: Alex, una mujer de treinta años, ha desaparecido. No es una mujer cualquiera, y Verhoeven, sin sospechosos ni pistas, debe adentrarse en la investigación de su personalidad para poder encontrarla, mientras ella agoniza en un almacén abandonado. Cada minuto que pasa puede ser el último. Y él no se lo perdonaría nunca.

Una mujer de treinta años ha desaparecido. Un transeúnte ha visto cómo un hombre la ha metido a la fuerza en una furgoneta. Pero no saben quién es, ni cómo se llama ni, por supuesto, quién es el secuestrador ni qué pretende. Nadie denuncia la desaparición de la mujer y a la policía le resulta casi imposible encontrar alguna pista.

CamilleVerhoeven, comandante de la policía parisina, será el encargado de dirigir la investigación junto a los policías que formaban su antiguo equipo.

En este libro el tema principal gira en torno a un secuestro, que lo veremos desde los dos puntos de vista: el de la secuestrada y el de la policía que lleva la investigación.

El primer punto de vista es, en una sola palabra, angustiante; se viven escenas muy duras, algunas no aptas para estómagos sensibles.

También el punto de vista de la policía es bastante angustiante porque en estos casos siempre actúa contra reloj; la rapidez en la resolución del caso puede determinar que el secuestrado termine muerto o con vida.

Camille ya no es el mismo; imposible serlo después de todo lo que pasó en Irene. Veremos cómo ha logrado sobrevivir y cómo le ha afectado todo pues es imposible que sea igual. Y no lo es, no: ya no es el hombre tranquilo con una vida personal satisfactoria. Ahora es un hombre triste que lleva a cuestas un pasado muy oscuro; y el secuestro de Alex le va a hacer revivirlo todo. Afortunadamente, mantiene intacta su perspicacia y su instinto policial.

Junto a él, tenemos a Louis, el policía pijo que a mí me encanta y a Armand, el avaro hasta lo imposible que, no obstante, aquí acaba mostrándose como alguien entrañable. Y, por supuesto, la mujer que da título al libro: Alex. al narrarse muchos capítulos desde su punto de vista, la vamos a conocer bastante bien.

Lemaitre es muy preciso en sus descripciones tanto de personajes como de escenarios y situaciones. La novela resulta muy visual. Y, por supuesto, tiene muchas sorpresas y giros argumentales que harán que no podamos parar de leer.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Suenosentreletras7
 10 May 2019
Ayer pude acabar un nuevo libro, se trata de Alex, segunda parte de la tetralogía del Comandante CamilleVerhoeven , escrita por Pierre Lemaitre. Hace un tiempo leí la primera parte, Irene. Os dejo la reseña AQUÍ por si tenéis curiosidad. Se trata de una tetralogía, y aunque se pueden leer de forma independiente porque cada libro es un caso diferente, yo recomiendo encarecidamente leerlos en orden ya que los protagonistas van evolucionando de un libro a otro y si no lees el principio, pierdes mucho la esencia y psicología de Camille como Comandante y protagonista de esta saga.

Alex comienza cuatro años después de lo sucedido en Irene. Camille intenta seguir con su vida y se verá involucrado tanto a nivel profesional como emocional en un nuevo caso: una chica ha sido raptada y no hay prácticamente pistas de quien ha podido hacerlo y donde se encuentra. Camille y su equipo luchan contrarreloj para encontrar a Alex antes de que sea demasiado tarde y evitar lo que sucedió años atrás, ya que si fracasa, Camille no podría sobrellevarlo de ninguna manera.

GUAU. al acabar el libro Guau es la primera palabra que se me escapa de los labios y la primera que me viene a la mente. ¡Vaya pasada! Pierre Lemaitre hizo un fantástico trabajo en Irene pero con Alex se ha superado y ha creado una novela negra practicamente perfecta. Lo primero que quiero comentar es que leais este libro sin saber casi nada de su trama, pero tras haber leído Irene. Que no os cuenten nada, porque si sabes más de la cuenta el efecto sorpresa ya no es el mismo ni sufre el mismo efecto. En esta novela, nada es lo que parece. Absolutamente nada. El autor juega con el lector/a ¡y de qué manera! Me ha recordado mucho a otro libro suyo, Vestido de novia, el cual también me dejó con la boca abierta. Adoro el thriller francés y creo que Lemaitre es uno de sus grandes exponentes ya que tiene una pluma magistral y una audacia increible a la hora de elaborar tramas psicológicas como esta.

Si tuviera que definir Alex en tres palabras estas serían: Perturbador, Violento y Brutal. Si sois bastante aprensivos no creo que lo disfruteis porque os aviso: hay escenas de tortura, situaciones de angustia y claustrofobia. A me me dio mucha ansiedad, es más, tuve que dejar de leer porque me estaba encontrando algo mal. Os prometo que no estoy exagerando. La capacidad que tiene este autor de transmitir tales sensaciones inquietantes y angustiosas es bestial y a mi personalmente me afectó mucho. Hay mucha violencia pero tampoco es un libro "gore". Simplemente es duro, angustioso y violento.

El libro está lleno de giros y ese final...me ha parecido un final sublime, uno de los mejores que he leído. He estado todo el libro haciendo teorías, dudando y sospechando de todo el mundo...para llegar al final y quedarme estupefacta. ¡Me encanta! Vaya sonrisa me ha dejado este libro y qué ganas tengo de seguir con el siguiente, Rosy y John.

El personaje de Camille es genial y me encanta como se hace respetar y temer con su tan solo metro y cuarenta y cinco de estatura. ¡Y todo lo que tiene que sufrir el pobre hombre! Me ha encnatado como el autor ahonda en su personalidad y comportamiento tras el duro golpe que sufrió en Irene. Se nota mucho el cambio en Camille y es fascinante a la par que trágico. El personaje de Alex me ha fascinado y para mi es uno de los mejores personajes femeninos construidos que he leído, tan complejo y tan perturbador. Los capítulos narrados por Alex son magníficos y te encuentras con que no puedes dejar de leer quieres saber más y más de Alex y de su historia.

En definitiva, Alex es una novela que me ha fascinado y me ha gustado mucho más que Irene, el primer libro de la saga. Es una novela negra perfecta, llena de giros, violencia y angustia. La pluma de Lemaitre es magistral y siempre es un placer leer algo de este autor. Esta tetralogía se está convirtiendo en una de mis sagas negras favoritas.
Enlace: https://addicionaloslibros.b..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
CharlieParker
 24 March 2022
Alex
Genial novela negra.
Los libros de Lemaitre son como recibir un paquete perfectamente envuelto junto con una hoja con las instrucciones, las cuales hay que seguir al pie de la letra.

Empezamos a tirar del primer hilo hasta una línea marcada, seguidamente tiramos del segundo hasta la marca fijada. del tercero se tira fácil hasta el final, volvemos al primero porque no estaba del todo sacado, acabamos de tirar del segundo. Con esto quitamos el papel que envuelve el paquete.

Miramos las instrucciones y vemos que hemos de voltear el paquete, ¿estaba al revés? Aquí empezamos otra rutina de tirar de los hilos de debajo parecidos a los de arriba ¿o no? Vaya, por fin los hemos sacado todos.

Volvemos a las instrucciones y resulta que en el lateral hay algo que no habíamos visto ¿otro hilo? Pues parece que hay que tirar de él, cuando lo sacamos vemos una nota que dice: es por el otro lado.

Giramos el paquete, ya nerviosos sin fiarnos de lo que nos vamos a encontrar. Aquí no hay hilos, nos encontramos con una cuerda, ¿la que buscábamos?

Tiramos de la cuerda y nos encontramos con un final memorable, antológico.

Después de haber pasado por la narración con el personaje de Alex con momentos de angustia desgarradora, que te hacen cambiar de posición en tu asiento sin darte cuenta, de levantarte a tomar algo sin desviar la mirada del libro.

Después de haber encontrado a CamilleVerhoeven en plena forma, teniendo en cuenta la putada que le hizo Lemaitre en el anterior libro, y encima, se lo recuerda todo el rato o haciendo chanzas con su físico. al mismo tiempo lo muestra como un líder implacable, al que nada se le escapa.

No quería contar nada de la novela porque creo que se merece entrar en ella sabiendo solo el título si es posible, impresiona más.

Se me ha ocurrido lo del paquete porque Lemaitre es como una caja de bombones, nunca sabes lo que te va a tocar.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Citas y frases (7) Ver más Añadir cita
arealareal14 October 2023
Paseaba a su perro, una cosa sentada a sus pies que Dios debió de crear un día de intensa fatiga. Camille y el perro se miran y se detestan mutuamente de inmediato.
Comentar  Me gusta         90
ManelManel28 May 2020
Instintivamente ha desconfiado de él, como si todas las personas con los labios finos ocultaran alguna cosa, secretos inconfesables, maldades.
Comentar  Me gusta         40
MegRavenMegRaven31 January 2018
La verdad, la verdad... ¿Quién puede decir qué es verdad y qué no lo es, comandante? Para nosotros, lo esencial no es la verdad, sino la justicia, ¿No es así?
Comentar  Me gusta         20
Vane24Vane2413 July 2018
Antes, había sido una niña bastante feúcha y muy delgada. En cuanto empezó el cambio, sin embargo, fue como un mar de fondo, y el cuerpo mudó casi de golpe, como en una metamorfosis acelerada, en pocos meses.
Comentar  Me gusta         10
Suenosentreletras7Suenosentreletras710 May 2019
De hecho, la verdad, la verdad…¿Quién puede decir qué es verdad y qué no lo es, Comandante? Para nosotros, lo esencial no es la verdad si no la justicia, ¿no es así?
Comentar  Me gusta         00
Videos de Pierre Lemaitre (17) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Pierre Lemaitre
La puerta de Manel Loureiro Vestido de novia de Pierre Lemaitre Los asesinatos de Manhattan de Preston & Child El libro negro de las horas de Elena Sáenz de Urturi 22 11 63 de Stephen King
otros libros clasificados: LITERATURA POLICÍACAVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro





Test Ver más

Autoras de novela negra y policíaca

10 negritos

Agatha Christie
Phillys Dorothy James
Susan Hill

10 preguntas
96 lectores participarón
Thèmes : novela negra , LITERATURA POLICÍACACrear un test sobre este libro