InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Críticas sobre Matar a un ruiseñor (47)
Ordenar por :   Fecha   Los más apreciados  



Añadir crítica
Hefesto
 12 junio 2020
Los niños y los adultos viven realidades diferentes. Tal vez, la forma en que los pequeños ven el mundo que les rodea sea parcial, sesgada, influenciada por su entorno y sus progenitores. Tardan en comprender los matices y las implicaciones de cada acción. Su aprendizaje es lento y está condicionado por sus propias experiencias vitales. Puede que, por eso, la mayoría no entiendan cómo se puede obrar mal a sabiendas, cómo los adultos sólo encuentran motivos para hacer lo incorrecto. El tiempo les enseñará, tarde o temprano, que los prejuicios, la tradición y el miedo pueden pesar más que la razón o la justicia más elemental.

La novela se ambienta en Maycomb, un pequeño pueblo de Alabama, en la década de los 30. En una comunidad tan pequeña y cerrada como esa, partidaria de la segregación racial, donde todos se conocían y sufrían en mayor o menor medida las dificultades económicas derivadas de la Gran Depresión, el miedo a un estallido de violencia proveniente de la comunidad negra estaba cada vez más presente, aumentando la radicalización de la población.

Scout, una niña de 6 años, y su hermano mayor Jem no son conscientes de todo esto. Su universo se reduce a los juegos, la escuela y una creciente obsesión por Boo Radley, un misterioso vecino que apenas sale de casa y del que se cuentan leyendas de todo tipo. Su padre, el viudo Atticus Finch, abogado inteligente y de gran corazón acostumbrado a nadar contracorriente, trata de criarles libres de prejuicios y rencores con la ayuda de Calpurnia, la sirvienta de color que se comporta como una madre con ellos, y de la tía Alexandra, una mujer devota a su familia y anclada irracionalmente en la tradición. Cuando a Atticus le encargan la defensa de Tom Robinson, un afroamericano acusado de violar a una mujer blanca, el apacible mundo de los niños comienza a desmoronarse.

Harper Lee ganó el Premio Pulitzer en 1961 con esta obra que ha pasado a la historia de la literatura norteamericana con total merecimiento. La autora no sólo creó unos personajes memorables, sino que se sirvió de ellos para retratar excepcionalmente lo mejor y lo peor de aquella sociedad. Durante los 3 años en que se desarrolla la trama, el lector será niña con Scout y se hará preguntas que, a pesar de dibujar una sonrisa en él, le harán reflexionar. También adolescente a través de Jem; noble, combativo y con dificultades para tolerar la injusticia. Y sobre todo, soñará con ser Atticus, y poseer unos valores inquebrantables basados en la comprensión, el amor, la solidaridad, la tolerancia y el perdón.

Esta novela se centra en la visión de una niña, pero no es infantil. Hay un juez, un jurado y un acusado, pero no es un drama judicial. Hay víctimas y es descorazonadora por momentos, pero no es triste. Esta historia es parte de la formación que todos necesitamos; con ella aprenderemos que hay personas que son como los ruiseñores; y que hay que pelear contra todo, si es necesario, para evitar que maten a un ruiseñor.
Enlace: https://elyunquedehefesto.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         114
Tamichi
 09 febrero 2021

Traigo mi gran pendiente “Matar a un ruiseñor” escrito por -Harper Lee-.
Siempre le tuve un gran respeto al libro porque pensaba que era demasiado duro, pero no, pude con el. Comentar que es duro pero no era lo que pensaba. Me encantó.

por fin leí esta gran obra. Merecedora del premio que le otorga. del cual me alegro enormemente haber leído ya que me hizo reflexionar sobre la discriminación, la injusticia, las desigualdades, entre otros...


Es una novela ambientada en un pequeño pueblo, bastante cerrado, donde todos se conocían en la década de los 30. El autor nos narra de una forma exquisita. Entrelazando temas como el paso del y tiempo a través de los ojos de la protagonista. La educación, la difícil lucha por la dignidad humana, la justicia o más bien la injusticia.


No quiero desvelar mucho ni hacer spoiler. Pero Eso sí, no os dejará indiferente.
Lo recomiendo 100%.
Comentar  Me gusta         80
alf
 02 mayo 2021
Este libro es una nueva traducción que la editorial Harpercollins publica con motivo de la aparición de la secuela de este clásico de la literatura estadounidense, quizá más conocido por la adaptación al cine protagonizada por Gregory Peck.

Es una magnífica novela, ganadora en su día del Pulitzer, que narra las relaciones sociales en una pequeña ciudad de Alabama en los años treinta, a través del juicio a un hombre de color por la violación de una mujer blanca. Se refleja perfectamente el racismo imperante en esa época, pero a la vez muestra como algunas personas intentaban cambiar las cosas, dentro de los límites que imponían unas normas sociales que dejaban poco espacio a los que no admitían la segregación. Un gran libro que parece que tiene muchos aspectos de autobiografía.
Comentar  Me gusta         40
Rosa_Halcombe
 05 marzo 2021
Acabo de terminar Matar a un ruiseñor y estoy llorando como una magdalena. Si es que los clásicos siempre son apuesta segura cuando uno busca una historia que llegue bien adentro... ¡Y pensar que lo empecé hace veinte años y lo abandoné aburrida a la tercera página!

Ya sabéis que me gusta comenzar a leer los libros sin saber absolutamente nada de la trama, y en esta novela vale especialmente la pena dejarse sorprender por lo que va pasando. Primero, por la voz narradora, la de la inolvidable Scout, una niña de seis años a quien acompañaremos durante dos o tres veranos en sus andanzas por un pueblo de Alabama en la década de 1930 junto con su hermano Jem y su amigo Dill. Por un momento no sabemos muy bien por dónde irá la historia; se intuye la presencia amenazadora de un vecino encerrado en su casa, al que nadie ha visto en años, y poco a poco cobra protagonismo otro personaje: Atticus Finch, el padre de Scout, abogado de profesión. Sin embargo, durante unas cuantas páginas la cosa parece que no va más allá de una colección de momentos vividos durante la infancia de los niños, narrados de una forma especial, eso sí, pues Scout es una niña muy perspicaz, con una manera de ver y contar las cosas que me ha parecido muy graciosa. Sin embargo, poco a poco vamos viendo pinceladas del tema principal de la novela: el abismo que mediaba entre blancos y negros en un estado sureño durante la Gran Depresión. Y es ahí donde de repente cobra relevancia el trabajo como abogado de Atticus Finch.

Si bien el tema principal de la novela es la desigualdad entre negros y blancos, ofrece muchísimo más: la preciosa relación entre hermanos de Scout y Jem, que tan pronto se dan una buena tunda como se van a casa de la mano; esas interminables tardes de verano que los niños pasan inventándose mil juegos en la calle; el misterio de Boo Radley, un vecino con un pasado oscuro a quien Jem y Scout nunca han visto y que se cierne como una presencia en ocasiones amenazadora y en ocasiones casi amable; Atticus Finch, un hombre viudo que trata de criar a sus hijos libres de prejuicios con la única ayuda de una cocinera negra, por lo que a menudo se las tiene que ver con las miradas ceñudas de la gente del pueblo; y también la evolución de Jem, que poco a poco abandona la infancia y pasa a ser un joven con un gran sentido de la justicia que sufre y se rebela ante las sinrazones que ve a su alrededor.

Uno de los aspectos que más me ha gustado es que, pese a que uno de los temas principales que trata es el racismo (y es un tema duro), todo el libro está contado con la inocencia y alegría de una niña de 6-8 años ajena a un tema como ese, y se entremezcla con el firme sentido de la justicia de un padre cariñoso como Atticus, por lo que el final del libro queda un poso de optimismo y uno ve renovada su fe en el ser humano.

Harper Lee se basó en sus vivencias de la infancia para escribir esta novela, la única que publicó en 50 años. Ella también creció en un pueblo de Alabama; su padre era abogado y tuvo que defender a unos chicos negros acusados de un delito contra un blanco. La figura de Dill está inspirada en Truman Capote, que era vecino de Lee en el pueblecito de Alabama y compañero de juegos, si bien esta relación de amistad entre ambos escritores no acabó del todo bien. Por lo que he leído, Harper Lee ayudó a Truman Capote a documentarse para escribir A sangre fría, visitó el pueblo con él y trabó amistad con los vecinos para obtener más información, cosa que a Capote le estaba costando mucho, y Capote solo la mencionó en la dedicatoria del libro, sin darle el crédito que ella merecía. Esto acabó distanciando a estos amigos de la infancia.

En fin, Matar a un ruiseñor es un clásico de la literatura estadounidense por méritos propios que recibió el Pulitzer en 1961, un libro que evoca los veranos infantiles de juegos interminables al tiempo que hace reflexionar sobre la bondad, la justicia, el perdón, la desigualdad, la naturaleza moral de las personas (¿somos buenos o malos por naturaleza?), los prejuicios... Un clásico que me alegro muchísimo de haber leído y que recomiendo encarecidamente.
Enlace: http://lavidanobasta.blogspo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Mireialectora
 03 noviembre 2020
Nunca es tarde para llegar a un buen libro. 'Matar a un ruiseñor' es una clara muestra de ello.

Disfrutar de la literatura sureña y no haber leído a Harper Lee todavía no tenía perdón. Pero el caso es que fue un flechazo inmediato, desde las primeras líneas, esas en las que Scout nos presenta a los personajes, su barrio y su época.

Publicada en 1960 y situada tras la Gran Depresión en un pequeño pueblo de Alabama, Lee le otorga la voz de la narración a Scout, una niña de 6 años con gran capacidad de observación. Es hija de un abogado viudo, Atticus Finch, volcado en su trabajo pero también en la educación de sus hijos, a los que se empeña en transmitir unos valores muy diferentes a los habituales en esa época y lugar.

Toda la temática social del libro, la denuncia racial, del sistema educativo, la pérdida de la inocencia, la importancia de la integridad moral, el respeto por la diferencia y la dignidad. En fin, todo el trasfondo profundo y rico que, sin embargo, Harper Lee hila sin que la novela pierda ritmo ni frescura, incluso con un exquisito toque de humor de vez en cuando, la convierte en adictiva.

Los personajes principales, con tantos matices que casi parece que los conocemos de verdad; los personajes secundarios, ninguno de relleno, todos tienen su importancia y valor en la trama. Todos ellos conforman un universo tan real que se entiende el impacto de la novela desde su lanzamiento hasta hoy en día.

Y ese final... El corazón encogido y ganas de volver a empezar la primera página de nuevo. Qué hábil Harper! Cuánto ingenio y talento inunda esta novela!
Sin duda, los Finch se ganaron un lugar de honor en mi biblioteca.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
roxanaph
 25 julio 2020
En esta novela, Harper Lee nos cuenta, a través de los ojos y la voz de Scout, una niña de ocho años en Maycomb (Alabama, EEUU), la historia de la lucha por cambiar las cosas, de un modo firme y sereno, que implica a su padre viudo, Atticus Finch, en un juicio controvertido: un hombre negro acusado de violar a una mujer blanca.
Con su actitud justa y firme, Atticus es un ejemplo ante los ojos de su hija y la población, en una novela que muestra, de un modo muy accesible y claro, la hipocresía y el racismo que pueden impregnar una sociedad.
Comentar  Me gusta         30
lourdesmateo88
 31 enero 2019
La obra tiene rasgos autobiográficos, el personaje de Scout estaría inspirado en la propia Harper Lee y el de Atticus Finch en su padre. Finch, es el apellido de soltera de la madre de Lee.
Jean Louise Finch, Scout, evoca una época de su infancia en Alabama (EEUU) cuando su padre, Atticus Finch, un respetado hombre en su comunidad, y modelo de rectitud, decide defender ante los tribunales a un hombre negro acusado falsamente de violar a una mujer blanca. La defensa de este hombre va a acarrear a Atticus muchas dificultades con sus vecinos racistas. Novela de iniciación, Matar a un ruiseñor muestra una comunidad, la del sur de Estados Unidos durante la década de 1930, dominada por los prejuicios raciales, es un alegato por la igualdad, la justicia y contra el racismo.
Lee tuvo la sensibilidad de escribir dos libros en uno: un retrato sentimental sobre la vida cotidiana en un pueblo pequeño en Alabama y un retrato fidedigno de la situación racial en un momento crítico de la historia estadounidense.
Una novela que mejora página a página. Con diálogos estupendos y conmovedores entre el padre y la hija.
Atticus Finch es un verdadero modelo de integridad y calidad humana para abogados y para todos en general.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
ReadPaintPhotograph
 01 febrero 2018
Este libro me lo leí este verano porque había oído hablar muy bien de él y tenia unas expectativas muy altas. al principio se me hizo un poco monótono, debido a las largas y excesivas descripciones y me costo cogerle el ritmo, pero con un poco de tiempo fui apreciando la forma en la que estaba escrito y muchos aspectos de él.

Va sobre una niña que narra como vive en su vecindario y cómo su padre es juzgado porque tiene que defender a un negro al que has acusado de haber violado a una mujer blanca.
Ella al principio no se entera de lo que ocurre a su alrededor, vive con su hermano y su amigo en un mundo de fantasías, pero con el tiempo muestra una evolución, que es lo que creo que quiere mostrar el libro, la evolución de la mente de la niña al darse cuenta de la sociedad en la que vive y de lo que está bien y lo que está mal.

Es un libro lleno de racismo y prejuicios en el que se critica las relaciones familiares y vecindarias. Scout, la niña, vive en un vecindario ficticio en el que todos representan valores como la injusticia, la critica, el machismo...

Me parecer un libro precioso que nos enseña muchos valores gracias al personaje de Atticus, el padre de la niña, que a pesar de lo mal que hablaban de él y de los rumores y críticas de los vecinos, sabe lo que es mejor para sus hijos, como debe enseñarles y educarles.
Es un personaje fuerte que tiene un sentido de justicia que destaca en medio de todas esas personas racistas, machistas e injustas.

La verdad es que es un libro que me gustó mucho aunque quizás me lo esperaba un poco mejor. Aun así os lo recomiendo a todos, creo que es un libro que hay que leer sí o sí por que a pesar de ser una obra clave en la literatura es una obra muy didactica y emotiva.

Enlace: https://readpaintphotograph...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Loreto
 26 junio 2021
Un clásico entre los clásicos, el libro recomendado por todos y que siempre se quedaba entre los pendientes. Este año lo leo, me decía, pero siempre se cruzaba algún otro, y ahí se quedaba, en la estantería, aburrido de esperar. Pero de este año no ha pasado. Por fin, lo he leído. Y no puedo decir otra cosa que MARAVILLOSO. Me ha encantado.

La trama está ambientada en un pequeño pueblo del sur de Estados Unidos, donde las calles y los vecinos están nombrados en conmemoración de los héroes de la Confederación (sí, el bando perdedor de la guerra de Secesión americana). A través de los ojos de una niña de ocho años conocemos los entresijos de una comunidad cerrada, aferrada a sus tradiciones, con sus bondades y sus defectos, con su hipocresía y su espíritu de comunidad, que a veces es positivo y otras no tanto. Y estamos hablando de los años 30 del siglo XX, por lo que si a esto le añadimos un toque de color (y nunca mejor o peor dicho) nos encontramos con una bomba de relojería. Y la inocente Scout se ve obligada a madurar aun a su pesar, a ver el lado real de la vida y a aprender que nada es negro o blanco, sino que tiene escalas de gris.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
pieldeletra3
 17 mayo 2021
La historia transcurre a lo largo de tres años durante la Gran Depresión en el pueblo ficticio de Maycomb, Alabama. La narradora es Scout Finch, una niña de ocho años que vive con su hermano mayor Jem y su padre Atticus Finch, un abogado viudo de mediana edad.

A Atticus le encargan la defensa de un hombre de raza negra, Tom Robinson, acusado de violar a una joven blanca. Aunque la mayoría de los habitantes no están de acuerdo, Atticus acepta el caso. Así pues, otros niños se burlaran de sus hijos por tener un padre "amante de los negros".

A través del relato de Scout irrumpen los conflictos históricos de la esclavitud, el desprecio a la gente de color y la supremacía de los blancos, todo ello muy bien sintetizado dentro de la casa de los Finch. Sin embargo, en ningún momento se siente que la autora esté tratando de transmitir un sermón ya que al decirlo todo a través de la voz ingenua de una niña, lo hace todo mucho más perspicaz.

Esta novela fue publicada en 1960, la cual tuvo un éxito inmediato llegando a ganar el premio Pulitzer. Además, esta obra está inspirada en las observaciones de la autora sobre su familia y sus vecinos, así como en un incidente ocurrido cerca de su ciudad en 1936, cuando ella tenía 10 años.

Esta lectura se ha convertido en una de las mejores que llevo este año y posiblemente lo sea cuando termine el año ya que además de tratar esas cuestiones sobre la violación sexual y la desigualdad social, está llena de humor pero, sobre todo, de calidez.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         22


Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES

¿Te gusta este libro? Babelio te sugiere




Autores cercanos a Harper Lee
Test Ver más

¿Cuánto sabes de LITERATURA FEMINISTA? ¡Adivina la autora!

"El segundo sexo"

Nerea Pérez
Alice Walker
Simone de Beauvoir
Nuria Varela

10 preguntas
15 lectores participarón
Thèmes : feminismo , Literatura clásica , Literatura clásicaCrear un test sobre este libro
.. ..