InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de MariaT


MariaT
30 enero 2021
¿Cómo cambiaría tu vida si decidieras dejar tu planeta y todo lo que te es conocido para ir al mundo que tu pueblo considera su enemigo? Siguiendo con mis lecturas de las reediciones que está publicado la editorial Minotauro de la gran Ursula K. le Guin hoy quiero hablarles de Los desposeídos. Publicada originalmente en 1974 y ganadora de los premios Nebula, Locus y Hugo, y con la traducción de Matilde Horne, es una novela de ciencia ficción que, si son amantes del género, tienen que leer sin dudar.

“La cuestión de la superioridad y la inferioridad parecía tener gran importancia en la vida social de los urrasti. Si para respetarse a sí mismo, Kimoe tenía necesidad de considerar que la mitad del género humano era inferior a él, ¿cómo harían las mujeres para respetarse ellas mismas? ¿Acaso considerarían inferiores a los hombres?”.

Esta es la historia de Sheveck, un eminente científico del planeta Anarres que, con el fin de poder seguir con sus investigaciones, decide dejar su mundo y viajar a Urras, el planeta vecino. Un lugar que representa para su pueblo todo aquello que desprecian. El hogar del científico, es en realidad una luna de Urras. Un lugar con pocos recursos naturales que se convirtió hace unos ciento cincuenta años en la morada de un grupo de anarquistas que iniciaron una revolución para dejar atrás las injusticias que vivían en Urras. Por ello, cuando el físico expresa su deseo de viajar al mundo del que sus antepasados se exiliaron, no serán pocos los que se opongan a la idea.

Mientras que en Anarres, que se encuentra voluntariamente aislados del resto del universo, los anarquistas deben sobrevivir con los escasos recursos naturales y para ellos no existe la propiedad, en Urras hay abundancia y riquezas, pero no para todos. El último es un mundo completamente capitalista posee un sistema llamado “propietariado”, y la pobreza y la servidumbre son el lado oculto que tratarán que el afamado científico no vea o experimente cuando llegue al planeta. Pero, para descubrir de verdad la historia que esconden esos dos mundos que parecen completamente opuestos, iremos intercambiando entre capítulos en el presente, con Sheveck explorando Urras y otros en el pasado, en las que viviremos su niñez y juventud en Anarres.

“Piensan que si la gente posee muchas cosas se contentará con vivir en una cárcel. Pero yo no acepto eso. Quiero derribar los muros. Quiero solidaridad, solidaridad humana”.

Así, comparando esos dos mundos veremos cómo Anarres, que en un primer momento parece un erial sin belleza, es un lugar que fomenta la solidaridad y la verdadera libertad, pero tampoco es un sitio perfecto, porque los humanos realmente no lo somos y la burocracia es un arma peligrosa. Por otra parte, todo el lujo que puede experimentar nuestro protagonista en Urras se ve ensombrecido por ese afán de poseer del que hacen gala sus anfitriones. Ese deseo de demostrar en todo momento su superioridad, y la verdadera razón de invitar al físico a unirse a investigar en su universidad. Una de las cosas que más llama la atención a Sheveck es que en Urras no hay mujeres científicas y así, a través de cómo se representa el papel de las mujeres en las dos sociedades antagónicas le Guin logra, una vez más, algo que hace siempre destacar a sus libros: una crítica feroz a nuestro mundo y sus muchas injusticias.

Teorías que permitirán crear maravillas como el ansible, mundos antagónicos, sociedades con muchas luces y sombras, justicia, libertad… Los desposeídos, de Ursula K. le Guin, es una novela fascinante de principio a fin. Un libro ambientado en el universo del Ekumen que nos presenta dos mundos que vale la pena explorar y, a un científico que descubre la manera en la que las buenas intenciones pueden tener consecuencias nefastas, pero también inesperadas. Como es habitual, le Guin hace crítica social y con sus muchas reflexiones nos deja con más preguntas que respuestas. En esta obra, además, juega con el lenguaje para crear una sociedad donde la propiedad no exista y que ello se refleje hasta en el modo de hablar de sus habitantes. Son tantos los detalles asombrosos que posee el libro que es imposible enumerarlos todo. Es mejor que lo lean y lo descubran por ustedes mismos.

¿Han leído Los desposeídos? ¿Les llama la atención?
Enlace: https://inthenevernever.blog..
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libroBookshop ORG