InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Samarkanda


Samarkanda
20 mayo 2019
Animada por el buen rato que me hicieron pasar las anteriores entregas de Los crímenes de Fajällbacka hoy os traigo la reseña del tercer caso protagonizado por la escritora Erica Falk y el comisario Patrik Hedström.

En esta nueva entrega nos encontramos con que Erica y Patrik han sido padres de la pequeña Maja pero, pese a la felicidad que supone tal acontecimiento, Erica está sumida en una depresión post-parto al darse cuenta que la maternidad no es el mundo idílico que ella pensaba; su hija sólo se queda dormida en sus brazos, pide ser amamantada cada poco rato y absorbe todo su tiempo. Por su parte, Patrik ha vuelto al trabajo y debe enfrentarse a un nuevo caso tras recibir el aviso de que un pescador de langostas ha descubierto el cadáver de una niña cuando sacaba su cubeta del agua. Cuando acude al puerto se da cuenta que la niña es Sara, la hija de Charlotte, una amiga de Erica. Aparentemente, todo indica que se trata de un triste accidente hasta que los datos de la autopsia revelan que Sara fue asesinada. ¿Quién puede ser tan cruel para hacerle daño a una niña de siete años?

Patrik y sus compañeros tendrán que investigar para dar respuesta a ésta pregunta que constituye el eje central de la novela pero no será el único ya que se entremezcla con los flashbacks al pasado de una historia acontecida entre los años veinte y cincuenta cuya protagonista indiscutible es Agnes, una niña rica de papá a la que han malcriado toda su vida y que siempre consigue lo quiere. Todo; incluso a Anders, un picapedrero del que se encapricha, pero su vida cambiará por completo cuando descubra que está embarazada y su padre la obligue a casarse. ¿Hasta dónde será capaz de llegar Agnes para conseguir sus metas?

De las tres novelas está es la que más me ha gustado hasta el momento porque, a parte de la investigación del asesinato -que he disfrutado como una enana-, también se tocan otra temas interesantes como el TDAH (trastorno por déficit de atención con hiperactividad), el Síndrome de Aspergen (trastorno neurológico del desarrollo que afecta a la capacidad de relacionarse socialmente ya que quienes lo padecen no aprecian la comunicación no verbal, ni las ironías, bromas, sentimientos, etc., también al sistema cognitivo y locomotor), la pedofilia, el maltrato en todas sus vertientes y el suicidio, entre otros. Aunque no se profundiza en cada tema sí sirve para que el lector reflexione sobre todos ellos, algunos han despertado mi curiosidad, como el Aspergen (del que no había oído hablar en la vida), y otros han encendido mi ira (especialmente la explicación que da uno de los personajes para justificar la pedofilia).

Tal vez parezca que hay muchos frentes abiertos pero no es así puesto que estos temas se integran a la perfección en la trama y la historia gira sobre el asesinato de Sara y la historia del pasado de Agnes. ¿Qué relación puede haber entre dos historias que, a simple vista, nada tienen en común? Es algo que tendréis que descubrir vosotros mismos si os animáis a leer Las hijas del frío.

Läckberg crea una historia con un inicio potente puesto que a nadie le deja indiferente el asesinato de un niño, así sea en una novela, y la acción va de menos a más haciendo que el lector elucubre posibles sospechosos así como los motivos que pueden llevar a una persona a cometer un acto tan deleznable.

Soy de esas lectoras que les gusta adivinar quién es el culpable y, en este caso, no he sido capaz de averiguarlo hasta que era obvio, cosa que agradezco gratamente. Lo mismo me ha pasado con la relación que hay entre las dos historias, no veía qué nexo podía haber entre ellas y al descubrirlo me he quedado de piedra. Pero cuando piensas que ya no puede haber más sorpresas, Läckberg riza el rizo en la última página y te deja estupefacta con un acontecimiento que, aunque puedes llegar a intuir tras sopesarlo, no te lo esperas para nada y te dan ganas de ponerte a leer la siguiente entrega de la saga.

Creo que queda patente lo mucho que he disfrutado leyendo esta novela y no sólo porque me ha sorprendido el final sino también porque me sigue resultando muy ameno que se intercale la vida de los personajes permitiendo conocerlos más y ver cómo evolucionan, tanto Erica y Patrik como los secundarios, Martin y Mellberg entre otros.

Habrá quien diga que leído uno leído todos y, puede ser, Läckberg usa la misma fórmula en sus libros: alguien descubre una persona muerta, aparentemente es un accidente, la autopsia desvela un asesinato y se investiga el caso pero es que, si algo funciona, para qué cambiar. Los personajes están bien construidos, las descripciones son buenas para imaginar lo que vamos leyendo y nos metamos más en la historia y las páginas vuelan.

Si os gustan este tipo de historias Las hijas del frío os hará pasar unos buenos ratos de lectura entretenida pero, aunque cada libro es un caso diferente y es autoconclusivo, os recomiendo empezar por La princesa de hielo porque disfrutareis muchísimo más viendo la evolución de los personajes, como ya os decía anteriormente, y os meteréis más de lleno en la historia.

Lástima que Crimen en directo esté en casa de mis padres porque sino me habría puesto a leerlo ya mismo pero tendrá que esperar a que vaya de visita y se venga acompañado de Las huellas imborrables para no quedarme con el ansía de saber qué pasará.
Enlace: https://librosacuestas.blogs..
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}