InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Las mejores frases de Tan veloz como el deseo (6)

Liveletraslove
Liveletraslove 24 agosto 2020
Tendré que aprender a escuchar su silencio para encontrar las respuestas.
Comentar  Me gusta         20
Liveletraslove
Liveletraslove 24 agosto 2020
Todo lo que vive, termina siendo polvo. Caminamos entre polvo de las alas de mariposa, de flores, de estrellas, de rocas. Respiramos polvo de uñas, de pelo, de pulmones, de corazones.
Comentar  Me gusta         00
Liveletraslove
Liveletraslove 24 agosto 2020
¿En qué momento el amor se torna odio? ¿Cómo se llega a ese punto? ¿Qué es lo que desencadena ese cambio?
Comentar  Me gusta         00
Liveletraslove
Liveletraslove 24 agosto 2020
La experiencia lo hizo descubrir el gran poder que las palabras tenían para acercar o alejar a las personas, y que lo importante no era el idioma que se utilizara sino la intención que llevaba el comunicado.
Comentar  Me gusta         00
Liveletraslove
Liveletraslove 24 agosto 2020
Su ausencia es inconmensurable. No hay forma de explicar la, de poder transmitir la experiencia de quedarse solo. Lo único que me queda claro es que ya no soy la misma.
Comentar  Me gusta         00
Macabea
Macabea 19 junio 2020
Finalmente, la situación era tan tensa y cada una de ellas defendía su punto de vista con tanta pasión, que Júbilo llegó a temer una desgracia. Así que cuando su madre, armándose de valor, le dijo:
-Mira, hijito, dile a tu abuela que yo no acepto que nadie venga a mi casa a decirme como hacer las cosas, pues ¡yo no recibo órdenes de nadie y mucho menos de ella!
A Júbilo no les quedó otra que traducir:
-Abuela, dice mi mamá que en esta casa no se aceptan órdenes…bueno, más que las tuyas.
Al oír estas palabras el ánimo de doña Itzel cambió por completo. Por primera vez en la vida, sentía que su nuera le estaba dando su lugar. Doña Jesusa, por su parte, no cabía en sí de la sorpresa. Nunca se esperó que su suegra pudiera reaccionar con una sonrisa tan apacible ante una agresión tan fuerte y después del desconcierto inicial, ella también le respondió con una sonrisa y por primera vez desde que se casó sintió que su suegra la aceptaba.
Comentar  Me gusta         00


    Comprar este libro en papel, epub, pdf en

    Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES





    Test Ver más

    Escritores latinoamericanos ¿Quién es el autor?

    Como agua para chocolate

    Laura Esquivel
    Isabel Allende
    Gabriela Mistral

    15 preguntas
    107 lectores participarón
    Thèmes : literatura latinoamericanaCrear un test sobre este libro