InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest
>

Crítica de Amaia


Amaia
22 August 2021
Me parecía un poco pretencioso utilizar a Hopper como título de la novela. Para mi eso requiere ya cierto nivel que creo la novela no alcanza. Aunque es justo decir que es la primera novela del autor.
Empezando por lo positivo, el autor apunta maneras, es buen narrador y escritor con creatividad. Tiene margen de mejora y requiere mejorar en ciertos aspectos.
La idea del autor es buena, pese a ser, creo, un argumento o una historia trillada. Una historia de iniciación, aún tratándose de un chico de 30 años pero que se traslada de ciudad para empezar una vida independiente; una historia sobre la búsqueda de identidad.
Tiene puntos de creatividad positivos, o al menos la intención es positiva. Sin embargo, quedan deslucidos, forzados y absurdos. Esto sucede porque la historia tiene poca fuerza, sobre todo en las tres primeras partes. Es en la última parte cuando coge un poco de fuerza e interés, y suceden los diálogos más interesantes y sustanciosos. Hasta entonces, vamos pasando páginas por un argumento trillado y que, a veces, llega a aburrir. No pasa nada y, lo que es peor, parece que nunca va a pasar nada.
Un tipo de treinta años se va a vivir a Madrid, intuimos que huyendo de una vida que no le gusta, no sabemos si por un hecho concreto; con la intención de ser actor. En la capital vive en precario, como cualquier otro joven recién llegado que no tiene trabajo. Parece que prácticamente se pasa la vida colocado y, en realidad, no hace nada con su vida. Está estancado y no parece que vaya o tenga suficiente intención de salir adelante. Una noche de borrachera se encuentra con Pío Baroja que se fija en él y trate de guiarlo para que encuentre su camino en la vida.
La aparición del escritor podría resulta un punto de original, sino quedase presuntuoso dentro de una historia bastante floja y que no termina de despegar cuando entra en escena. Lo mismo que hacer alusión a Hopper. En realidad, después de leída la novela me resulta simplemente una estrategia publicitaria, un reclamo, que aparezca en el título. Aunque se inspiró por la serie de cuadros de Hopper que empezó Carlos Langa a publicar en su Instagram acompañados de diálogos y textos creados por el autor. Una iniciativa que tuvo mucho éxito, eran muy buenos; es una lástima que la novela se haya quedado a medias, a mitad de camino.
Tengo serias dudas de que a Hopper o a Pío Baroja les gustase aparecer o ser nombrados en esta novela.
La historia podría haber sido mejor si se hubiera centrado más o sacando más jugo al motivo de la marcha del protagonista de su ciudad, su tormento, el tormento de su amiga Elia y su vida, profundizar más en ese conflicto de emociones, en esa búsqueda de identidad; y reducir las páginas de borracheras, colocones y anécdotas tontas que no llevan a ningún lado. Incluso las mentiras de su compañero de piso podría ser otro hilo del que tirar, o al menos sacar un par de páginas de reflexiones con sustancia.
Aún así, se percibe que Langa es guionista porque es coherente en la estructura, hace bien las transiciones y acertado en las descripciones cinematográficas de muchas escenas, sobre todo al final.
En realidad, lo mejor está al final. No está bien equilibrada la historia. No están bien aprovechados los puntos fuertes de la novela. Es un libro que al cerrarlo, se olvida.
Posiblemente es que no he conectado o no he llegado a entenderla. La realidad es que esperaba más. U otra cosa.
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea