InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de casadarebolta


casadarebolta
10 septiembre 2021
En mi veintena, que ya ha quedado atrás, descubrí una serie de libros, una serie de historias, que han quedado grabadas en mi memoria para siempre. Resulta curioso cierto agrado, o cierta tendencia hacia el historicismo, o, mejor, cierta preferencia hacia la llamada novela histórica o de época en la persona que yo era por aquellos años. Mucho del género leí, lo mismo que en mis primeros años de lector ávido, literalmente comí lo que llamamos best-sellers, o éxitos de ventas, para evitar en lo posible un anglicismo por lo demás muy directo. Tanto leí en esos primeros años (curiosamente mezclado con muchos clásicos) que me ha quedado una especie de empacho, y ahora los evito de manera harto evidente; de lo que deriva mi casi desconocimiento de lo último.

El Gatopardo es, sin lugar a dudas, una gran novela histórica; histórica por sí misma, por lo que ha hecho desde que vio la luz; por su autor, del que desconocemos casi todo; y por el maravilloso retrato de una época en la que el mundo parece terminar para algunos, pero que sólo se transmuta en sus aspectos más llamativos, dejando inalterados los cimientos de la vida humana. Y si algo sabemos los seres humanos del siglo XXI, es lo poco duradera que son las circunstancias humanas en comparación con el corazón del hombre, y en lo fugaz que costumbres, hechos, pensamientos, obras, regímenes, tecnologías y sentimientos se han convertido.

Poco o nada sabemos del Príncipe Giuseppe Tomasi de Lampedusa (1896-1957), sólo que nos legó una obra de arte en la que cristaliza las pasiones y los miedos humanos, de una clase social y de un tiempo revuelto en la Italia de mediados del siglo XIX. El Gatopardo es un libro fascinante, en el que la decadencia hace daño a lo perdurable, lo superfluo a lo que se cree importante, y los hechos que se suceden al mundo suspendido en el que vivimos de forma alegre e inconsciente. Tanto más cuanto que la novela sólo se publicó póstumamente, y el autor no pudo presenciar el enorme éxito, y la gran admiración, que su historia y su estilo produjo en sus lectores.

Sólo le debo algo a esta novela: ver su excelsa adaptación cinematográfica (1963) realizada por Luchino Visconti, y disfrutar del portentoso Príncipe de Salina de Burt Lancaster, o de la belleza y sensibilidad de Claudia Cardinale y de Alain Delon, testigos y víctimas de los avatares del mundo que se deshace en pedazos y que se lo traga todo: pensamientos, formas de vida y al amor.
Enlace: https://juanramonvillanueva...
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea