InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de Carlos_GC


Carlos_GC
18 marzo 2021
La novela no está mal; se trata de un thriller paranormal que empieza con la muerte de la madre de la protagonista, que le obligará a volver a Santiago de Compostela. Una serie de amenazas anónimas la obligarán a investigar sobre la historia de su madre, una prefecta desconocida tras enviarla a Oxford cuando tenía diez años y no volver a hablar con ella. La premisa es genial y el hecho de que la novela se componga de varias voces cuyas historias, situadas en tiempos diferentes, acaben entrelazándose hasta componer la totalidad de la trama, a priori, es prometedor. La historia se hace amena de leer, tiene su interés y la autora escribe bien; sin embargo creo que, en general, adolece de ciertas cosas que me impiden ponerle mayor puntuación.

Hablemos, primero, de las cosas buenas que tiene, para mí, esta novela. Primero, el hecho de que se ubique en España, me parece un punto a favor. Tenemos cultura y folklore de sobra para poder hacer obras de este estilo muy interesantes y, ciertamente, Galicia tiene un encanto especial para ello.

Blancaflor me parece un personaje muy interesante. Lamentablemente, se ahonda poco en ella y sufre un cambio de carácter a lo largo de la novela que me dejó bastante descolocado, la verdad sea dicha, porque no lo encontré muy justificado.

Todos los personajes del folklore que aparecen me parecen muy interesantes. de nuevo, lamento que no se ahonde mucho en ellos y sí en otras historias que, quizá, no eran necesarias. Sea como fuere, me parece muy guay el hecho de rescatar personajes folklóricos para armar este tipo de novela.

De las tres generaciones de brujas, la mejor es, sin duda, Uxía. Su historia es la más interesante con diferencia.

El planteamiento de la trama es bueno; hay puntos que no me convencen en su ejecución, pero la historia no está mal.

En cuanto a las cosas que no me acaban de convencer. La primera de ellas, es la repetición continua de que Victoria, la protagonista tiene una mente científica, cuadriculada, incapaz de pensar en algo que no sea lógico. Decirlo una vez está bien, pero el resto de veces basta con mostrar su comportamiento, describir algún gesto, etc. para que entendamos que para alguien acostumbrado a lo mundano, este choque con lo sobrenatural le parece increíble, difícil de digerir y le resulta una fuente de conflicto. Pero no, las páginas están plagadas del mismo apunte una y otra vez; y se hace algo pesado.

Las tres generaciones de brujas y, en general, muchos personajes, hablan y se comportan de manera bastante parecida, por lo que no alcanzan a tener voces características que les doten de verdadera personalidad. Adela, Uxía y Victoria se parecen muchísimo; Diego y Dante también. En realidad, muchos personajes se parecen entre sí. Es cierto que una novela tan coral es difícil, no obstante.

Algunas escenas que, si lo pensamos, resultan verdaderamente aterradoras, no lo son; me han resultado algo confusas. Estoy pensando, por ejemplo, en la visita de la Muerte a casa de Adela. Realmente, tras leer la escena dos veces, no me quedó muy claro qué ocurría. al final, me dejé llevar y más tarde entendí el concepto, pero creo que falló la escenificación de ese momento. Lo mismo pasa con la Santa Compaña, que aparece muy de golpe y muy puntualmente. Igual con la escena del Némesis: se alarga tanto en el tiempo que no me queda claro si se trata de un mero agujero y ya o hay una fuerza que intenta engullir todo lo cercano.

Otro de los puntos que suma confusión al relato es que hay cosas que están narradas de una forma, para luego descubrir que han pasado de manera diferente. Pienso en el huevo alquímico: primero me constaba que había sido entregado a Lucifer para luego aparecer mágicamente de nuevo y que la narradora nos cuente que en realidad se lo había vuelto a dar a Adela; más tarde, cuando pensaba que se había perdido, descubro páginas después que en verdad no, que había sido uno falso... Tiene algunos detalles de este estilo que dan la impresión de que están jugando a engañarte a ti como lector, cosa que no me acaba de convencer.

No puedo evitar tener la sensación de que parece que si eres mujer, tener hijos es lo mejor que te puede pasar. Es cierto que con Victoria no pasa, pero Adela y Uxía cambian completamente en cuanto se quedan embarazadas y entonces descubren lo que es amar a alguien y sus hijos pasan a ser el centro de su vida. Uxía, con diferencia, se vuelve ultracelosa para con su hija incluso antes de que aparezca el conflicto.

Es una lástima que, mientras tú como lector atas la mayoría de cabos al ver las diferentes historias, la resolución del conflicto en la historia principal se dé con el cliché del malvado tan pagado de sí mismo que necesita explicarlo todo a los buenos antes de matarlos para sentirse superior a ellos. La verdad es que con una historia que avanza tan lentamente, donde en la trama de la actualidad pasan tan pocas cosas, hubiera sido un detalle intentar que ataran cabos a lo largo de la misma en lugar de esperar a que el malo maloso lo contara todo en medio de la resolución del conflicto, porque al usar un cliché tan manido, le quita fuerza.
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES