InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de MegRaven


MegRaven
24 mayo 2018
Tras disfrutar como una enana con Mr.Mercedes y no terminar de pillarle el punto a Quien pierde paga (Por centrarse en personajes secundarios en lugar de seguir la historia donde su anterior libro la había dejado) le tenía unas ganas locas a la conclusión de ésta trilogía, aunque también algo de miedo. ¿Y si no estaba a la altura, con el cariño que le tengo yo a sus personajes?

Porque 'Fin de Guardia' no sólo rescata al emblemático trío protagonista, sino que también ofrece la reaparición de Freddi Linklater (La adoro más allá de las palabras) y por supuesto de nuestro emblemático villano, Brady Hartsfield. Por masoquista que suene, reconozco que a él también lo eché de menos. Cuando el malo de una novela tiene una inteligencia equiparable a la de un genio es imposible no admirar la existencia de un antagonista tan sublime, tan perverso. Y es que han pasado seis años desde los acontecimientos de Mr.Mercedes, la mayoría han perdido el interés en éste psicópata ya que lo consideran poco menos que un vegetal. Ah, terrible, terrible error. de manera clandestina hay un doctor que le ha estado suministrando un medicamento experimental y, sea cosa suya o no, lo cierto es que Brady ha comenzado a responder. Te mira. Te escucha. Mueve cosas.

¿Cómo? No, ha debido ser casualidad. La puerta se cerró sola. La persiana se mueve porque hay corriente. Y aquella enfermera que se suicidó justo después de pasar a verlo... simple casualidad. Porque Brady no puede moverse, ¿Cierto? ¿Cómo iba él a provocar la ola de suicidios que recientemente ha asolado la ciudad? Aunque hay una casualidad muy inquietante en todos ellos: Las víctimas son supervivientes del último gran atentado que Hartsfield planeó.

Y ahora pasemos a homenajear la fascinante imaginación de King, porque merece párrafo aparte y más cuando se marca novelas como esta. En la contraportada del libro ya nos aparece una especie de Game Boy que, si habéis leído Mr.Mercedes, de inmediato os hace sospechar cualquier tipo de perversidad. Y no os equivocaríais. El aparato en cuestión es una consola llamada Zappit, retirada del mercado pero que por motivos desconocidos ahora ha pasado a formar parte de miles de hogares. Parece ser que alguien las anda regalando junto con una sugerente carta: Juega al demo de 'Pesca en el hielo" y atrapa los peces rosas. Observa el número que aparece en pantalla y si coincide con el tuyo... ¡Ganarás un fantástico premio!.
Lo que nadie sabe es que tras este engaño se encuentra una demo manipulada para ejercer un control mental sobre los usuarios, similar a la hipnosis, que los hace especialmente sensibles a la manipulación. Quién sabe lo que podría pasar si alguien tuviera poderes y se pudiera meter en sus cabezas en ese preciso instante... pero esas cosas no pasan. No pasan. ¿No...?

Así que para para resolver un caso con tintes paranormales en el que nadie creería sólo nos queda un candidato: El inspector retirado al que Brady más aborrece (Y su inestimable socia, Holly). Hodges lo tiene bien calado, aunque ahora mismo no pasa por el mejor momento de su vida: Acaban de detectarle un cáncer. Pero aún no está listo para rendirse, y menos cuando descubre que Brady sigue yendo detrás de él y de la gente que más quiere. Tiene que pararlo. Solo entonces estará completamente retirado, o como dicen en su jerga... llegará el fin de guardia.

Hay sagas que van perdiendo fuelle y otras que se elevan hasta una conclusión más que digna, como es el caso. Stephen King recupera a algunos de sus personajes mas emblemáticos y vuelve a ponerlos manos a la obra en una historia menos oscura pero mucho más fiel a su estilo original, con algunos elementos sobrenaturales y una amenaza cerniéndose sobre toda la población. Un final acertado, una extensión llevadera y una lectura adictiva son los elementos que la hacen una novela mucho más que recomendable. Ah, y sus personajes. Para mi siempre habrá un antes y un después de Bill Hodges y Brady Hartsfield.


Y recordad: Manteneos lejos de los peces rosas.

Enlace: http://elcuervodealasrotas.b..
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}