InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

César Durán (Traductor)
ISBN : 849658089X
Editorial: Austral (07/11/2013)

Calificación promedio : 3.59/5 (sobre 16 calificaciones)
Resumen:
Shimamura regresa al País de nieve atraído por la belleza de la estación y el tradicional estilo de vida. Pero vuelve especialmente por Komako, una joven aprendiz de geisha que conoció en un viaje anterior. Él es un hombre rico, de mediana edad, que intenta escapar de un matrimonio sombrío y de su vida en Tokio. Ella, una bellísima mujer vulnerable a sus propias emociones, que madura ante los ojos de su amante. El amor apasionado que Shimamura despiera en Komako le ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Críticas, Reseñas y Opiniones (10) Ver más Añadir una crítica
Blanca_S
 07 marzo 2021
Voy a ser horriblemente sincera: ¿me ha gustado?  Sí, pero... Y aquí es donde el tiempo se detiene. Porque los "peros" tienen esta cualidad: la de parar el tiempo y la dejar una puerta abierta, por la que cualquier brisa puede colarse y dar un giro de 360 grados a la frase.
Así que volvamos a nuestra pregunta inicial: ¿me ha gustado el libro? Sí, tanto que no me importaría leer alguna que otra novela del autor. Pero, y esta es la gran incógnita, es una lectura que genera más preguntas al terminarlo que cuando lo estás leyendo. Es un deambular errático por la nieve, un dejarse hundir por su manto blanco hasta las rodillas mientras contemplas desde la ventana de la posada, como una joven aprendiz de geisha camina y descamina una misma senda. Un paseo por un pueblo escondido en la falda de una montaña, el viaje de un hombre rico de mediana edad, fascinado por los sentimientos que despierta en Komako. Y, por si fuera poco, veremos también desde la seguridad de nuestra ventana, a un tercer invitado, a Koko. Una joven que irá tejiendo una urdimbre de seda alrededor de nuestros personajes, hasta convertirse en un triangulo amoroso.
En definitiva: ¿Me ha gustado? Sí, pero me he quedado con ganas de poder hablar con alguien del libro!
+ Leer más
Comentar  Me gusta         60
marta_lo
 05 agosto 2020
Esta obra corta de Kawabata es un ejemplo precioso de literatura japonesa. Sus maravillosas descripciones te transportan al País de la nieve, en las montañas más altas de Japón. Allí, donde siempre está nevado, parecería que no hay mucho que describir. No obstante, en primavera florecen algunas pequeñas plantas, los pájaros y los insectos emergen, y el sol baña la nieve.
Otro punto que el libro describe y que resulta interesante es el arte del Chijimi, y que consiste en tejer durante el invierno para que con la humedad de la nieve para que resulte un tejido totalmente diferente a cualquiera se vea. Después, esta tela de suele usar para ropa de verano, por lo ligera que resulta, y cuando llega el invierno ers tradición que volviera al País de la nieve para lavarse bien con la nieve nueva hasta que quedaba bien blanca.

Por otro lado, los escasos personajes que aparecen en la novela hacen que su lectura se haga más sencilla todavía, sin mucho problema a la hora de relacionarlos entre sí. En la obra queda claro que las geishas no tienen por qué ser prostitutas, sino simplemente mujeres con un nivel cultural alto que acompañan a hombres y les dan conversación. Aún así, las opciones de estas trabajadoras son muy limitadas, tanto para tener una pareja estable como para salir de esta profesión.
Esta novela no deja de ser sencilla, en la que no pasan demasiadas cosas, por lo que no me ha terminado de llenar. No obstante, gracias a las descripciones anteriormente mencionadas, he podido disfrutar de su lectura con tranquilidad, aunque, eso sí, sin demasiada sorpresa.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
TomSawyer
 20 septiembre 2020
"Los textos más antiguos sugerían que la frescura del Chijimi provenía del espíritu de la nieve y que fuera tan adecuado para los kimonos de verano era muestra de las leyes que regin el equilibrio entre los opuestos"
Pais de nieve es la primera novela de Yasunari Kawabata, premio nobel japonés, narra los viajes de Shimamura durante tres inviernos a la región más fría de Japón, cautivado por la particular predisposición de sus paisajes cubiertos de nieve y la vida desolada y melancólica que en esta región impera;quizás trata de escapar de su rutina en Tokio, de su matrimonio, de una vida en ciudad que le parece vacuo y superficial, la novela no lo aclara pero la descripción de los estados de ánimo del personaje lo deja intuir. Aparece otro personaje, Komako, aprendiz de geisha, que conocerá en esa región y con la que se desarrollará una especie de romance o atracción no correspondida por Shimamura, tampoco queda clara, el personaje de Komako es muy caotico en sus emociones y hay otro personaje, Yoko, que tampoco llega aclararse dentro del todo en la narración, a Shimamura le fascina su atmósfera de nostalgia, su manera de mirar, pero el autor no deja de entender del todo cual es su papel en la historia.
Tiene una narrativa lenta, y por muchos momentos la historia no se sabe a dónde va, pero coincido con otros lectores en que las descripciones son precisas y hermosas, tanto para los escenarios como para los sentimientos de los personajes a través de comparaciones con el paisaje, definitivamente típico de la literatura japonesa. Es también una novela de contemplación más que de trama, corta como para darle la oportunidad de leerla y conocer a este gran autor.
Puntuacion:8/10
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Noni
 12 junio 2020
Esta es la obra con la que Kawabata consiguió el primer nobel (1968) para un autor japonés (tampoco han sido muchos más, lamentablemente)
Shimamura, un hombre rico de mediana edad, regresa durante tres inviernos a la región más fría del país (la presencia del frío y la nieve es constante) atraído por la belleza del paisaje, el tradicional estilo de vida, pero sobre todo vuelve por Komako, una joven aprendiz de geisha que conoció en un viaje anterior, de la que parece estar enamorado, o tal vez huir de un matrimonio fracasado.
Una segunda mujer aparece en la vida de Shimamura y lo complica todo, hasta el punto que, a pesar de no tener ningún contacto físico, genera un desenlace trágico.
La Naturaleza está siempre presente en la obra, es primordial, las descripciones son bellísimas, obra de un autor que es especialista (todos los autores japoneses lo son en cierta medida) en describir las emociones humanas a través del paisaje, sobre todo de la futilidad de la vida.
Son esas polillas que aparecen casi al final de la obra precursoras de lo que va a suceder, una presencia angustiosa y desagradable que al propio protagonista masculino de la historia incomoda sin saber muy bien el motivo, aunque es cierto que él siempre le está recordado a su geisha (Komako) lo inútil que es todo...
Maravillosa.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
CRGOTTA
 25 junio 2021
Voy a mencionar primero las cosas que me gustaron de esta historia: la prosa, las descripciones de ese lugar como un eterno invierno, vocabulario y costumbres japonesas entre los habitantes del lugar y las geishas, y de que su atmósfera me transmitió algo de calma.
Lo que no me termino de gustar o por lo menos cerrar, fueron los personajes y el supuesto romance. Shimamura es un témpano en comparación con Komako, semejante a una tormenta y a la vez cálida como el sol en primavera, y Yoko me dio un poco de pena, pero tampoco es que sentí mucho más. Realmente no pude conectar mucho con ninguno. También cometí el error de leer primero la introducción antes que la historia, no se los recomiendo porque cuenta casi toda la trama. Tendría que intentar con otra obra para ver si me termina de convencer completamente.
Comentar  Me gusta         10
Citas y frases (4) Añadir cita
marta_lomarta_lo05 agosto 2020
No había luna. Las estrellas, en cambio, parecían casi demasiado numerosas para ser reales, tan brillantes y tan cercanas que uno esperaba verlas caer y precipitarse en el vacío.
Comentar  Me gusta         50
CRGOTTACRGOTTA25 junio 2021
Shimamura sintió un escalofrío que le erizó hasta la piel de las mejillas. Las primeras notas abrieron un vacío transparente en sus entrañas, donde reverberaba el sonido del samisen. Sobrecogido hasta la reverencia, inundado de una oleada de remordimiento e indefensión, no tuvo más opción que entregarse a esa corriente, al placer de ser transportado por Komako adonde ella quisiera llevarlo con su música. (...) ella tocaba el samisen como si estuviera en el escenario ante un enorme auditorio.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
TomSawyerTomSawyer19 septiembre 2020
Shimamura seguía obsesionado por esa mirada, que le ardía en la cara con la misma belleza inexpresable que el atardecer anterior, cuando el destello que venía de las montañas se unió con el reflejo del rostro de ella en la ventanilla del tren. Apuro el paso, mientras su memoria convocaba una tércera imagen, la del reflejo de la nieve enmarcando las mejillas de Komako en el espejo donde ella verificaba su maquillaje, aquella misma mañana.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
sandeysandey09 noviembre 2018
No puedo quejarme.A fin de cuentas,sólo las mujeres son capaces de amar de verdad
Comentar  Me gusta         00
Videos de Yasunari Kawabata (2) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Yasunari Kawabata
Del escritor japonés Yasunari Kawabata, el cuento La langosta y el grillo, y del escritor italiano Dino Buzzati, el cuento Muchacha que cae.
otros libros clasificados: nobelVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES





Autores cercanos a Yasunari Kawabata
Test Ver más

¿Cuánto sabes sobre novela negra?

¿Bajo qué otro nombre se conoce a la novela negra?

novela de detectives
novela policial
novela de asesinos
novela criminal

12 preguntas
108 lectores participarón
Thèmes : novela negraCrear un test sobre este libro