InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest

Natividad Gálvez García (Traductor)
ISBN : 999207602X
264 páginas
Editorial: Trotalibros (20/01/2021)

Calificación promedio : 3.96/5 (sobre 14 calificaciones)
Resumen:
«Yo, en tierra, me mareo».

El viejo carguero Pytheas navega hacia las costas chinas en su periplo sin fin mientras la tripulación conversa para matar las largas y fatigosas horas de guardia. Los marineros llenan el silencio de alta mar con sus voces roncas y melancólicas, hablando sin pudor de sus miedos, sus amores, sus aventuras, sus deseos; se interrumpen, se interrogan y entre exabruptos hablan de puertos y prostitutas, de fracasos y despedidas, d... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (7) Ver más Añadir una crítica
Liones
 28 September 2022
Nikos Kavvadías fue un poeta y escritor griego (aunque nació en Manchuria por las circunstancias laborales de sus padres) autor de varios poemarios y una única novela, La Guardia. Desde su juventud trabajó como marinero y más tarde haciendo funciones de radiotelegrafista en los barcos en que trabajaba.

Parte de las experiencias vividas le sirven de inspiración para su única novela donde describe de manera cruda y realista las penosas condiciones de vida en un barco y las complicadas relaciones con las personas de tierra firme. Alejados de sus familias por largos periodos de tiempo (desde varios meses hasta dos o tres años) y en una época (mediados del siglo pasado) en que era difícil mantenerse comunicados, era harto complicado poder mantener una relación de pareja al uso o ver crecer a sus hijos.

A modo de diálogo durante las guardias entre dos marinos a bordo de un viejo mercante al inicio de la novela y posteriormente mediante anécdotas y experiencias vividas a lo largo de numerosos puertos en remotos lugares y en ocasiones en situaciones extremas como conflictos de guerras o epidemias, se narran momentos duros de la vida en el interior de un viejo barco, con deficientes condiciones de higiene y alimentación. Las llegadas a los diferentes puertos donde recalan constituyen episodios de evasión y supervivencia en donde suelen buscar consuelo y una manera de desahogo con mujeres que tienen que prestarse a satisfacer esas carencias para sobrevivir. Curiosamente, parece que ese sentimiento de tener que sobrellevar una existencia dura y extrema, crea en ocasiones vínculos personales hasta el punto de decidir formalizar una relación entre seres que se sienten excluidos de las convenciones sociales.

Aunque queda claro en todo momento las penalidades y las exigencias del tipo de vida que llevan, también se manifiesta un sentimiento de orgullo por las experiencias vividas y por ser continuadores de una tradición(en la novela se menciona varias veces la isla griega de Cefalonia,como lugar de arraigado pasado marinero) en muchos casos familiar que pese a su crudeza les permite ponerse a prueba y tener experiencias extremas conociendo lugares remotos.

Con una prosa irregular usando como recurso diálogos entre compañeros, ensoñaciones y delirios del principal protagonista y anécdotas se nos sumerge en un viaje donde se perciben las diferentes fases que el alter ego del escritor ha vívido, con momentos de abandono y entregado al alcohol hasta momentos de solidaridad y arrojo intentando ayudar a personas en dificultades.

Este libro fue rescatado recientemente por una editorial independiente: Trotalibros, que inició su andadura apostando por esta obra de singladura intrincada y trabajosa, sólo queda desearles que lleguen a buen puerto y que puedan seguir ofreciéndonos la oportunidad de embarcar en próximos viajes disfrutando de lecturas como esta.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         2516
Davicalpa
 18 March 2021
Pocos lo saben, pero hay ciertas noches en el hospital en donde, con el transcurrir de las horas, uno es capaz de acercarse a sus compañeros para desnudarse. Se establece una especie de armonía en donde los prejuicios duermen, el pasar de la horas transforma al cansancio en empatía y sienta las bases de una relaciones cuyo universo está acotado por las miradas. Es en esos momentos en donde uno fija la vista atrás para contemplar como sus fantasmas continúan con las cadenas oxidadas.
Los hechos que nos narra Nikos Kavaddías en este La guardia acercan esa sensación a quienes no han sentido esos lastres. Esta historia de historias nos adentra en la soledad de la noche de una serie de marinos cuyas guardias son eternas. La inmensidad del océano y el silencio roto por las mareas piden a gritos la compañía de alguien que te comprenda, que te ofrezca un trago en el momento adecuado, que asienta en silencio ante tus penurias. En esas condiciones los abrazos están de más, no vayan a ser que surjan las lágrimas. Tan solo existe la escucha...y los recuerdos.
Ante una brisa como esa, fría, dura, llena de sal, las heridas escuecen. Todo aquel que ha pasado meses alejado de la tierra firme ha aprendido a temer su quietud, a rechazar cualquier amarre que te aleje de las olas. Eso hace que nuestros protagonistas recuerdan sus frustradas relaciones con rencor, despreciando la calidez de un hogar que hace tiempo ha dejado de ser parte de ellos. La única concesión al cariño la encuentran en brazos de las prostitutas de los puertos, quizás porque los burdeles tienen cercanía al mar, por la posibilidad de poder soltar lastre ante cualquier amago de una especie de cariño.
Todo eso convierte esta novela en una invitación a mirar por un ojo de buey en donde vislumbrar la derrota. Personajes que cuya pérdida emocional queda ahogada entre litros de alcohol y lágrimas contenidas. Cuando uno está a solas muestra su autenticidad, aquella que oculta a la sociedad, aquella que deshumaniza, que esconde, que odia.
El doctor Jeckyll solía pasear por tierra mientras su recuerdos se hacían a la mar.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Tontoelquenolea
 02 March 2023
Es curioso que a veces las historias que menos nos llaman la atención, que nada tienen que ver con nosotros o tratan temas que no nos interesan, sean las que más adentro nos llegan, las que más nos hacen sentir.

Tardé mucho en animarme con “La guardia”, de Nikos Kavadías, precisamente por esto; el tema naval no es mi fuerte, las historias de marineros no me atraen demasiado y las lecturas duras me hacen dudar si adentrarme en ellas. Pero mis ganas de explorar la literatura griega hicieron que me embarcara en el Pytheas y el viaje ha sido toda una experiencia.

No os engaño, se trata de una historia incómoda, obscena, cruel, en la que se muestra esa parte ruda u oscura que puede albergar el ser humano. Una historia en la que se tratan temas aborrecibles, que escandalizan e incomodan, pero que existen, que están ahí aunque no nos guste, que son una realidad.

Y es que “La guardia” tiene mucho de biográfico, pues en ella se plasman las vivencias del autor y, aunque algunas cosas puedan pecar de inhumanas, está cargada de la más extrema humanidad, pues detrás de estos marineros rudos e insensibilizados se atisba una inmensa soledad, una atroz necesidad de pertenencia, de cariño, de amor.

Personas que son víctimas del momento y el lugar, de las circunstancias, que no saben vivir de otra manera, que no tienen otros recursos interpersonales que los que les han enseñado otras personas que son como ellos, que los que les otorga la soledad. Y es que, ¿cómo aprende uno a convivir con los demás si solo sabe estar solo? Si lo único que te hace sentir bien es el barco y la mar, ¿cómo ser capaz de desenvolverse en tierra firme? Si solo sabes estar con iguales, ¿cómo se trata a aquellos que no son como tú?

Por suerte, he sido capaz de ver más allá de esta parte cruda de la historia y he conseguido empatizar con estas personas que nada tienen que ver conmigo, y todo gracias a la maravillosa prosa de Kavadías y a la excelente traducción de Natividad Gálvez, pues gracias a ellos he sido uno más en el Pytheas, y he podido ver más allá de la coraza del marino y navegar hasta su misma alma.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Kan
 11 February 2021

Ayer terminé esta aventura a bordo del Phyteas. Un libro injustamente olvidado y que ha sido rescatado por Jan del canal Trotalibros como apuesta en su nuevo proyecto editorial, y he de decir, que una apuesta acertada porque el libro tiene mucho que navegar.

Aviso a navegantes, que este libro publicado en 1954 y escrito por Nikos Kavadías, tiene entre su líneas conversaciones machistas, homófobas, racistas... entre marineros cuyas tristes vidas transcurren en alta mar y los pocos momentos que pasan en tierra son lamentables.
El libro está estructurado en tres partes. La primera, transcurre a lo largo de seis guardias donde interactúan con un sin fin de diálogos contando sus cosas y cuyo papel principal lo tiene el radiotelegrafista (que bien pudiera ser el propio Kavadías, ya que él lo fue y prácticamente toda su vida la pasó a bordo). La segunda, más poética dentro de la prosa, incluye unas descripciones y unas frases maravillosas ( yo en tierra me mareo) dónde se ve a un radiotelegrafista de manera más intensa y personal, donde no se dejan de contar historias ocurridas en el pasado mezclándolas más con el presente. Y por último, la tercera, dónde nos encontramos con un poco de más acción y dónde me que quedo también con una frase memorable como es, "el marino en tierra es una basura".

De la editorial qué decir. Es difícil apreciar lo bonito de la encuadernación en foto o en vídeo porque el tacto no se puede explicar. Y además, me ha maravillado la tipografía, de verdad, preciosa. Enhorabuena, de verdad.

Próximamente haré reseña en mi canal.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
hoyunlibro
 10 November 2023
La guardia de Nikos Kavadías.

Navegamos en el Pytheas lleno de marineros rudos, duros, desagradables, burros…A ver, a priori, si te quedas con lo más superficial es una historia dura, incómoda a más no poder, pero realista, existe, y al que no le guste pues…Pero eso es si te quedas con el continente pero no con el contenido. La guardia es mucho más. Dividida en 3 partes y narrada a través de las guardias que van haciendo los marineros. La primera y tercera parte son las más “sencillas” de leer, pero la segunda es otra historia, no es una simple narración, hay mucho simbolismo, mucho de fantasioso (no de dragones y mazmorras ojo). A mí esta parte me ha parecido increíble. Todo el libro me ha parecido increíble, la prosa me ha parecido fabulosa. En verdad, es un libro que se lee con mucha sencillez y mi recomendación es que os dejéis llevar, que penséis qué tipos de personas son las que se nos cuentan sus historias, no tienen vidas fáciles en tierra, y tampoco es vida fácil la de la mar. Viven en una absoluta soledad, con un desarraigo absoluto, casi en el día a día, y esto, queráis o no, tienen que forjar el carácter a la fuerza y sin quererlo, sufres una gran empatía por todos ellos a pasar de todo. Por favor, no os escandalicéis con lo que se cuenta, dejaros llevar, y repito, a fin de cuentas, es una realidad, nos guste o no. Como curiosidad, me sorprendió mucho saber que es la única novela de Kavadias porque éste sobre todo era poeta, y ya sabéis que muchos buenos poetas son buenos en sus versos pero maluchos en sus novelas y aquí no es el caso.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10

Las críticas de la prensa (1)
lanuevaespana04 February 2021
“La guardia”, la única novela que publicó en vida el poeta y marinero griego Nikos Kavadías.
Leer la crítica en el sitio web: lanuevaespana
Citas y frases (6) Ver más Añadir cita
LionesLiones27 September 2022
El recuerdo solo tiene valor cuando sabes que vas a iniciar un nuevo viaje. El rechazo más fuerte, la mayor desesperación, llega cuando echas anclas en tu país y vives de los recuerdos.
Comentar  Me gusta         290
Eduardo_IrujoEduardo_Irujo31 December 2022
En pueblos como el nuestro es imposible ocultar esas cosas. La gente tiene la delicadeza de susurrártelas al oído.
Comentar  Me gusta         110
ElrincondelaslectorasElrincondelaslectoras19 March 2021
¿Sabes que estuve pensando anoche durante la guardia? Que para nosotros, los marinos, no hay infierno la otra vida. Lo vivimos dentro de esta chatarra, antes de morirnos. Estamos perdonados hagamos lo que hagamos.
Comentar  Me gusta         10
RetseRetse28 February 2021
Cambias de barco y tienes que acostumbrarte al balanceo del nuevo. Cada barco posee el suyo.
Comentar  Me gusta         30
ElrincondelaslectorasElrincondelaslectoras19 March 2021
[...] al igual que nosotros arrastramos a las personas, ellos arrastran los barcos en el mar.
-¿Con las manos?
- Peor aún… Con el alma.
Comentar  Me gusta         10
otros libros clasificados: literatura griegaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro