InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de MisLecturas


MisLecturas
25 julio 2020
Cuando el año pasado leí "El psicoanalista", una novela publicada en español en el 2003, jamás imaginé que al autor se le ocurriría escribir una secuela. Digo esto porque la trama quedó perfectamente cerrada, o al menos eso parecía. Por eso cuando vi este título entre las novedades de la editorial, decidí leerlo para comprobar de qué hilo tiraría el autor que pudiera justificar esta historia que hoy os traigo. Los que no hayáis tenido ocasión de leer la anterior novela pero tengáis intención de hacerlo… abstenerse de leer mis impresiones. ¡¡Avisados estáis!!.



"La muerte es como cualquier deuda de dudoso cobro. al final hay que pagarla".



Cinco son los años transcurridos desde que el doctor Frederick Starks recibió una carta, firmada por un tal Rumpelstilskin (señor R.) que lo obligaba a suicidarse o uno tras otro, sus familiares y amigos, todos gente inocente, morirían a manos de un asesino. Aún sufre Ricky una pesadilla recurrente sobre este terrible episodio de su pasado, aunque ha intentado comenzar de cero en un lugar alejado de todo aquello. Ahora nuestro hombre vive afincado en Miami, donde tiene una pequeña consulta en la que recibe tan solo a pacientes adinerados, de modo que le queda tiempo libre para ofrecer sus servicios, de manera altruista, en el ala de psiquiatría de un hospital. Tras los acontecimientos en los que casi pierde la vida, germinó en él un interés creciente por los trastornos de estrés postraumático, lo que le llevó a atender a víctimas de las inundaciones de Nueva Orleans o del terremoto de Haití, además de impartir conferencias sobre el tema por diversos puntos del país. Todo esto forma parte del proceso de rehabilitación progresiva de su credibilidad y prestigio profesional. Starks se ha convertido en un psiquiatra itinerante, como a él le gusta sentirse, lo menos arraigado que puede permitirse.



Al volver a casa tras una jornada de trabajo encuentra al señor R, a quien ya creía que había eliminado de su vida, tumbado en el diván de psicoanálisis y apuntándole con una pistola. Necesita su ayuda, quiere que salve la vida de otras dos personas muy queridas para él y que están siendo amenazadas por un desconocido, la de sus hermanos. de no conseguir su objetivo, pagará con su vida. Starks deberá averiguar la identidad del asesino y resolver un crimen antes de que se produzca. Es un reto sin la menor oportunidad y las apuestas suben con cada segundo que pasa. Tictac. El tiempo corre en su contra. ¿Por qué motivo se pondría deliberadamente una persona cuerda entre un cazador y su presa? ¿Está dispuesto nuestro protagonista a arriesgar su vida por esas personas que un día quisieron acabar con él? ¿Podrá equilibrarse el juego de la muerte? Tendrás que leer este libro para averiguarlo…



Es inevitable hacer comparaciones entre estos dos títulos del autor que ¿formarían parte de una bilogía? Contundentemente sí. ¿Era necesaria la publicación de esta nueva entrega? En un tema que da para debatir, con sus detractores y sus partidarios, si bien la bloguera que suscribe se mantiene al margen de esa polémica. Estamos ante una novela cuyo desarrollo argumental sigue el mismo esquema que su antecesora, por lo que el factor sorpresa y originalidad se desvanecen. Una vez más tenemos a su protagonista amenazado, en una carrera contrarreloj tratando de desvelar la identidad de un asesino y cuando lo hace, intentando ir un paso por delante para desbaratar sus planes. Hasta ahí es todo lo mismo, una repetición calcada que incluso se articula en el mismo número de partes, tres en concreto, aunque esta secuela contiene una mayor cantidad de capítulos.



De la mano de un narrador omnisciente, la narración se focaliza única y exclusivamente en torno a su protagonista principal, impidiendo conocer la perspectiva del resto de personajes secundarios que participan en los acontecimientos y que le van a aportar cierto frescor a la historia. Tenemos pleno acceso a sus pensamientos para intentar comprender su comportamiento y las decisiones que toma. Seremos testigos de cómo va argumentando, debatiendo y valorando interiormente la situación. Por eso el punto fuerte de esta novela recae en su personaje principal, perfectamente planteado psicológicamente y a quien veremos darlo todo para lograr enfrentarse a un gran reto. Un reto que lo adentrará en el mismo pantano que se extendió ante él hace cinco años y que amenaza con engullirlo. Está cayendo por el abismo de un crimen y este es la cuna de otro que amenaza con producirse. En lo referente al estilo, Katzenbach hace uso de detalladas descripciones mediante una prosa sencilla y concisa en la que hay algo más de diálogos que en la primera entrega, por lo que su ritmo es bastante más marcado, incrementándose la tensión y el suspense conforme avanzamos en su lectura para confluir en un final sorprendente.




Sintetizando: "Jaque al psicoanalista" es un thriller psicológico con una trama que gira en torno a la venganza gestada en el pasado y transcurre a ritmo de thriller de la mano de un personaje memorable. John Katzenbach nos hace testigos de cómo reacciona alguien expuesto, una vez más, a una situación límite y de cómo dicha presión será el germen de una increíble transformación. Una historia en la que hay cabida para la desesperación, la duda, el miedo, la angustia, la valentía y la supervivencia, y que nos muestra lo vulnerables que nos tornamos cuando nuestra rutinaria vida se tuerce. Una novela de fácil lectura que incluye nuevos personajes secundarios y unos cuantos giros narrativos que asombrarán al lector, y que recomiendo a los amantes de este género literario.
Enlace: https://www.mislecturas.es/2..
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}