InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Samarkanda


Samarkanda
22 noviembre 2018
Primera novela que leo de Morton y a la que tenía ganas desde hacía tiempo pero, como pasa siempre, otros títulos se fueron colando y relegaron esta novela al ostracismo hasta que por fin le llegó el turno.

El jardín olvidado comienza con un pasaje intrigante que capta la atención del lector, al menos así fue en mi caso; nos encontramos a principios del siglo veinte en el puerto de Londres, una mujer conocida como la Autora sube a un barco con una niña pequeña a la que esconde tras unos barriles y a la cual promete regresa pronto. Sin embargo, el tiempo pasa y el barco zarpa rumbo a Australia sin que la mujer regrese, dejando sola y abandona a la pequeña.

Por otra parte tenemos a Nell, que descubre el día de su veintiún cumpleaños que es adoptada. Este hecho hará que cambie su vida y se embarque en la búsqueda de sus verdaderos padres. Tras su muerte, su nieta Casandra recibe en herencia una cabaña y un jardín en tierras de Cornualles, el cual será el punto común de las tres mujeres y el hilo del que tirar para resolver el misterio que las conecta entre sí.

Pese a que el comienzo me enganchó he de reconocer que el principio me resultó un poco lioso debido a los saltos temporales entre el pasado y presente pero, tras ubicar a cada personaje en su lugar, El jardín olvidado se volvió una lectura adictiva tratando de descubrir los misterios que encierran sus páginas.

La trama se desarrolla en base a tres hilos argumentales que corresponden a cada una de los personajes -la Autora, Nell y Casandra- y que se irán entretejiendo a lo largo de casi un siglo para ser testigos de cómo era el Londres victoriano, desde los barrios más pobres e insalubres a las fastuosas mansiones con criados. También de la salvaje y lluviosa costa de Cornualles o del caluroso invierno en la ciudad de Brisbane hasta llegar a un final en que cada pieza del puzzle encaja en su lugar.

Narrado en tercera persona, el estilo de Morton es cuidado y muy rico en descripciones; tanto que trasportan al lector a cada uno de los rincones en los que se desarrolla la acción pero que, a su vez, ralentiza un poco la lectura. Sin embargo, las descripciones de los personajes son un poco pobres y les falta profundidad, salvo en el caso de la Autora que es, quizá, el más perfilado y el que emana más fuerza que los demás pero que a su vez adolece del típico personaje dickesiano.

Una cosa que me ha llamado la atención gratamente es los cuentos de hadas que escribe la Autora y que se intercalan a lo largo de las páginas dándole, desde mi punto de vista, frescura y originalidad.

Con ingredientes tan sugerentes como un jardín que encierra un secreto por largo tiempo guardo, celos, obsesiones, misterios y personas que buscan sus orígenes y lugar en el mundo, Morton ha creado una historia a tres voces y en tres tiempos diferentes para terminar en un final en el que, sí, las piezas encajan y todo tiene sentido pero que a mí me ha resultado un tanto frío, precipitado y predecible. Con esto no quiero decir que no me haya gustado, al contrario, es una novela que he disfrutado muchísimo y que me ha tenido enganchada pero el final, simplemente, no lo veo acorde a la evolución de la novela.
Enlace: https://libropoli.blogspot.c..
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}