InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de elrincondelharlequin


elrincondelharlequin
09 noviembre 2020
Llevaba mucho tiempo queriendo leer esta historia. Me declaro una gran fan de Japón y cada vez que veo en una librería un libro ambientado en este país y su cultura, no puedo evitar fijarme en él y querer leerlo.

En este caso, viajaremos al Japón feudal. Esa época en la que tanto los samuráis como los emperadores caminaban por esas tierras.

Nada empezar, conoceremos a Yumeko. Yumeko no es un ser humano normal desde que fue abandonada en el templo. Los monjes han cuidado de ella. Con el tiempo empezó a darse cuenta de que podía ver un mundo desconocido que nadie más podía observar. El mundo espiritual.

Por su sangre corre el poder de los kitsune, un ser sobrenatural con apariencia de zorro, capaz de controlar el fuego y crear ilusiones. Ser mitad yokai, o mejor dicho, mitad demonio ha hecho que se sienta aislada y diferente del resto de personas. No tiene un lugar al que regresar ya que no pertenece ni al mundo humano ni al yokai. Es una mestiza atrapada entre dos mundos. Pero a pesar de eso, en el templo siempre le han ayudado, aceptado, amado y enseñado a controlar los poderes que heredó gracias a su sangre.

Su vida es tranquila. Pero a pesar de sentirse en paz y amar el hogar que el destino le ha dado, en el fondo, siempre ha pensado en viajar y salir a descubrir el mundo. Descubrir que hay detrás de los muros del templo.

Y como si alguien la estuviera escuchando, su deseo se cumplió. Aunque de la manera más trágica y oscura posible. Un día el templo fue atacado por demonios. Y mientras todo el mundo iba siendo asesinado y masacrado de forma despiadada, el maestro confió en ella y le asignó una misión. Huir y proteger el pergamino sagrado. El objeto por el cual fue construido el templo. Si alguien consigue reunir todos los trozos del pergamino, el mundo que todos conocemos dejará de existir.

Durante su huida, un misterioso samurái le prestará su ayuda. Pero ¿qué pasaría si este también estuviese detrás del pergamino? Una alianza de intereses a cambio del camino hacia el misterioso objeto, un camino lleno de demonios y enemigos dispuestos a hacer lo que sea por atrapar a Yumeko y un gran secreto por el que su vida estará constantemente en juego. ¿Logrará Yumeko cumplir su misión?

Hasta aquí os puedo contar. Para saber más, tendréis que leer la historia completa.

La historia me ha encantado. Me habían recomendado mucho esta lectura, pero nunca hubiera esperado encontrarme con esta maravilla. No he podido soltar el libro prácticamente hasta el final.

Al principio, conoceremos a los personajes y todo será algo más introductorio, para que vayamos adaptándonos a la ambientación. Pero una vez empiece la historia, no pararán de pasar mil cosas.

Viviremos una aventura tras otra. Un montón de momentos llenos de tensión y acción. Es imposible no engancharse y emocionarse con esas batallas de espadas y magia contra yokais y monstruos que llevarán a nuestros personajes al límite. Muchas veces pensaba que no lo contaban. Cada capítulo te deja con ganas de más. La cantidad de misterios que van surgiendo, según avanzamos, hacen que no puedas evitar crearte mil teorías en la cabeza.

Desde siempre, he sido una gran aficionada del mundo del manga y el anime. Esta historia me ha recordado mucho a ese tipo de historias. Tiene las características principales de los shonen y los seinen, acercándose un poco a animes de aventuras, tales como podría ser "Inuyasha"

El libro estará narrado en primera persona, a través de tres puntos de vista. Unas veces seremos Yumeko, otras Tatsumi y otras la dama Satomi. Me han gustado mucho estas narraciones, ya que gracias a ellas, podemos ver más claramente que es lo que piensan y planean nuestros personajes. Con el paso de las hojas, iremos conociéndoles mejor. Observando como la relación entre Yumeko y Satomi va haciéndose más estrecha y cercana.

Los puntos de vista de la dama Satomi serán más escasos, pero esto no quiere decir que no sean interesantes. Me han parecido de lo más intrigantes, misteriosos y oscuros. Nunca sabes que va a sacarse de la manga este personaje.

La ambientación del libro es maravillosa. Viajaremos a un Japón feudal donde el imperio de Iwagoto estaba gobernado por el emperador, los nobles, los clanes y los samuráis. Es imposible no imaginarse esas casas, esos templos, las ropas o los kimonos. Y lo mismo ocurre con el mundo mágico de los yokai, los kamis y los onis.

La cultura japonesa es maravillosa. En cada pueblo hay una leyenda, una costumbre o una fiesta. La autora logra, a través de descripciones muy cortas y precisas, que viajes a ese mundo. Transportarte y que te den ganas de visitar y pasear por cada una de esas calles.

Lo mismo me ha pasado con el glosario. Es genial poder conocer más palabras y términos japoneses. Creo que gracias a ellos la historia se vuelve más realista. Es muy curiosa la cantidad de significados e interpretaciones que puede tener una única palabra.

Gracias al punto de vista de una Yumeko inocente, que desconoce el mundo exterior, conoceremos las grandes diferencias que existen entre las distintas clases sociales. Aprenderemos a disfrutar de las pequeñas cosas y a vivir al máximo cada momento. Con Tasumi veremos el lado más oscuro de la sociedad. El de los tratos ilegales y los asesinatos a sueldo. Hay un gran contraste en como cada personaje ve el mundo que le rodea. Han tenido vidas muy distintas, y cada uno afronta la realidad a su manera.

También quiero comentaros que la edición del libro es preciosa. Contaremos con una página al principio y al final del libro cuya ilustración es una imagen de los jardines del palacio imperial. Y antes de empezar la historia, también contaremos con un mapa del imperio de Iwagoto. Me encanta que en los libros aparezcan mapas. Creo que hacen que la historia se vuelva más completa. Te ayudan a ver los caminos que van recorriendo nuestros personajes y los pueblos por los que tienen que pasar hasta llegar a su meta final.

Sobre el final del libro, no puedo más que deciros que me ha dejado con la boca abierta. No me lo esperaba para nada. En el momento de más tensión, ocurre algo que hace que la historia pegue un giro inesperado que te deja con unas ganas tremendas de hacerte con la segunda parte. Necesito saber como continua la historia. Hay muchos secretos y misterios en el aire y necesito conocer la verdad.

Los personajes me han encantado. Si os soy sincera, la forma en la que iban apareciendo en el libro, me recordaba un poco al libro del "mago de Oz" ja ja. Una protagonista con un objetivo. Y durante ese camino que tiene que recorrer, se le van uniendo personas que van a apoyar su causa.

No hay un solo personaje que haya notado de más en esta lectura. Cada uno tiene un papel y le da a la historia un toque que hace que se vuelvan únicos y diferentes de los demás. Unos tienen un papel más cómico, otros son más serios y algunos más inocentes. Separados no son nada, pero juntos forman un equipo perfecto.

Yumeko es una chica inocente y sencilla. En los momentos en los que se la necesita, demostrará ser fuerte, luchadora y astuta. Volviéndose una pprotagonista esencial en muchas de las batallas de la historia.

Tatsumi es un chico frio, solitario, duro y calculador. Con el paso de las hojas, va a ir cambiando su actitud volviéndose más protector hacia Yumeko. Abriéndole, poco a poco, su corazón y confiando en ella como jamás lo ha hecho con nadie.

Okame será el encargado de darle al libro ese toque de humor y sarcasmo. Me he reído mucho con este personaje.

En conclusión, "La sombra del zorro" es un libro que os recomiendo si os gustan las historias: de aventuras llenas de acción, sobre Japón y seres mágicos, leyendas y monstruos. Una vez empecéis el libro, no podréis parar. Mi consejo es tener esa segunda parte a mano sino queréis sufrir con ese final de infarto.
Enlace: http://elrincondelharlequin...
Comentar  Me gusta         10



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Apreciaron esta crítica ()(1)ver más